Friday, June 01, 2007

Cabalgando por el abismo



Aunque resulte un post incómodo, después de haber homenajeado a ilustres yonquis en el blog, quería dedicár éste a todos aquellos anónimos que siguen cabalgando a caballo. No tengo víctimas cercanas, pero sí muchos conocidos que se quedaron enredados con la heroína. Y una amiga, mi querida L., que ví como día a día iba perdiendo toda su luz. Las últimas noticias que he tenido de ella no son muy buenas: sigue cabalgando por el abismo paseando su mirada de cristal y su ruina por las calles de la ciudad. Y esta era su canción:

powered by ODEO
Joaquín Sabina - Princesa

Ya en La Odisea de Homero se hacía referencias al opio: aparece "el fármaco nepente, potente contra el dolor y que da el olvido de los males, de forma que quien bebe este brebaje no verterá una sola lágrima durante todo el día, ni siquiera viese muertos a sus progenitores, ni aunque un hermano o un hijo amado fuesen asesinados ante sus ojos".


Enrique Bunbury - Alicia

Cuando eres un niño no puedes entender el mundo caótico y surrealista de la Alicia de Lewis Carroll. Al crecer el cuento toma otra perspectiva si sabemos leer entre líneas. Comprendes por qué Alicia aumenta de tamaño al comer de un lado de la Amanita Muscaria (extrañamente omnipresente en un capítulo del libro), mientras que para decrecer tendrá que comer del otro lado. Igual que cuando aprendes que algunos sapos desprenden una sustancia alucinógena que usaban las brujas en sus pócimas, y de repente entiendes por qué los sapos se convierten en príncipes azules guapísimos y perfectos en los cuentos infantiles.
Los escritores románticos encontraron en el uso del opio (también del hachís) la posibilidad de viajar a lo desconocido, tanto a culturas remotas legendarias como al interior del alma, a los límites del yo. Mary Shelley concibió Frankenstein en un momento de ensoñación provocado por los efectos del consumo de opio y de alcohol.

Lo tomé, y en una hora, ¡oh, Dios! ¡Qué revulsión! Qué alzamiento, desde sus más bajas profundidades, del espíritu interior. Lo que había abierto ante mí, un abismo de divina felicidad súbitamente revelado. Aquí había una panacea para todas las desgracias humanas. Aquí estaba el secreto de la felicidad, que los filósofos habían buscado durante tanto tiempo, al fin descubierto. La felicidad podrá ser ahora comprada por un penique, y llevada en el bolsillo del abrigo; se podrán tener éxtasis transportables, encerrados en una botella de cerveza, y la paz mental se podrá enviar por litros en el coche de línea del correo.
Thomas De Quincey, Confesiones de un inglés comedor de opio

Aunque no es seguro que Allan Poe consumiera opio, el detallismo con que narra sus efectos y su posterior "bajón" dan que pensar. Conan Doyle hizo que su ahijado Sherlock Holmes consumiera cocaína ya que era una droga legal a finales del siglo XIX. Pero por algunos pasajes, aunque sin ser muy explícito, podemos comprobar que alternaba el abuso de la cocaína con morfina. El Dr. Watson, personaje que funcionaría como un pepito grillo moralista, tras observarle durante tres meses inyectarse con una jeringuilla hipodérmica, le pregunta: ¿Qué ha sido hoy: morfina o cocaína?.

Holmes, dotado de alma bohemia, sentía aversión por todas las formas de vida social y permanecía encerrado en sus habitaciones de Baker Street, enterrado entre sus libracos, alternando las semanas entre la cocaína y la ambición, entre los adormilamientos de la droga y la impetuosa energía de su propia y ardiente naturaleza.
Arthur Conan Doyle, Un escándalo en Bohemia


Smashing Pumpkins - Try, try, try
(este video puede herir tu sensibilidad:
jamás pensé que algún día llegaría a decir esto)


