Saturday, July 05, 2008

Gen (ero) ésis

TRANS+FORMArse, Guillermo Martínez Gabas

No soy hombre, ni mujer.
...Sólo soy una persona...
Mecano


The Gossip (Beth Ditto) - Listen Up!

¿Y si todo esto de ser hombre y mujer no fuera más que "puro teatro"? ¿Y si pasara lo mismo con el hecho de ser gay o lesbiana? Imaginad por un momento que todas las personas fuésemos actores y actrices de una obra de teatro llamada Género, representada a diario sin interrupción desde hace siglos, y dirigida por un guionista invisible y un productor explotador. En esta obra de teatro, desde su estreno, las mujeres han tenido la tarea del cuidado de la casa y de la prole, mientras que los hombres se han encargado tradicionalmente de traer al hogar la caza, el pan, ...o dinero. De tanto repetir la misma actuación, como hicieron nuestros padres y los padres de nuestros padres, nos hemos creído el papel y lo hemos convertido al final en "la realidad", en nuestra realidad. La obra Género ha seguido en cartel porque hemos repetido ritualmente nuestro papel de hombre y mujer, papeles que ya están asignados desde antes de nacer, con roles muy marcados, que dejan poco espacio para la improvisación. Sin embargo, hay actores y actrices que improvisan, que se convierten en cuerpos actantes rebeldes y que crean constantemente sus guiones alternativos. Estos actores y actrices están vistos por el productor y por el conjunto de la "compañía teatral" como elementos subversivos que pueden acabar con el buen funcionamiento de la obra teatral. Se les tacha de "raros" (Queer en inglés), y por marginales -al margen de la norma-, son marginados. Pero estos "raros" (queers) no son estos chicos gay que hacen cola en discotecas de moda, con camisetas D&G, después de haberse machacado el cuerpo en el gimnasio, ni los hombres y mujeres que se casan entre ellos, nuevos personajes que se han ido incorporando a la trama de las versiones actualizadas de Género. Por el contrario, Queers son todos aquellos que están excluidos (que se encuentran al margen), bien sea por su raza, por clase social, por su cuerpo, su estética, prácticas sexuales, etc...


Dana International - LoLa

Las ideas de este post están recogidas en una entrevista de Beatriz Preciado, publicada en la revista Zero, a Judith Butler, pensadora estadounidense de gran influencia en el post-feminismo, autora de libros, Cuerpos que importan, o Deshacer el Género, que han revolucionado los conceptos clásicos de género, identidad y sexualidad. Seguidora de Derrida, su obra intenta explicar que la división social en dos sexos, hombre y mujer, es una construcción cultural. Las categorías femenino y masculino, o lo que es lo mismo, los roles de género, son constructos sociales y no roles naturales. Butler en su libro El Género en Disputa propone la "performatividad del género", fundamental hoy en la teoría queer y el discurso feminista: "El género, lejos de ser una verdad anatómica o psicológica aparece como un ficción cultural, como el efecto performativo de una repetición estilizada de actos que acaban naturalizándose y produciendo la ilusión de sustancia". Pero además, Butler va un paso más allá y afirma que, el sexo y la sexualidad lejos de ser algo natural son, como el género, algo construido, una ficción cultural. Durante los años 90, surgen en Estados Unidos grupos activistas GLTB, como Queer Nation, que se apropian del concepto "queer", que hasta entonces era utilizado como insulto para "maricón" o "bollera", para hacer de él un lugar de reivindicación y de acción política, en contraposición a las políticas de integración de gays y lesbianas en la cultura heteropatriarcal dominante que han generado múltiples exclusiones en términos de clase, raza o sexo. Para Butler, el movimiento queer es una respuesta al orden establecido, y la identidad queer, si es que se le puede llamar así, no es fija y estática, sino que va cambiando según las circunstancias económicas, sociales y políticas. Lo queer es lucha y marginación social. Su propuesta es repensar e inventar colectivamente todo aquello que nos constituye como sujetos.


Garbage - Androgyny

Hermaphrodite and Dog in Carnival, Diane Arbus

"Me hice lesbiana cuando tenía 14 años": resulta gracioso hablar de este modo, quizás sea así, ¿pero estaba segura de saber lo que implicaba esta categoría?: No estoy segura. La categoría llegó hasta mí de otro modo. Besé a alguien y ese nombre cayó sobre mí. Así que esa palabra estaba allí, circulando de algún modo en la cultura y, por así decirlo, se apoderó de mi acción, aunque no hasta que el acto se había llevado más o menos a cabo. Fue una interpelación un tanto brutal y tuve que luchar con ella durante esos años. Supongo que hay, como decía Foucault, una vida del discurso que no coincide exactamente con la vida de una persona. Pero ambas se cruzan haciéndonos pensar sobre el deseo, sobre los términos del reconocimiento, sobre la fuerza del discurso que prohíbe o incita, y sobre la necesidad de luchar dentro de ese discurso para inventar nuevos modos de vivir nuestro deseo.


The Hidden Cameras - I believe in the good of life

38 comments:

Justo said...

El discurso queer de Judith Butler y otros -que beben todos de Foucault- me interesa siempre que no se convierta en un credo impositivo.

Imagino que llevan mucha razón en lo de la construcción cultural y social de nuestros roles, y por eso son interesantes las actitudes transgresoras, sexuales y de género -y la bisexualidad desde luego existe, y mucho, por más que algunos gays se empeñen en negarla-.
Y es verdad que a veces los prototipos LGTB refuerzan el discurso conservador y patriarcal -esas drags ultrafeminizadas, las musculocas- como el Marqués de Sade con sus extremos reforzaba la moral dominante.

