Friday, June 13, 2008

Contra la prohibición


En vez de hablar de la guerra contra las drogas,
deberíamos empezar a hablar de las drogas
que pueden acabar con las guerras.

Creo que dejé bastante clara mi posición sobre las drogas en este magnífico post que hicimos entre todos: Cabalgando por el abismo.
+ Trainspotting.
+ Martín (Hache).

Algunas te dan placer, pero no todas. Te pueden dar pánico o hacerte sentir una angustia insoportable. Yo no soy un adicto, Hache. Digo que soy un adicto para escandalizar a los pacatos, pero no es verdad. Me apasionan las drogas, he probado todas las que he podido conseguir. ¡Coño! Me fui a México nada más que para conocer el peyote. Pero nunca lo he hecho para buscar el placer o para ser feliz o para no afrontar la vida. Las drogas son maravillosas porque te abren la mente, te hacen comprobar que la verdad no existe, que todo es relativo. La droga te da otra visión, otra dimensión, te hace ver que nada es lo que parece, que nada es. La única realidad es tu realidad y será lo que tú seas capaz de ver. Cuando te llegue el momento de probarlas, no tengas miedo: eres un lúcido, eres inteligente, tienes el deber de hacerlo. Eso sí, no pierdas nunca el control. Mientras tú las controles no hay peligro, que no te controlen ellas a ti.


Jefferson Airplane - White Rabbit
La mejor traducción al castellano que he encontrado:
Lápiz y nube. White Rabbit.

Preparando esta entrada me he enterado de la reciente muerte del Dr. Albert Hoffmann, descubridor del LSD, a los 102 años!, al que dedicaré un post próximamente.

Las drogas habían formado parte del arsenal terapéutico de la humanidad desde tiempo inmemorial, y en cualquier botica o farmacia española de 1900 podía accederse libremente a todas ellas, a precios razonables: heroína y pantopón, a 5 pesetas el gramo; cocaína, a 4 pesetas; morfina, a 3 pesetas; extracto de cannabis y de opio, a 1 peseta; opio en polvo, a 60 céntimos el gramo; láudano Rousseau, a 40 céntimos; láudano Sydenham, a 30 céntimos; cloral, a 25 céntimos; éter, a 10 céntimos, etcétera. Además, aparte de estos y otros genéricos, existía una lista inagotable de específicos asimismo psicoactivos: jarabes de heroína, de Bayer y del Dr. Madariaga; jarabe de haschisch bromurado, del Dr. Jimeno; licor Montecristo de hachís; licor de cáñamo indiano, de Queralt; cigarrillos indios de Grimault & Cía., de cannabis índica; pastillas con cocaína, de Amargós, Bonald, Caldeiro, Crespo, Font, Houdé, Torrens, etcétera.
Las drogas en la España de la Belle Epoque, Juan Carlos Usó
Otro artículo de J. Carlos Usó sobre la libertad farmacológica hasta 1918, su uso generalizado, y su venta libre hasta la Segunda República en farmacias, droguerías y herbolarios.


¿Qué he hecho yo para merecer esto? (P.Almodóvar, 1984)



El bienestar consiste en estar loco (o lo que conocemos por tal)... Es decir, en ver lo verdadero, el encaje del tiempo, el absoluto. Considerar como presente el pasado y el futuro.
Gustave Flaubert

He querido destacar el caso de Enid Blyton, la autora infantil de Los 5, por lo curioso, y porque es distinto al de otras ilustres "colgadas" que experimentaron intencionadamente con drogas (como George Sand, Edith Warton, Anaïs Nin o, aunque parezca increíble, Louise May Alcott, la autora de Mujercitas, que era adicta a la morfina y opio). En el caso de la escritora inglesa, cuenta en su biografía que siendo jovencita acudió al dentista, y sin quererlo ni saberlo, disfrutó de la experiencia más trascendental de su vida gracias al óxido nitroso, un anestésico que utilizaban en la época.
He tomado muchas veces este gas, pero sólo uno experimenté el press-que-vú, y era diferente en su aspecto a las experiencias que ustedes describen: en lugar de casi ver, yo lo ví y lo comprendí todo, o al menos eso creí, y luego lo perdí. Esto es lo que ocurrió. Nunca lo he olvidado, y su extraordinaria claridad ha permanecido siempre conmigo. Me descubrí a mí misma...
Entonces supe que iba a escuchar el secreto de Todo, y Todo me fue explicado de la forma más clara y sencilla. Yo estaba plena de gozo, henchida de admiración y placer. Conocía el porqué de la existencia, del tiempo, del espacio, el mal, el bien, el dolor. Y yo me regocijaba y me asombraba de que nadie se hubiera dado cuenta antes de todo eso... Y mientras descendía por eones de tiempo, se me dijo que no debía divulgar el secreto, y pregunté por qué. Y mientras seguía mi viaje se me dijo por qué, y dije: "Al menos dejadme recordarlo siempre", pero no, no se me permitía recordar ni el menor detalle...