Pero, ¡qué terrible es el día siguiente! Todos los órganos relajados, fatigados, los nervios distendidos, las temblorosas ganas de llorar, la imposibilidad de entregarse a un trabajo continuado os enseñan cruelmente que habéis jugado a un juego prohibido. La repugnante naturaleza, despojada de su ilumación de la víspera, se parece a los melancólicos desechos de una fiesta. Sobre todo la voluntad, la más preciosa de las facultades, queda mermada.
Charles Baudelaire, Los paraísos artificiales



No es mi intención que esto parezca una apología, y menos, un discurso moral. La heroína es una droga muy peligrosa, es capaz de atraparte en dos o tres semanas, y tardar el resto de una vida en desengancharte, entre desintoxicaciones y recaídas. Detrás de cada historia hay una persona con sus sueños, con sus miedos, una historia de amor, de dolor, o simplemente...

Ayer estuve 13 horas sin pincharme.
Creo que eso es un logro para mí.(...)
Adiós, paraíso artificial donde el sufrimiento no existe, te abandono.

Ya no volveré a ver cómo Fifi o Félix decapitan esa pequeñas amapolas, tan inocentes en apariencia, pero tan peligrosas en realidad. Tan traicioneras, como es X...., y puede que tan tranquilizadoras como lo es Annibal en todos los sentidos.

...el frío quema mis ojos
Y seguimos esperando algo mejor
___pero no hacemos nada por ello.
...Me rindo, me he rendido de la vida...
L.

powered by ODEO
Doctor deseo - Esta noche (puta noche)

21 comments:

Nick Carraway said...

Muy interesante ese paso por la literatura y las drogas y sin haber recurrido a los beatniks que esos si se ponian pero a base de bien, bueno pensando asi de manera general muchas escritores miticos del siglo XX le han dado a una cosa u otra, si no eran la droga era el alcohol, almas atormentadas?
Personalmente creo q las cosas mejor sin drogas, la musica y la literatura, aunque no suene tan romantico.

Gato Nocturno said...

¡Eh, faltan los beatnicks! De todos modos el post me ha resultado increíblemente atrapante. Sabes que me fascina lo prohibido, y soy muy débil frente a estas seducciones...
Cuando tenga tiempo escribiré sobre una experiencia que tuve hace dos semanas y que se parece mucho a la que describe Baudelaire en el fragmento seleccionado en este post.
Salud y Libertinaje

Caronte said...

magnífico estudio de la presencia de las drogas en el arte, que por cierto creo que aún está muy mitificado lo de escribir/componer bajo el efecto de las drogas, parece que algunos no entienden que un exceso de estimulantes no suple la carencia de talento...

1 abrazo

Gwynette said...

Y que piensas de Gaudí ?..solo era un místico visionario?

Buen fin de semana

Arkturo said...

Qúe Increíble post

y que increíble sensación le produce a un puberto de 16, el después de leerlo, realmente no me imaginé lo prófugo que puede estar el pensamiento cuando, uno no sabe enlazar la percepción con la realidad de los hechos.

yo nunca eh me eh metido droga

dicen que la Marihuana, no provoca adicción, y que es recomendable paa un rato de ocio.

pero naaa, no me pela el tener que probar...

fantástico Lynch ;DD!!

=)

Amo ese video de los Smashing Pumpkins

@ELBLOGDERIPLEY said...