Pero la identidad cada una la construye como quiere y puede, y yo tengo claro que respeto todo, tanto a quien surfea sobre los tópicos de género y sexuales como a quien se atiene a ellos estrictamente.

Un abrazo

Eduardo said...

La opción sexual y el genero, como la nacionalidad o el credo, son sólo abstracciones que son las que sirven para prejuzgar.
O sea, yo Eduardo, aquí soy "el español", como si eso indicase algo de mí.
Darle ésa importancia al sexo, es porque solo pensamos en follar...

Germanico said...

Muy interesante el articulo. No conocia la amplitud de la palabra queer.

Saludos

Capri c'est fini said...

Se me pasan por la cabeza muchas ideas con respecto al concepto de género. Por un lado el tema de las etiquetas, por ser hombre o mujer la sociedad nos exige una determinada actitud. Luego está la identidad sexual, como el movimiento queer que propugna la trasgresión, que cada vez veo menos en el colectivo GLTB. Me parece muy chocante que algunos reproduzcan modelos heterosexuales o se vanaglorien del "Todo el mundo es gay". Discriminan (sólo una parte, entiendase bien) inconscientemente. El mundo es tremendamente complicado como para estar generalizando continuamente. Y esto vale para todos (juegue en el bando que juegue). Un abrazo.

La navaja en el ojo said...

Qué interesante reflexión.

Vulcano Lover said...

como siempre, interesante, bien documentado, completo... ya sabes que echo en falta tu opinión, aunque la elección de textos diga ya mucho...
me voy de vacaciones... nos vemos a la vuelta.

besos.

Mariluz Barrera González said...

MMMM , la verdad con esto del género hay mucho que decir... pero por experiencia como terapeuta y como mujer que se ha casado dos veces yo me atrevo a decir que el género si existe...y que hay mas de dos...

pero de que el género masculino y femenino existen SIP,,, yo si me atrevo a afirmarlo... es increible la forma en que pienso y siento y en la que piense y sienta mi pareja... no se que tan fuerte pueda ser el chip que inyectaron en mi cabeza antes de nacer... pero yo me atrevo a decir que no soy una mujer convencional y mi marido tampoco es un hombre convencional... y sin embargo las diferencias entre nuestras formas de mirar la realidad y de vivirla son inmenzas... y tal vez ni siquiera sea por cuestion de genero sino por que somos dos personas totalmente DIFERENTES...

Igualmente crecí a una mujercita que ahora tiene 4 años y ahora a un varon de 3 meses y tengo que reconcer que ambos son totalmente distintos... hasta en la forma de cuidarlos es diferente... la forma en que se baña a una bebé niña y a un bebé varón no son iguales... confieso que lavar sus genitales me preocupaba por la bajada del prepucio... y con el tiempo se han dado cosas mucho mas complicadas que con mi pequeña... hace mas pipí... y gasta mas pañales, el si hizo pecho, Sofía nunca quiso, es mas dependiente de mi que mi mujercita... :) en fin que no creo que sea solo por que yo los veo así... desde su anatomía no son iguales... y curiosamente platicando con otras mamás... coincidimos en que el varón es mas enfermizo que la niña...

CURIOSO... NO LES PARECE????

Así mismo mi parto con Rafael sería prematuro... y el ginecólogo me explicó que debía de guardar reposo absoluto por que era varón y los varones prematuros tienen menos probabilidades de vivir que las niñas prematuras... CONSTRUCCION??? no lo se...

Algo es cierto... tal vez si somos mas fuertes las mujeres y hemos tenido que aparentar ser débiles... el hombre le hizo creer a todos que es mas fuerte y todos se lo han creído pero no es cierto...

En fin... que si hay diferencia... y como comentaba... tal vez hay mas de un género... y eso es lo que nos haría falta aceptar....

Como comentaba en un post anterior de algo que platicó conmigo josé mi esposo...

"Si las mujeres descubren que evolucionan mas rápido y mejor que nosotros... entonces si estaríamos perdidos"...

Un fuerte abrazo de MUJER...

Shine Apsara said...

eeexcelente post!!


deja te aplaudo de pie...
esto es lo que unas llamarían
un auténtico track de text-jockey!


un abrazote!

CRISTINA said...

Voy a ponerte como comentario cuatro tonterías porque no me da para más. No he leído mucho sobre el tema, no tengo conocimientos de psiquiatría ni de fisiología...tampoco sé casi nada de antropología, de sociología...o sea, que sólo sé lo que yo siento y lo que observo en la gente, así que la pobreza argumental está servida.

Yo soy una mujer que ha hecho y hace muchas cosas consideradas de hombre y me gustan cosas típicas de tíos y odio otras clásicas de chicas. Hablo de estudios, trabajo, gustos musicales, deportivos, conversaciones que busco y otras que detesto, sitios a los que ir y otros que evitar, tonos, palabras, gestos...
Creo que esto es algo genético y por supuesto, también, el resultado de una educación en libertad, sin condicionamientos familiares de ningún tipo (que las imposiciones sociales te resbalen es más fácil si en casa te enseñan a no darles importancia).
Así que sí creo que muchas cosas de hombres y mujeres son el resultado de un guión y que sin tantas pautas marcadas todos podríamos tener mucho de todo.

