Thursday, June 25, 2009

Sólo soy una persona

Toda mi vida he querido
parecerme a Elizabeth Taylor. Ahora,
Elizabeth Taylor se parece a mí


Las Chanclettes
http://unviajeimposible/2007/04/yogurinha-borova.



Leigh Bowery

...Leigh Bowery persigue la subversión de todo valor establecido. Extravagante e incorrecto, sus diseños para vestuario transgreden cualquier categoría: desdeña la utilidad de los trajes, ignora las distinciones entre géneros (sexopolítica) o las restricciones marcadas por los cánones tradicionales de belleza. ...reivindica su cuerpo como herramienta crítica, como campo de batalla que le permite experimentar el dolor, el miedo o el placer. El cuerpo se convierte en el medio privilegiado a través del cual transmitir las sensaciones más extremas a una audiencia desorientada, llave para la deconstrucción (léase, destripamiento) de las jerarquías sexuales. Desnaturalizar el sexo, como se había desnaturalizado el género. Apología de la máscara y el maquillaje, no como simple elogio de la apariencia y la superficie, sino como juego identitario, disolución del yo, desvelamiento de un travestismo social generalizado pero escondido.
En ocasiones el placer y el dolor están muy próximos. La felicidad que conlleva el autoconocimiento se alterna con la angustia que provoca descubrir tu verdadera identidad. Y entonces, cuando el escándalo pasa a un segundo plano, cuando el dolor aprieta y el tabú te mata, sólo quedan un puñado de cuadritos que otros se encargarán de vender.


...Love me, or Leave me...


http://unviajeimposible.blogspot/2008/07/gen-ero-gen-esis.



http://unviajeimposible.blogspot/2008/07/I've-got-a-life.




La caída de los dioses (Luchino Visconti, 1969)


http://unviajeimposible/2007/07/cine-trans-género.








Por un lado, travestis, drags, transformistas, y trastornistas varios: cuerpos políticos. El género como concepto político.
No confundir con la transexualidad: la reasignación de género.
El género como concepto biológico.




Víctor Naranjo - Imperfecta Mujer
con la colaboración de Carla Antonelli.



http://www.carlaantonelli.com/

10 comments:

CRISTINA said...

Después de varios días leo tus posts.
Me "quedo" con el de la Iglesia, los curas, la pederastia... qué terrible lo de Irlanda. Y tantas y tantas cosas...qué poca vergüenza que tienen, qué crueles, qué mala gente. Cuánto asco me dan.

Queda ya un poco atrasado este comentario, pero es que no había leído el post y ahora al hacerlo me han entrado un cabreo y una pena enormes.

Un beso, Senses.

Stanley Kowalski said...

Una mirada muy interesante sobre este tema. Habrá una cuota de rebeldía en todas estas manifestaciones?


Muchísimas gracias por tu visita y tus cálidas palabras.

UN ABRAZO

Vulcano Lover said...

Tanto y tanto que traes aquí el tema de la cuestión de género... me gustaría que alguna vez escribieses tú, sin referencias... sería interesante, no??

M.Eugenia said...

Que interesante el post,me ha encantado el párrafo del autoconocimiento.... sigo leyendo
Saludos

senses or nonsenses said...

Vulcano, si de pocos temas he hablado tanto...
he dejado los enlaces en el post:
http://unviajeimposible.blogspot.com/2008/07/gen-ero-sis.html
http://unviajeimposible.blogspot.com/2008/07/ive-got-life.html
se creó un debate muy guapo, y en los comentarios ya divagué bastante mis opiniones al respecto.
pero volveré a tocar el tema: hasta la total de-construcción de, si se puede, si existe, o si alguien me lo explica: lo esencial masculino y femenino.

ixilik said...

Buen recorrido. Te imaginas un escenario con taodas juntas?

pe-jota said...

Sin duda estás haciendo una excelente recopilación referencial de lo que han sido estos cuarenta años. Años que han cambiado muchas cosas en cuanto al discurso sobre la identidad de género, y sobre los mitos y la iconografía que han sustentedo las diferentes referencias.

Justo said...

Qué susto me he llevado al escuchar la canción de Marco...

Helmut Berger fue en su época muy rompedor, también.. aunque yo lo veo demasiado frío.

Te ha quedado muy post-foucaltiano.
Un abrazo

Aventurer@ said...

Muy bueno el comentario de Divine!

Esta escena de Helmunt Berger apenas la recordaba en La cadutta degli Dei, por cierto, que piernas tiene pero que mal cantaba aunque en el cabaret quedaba bien, jaja! A mi me encantaba Helmunt con su caracter frio pero apasionado a la vez!

calamarin said...

Me encanta la frase de "Divine"... Que grande era la jodia!!