Apabullante y trabajadísimo paseo por el mundo fascinante(?)/perverso(?)/esclavo/ de los paraísos artificiales, con una combinación de textos y vídeos verdaderamente perfecta. Es un tema que me ha interesado de siempre, a quién no, he leído "Las confesiones de un comedor de opio" de De Quincey (hace ya tiempo), muchas cosas de Conan Doyle, porsupuesto Frankestein (los autores ingleses me gustan mucho), y claro, Lewis Carroll (la entrada me resulta cercana, familiar, veo a alguien que se ha hecho las mismas preguntas y tiene parecidas inquietudes): he visto "Drugstore Cowboy", "Traffic". Hay más...
También había pensado muchas veces una entrada sobre esos "poderosos caballos". También he tenido y tengo gente en mi entorno, y lo he pasado un poco mal. Lamentablemente es algo demasiado extendido. Escohotado lo llama "sustancias del bienestar" (tal vez un poco cínicamente, pero da un enfoque desapasionado). Es curioso, hay muchos enfoques.
Mi opinión personal es que a lo más rápido que conducen es a algún tipo de alienación, a la nada...demasiado súbitamente: la propia sustancia se apodera del sujeto, y le impide hacer cualquier otra cosa que consagrarse a ella. Distinto del consumo ocasional de algún creador (de muchos y depende de cada caso -a Fassbinder lo mató el alcohol y la coca, consumía aproximadamente 4 gramos diarios-), a Capote lo mató el alcohol, y que se tragó la lengua...Y decía eso de que "cuando a uno dios le da un don, también le da un látigo para autoflagelarse"...Tal vez, mentes tan preclaras, tienen ese peligro. Pensar mucho, también es angustioso, porque aumenta la capacidad de sufrir, de darse cuenta de que éste no es el mundo lleno de flores y felicidad que nos pintaron de niños...La realidad es casi siempre una patada en la boca, queramos o no:-) aunque considero que lo más conveniente es soñar a pelo, sin nada por medio.-) Menuda entrada, guauuu!

Fossil said...

Yo tambien he sido atrapada por tu increíble post.. no podias haber escogido mejores ejemplos.

Senses & Nonsenses said...

gracias a todos los que habéis dejado vuestra opinión en un post que suponía polémico. No sólo hay ejemplos en la literatura, tb en la pintura y en cualquier expresión artística.
Al ver la sagrada familia por primera vez es una preguntas qué te haces: Gaudí... que se metería?
Se dice que consumía setas alucinógenos, y que su obra sería fruto de las visiones que tenía tras su ingesta. Otros rechazan esta teoría, dicen que no utilizó sustancia alguna, que todo es fruto de la meditación y de que era un místico. pero otros datos avalarían la primera teoría: sus ojos azules (que debían llamar mucho la atención) casi sin pupila, y que fue hospitalizado en más de una ocasión en estado de embriaguez.

en cualquier caso... como decís hay mucha mitificación en este tema.

la idea del post únicamente era recordar a algunas personas, con nombre y cara, que tenían que estar en este diario (de este viaje -nunca mejor dicho- imposible).
miedo no, pero hay que tenerlas mucho respeto. así que arkturo, sigue así, que eres muy jovencito.
sólo se me ocurriría hacer apología de la maría, ya lo hice: yo como decía jeremy irons en 'belleza robada', junto al sexo son los dos mayores placeres que he encontrado en esta vida.
pero todas las drogas exigen factura, y algunas muy cara.
conozco algo el discurso de escohotado, pero a mí me gusta mucho algo que decía en una de sus columnas carlos boyero: Abandonar el alcohol, el tabaco o los estupefacientes puede ser una opción de supervivencia. Pero sólo un converso hipócrita es capaz de negar el placer y el refugio que proporcionan.

Abrazos.

Mariluz Barrera González said...

Mi querido SENS

Tus post son para mi fascinantes, pero este en especial es para mi el mejor.

Trabajo en una clínica para niños y adolescentes farmacodependientes, es muy duro ver a un niño de 9 años alcohólico, o a uno de 7 adicto al tiner; peor es aún peor verlos a los 14 o 16 años con secuelas neurológicas trágicas a tan corta edad, o con síntomas psicóticos de los cuales ya nunca podrán salir.

Es doloroso, pero lo es aún mas descubrir que huyen de un gran vacío en sus espacios, en el mundo, en su familia, odio tener que reconocer que muchos de ellos son víctimas de familias que honestamente no están nada bien, ni mental ni emocionalmente, padres excesivamente sobreprotectores o excesivamente despreocupados, dejándoles a sus hijos la responsabilidad de decidir, de elegir y de hacerse un juicio de la vida cuando en la niñez no les corresponde por completo, para eso estamos los adultos, para ayudarlos, para acompañarlos.