Otra cosa es la sexualidad. Ahí sí que creo que no hay elección posible. A mí me gustan y me han gustado siempre los chicos y el simple hecho de imaginarme con una mujer me da mala gana. Creo que todos los gustos sexuales son posibles, pero creo que el que tengamos está tan profundamente definido que no tenemos capacidad de actuación sobre él. Además cuando la voluntad decide, casi siempre es para la ocultación, el escondite...
No sé, creo que el sexo y lo que cada uno quiere y espera de él es tan fuerte y tan verdadero que no admite más voluntad que la propia que nos da el no ser seres irracionales. Y quizás ahí esté su valor, en que la sexualidad que cada uno tiene es la verdadera para él, algo que en una sociedad libre (sé que aún queda mucho por hacer) no está sujeto a nada, algo que es tan verdadero que ni siquiera cabe la decisión propia para determinarlo.

Bueno, creo que he acabado liando todo. No consigo explicarme bien. Debo de ser yo o la tarde que está calurosa porque he de confesar que tampoco he entendido otras cosas...el comentario de MªLuz, por ejemplo, me ha dejado perpleja.

Besos, Senses.

pon said...

Qué interesante está esto. Comparto a medias el comentario de Mari Luz y el de Cristina. Pienso que los géneros existen y no creo que sea malo; lo que está corrompido es todo(o casi) lo que revolotea alrededor: roles, obligaciones, modelos, patriarcado y matriarcado, religión, pautas, etc). Una vez que reconocemos esta corrosión, quizás la cuestión no sería tanto superar los géneros(uno, dos, tres cuarenta y cinco...) sino aprender a convivir en el respeto, cosa utópica y complicada.
Creo que lo que nos diferencia también nos hace crecer. Yo estoy cómoda en mi diferencia de género(mujer), sexualidad(bi), lucha(feminista), aunque he de reconocer que me ha costado unos cuantos años llegar a la comodidad conmigo misma respecto a todo esto. No me gustaría llegar a la uniformización.
No sé si me he explicado bien, lo he intentado.
Tu post, tremendo.

The Nuclear Messiah said...

no creo en FOUCAULT...pero...

YA HACE MUCHO QUE DEJE DE CREER EN LA HOMOCRACIA...Y EN LA ETIQUETA...EN LO GAY Y LO NO GAY...

el universo es grande y la mente pequeña... nadie se salva...
NI EN CHUECA, NI EN NO CHUECA...
aburre el convivir con humanos...al final son tan raros, CUANDO SE CONSIDERAN 'SIMPLES, SENCILLOS Y SIN PROBLEMAS'

The Nuclear Messiah said...

POR AHI SE DICE... TOPICOS UTOPICOS...

ACA EN AMERICA SE LE TIENE TANTO MIEDO AL LIBRE ALBEDRIO QUE TODO SE VE COMO PECADO U HOMOFOBIA...

EL GENERO ES SOLO UN PRETEXTO DE AQUEL MIEDO...

Silencio binario said...

Las organizaciones hacen un buen trabajo, hay mucho por hacer, y también ha habido un cambio de mentalidad importante, no en todos lados y falta mucho por hacer, ahora viene hacernos personas. Tenía una amiga fascinada con eso de tener un amigo gay, y nos presentaba, él es el rebelde, él es el guapo, él es el gay... demonios hay nombres, no etiquetas, somos personas no coleccionables.

saludos

Denis Fernández said...

Buenas,
esta parodia de obra de teatro es perfecta, realmente sorprendente como trataste el tema, algo tan difícil de analizar. Coincido en la mayoría de los puntos que trataste. El rol de la mujer y del hombre están diferenciados por una pauta cultural que posiciona al sexo masculino como el más fuerte y perdurable. La mujer, según esta diferenciación, es inferior en todos los sentidos. ¿Porque la mujer ocupa el segundo puesto? Porque el hombre "cree ser más poderoso física y mentalmente". Pero esta exclusión sólo lleva a crear una brecha de pensamientos, porque la mujer ha sabido posicionarse en un puesto central de la existencia humana, dejando en muchos casos al hombe en segundo plano.

Muy interesante tu blog, las temáticas y su trtamiento son excelentes.

Saludos desde Argentina!

pe-jota said...

Hace tiempo llegué al convencimiento de que somos seres simplemente sexuales y que los roles u opciones de género son producto de un aprendizaje, el cual tiene bastantes elementos coercitivos, elementos que dan soporte al actual sistema social y sirven ara ejercer un férreo control sobre los seres humanos.
Aunque no dejan de ser normas bastante cargadas de hipocresía y muy alejadas del comportamiento real, el cual suele vislumbrarse con un carácter bastante más abierto, aunque manteniendo la fachada de una ortodoxia. Lo cual me lleva a imaginarme perfectamente ese teatro descrito por Judith Butler, en el fondo afirmaría que es un teatro dentro del teatro.

herr Boigen said...

Me encanta tu post. Yo era un lector ávido de Butler a inicios de esta década. De hecho, escribí en una ocasión un paper académico sobre el tema: se publicó, inclusoo, en una revista de la uni.
Te mando un gran abrazo,
Boigen

JP said...

Senses como siempre tus post profundos y documentados.
Yo coincido con Mariluz , si bien no soy terapeuta .
Pero por observaciones y por una forma propia de sentir , si creo en los géneros y que hay muchos más que dos .
Me ha pasado por ejemplo tener parejas bien masculinas y otras con un poco más de femeneidad.
Y hasta una loca con más plumas que un conjunto de gallineros todos juntos.
Si bien lo mío es lo masculino.
Lo que si tengo claro es que yo acepto a todo el mundo como es.
Un abrazo

Ad astra per aspera said...

me pregunto qué pasaría si dejásemos de etiquetar. creo que seríamos más libres. qué pasaría si nuestra educación judeocristiana no existiese, no sé. yo me sorprendo a veces con sensaciones que ni siquiera sabía que podía tener. me parece mágico.