Marilyn Manson
I Don't Like the Drugs (But the Drugs Like Me)


Sin embargo, escribir desde la experiencia es una admisión de culpa delictiva; es también una posible traición de gente cuyo único "crimen" es fumar una hierba que crece silvestre por todo el mundo (...). Así que, a pesar de que la industria periodística está colmada de consumidores irredentos, no es muy probable que la franca y documentada verdad sobre el submundo psiquedélico, para bien o para mal, salga a la luz próximamente publicada en sitio alguno.

Quisiera poner el acento esta vez en la prohibición, ...que ha tenido unos resultados catastróficos; en la información inútil, e incluso contraproducente, de carísimas campañas publicitarias (incluso muy seductoras, a veces); de divisiones absurdas en drogas buenas y malas, ...según para qué, entre drogas blandas y duras, ...según para quién. Me gustaría que se elevara el debate social si se puede, las diferencias entre drogas que cada cultura asume como propias o la transversalidad de las mismas, o algo tan poco conocido como el elevado porcentaje de heroinómanos que se han desintoxicado superando el mono a pelo, mientras que el éxito de los que han entrado en programas de sustitución de los opiáceos por metadona o diversos ansiolíticos ha sido más bien escaso. Necesitamos una correcta información: seria y bien documentada.
Por la despenalización de todas las drogas. Por la legalización de algunas. Una cultura de las drogas que haga que desaparezca el veneno de las calles, que sólo pone en evidencia que el problema no son las drogas: aunque todas estuvieran erradicadas la gente seguiría buscando nuevas maneras de "colocarse". En cualquier caso este blog sólo defiende la marihuana y su legalización (que no quisiera parecer demasiado frívolo con el tema...). Soy partidario de su uso hasta el abuso, terapéutico y recreativo. Sin querer hacer apología, que no todos asimilamos todo de la misma manera. y por eso... Legalización YA!



Soulwax - E-talking


Reincidentes - Vicio

The Verve - Drugs Don't Work
La Mala Rodríguez - La Niña
Las ilustraciones son de Alex Grey

19 comments:

Senses & Nonsenses said...

One pill makes you larger
And one pill makes you small
And the ones that mother gives you
Don't do anything at all
Go ask Alice
When she's ten feet tall

And if you go chasing rabbits
And you know you're going to fall
Tell 'em a hookah smoking caterpillar
Has given you the call
Call Alice
When she was just small

When men on the chessboard
Get up and tell you where to go
And you've just had some kind of mushroom
And your mind is moving low
Go ask Alice
I think she'll know

When logic and proportion
Have fallen sloppy dead
And the White Knight is talking backwards
And the Red Queen's "off with her head!"
Remember what the dormouse said:
Feed your head
Feed your head

White Rabbit
Jefferson Airplane

@ELBLOGDERIPLEY said...