He visto casos de chicos que han tenido que luchar contra sus padres para quedarse en la clínica, por que son ellos, sus padres quienes no están de acuerdo con la rehabilitación, recuerdo a una chica de 15 años decirle a sus padres: "a ustedes les conviene muy bien que yo sea una adicta, así nadie mirará sus problemas, yo seré siempre el problema, que conveniente es para ustedes".

De la adicción en los adultos, siento que los motivos y las historias son muy distintas, en los chicos la experiencia me ha dejado muy claro que la adicción es un problema secundario que llegó a complicar muchos problemas que ya existían desde su pequeña infancia, en los adultos el problema es distinto y hasta el tratamiento lo es, la postura del adulto ante la realidad es demasiada evasión y tal vez hasta distorción, tal vez un miedo que asusta y cala hasta los huesos y te lleva a mejor pensar que la realidad puede ser totalmente como tu quieras, tal como lo hizo Alicia en su sueño, tratando de alcanzar a un conejo en un mundo que se construyó, pero desgraciadamente no es así, la realidad está ahi, presente siempre, llamándonos a gritos desesperados, la pregunta es: ¿quién la escucha, quién la quiere ver?

Te felicito, ha sido un trabajo excelente y el video como bien dices, ha herido mi sensibilidad, por que si te soy honesta, ultimamente la realidad me abruma, me duele y me entristece.

Un beso muy pero muy grande para ti.

pe-jota said...

El ser humano siempre busca la manera de trascender su yo mortal y traspasar al otro lado, para lo cual ha utilizado sustancias alucinógenas que liberaran su yo más profundo y le pusieran en contacto con nuevas dimensiones de percepción, un viaje tan tentador como peligroso, ya que el peaje acostumbra a ser demasiado caro.

P.D.No te visito en dos días y menudo aluvión me encuentro, pensaba que esa era mi especialidad ;)

Renton said...

Genial tu post sobre las drogas.
Muy interesantes referencias
Saludos desde México

CRISTINA said...

¡¡¡Ay, Senses...!!!
Hubo unos años entre los ochenta y los noventa que a una generación nos pillaron muy jóvenes. Y todos suponíamos que las drogas de verdad eran malas, pero algunos no tenían ni idea de hasta que punto. Y nadie sabía casi nada del SIDA. Y muchos, muchos, lo pagaron muy caro.

He visto tontear con muchas drogas y se puede abrir el debate...¿¿¿sí, no, uso libre, abuso...??? Pero no he visto ni me han contado nunca que alguien haya salido indemne de la heroína.

Un post excelente para un tema muy difícil de abordar.

Un beso.

Vulcano Lover said...

NO creo que este post sea polémico. Más bien necesario, sobre todo para ti, y es eso lo que debe ser un blog, aunque muchos aún no lo entiendan.
Más allá de que el tema de las drogas en general siempre ha sido polémico, si se trata sin prejuicios y con rigor, como es el caso, no tiene por qué suscitar debate. Más con el público que tú tienes.
La droga, como otro tipo de adicciones y en otra medida, nos premite entrar en lugares anhelados, imaginarios, que nos producen una fuerte sensación de placer, de ausencia de percepción de la vida y lo que no nos gusta de ella. Es tentador, y recurrir a ellas no es para nada enjuiciable, pues la debilidad es algo a lo que todos estamos expuestos. El lado amargo de todo es el de la dependencia de algo que no solo nos limita la vida al final, sino que en este caso, también puede arrebatárnosla. Admito ser débil, y quizá la salvación de no haber entrado en mi caso no se debe a ser menos débil que nadie, ni más disciplinado, que no lo soy. A veces pienso que haber tenido esta increible capacidad par ala imginación y la fantasía, y para albergar sentimientos extremadamente intensos, es lo que me ha llevado a minusvalorar los efectos de algo como la droga... No sé, o quizá es sólo cuestión de suerte o de azar... De otras dependencias, más o menos dañinas, sin embargo no me ha librado nadie... Que tire la primera piedra quien pueda decir lo contrario.
Un beso, senses, de todo corazón. Y otro para ellos y ellas.