Senses & Nonsenses said...

bueno, interesantísimo el debate, lamento no haber llegado antes, demasiadas ideas ahora para contestar a todos. pero lo intentaré.

las teorías post-género de judith butler no habría que considerarlas una imposición, ni un intento de uniFORMAr nada, en ningún caso; tb me tendríais en esa guerra; al contrario, para mí serían un buen punto de partida para eliminar algunas de las creencias erróneas que tenemos por "máximas" Verdades, un buen principio, una gen.ésis.
-deberían servirnos al menos para no hacernos tanto lío entre sexo, hombre y mujer, que casi siempre (no siempre) es bastante obvio si se mira entre las piernas, y género, lo masculino y lo femenino, que según butler -lo más interesante de su discurso-, son puras etiquetas sociales que se pueden y deben deconstruir. (cuando habláis de muchos géneros no sé si os referís a grados de plumas y amaneramientos, porque, Justo, los adictos al leather son tan solo una tribu, si acaso, cuando no un disfraz), y sexualidad, homo, hetero o bi, si hay más, decidme, para probar.-.

un credo impositivo es que antes de nacer siquiera te esté esperando un faldón azulito o rosa según nazcas con unos genitales u otros. o que dependiendo de la familia que te toque en suerte al nacer te agujerearán la oreja, o te harán la circuncisión. (por no hablar de la ablación en algunos países de áfrica, o las niñas chinas, que sería salirme mucho del tema…). todavía hoy en muchas partes del mundo se esperan cosas distintas del hijo varón. dependiendo de si naces hombres o mujer vienes con un pan debajo del brazo y con unas expectativas puestas en ti sólo por el hecho de tener un sexo u otro, (recordáis El cuento de La Lechera?), luego tú puedes cumplir con lo que se espera de ti, o no, salirles rana (¡!), …y entonces se rompe el cántaro de leche, y te quieren llevar al psicólogo…

todos hemos sido educados o bien para ser hombres, o bien para ser mujeres: los niños no lloran… las niñas no dicen palabrotas... asociamos unos valores como masculinos y otros como femeninos, en base a estadísticas o generalidades que no sirven, puesto que si te sientes cómodo en el modelo ni lo cuestionas. (sólo por esto, quizá, se pueda explicar la frase de tu marido, Mariluz. hay hombres que no tienen ningún interés que este modelo heteropatriarcal cambie).
afortunadamente, los niños de hoy, creo yo, tienen una educación menos sexista que la que nosotros recibimos. y que seguimos pagando, porque me imagino que es difícil evitar algunas cosas, aunque se pretenda darles la misma educación. tú misma dices que los cuidas diferente. pero si tuvieran el mismo sexo es probable que los cuidaras diferente tb. tb habría uno más enfermizo que el otro, uno más sensible que el otro. a uno le tocará ser hijo único unos años, a otro ser toda la vida el pequeño. quizá entre gemelos, pero tpc, siempre habría uno más extrovertido, o más listo, o más travieso. no podemos evitar que nos pongan etiquetas a las que no siempre podemos enfrentar.

(y esto es lo que más me interesa del discurso de butler, que o me he explicado bien, o lo he líado todo un poco más, por si acaso, estoy totalmente de acuerdo con todo lo que dicen eduardo y pe-jota, y en la misma línea de capri y pon)

Yo tpc tengo ni idea de genética, ni biología, ni de casi na', y puede que todo esto sea muy discutible, pero por opinar...
en mi opinión creo que bastarían los ejemplos de intersexualidad para darnos cuenta de que aquello que siempre hemos considerado como valores masculinos o valores femeninos son meras etiquetas consolidadas a lo largo de siglos, generación tras generación, en esa hipotética obra de teatro llamada Género.
buscaba en google un caso concreto: es que no estoy seguro de utilizar la palabra adecuada, de si hay que hablar de disforia de género o de intersexualidad, pero es lo que conoceríamos popularmente como hermafroditismo: o el caso que cuenta la película Mi querida señorita de jaime de armiñán. personas que han nacido con los dos sexos, que solían ser educados como mujeres (porque se pensaba que les sería más fácil ocultarlo, menos contacto con el exterior, se evitarían el servicio militar obligatorio, etc…), y los problemas de adaptación que suelen tener los que deciden vivir después como hombre, es un volver a empezar de 0.
con el mismo tema, la película argentina del año pasado XXY cuenta otra historia similar, hoy en día algunos padres lo solucionan con una operación quirúrgica, pero los padres de la película, estupendo ricardo darín, no quieren tomar una decisión hasta que llegue a la adolescencia para dejarlo a su libre elección.