¿No has notao, Pepa, en el "guule analitis" unas extrañas visitas desde Essex hacia nos?:-)
Esto es una broma mala...mientras estaba comentando la entrada anterior y al poner ésta, salía el comentario y la entrada nueva (te he pillao justo sacando tema), y entonces me dije: haré un 2x1, que resulte al menos mínimamente tan generoso como todos los tuyos...
Como "el sentido de la culpa y lo pre-juzgado" queda lejos, ya que son entradas técnicas, desde un punto de vista cultural y antopológico-médico, antes de "criticar por criticar" , me auto-inculparé yo (como Antonio Banderas en "Matador"):-) Y comentaré que es antológica la secuencia de la Maura en la Farmacia (yo tb la puse, ya hace)...y que un ama de casa con todo eso encima...es casi como de cajón que se meta mini-lips (¿A qué sabran, a menta o a fresa?) .Yo luego soy mú cobardica, y lo más que he probao es un par de copas en mi vida, pero esas farmacias de la España de la Belle Epoque (aunque sólo sea una vez, para experimentá), ¡Cuántos canapese!:-)
Igual la morfina es el camino, pa soportar el mundo-bló, quién sabe (mi secreto es la coca-cola light, ya llevo una de 1'25).
Yo tb creo en la legalización...de algunas cosas, pero en realidad no sé.
Mi droga son los hombres, la coca-cola light y bueno...últimamente estaba engordando un poco, y me ha dao por comprarme las barritas energéticas que quitan el hambre (es que taban 2x1): Esto....enriquecidas con 18 minerales, hierro y tal...A mi me da que los 18 minerales llevan algo...porque, anoche me tomé 3..Y me da que los yogures griego de Danone, con trozos de fruta, tb llevan algo, porque no paro de tomarlos....
Y la blogosfera igual tb lleva algo, Pepa, porque no paro de comentar y leer blogs ¿Es malo doctor?:-)
No, ahora en serio, me gustan tus entradas, ya lo sabes, y todo el enorme esfuerzo que haces por cualquier tema, tan tuya la piel, que te la dejas, y eso es muy de agradecer.
Besotes.

Justo said...

Dos en uno:

He disfrutado leyendo las dos entradas, y es que cada vez hay menos gente en esta línea, no sé que pasa, es un asunto que ya no se discute, y ningún partido lo defiende en el Parlamento, por lo que en ese aspecto hay gente que no estamos representada. Me da hasta no sé qué decirlo, ya te digo, porque cada vez veo menos receptividad, pero yo sigo siendo partidario de la legalización de TODAS las drogas.

No veo por qué unas sí y otras no: la ventaja para quien la consuma será que sabrá lo que se toma, y esto ya sucede en Holanda, no estamos hablando de ciencia ficción. Es como lo de la prostitución: cuántas mafias y tráfico de seres humanos se evitaría si nos dejáramos de hipocresía y se regulara de una vez por todas.

Estas dos cosas las tengo absolutamente claras: y la frase de Escohotado la suscribo tanto que podría llevarla tatuada en la piel.
Por otra parte, y con una cultura apropiada que incida en la información y en evitar la adicción, hay drogas que pueden ser, en un momento dado, una fuente de disfrute y de comunicación, y así lo hemos vivido muchos. Y no digo más.

Yo también te agradezco el rescate de la inolvidable escena de la Maura, ¡qué maravilla!

Y acabo como empecé: dos abrazos -fuertes- en uno, que hacía tiempo que no charlaba contigo

The Nuclear Messiah said...

NEUTRALIDAD...SIEMPRE HE QUERIDO EMULAR LA SUIZA...

SI ES QUE LAS DROGAS NO SON MALAS...EL HUMANO ES EL QUE TIENE LA CABEZA LLENA DE TELARAÑAS... ESO DE GUERRA Y DROGAS ME RECORDO A LA GUERRA DEL OPIO O COMO LOS COLONIZADORES GRINGOS LES DABAN 'AGUA LOCA'A LOS NATIVOS...PERO COMO NO SE MUCHO DE ESO... NO PUEDO DECIR NADA.

JP said...

Hola :
Me gustó el post ,porque lo enfocás muy bien al tema.
A traves de mí , muy poco puedo opinar , porque como dicen amigos míos " Soy un marciano " .
No conozco mucho sobre ellas.
Pero creo que hay un debate pendiente , como que todos tiran piedran pero a veces caen sobre ellos.
Un saludo

pon said...

Acabo de leer el anterior post y enlazo con éste.
Está claro para mi que la legalización es la mejor forma de evitar las mierdas que circulan con etiqueta negra. Tengo una postura racional muy clara sobra las drogas(todas, las legales y las ilegales), sobre todo con el jaco y el crack. Pero tambien tengo una mezcla de sentimiento-recuerdo-experiencias no todas estupendas, deshinibidoras y fantásticas que me coloca en una ambigüedad extraña entre lo vivido y lo sufrido......soy una ex, pero es mentira porque se es adicto para siempre. Ni las huelo, lagarto lagarto.