Óscar said...

Oye senses, empezar el día con un este texto, sus imágenes y sonidos me ha resultado bastante fuerte. Eso me pasa por retrasarme y ver un post para viernes en lunes. Ahora no sé bien qué hacer con mi semana... jeje

Un abrazo.

Muegano. said...

Wow! Una música fuerte y un texto tan atrapante como pavoroso... Muy buen post, Gracias! ;)

el chico de la chaqueta azul said...

Interesante post..me encanta la selección que has hecho de drogas y literatura y la canción de sabina y, sobre todo, la foto que encabeza la entrada..un abrazo rimbaudiano

Silencio said...

Esta cabrón por un lado esta esa libertad a terminar la vida de uno como quiera, si el cerebro crea algo, gigante, explosivo, bueno tal vez sea valido que alguien muera así, pero creo que el pex con las adicciones es que terminas pasandola más tiempo mal que bien, no se, nunca he sido muy probador de drogas, ni para ver, no más no, por eso, finalmente uno debe tolerar las cosas y crear las cosas sin ayuda, sin demasiada ayuda.

No se...

ish said...

leí a Alicia ya en uno de esos inicios de mi conciencia critica, pero no he logrado que a muchos les facine tanto como a mi... aprobechando la tematica t recomiendo El film de Alice del director Jan Svankmajer...
Me postulo a favor de las drogas el arte (en general tambien)-- de la legalizacion y de la integracion a la canasta basica jajjaa...
---gracias... SALUDOS! y hasta pronto

ekiots said...

a mi si que me ha tocado cerca... y es una experiencia muy jodida.... tan jodida que te puede hacer llegar a odiar a alguien a quien quieres.... en la zona donde vivo me suelo encontrar a muchos.... algunos los conozco desde hace años... y cuando me los cruzo me vienen al coco reacciones que no puedo superar... es algo que todavía me vence...
en fin... muy buena la entrada...

Senses & Nonsenses said...

gracias a todos por dejar vuestra opinión y subir el nivel del post. reflexiones muy interesantes. no pretendía hacer un post drogas Sí, drogas No: necesito insistir en ello.
sólo quería recordar a L. que fue tan importante en mi vida, y que tuve que abandonarla (o ella me abandonó por la heroína) antes de empezar a odiarla y despreciarla (entiendo tan bien lo que dice ekiots), pero hemos creado entre todos un post muy interesante sobre uso/abuso de drogas, su relación con las expresiones artísticas, y sus consecuencias humanas y sociales.

comparto tu opinión pe-jota, en realidad tb es mi postura ante las drogas. pero es injusto comparar a la heroína con el resto de las drogas: la heroína dará mucho ...pero exige demasiado a cambio. como dice cristina es difícil salir indemne (algunos hay ...que llevan años cabalgando a caballo).
interesantísima reflexión la que hace mariluz sobre la adicción. las causas que llevan a la adicción casi nunca están en la sustancia, son más profundas. hay personas más vulnerables que otras, ...no sé por qué.

en los primeros 80 la juventud de algunos pueblos de la zona fueron diezmados por la heroína ...con teorías conspiratorias de las razones (políticas) que ocurriera esto. (pero esto sería tema para otro post)

la primera fotografía es de Zabriskie Point de Antonioni, y la segunda es Matt Dillon en Drugstore Cowboy de Gus Van Sant (en la que aparece William Burroughs en un par de escenas, defendiendo el uso de drogas).

Abrazos a todos.

Mario said...

Vi el post de abajo y me acordé de loq ue decía Mark Renton sobre el poder de la heroína: toma tu mejor orgasmo, multiplícalo por mil, y aún así estás lejos que se deriva... Y también leí la referencia "Drugstore Cowboy", y se me vino a la cabeza la imagen de Bourroguhs, de profeta, diciendo que en el futuro los Estados crearían todo un aparato de represión y vigilancia teniendo como pretexto el consumo de drogas... Como Silencio dijo, no sé... Aunque lo que sí sé es que tu recorrido ha sido genial... Un abrazo