Cristina, que me encanta todo lo que me dices, que sabes que me gusta que seas tan activa en el blog, que debes estar con mucho curro y yo siempre te echo de menos, pero te voy a discutir, que ésto al que le encanta es a mí.
primero he de decir que no entiendo muy bien eso de música para chicas, ni deportes para chicos, ni conversaciones de chicas, …quizá porque siempre me gustaron, jajaja. esos clichés, gracias a nosequedioses, cada vez son más anacrónicos, pienso yo.
así que entiendo tu rebeldía ante aquello que se supone te tenía que gustar, no te molaba nada el modelo ñoño de niña con floripondio en el pelo, el barriguitas, y los comics de Lily o Esther. ahora te imagino quitándote el lazo o la goma del pelo que te im-ponían los domingos para hacerte un tirachinas… ;-)) …que eran las chicas que más me gustaban.

pues con la sexualidad es igual. o tres cuartos de lo mismo. seguramente no has tenido que cuestionártela, ni rebelarte, porque te sentías cómoda, no tenías conflicto con el modelo imperante, y quizá por esto lo veas como algo innato o sin elección posible.
pero la sexualidad no es ni una, ni estanca a lo largo de la vida. todo homosexual ha sido primero heterosexual, fijo, o al menos ha sido educado para ello. hay personas que después de estar casadas más de veinte años inician superados los 40 una relación homo. incluso, al revés (sufriendo la misma intolerancia). y existen bisexuales, cierto, mal que les pese a muchos gays y lesbianas, y, algunos heteros digan que eso sólo puede ser por puro vicio... aquí y en esto, más que en ningún otro sitio, cada persona es un mundo.

quería darle el gusto a Vulcano, pero lo he borrado todo, que parecía más un diario sexual que otra cosa. pero resumiendo decía que… he tenido experiencias sexuales con hombres (sobre todo), con mujeres, y con un trans.
…y también con algunos heterosexuales sin complejos y sin ninguna duda sobre su masculinidad y su sexualidad: mi favorito: un reencuentro con un viejo compañero de estudios que me dice que ha tenido una relación homo en alicante en “mi honor”; uy, pues eso me lo tienes que contar en una cama, aunque no hagamos nada, aunque sólo estemos desnudos, …que ya habíamos sido compañeros de una partida de strip-mus, que perdimos; y fuimos los dos muy generosos, y muy bien (las limitaciones nos las ponemos nosotros, y son mentales). sólo fue curiosidad. me han dicho que ha sido papá hace poco.
aunque algunos con este currículo se definirían como bisexuales, pertenezco a una generación que los bisexuales que te encontrabas eran más que nada homosexuales reprimidos, por lo que siempre me he definido como maricón, gay, para quienes lo utilizan ofensivamente, ...que tengo estudios, y ahora queer (porque uno es muy roja).
sin embargo, hoy en día, aparte de los movimientos trans-género, la bisexualidad me parece revolucionaria (y ambos grupos deberían ser la punta de lanza de las reivindicaciones GLBT). Todos somos bisexuales (en potencia): …propongo para el lema del año que viene.

antes tb era un intolerante con la pluma, el uso hasta el ab(uso) del femenino, decía bobadas sobre modelos que daban mala imagen a los colectivos, y se cambia, claro que se cambia. no es que te quiera yo animar a nada, cristina, que ya habrás oído eso de que el que prueba repite. yo es que menos los callos me gusta probarlo todo, jeje ;-)

es eterno, qué pesao’...
lo siento
pero esto me ha parecido que estaba interesantísimo…

Senses & Nonsenses said...

the nuclear messiah, la homocracia, el feminazismo, este blog está pendiente de la homofobia entre sus temas, especialmente la de los estados, y la más indignante entre gays y lesbianas.

silencio, él es el rebelde, él es el guapo, él es el gay... ella es la mariliendres. todos hemos tenido una amiga mariliendres que nos ha sacado de paseo.

herr boigen, pues a mí me gustaría leer eso que has escrito.

denis fernández, gracias, y bienvenido al blog.

Eduardo said...

ME HABÉIS HECHO INTERVENIR OTRA VEZ!!! (Hulk rising).
Senses, pues yo sí que entiendo de genética y de biología (poco, pero algo sí).
Es cargante el querer aferrar todo hecho humano a la estructura del ADN y a lo físico.
En mis cortos años de experiencia me ha tocado ver de todo en lo que a patología fetal se refiere. He visto cíclopes y sirenas (SÍ, EXISTEN!!!), hermafroditas, otócefalos, y cosas que es mejor que los comunes mortales no veáis nunca. Y NO ES ARROGANCIA MEDICA.
Pero lo que aún no he visto es ningún homosexual. Quiero decir con ésto que no he visto ningún cuadro diagnosticable de homosexualidad. Me cansa, como médico, el afán de encontrar explicaciones. Como si fuese un cometa o una enfermedad venerea. Es eso el estigma. Y ahí, pequeña reprimenda, tenéis la culpa todos, los homos, los heteros y los ficus. El problema es buscar una explicación a lo que probablemente no la tenga, y aunque la tenga no importa. Es como investigar años para saber por qué yo calzo un 45 o me engordo de comer aire. Que más da? De verdad, investigar causas sean para estigmatizar como para justificar, es una tristeza. Porque somos más que bípedos implumes, y lo que nos diferencia de otros seres es que somos conscientes de nuestro libre albedrío. Qué miedo, eh?. Y en el fondo, en el fondo, sabemos que no pasaría nada si un día, en vez de ir a por chicos, nos follamos a una chica, o viceversa, y no nos cambiaría ni el color de la piel, ni el DNI. En el fondo, el problema es que nos da pánico convertirnos en la lata de atún a la que no han marcado el precio en el super. O sea, nos etiquetamos siempre, con miedo a que sin etiquetas, dejemos de existir, o peor, tengamos que elegir. Pero os aseguro que la lata de atún no deja de existir porque no ponga un cartel de oferta al lado.
Eso no quita para que ESCOJAMOS la opción que nos da la gana, como vivir en el centro o en las afueras. Yo creo que escogí ser hetero, no me he sentido nunca homosexual, pero aún soy joven... también me hubiese gustado ser un puma, un oso o un guacamayo. Y no me ha salido ni pelo ni pluma. Notése la fina ironía. Un beso de buenas noches, gays y gayas, heteros y heteras, miembros y miembras.
INTERESANTIIIIISSSSIMO TODO. Me encanta el barro éste.

