Monday, July 17, 2006

Póker


Apenas sé cuatro cosas, cuatro reglas, pero tantas veces he oído que la vida es como una partida de póker, que unas veces se gana, que otras se pierde. Siempre pensé que era una cuestión de azar, pero los buenos jugadores dicen que se puede llegar más lejos con una pareja que con un póker de reyes. Lo importante es saber jugar con las cartas que te han tocado en suerte. Hay jugadores ansiosos que siempre están pensando en la próxima jugada que les va a entrar.
Yo no soy un buen jugador. Me ha faltado instinto, ser más impulsivo. Para el póker hay que tener la sangre fría, más cabeza que corazón. Enseñé mis cartas demasiado pronto. Siempre me pasa lo mismo. No me atrevo a lanzar faroles, menos a inventarlos. Pero me gusta tomarme la vida como un juego. Los poetas no son los únicos poetas. Muchos otros, algunos ni lo saben, hacen poesía.
Llevo mucho tiempo esperando esta partida. Y ahora, que no tengo malas cartas, quiero jugar, seguir sintiendo que soy tu cómplice. Me gusta reír, y no puedo reírme solo.

3 comments:

J. H. said...

Si crees que tienes buenas cartas y ha llegado el momento de jugárselas, adelante.

Andercismo said...

yo tengo mas cabeza que corazon pero soy malisimo para los juegos de azar o quizas es que no los he practicado mucho, el poker no lo ser jugar,... por otro lado gracias por atender a mi comentario acerca de mis dos nuevos blogs, y aqui entre nos la verdad no se porque no te consideras objetivo??? , yo creo que la objetividad no existe y eso es bueno, nos hace mas humanos mas sujetos ...Saludos.

nevermore! said...

Aunque uno no sea buen jugador, siempre habrá alguien que vea detrás de las cartas y del juego. El juego forma parte sólo de la diversión, pero no es lo que realmente importa, uno se puede divertir perdiendo o ganando, si tiene un buen compañero de juego.