Ad astra per aspera said...

magnífica exposición de un tema que nuestros políticos no tienen huevos de afrontar. las drogas deberían legalizarse, sin duda.

LOOLA said...

¿Drogas? Cada uno decide. Legalizarlas supondría el adiós a muchos problemas, las mafias por ejemplo.

Un beso brujete!

Vulcano Lover said...

Estoy muy ocupado estos días, estudiando... sin tiempo para leer, pero no me pude contener a ver esa escena de qué he hecho yo para merecer esto, que me encanta...

Senses & Nonsenses said...

ojalá llegara al parlamento, pero al europeo. porque holanda (que era ideal, un paraíso en la tierra..., el modelo a aspirar) ya no es lo que era. amsterdam no es holanda, (en utrecht, delft... los cofee-shops, y los escaparates de chicas no son turísticos como en amsterdam, son tirando a sordido, y lo más underground. y además, están muy hartos de ingleses y otros europeos de fin de semana que van allí sólo a colocarse. es mejorable, pero sería un buen punto de partida.

a los gobiernos no les interesa legalizar una droga como la marihuana, les parece mucho más peligrosa para "el sistema" que otras drogas estimulantes que mantienen alterados a las personas todo el día, ...y mucho más agresivas.
estaríamos fumaos, pero seríamos todos mucho más tolerantes... (jajaja, dijo él, que esto le había sonao' rollo tipo manuchao)

pues he tenido que buscar minilip, que tpc sabía, debe ser de la familia de la sra. Anfeta Mina, pero me ha encantado ver Optalidón en la búsqueda, porque la escena de la farmacia siempre me ha recordado a mi madre y una conversación que tuvimos. cuando vi la película me recordó a una época que mi madre estaba cabreadísima porque habían retirado el Optalidón (que debía desayunárselo casi a diario, pa'poder funcionar, como decía la gran Martirio).
tema que yo muy cabroncete le saqué a relucir en nuestra primera conversación de drogas. la llamé casi adicta (en broma), y COMO SE PUSO!!, como carmen maura: dorgadicta yo?, que no he bebido ni fumado en la vida...

Justo, exactamente eso, comunicación y auto-conocimiento, y yo no quiero perdérmelo. pero tienen el reverso que dice, Pon. y eso puede ser terrible y muy doloroso. ...pero aunque algunos hablarían de mal viaje, otros como aldous huxley, u otros, ahora no sé, consideran estas experiencias negativas importantes para el auto-conocimiento. no sé...
Pon, entiendo tan bien lo que dices, ...que tenemos otro tema pendiente para cuando seamos menos virtuales. yo tb soy un ex, pero me he sorprendido a mí mismo oyéndome decir 'no, si yo ya no me meto' mientras me pasaba un amigo un billete enrollado.
no, en serio, ahora ya sólo fumo porros. ni bebo alcohol. sé que me arrepentiré de todo esto que estoy contando, pero sin que suene a justificación, para mí tb pasaron.
sólo quiero probar dos que aún no he probado, con guía, ayuda, y lo que sea necesario... LSD (que siempre he tenido buenos amigos que me lo han impedido, ...que me decían que ya flipaba bastante con drogas blandas como para tomar alucinógenos). pero sigo teniendo curiosidad, cada vez más incluso, pero con mucho respeto, con alguien, y como experiencia mística/existencial.
tres cuartos de lo mismo con el peyote, y con la misma intención. pero esta no será... si voy alguna vez a méxico.
Blueberry es una película que habla sobre la experiencia con el peyote.
alguien la ha visto?
alguien sabe si es rigurosa en este aspecto?
ahí radica básicamente su interés, como película es bastante olvidable. creo.

sé que me arrepentiré de haber contado todo esto en cuanto dé a Publicar.
sobre todo porque habéis estado muy tímidos algunos de los habituales (vamos, que no habéis aparecido), pero como véis me lo cuento yo todo solito. que no me callo, y no he fumado nada desde anoche... no quiero cerrar el debate en falso, me gustaría que siguieráis comentando... si no voy a tener la sensación de que "vaya colgao' el que escribe este blog". (pensarán algunos)

sí, algun@s somos blogueróman@s. el blog tb engancha muchísimo, es muy adictivo, sí. yo llevo unos días sin visitaros, y tengo mono...

besos.