CRISTINA said...

halaaaaa!!!
Escribí anoche una parrafada y no ha salido, ohhhh...bueno, mejor, porque creo que no añadía nada interesante al tema.
Bueno, sólo una cosa, que no entiendo ese empeño en que ahora todos seamos bi. Senses, ni se me ocurriría convencerte de que lo mejor del mundo es estar con una chica, por ejemplo. O a las lesbianas que conozco (sólo tres, la verdad, y una de ellas en secreto) ni de lejos les diría nada, y menos a las dos que son pareja y que lo tienen claro desde siempre. No me imagino en plan "venga, mujer, prueba a ver qué pasa con un hombre, ya verás, que un pene es lo mejor de lo mejor..., anda, no te cierres..." Es que ni se me ocurriría. Pues me parece que es la misma historia cuando a mí, que soy lo que soy y que si fuera otra cosa sería otra cosa y que no tengo ningún prejuicio al respecto, se me intenta decir que en realidad soy bisexual como toda la humanidad, y tal.
La verdad es que el tema es más gracioso que molesto, pero bueno, por seguir escribiendo...es que además de ser hetero soy muy muy pesada.

Besossssss, Senses.

pon said...

El tema es gracioso o molesto según en qué sitio estás.

CRISTINA said...

Pon, que no es mi intención molestar a nadie. Está visto que no me explico, porque no se me entiende.
Con lo de "gracioso" me refiero a que a mí no me molesta el tema. Que cuando alguién me dice que podría probar sexo con mujeres no me enfado ni me pongo a la defensiva, que me hace gracia la propuesta, sin más. Que no me molesto en absoluto, vaya, porque no veo ninguna maldad en la propuesta. Y que me hace gracia en plan bien, no en plan de que me ría de nada ni de nadie.

Bueno, pues eso.
Saludos.

pon said...

Ya, te entendí, la historia es que cuendo estás en el "otro lado" puede ser molesto. No me refiero a que a ti te moleste, que está muy bien que no porque has superado o asumido las cosas con inteligencia. Más bien al que intenta molestar o mejor aún, que no se molesta en intentar entender o al menos respetar a los demás. Y te da la chapa.
No es más, guapa. Besos.

Senses & Nonsenses said...

me encanta que seas tan pesada.
jajaja, qué va..., era una pequeña broma. cada uno que sea lo que quiera y lo que le dejen.
a mí me gusta el "todos somos bisexuales" como posición política. más bien tiendo a pensar, me gustaría pensar, que nacemos todos sexuales, y después la educación, las circunstancias, incluso el azar, todo, influyen en nuestras decisiones. es lo que dice muy bien eduardo de que al nacer no venimos con una etiqueta de homo/hetero. y por qué esas etiquetas, y no las de sumiso, o fetichista, p.e.?
como dice butler en el texto que he seleccionado, sobre la acción recae la palabra "gay" o "lesbiana". lo que pretendía decir es que por tener una relación con una chica no voy a dejar de definirme como homosexual, y mi amigo hetero no va a dejar de ser hetero por haber tenido una experiencia homo. que al final nuestra sexualidad es mucho más amplia que limitarla a homo o hetero.

eduardo, no sé quién hace esos putos estudios sobre si se nace o se hace, o sobre el tamaño del hipotálamo (estudios recientes, otra vez, en no sé qué países), si son homos, heteros o ficus, pero se podían medir el tamaño de la polla (qué seguro tb harán).
yo soy de letras, y confío tan poco en los científicos... (sobre todo si creen que tienen entre manos la Verdad). desde que sé que existen estudios matemáticos (tan exactas ellas) para demostrar la existencia de dios, y su no existencia, creo que hago bien en desconfiar.
por cierto, ¿quiénes hacen esos estudios? o peor, ¿quiénes los encargan?

Senses & Nonsenses said...

ya he dicho alguna vez que no fui un niño gay (que imagino tb influirá en todo lo que he dicho)...

en mi caso,
...cuando salí del armario me molestaba mucho la frase "es que no has encontrado aún la mujer".
poco tiempo después me hacía mucha gracia, jajaja... esto ocurrió muchas veces.

alguna vez tuve que oír que yo no había nacido "así", que era por vicio. años después me llamaron vicioso "amiguetes" gays por lo contrario.
...que con frecuencia es algo que suele ocurrir a los que se definen como bisexuales. me equivoco, pon?

y qué te hemos entendido bien? que no se ha molestado nadie, que esto está gracioso.
seguro que te lo dijo alguna que quería algo contigo, ;-)

besos.

pon said...

No te equivocas para nada Senses. Curiosamente las mayores discusiones y explicaciones que he tenido que dar han sido a gays y lesbianas que se pasan la vida luchando por ser reconocidos como tales y se pelean por ver aceptada su sexualidad perono la de los demás, no van más allá de sus narices, por decirlo suavemente; qué extraños somos los seres humanos.
En fin, al cabo de los años, el que no entienda que las relaciones son de persona a persona en el fondo, pues una pena.

Bleeding Spartan said...

Ya me hiciste dudar de mi identidad de género

Gus said...

Senses: muy bueno tu post y super interesante el debate ...

Ahora bien: como trasladar todo lo que uno piensa en la cotidianeidad de la vida ?