Justo said...

Nunca fumo ya canutos porque en el lote de dejar el tabaco convencional incluí todo, me era más fácil así; tampoco es que lo hiciera a menudo, pero..
No tengas reparo a decirlo, ya sería el colmo que nos autocensuremos de esa manera, hay adicciones que son muy molestas y las gente las lleva sin embargo a gala.

Del resto, hace tiempo que nada si quitamos el alcohol; la coca la detesto. Sí tuve mi época -hace relativamente poco, del 2000 al 2004, más o menos- de consumir, esporádicamente, drogas de diseño, que me pasaba un amigo de confianza, y la experiencia fue muy satisfactoria; mi afición al house y a la música electrónica se redobló desde entonces; comprobé además que se potencia la comunicación mucho, por más que se diga lo contrario.
Eso sí, en conciertos lo probé una vez y no más, fui a ver a Radiohead a la plaza de toros de Bilbao, mayo 2001, en aquella época me flipaban pero a mitad del concierto me empezó a hacer efecto el mitsubishi o lo que fuera, empecé a hablar por los codos con todo el mundo y a fluir de un lado para otro, pero del concierto no me enteré mucho, aunque recuerdo que sonó "Airbag" que es una de mis canciones favoritas y centré toda mi atención en la medida que pude y luego me arrepentí de no haber estado al cien por cien, y acabamos en un club que me encantó, Conjunto Vacío.

Ahm, y luego está el poppers, también es una droga ¿no? Pero yo ya tampoco,porque me produce unos efectos secundarios que no me compensa, aunque a veces lo añoro.

Un abrazo, amigo: no dejemos que nos cierren la boca, ni en este tema ni en ninguno

El Deme said...

Si las drogas fueran legales se acabaría la delincuencia, el trapicheo y el negocio. Que cada uno haga con su vida lo que quiera, que los padres y los colegios eduquen y luego, a vivir, coño, sin miedo. Mi droga favorita de la botica belle epoque esa que citas son las Pastillas contra la tos del Doctor Andreu, flipas a tope.

pe-jota said...

Mi postura con respeto a este tema no ha cambiado desde que tengo memoria o más bien conocimiento sobre la existencia de los sicotrópicos, estoy a favor de su legalización, creo que la inmensa mayoría de los problemas existentes hoy en día, entorno a este tema, quedarían solventados.

Capri c'est fini said...

Hummmm es un tema espinoso, no cabe duda que hay una relación "peligrosa" entre las drogas y la creación. Para mí lo importante no es como el artista ha llegado a la obra de arte sino el resultado final, así que por mí como si se meten todo el valle de Cali entero... Por otro lado estoy de acuerdo con la legalización, creo que debe ser la voluntad del hombre quien ponga límite a la droga y no ser el padre Estado quien cree una moral pública sobre que tomar o no. El problema, como en casi todo, es el dinero, la droga mueve muchísimo y este control es que está en juego. Por supuesto que ya no entiendo la ilegalidad de las llamadas drogas blandas, porque no entiendo la diferencia existente este aquellas y las drogas legales. Todo un despropósito. Un saludo.

pon said...

Si, tendremos esa conversación algún dia, pendiente de adicciones y demás. No voy a contar aquí mucho más allá de lo dicho, porque tampoco es cosa de convertir esto en un documental sobre sustancias varias. Solo que pienso que para tener esas experiencias místicas y tal, o tienes el coco muy preparado, una cierta edad que te permita decidir hasta dónde con experiencia detrás, y mucha lucidez, o todos esos fantásticos viajes llenos de luz y arte son una puta mentira con una muy mala trampa, de la que algunos hemos salido y muchos se han quedado por el camino.
LSD, mmmmmm lo mejor de todo.

@ELBLOGDERIPLEY said...