Creo que uno puede estar 'afuera' de varios supuestos de la sociedad y tener una 'militancia' personal en todos los actos de la vida.

Por ejemplo, la sexualidad se puede vivir a la manera que uno quiere, pero en mi caso sin colgarme una etiqueta en la frente.

Trato de ser a diario una buena persona, un tipo que aprenda algo de todos los que me rodean, que done un gesto de solidaridad, una sonrisa a un anciano, una buena predisposcion en la vida ...

Esa es mi militancia, de la Vida y no lo que me llevo o no al culo.

Creo que los conceptos cambian con las epocas, y NO tengo la menor duda que aqui en Europa han involucionado y mucho... aunque parecen paises muy progres, la realidad que tanto la gente corriente en las calles, como los gobernantes del "europarlamento" no lo son.

Entonces, todos son conceptos novedosos y tardaremos otras tantas decadas en incorporarlos o no, sin dudas es parte de la naturaleza humana!

A Bientot!

Peggy said...

Descubro tu blog desde otros lugares de la bloosfera ...interesante post ...pero no hay que caer en desechar la Biologia que es muy determinate ...este feminismo que utiliza el lenguaje tiene una trampa dialectica que sobrevalora la cultura ...soy de una postura feminista de igualdad desde la diferencia ...aceptando los roles sociales de diferenciacion
que tienen una base biologica, pero sin obviar , por supuesto otras opciones sociales ...en todo caso me llevo tu link:)


Saludos

@ELBLOGDERIPLEY said...

con tiempo libre para comentar, leer tu interesantísima tesis, que claro, tu no eres de "bloguito" como yo, y bueno, contemplo con "estupro", que has hecho un comentario dentro de la entrada que ni yo con el café de Colombia (porque yo de ahí, sólo el café, más que nada, por los desastres que me han rodeado, pero éste no es el tema)...
A ver, hoy estoy muy propón Pon y pienso como ella, que si hay géneros...Uhmmm biológicamente, los seres humanos, procedemos del hombre y de la mujer, quiero decir que ni los gays ni las lesbianas hemos sido capaces de procrear, -aunque yo tengo una teoría, que digo en broma a mis amigos heteros-, que es que se inventará próximamente embarazos para gays, en el lóbulo de una oreja (que crecerá un poco)...
Entonces pienso lo que Pon, que más que con los géneros, lo que hay es una confusión tremenda es con los Rólex (porque son carísimos, carísimos, y mu horteras):-)
Es lo que creo. También creo que hay heteros mú jodíos, y homos mú jodíos, que se lo intentan hacer pasar mal a los otros: en definitiva que hay gente que intenta hacer pasarlo mal a los otros, gente que intenta hacer pasarlo bien, y gente neutra, que ni lo uno ni lo otro...
Y que el hombre ha comenzado a asumir sin problemas, roles de mujeres, y muchas mujeres, roles que correspondían antes a los hombres.
Cabría una investigación tb sobre las fobias que hay entre los distintos grupos de gays entre ellos, ó entre los distintos subgrupos de lesbianas (que es una palabra que no me gusta, no me convence) a mí me gustaría más sexomujeres, yo que sé...
Además es que, lo que parece crear problemas en la gente, es con quién te acuestas, lo cual no deja de ser una cuestión privada que no afecta en nada a la persona.
Yo los géneros los definiría en 3: gente mala, gente buena, y gente inocua o insustancial...
Hay un caviar (un sucedáneo, no te hagas ilusiones):-) que venden en el super, cuyo nombre, siempre me ha hecho gracia: Lesbviar...
Yo lo he comprado alguna vez en navidades (sólo cuesta 4 ebros, aclaro), porque es rojo (tirando a rosáceo) y me parece gracioso el nombre. por lo demás, como decían "Los Chichos" en la canción, "Si me dan a elegir", yo hubiera elegido ser Vanessa Redgrave, ó Nuria Espert...pero...mira es que...la gente es mala porque se aburre, es lo que pasa. Pero si eres bajito, porque eres bajito, si gordo, porque eres gordo, si sexoadicto, por eso,...quiero decir, que se discrimina hasta por fumar...Entonces, yo que fumo un poco, te hablaría del género de los gays de gimnasio que odian a los gays un poco fumadores, y esos....¡son lo peor!

Senses & Nonsenses said...

peggy, bienvenida al blog.
no te creas que te he entendido muy bien, ...y lo he leído varias veces. pero sería volver a empezar otra vez. lo mismo os digo a gus y ripley que, además, hay continuación en el siguiente post...

además estoy muy contento del debate sobre el esquematismo que resulta hablar de dos sexos/dos géneros, incluso antes de hablar propiamente de la sexualidad, que estoy totalmente de acuerdo con lo que dices Pon: las relaciones son de persona a persona, y el que no quiera entenderlo, o al menos respetarlo, pues tendremos que seguir convenciéndoles.
ha sido un placer debatir con todos vosotros. a partir de ahora va a ser una de mis entradas favoritas.

bleeding spartan, bienvenido al blog. estás en tu casa. a mí me parece bastante claro, tu género, a juzgar por la foto. pero si tienes dudas, ven, ven, que yo te explico... ;-)

besos.

Senses & Nonsenses said...

ripley, y por si a alguien le pudiera servir para aclararse en esta confusión, probablemente en mí el primero, entre genéros y roles: los transformistas y las drags son los que cuestionarían los roles. drags, que en sus versiones queen y king, ahora que lo pienso, tb cuestionan el género, claro.

pero son las personas intersexuales, como intentaré demostrar en el siguiente post, las que ponen en cuestión radicalmente el "asunto" del género. y nos obliga a repensar conceptos... como natural/ cultural, y los modelos establecidos como masculino y femenino.

he intentado explicarlo lo mejor que he podido, entre el tabú y lo políticamente correcto, que es el libro de estilo de este blog, creo. y con muchas dudas: ...de lenguaje, seguramente hubiera podido ser más políticamente correcto, ...y de género, jajajaja

cuitláhuac said...

Sin duda Buttler ha sido un punto de cruce importante para toda la teoría de género, un cruce para el diálogo y la abierta discrepancia, e incluso para la consideración de la más enfrentada diferencia, no obstante, hay que recordar que es una moderna, una excelente lectora de Freud, Lacán y Hegel, y sobretodo de éste último. Por ello, aunque frente a los radicalistas queers, que ven en cada performatividad de género -o prácticas torcidas, como retorcería franka polari-, un intento de resquebrajar el orden de lo simbólico(Lacán), en realidad lo que pretenden las prácticas torcidas, y lo que pocas veces consigue la teoría queer, es ampliar el espectro del registro sujecional de lo simbólico, es decir, los sujetos queer no destruyen el orden imperante, ni siquiera la heterosexualidad hegemónica, sino que se enfrentan con ésta justo para ampliar sus registros y lograr incluirse ahí, incorporándo a éste orden su diferencia constitutiva, de modo que lo que hoy es queer, mañana será hegemonía. Hay que recordar que como buena hegeliana lo que Buttler propone es que el reconocimiento de las alteridades tiene que incluír la lucha a muerte, a pesar de los finales inclusivos con los que ha de terminar. Creo que lo que dice en Deshacer el género es justamente que tenemos que asimilar que los géneros existen pero que sólo existen en tanto que se performan y por eso mismo podemos ampliar las prácticas y retorcerlas cada que nos parezca urgente, y sólo tiene sentido performarlos para abrir nuevos géneros, que funcionarán también de manera ficcional y real, justo como funcionan los hegemónicos, pero a sabiendas ya que son ficciones performadas, ejecutadas.


En fin. Buen Post. Al leerlo me han dado ganas de postear algún ensayo que hice hace algunos años sobre la Buttler.

Saludos y abrazos!

Francisco Joaquín Marro said...

QUé MIEDO, TUS ULTIMOS POSTEOS SON SOBRE TRAVESTISMO Y TRANSEXUALIDAD..HEHEHE, TEMA SIEMPRE POELMICO HASTA PARA LOS PROPIOS GAYS
UNA VEZ LEI "SERAS LO QUE TU CORAZON SUEÑE SI SUEÑAS SIEMPRE EN LO QUE PUEDES SER" PERO PREFIERO A LA AGRADO DE TODO SOBRE MI MADRE: " UNO ES MAS AUTENTICO EN TANTO MAS SE PARECE A LO QUE SUEÑA DE UNO MISMO" ¿ASI ERA? EN FIN, SOY PARTIDARIO DE LA TEORIA QUEER... A ESTAS ALTURAS ME VALE MADRE SILOS HETEROS NO ME CREEN MACHO O SI ALGUNSO ME LLAMAN BIOLOGICO O SI LOS QUE TIENEN PLUMA ME CONSIDERAN REPRIMIDO E HIPOCRITA. ¿PARA QUE HACERSE BOLAS? UNO NO ES COMO ES, SINO COMO QUIERE SER.
ABRAZOS

Javier de la Ribiera said...

Hola, quería copiar parte de este post, espero q no te importe, pongola fuente, muy bueno el blog, gracias

Javier de la Ribiera said...

tal como yo veo el asunto

pienso q las luchas de las minorias deberían de tomar una orientación hacia el cambio de paradigmas sociales, de tabues establecidos dando luz a otros espacios más creativos del ser

Totalmente dignas las luchas de feministas,gays y lesbianas, de trans, etc..

cada uno cuando le toca van ganando legitimidad y derechos, pero más allás de esas luchas se conforma el mismo espectro de creencias, incluso en esas luchas, en esos colectivos están alojados los mismos tábues porque finalmente estamos insertos en una sociedad q nos ha ido forjando el moldecito q somos.

Por ejemplo, el tipo q de repente tiene una aventura homosexual satisfactoria y tira por la borda toda su vida de heterosexual, diciendo q ha salido del armario y q se ha dado cuenta de su verdadera identidad sexual, creo q incurre en los mismos tópicos sociales, porque esta categorizandose a el mismo y a las personas q ama

Lo interesante de los intersexuales, de estas minorias , y no excepciones de la naturaleza, jeje como dicen los médicos, es que nos cuentan mucho de la mayorías, de nuestros cuerpos sexuados, de lo q somos. Y si se acepta la teoria del continuo hombre-mujer, entenderemos que nadie o casi nadie es completamente hombre o completamente mujer, hay unos pocos q esta en esos extremos, pero la mayoría nos movemos en ese continuo.

Se puede revindicar q en los carnet de identidad aparezca otra categoría más,como en la india, donde tenemos 3 posibilidades: varón, hembra y otros, pero creo q la lucha política y social esta en la exterminación de categorías, lo bello sería q no hubiera la categoría de homosexual, ni de trans, ni de machote, ni de nada

Por eso creo q las reivindicaciones de estos colectivos deberían unirse en una sola, ir todos a una, al cambio del paradigma sexual q tenemos, q esconde por supuesto intereses ideológicos de "orden" sociales y económicos, de moral retrógrada cristiana y demás

saludossss