Completamente de acuerdo con Pon: el DSL lo mejor, pero mejor 128 megas que tres megas, y tarifa plana siempre:-) que es de lo que nos conocemos.
menudos viajecitos, pá poner comentarios...:-) ¿O eso no es droga? ¡Anda que no!:-)¿El Bloguismo que no es droga? dura, dura...Por cierto, lo mejor de la escena de la Maura en "Que he hecho yo?!" no es sólo lo de "me da minilip": es que luego dice 4 ó 5 medicamentos más, que no se entienden bien, :-)osea que va preparada, la tía, para la vida moderna...
...Por cierto ¿Quién me ha pedido un radio-taxi? :-)

Senses & Nonsenses said...

no quiero autocensurarme, ...si es uno de mis temas favoritos. pero, como con muchos otros temas, tengo posturas contradictorias. suelo citar a la filósofa bibiana fernández que decía que ella no iba a demonizar a la farmacopea con las muchas alegrías que le había dado, pues eso, pero por otro lado no quiero que parezca que hago una defensa irresponsable de las drogas. he visto algunas tragedias, y yo me he llevado algún susto.
pero en mi caso, al contrario que bibiana, (y porque combinan fatal con el hachís), ni pastis ni drogas de diseño. ...que también he sido un clásico en esto. ah, y me parece muy difícil -imposible- comunicarse en el local que dices, Justo, como no sea en la cola de los baños... (es que yo soy de bares de canutos y rock'n'roll, otro rollo, ;-))

me encanta que la opinión general sea la de la legalización. es posible que no solucione todos los problemas, pero eliminaría muchos (los colaterales, los ajenos a las sustancias en sí mismas).
capri, ...es que las drogas en general debilitan la "voluntad". es otra contradicción, lo sé.
en lo demás, estoy muy de acuerdo con todo lo que dices respecto a la creación artística.
en la mayoría de los casos la edad no creo que dé lucidez, que es lo que tb para mí es fundamental si quieres tener una experiencia enriquecedora con las drogas. en realidad podría suscribir el discurso de Dante (eusebio poncela) en Martín (Hache). hay mucha gente -demasiada-, que se droga cada fin de semana y no se entera absolutamente de nada. mezcla varios alcoholes, mezcla de otras sustancias, varias y sin control: todo sea por el gran colocón.
no sé, seguramente volveré al tema alguna vez más.

gracias a todos por mojaros, por vuestro compromiso. da gusto.
besos.

cuitláhuac said...

Una cultura de las drogas donde el uso de éstas y sus alcances, repercusiones y demás cosas estén totalmente incorporados al sistema de control, al registro simbólico de lo permitido por una sociedad para los sujetos a los que hace sujeción(Lacan), me parece que exorciza todo lo atractivo y también elimina la verdadera potencia fundacional de experiencias alternativas ofrecida por las drogas(dicho en general).

Incluso ya la experiencia contemporánea de las drogas, cifrada en la semántica de experiencia simulada del abismo posmoderno(Clockwork Orange, Trainspoting, requiem..., etc.) limita ya las aperturas de sentido de esas drogas anidan en sí mismas, al permitir que dicha experiencia sólo sea un paso a la legitimidad que brinda la estética decadente en la cultura posmo, estética que por cierto se encuentra ya tan enraizada en la culutra actual que no ofrece grandes novedades para las creaciones. En fin. Creo que hay que abrirnos a eso de las formas alternativas de conciencia -por decirlo en su modo domesticado-, pero no hay que olvidar que ahí donde se abren abismos de verdad, y no simulacros (trainspotting, requiem, etc.) ha de haber una oscuridad que no se podrá controlar. Habrá que hacerlo, sí, bajo esos términos, y sí, habrá que hacerlo.

Senses & Nonsenses said...

una idea muy interesante.
pretendía yo hablar de el simulacro de la realidad, uno de mis temas favoritos, (y algún otro asunto más prosaico: la hipocresía social de las leyes prohibicionistas), y una vez más, das un paso más allá, y nos hablas del simulacro de la experiencia con las drogas, condicionado, de-limitado al registro simbólico ya conocido de la experiencia. ...sin muchas otras alternativas.
lujazo de comment: todo un tema para pensar. muy interesante.

un abrazo.