Thursday, June 28, 2007

Día del Orgullo GLTB:


hasta Epi y Blas han salido del armario y ya no ocultan su relación...

He de reconocer que aunque rechazaba y me parecía increíble la necesidad de reivindicar algo tan caduco y obsoleto como el matrimonio -Sólo los curas y los gays quieren casarse ya-, no se pueden negar la efectividad de la ley y las evidentes ventajas que ha tenido el matrimonio gay a la hora de normalizar y visibilizar la homosexualidad en la sociedad. Pero en el marco de una Sociedad Heterosexual que sigue entendiendo la relación homosexual como una mera imitación de la relación heterosexual. No es extraño tener que seguir escuchando en la calle -o en los mass media- expresiones como la del culo en la pared, o quién es el hombre y quién la mujer de la relación. Pero también entre los gays: ¿eres activo o pasivo?, a ese señor le gustan los jovencitos..., repitiendo estereotipos y siendo cómplices de la construcción de la imagen del homosexual políticamente correcto que nos venden como aceptable desde los medios. Un caso paradigmático es Will & Grace -serie que aborrecía- donde se ponen en evidencia los dos prototipos extremos en el que la loca sólo puede llegar a ser el bufón en el mejor de los casos.
Pensábamos que habíamos ganado la guerra, por vez primera en este país estábamos a la vanguardia y nada menos que en el ejercicio libre de la sexualidad, algo impedido por todas las religiones y casi todos los gobiernos desde siglos, milenios. Pero esto sólo ha sido el principio de la batalla.
Con más tiempo me gustaría explicar lo preocupante que me parece la homofobia en el ambiente gay o entre gays... Los metrosexuales contra los osos, los osos contra las locas que "dañan la imagen del colectivo gay", los activistas gay contras los bisexuales, las vigoréxicas contra las anoréxicas, los casados y monógamos contra los promiscuos, contra los transexuales, contra los mayores, contra los sadomasoquistas, etc, etc, etc... El respeto y la tolerancia debe empezarse por nosotros mismos. Da la impresión que finalmente se acepta, un poco por convicción, un poco por imposición de los tiempos que corren, a un determinado tipo de gay, que no sea demasiado folklórica, y siempre que tenga un cierto status socioeconómico. Vaya, lo de siempre. Así que aún falta mucho por hacer: los avances experimentados en las grandes ciudades (fundamentalmente europeas) no nos puede hacernos olvidar de la realidad de los entornos rurales, el rechazo a otras expresiones más marginales, la confusión de género con opción sexual, la represión que aún existe en numerosos países (incluída la pena de muerte todavía en algunos casos).




Me gustaría haber tenido más tiempo para desarrollar estas ideas. Siento que sólo he vomitado algunas cosas que siento. Gato Nocturno explica mucho mejor algunas de estas cuestiones, así que reproduzco un fragmento del Manifiesto del Bloque Queer Andaluz 2007 de su blog, El diario de un gato nocturno.

El bloque alternativo de Sevilla se define como un movimiento inspirado en los principios del feminismo y de la teoría y lucha queers. De izquierdas. Crítico con la heterosexualidad como institución y con las demás sexualidades convertidas en identidades rígidas. Contrario al neoliberalismo capitalista y en lucha contra el consumismo despolitizador. Libertario. Y opuesto al poder de control de las religiones en general y de la Iglesia católica española en particular.

Frente a los que opinan que con la legalización del matrimonio ya hemos llegado a la meta de nuestras reivindicaciones, nosotros nos oponemos a la hegemonía consumista, burguesa y masculina dentro de nuestro movimiento, que margina a lesbianas, transexuales, practicantes de sexualidades periféricas, y queers precarios, inmigrantes, obreros, desempleados y seropositivos. Pedimos el respeto por los derechos de los queers menores de edad que sufren vejaciones en las escuelas y de los queers de la tercera edad, marginados por nuestro propio movimiento. No nos queremos olvidar de todos aquellos represaliados por la dictadura franquista que sufrieron a causa de sus prácticas sexuales, ni tampoco de las torturas y malos tratos que hoy día seguimos sufriendo por parte de grupos fascistas y del mismo cuerpo policial. Y de cara a Europa, no dejaremos de denunciar la manipulación de la Iglesia católica y el brote de fascismo que está surgiendo en Polonia mientras la UE mira para otro lado.

PORQUE ORGULLO €UROPEO NO ES N€GOCIO
¡MARICAS Y BOLLERAS TAMBIÉN SOMOS CLASE OBRERA!
Gato Nocturno

Pero HOY es un día de FIESTA


Cyndi Lauper - Hey, Now! Girls Just Want to Have Fun

21 comments:

Óscar said...

Pues sí, hay un largo camino que recorrer, pero para eso está el resto del año. Estos días son de fiesta. Un abrazo.

el chico de la chaqueta azul said...

Suscribo muchas de las opiniones del manifiesto andaluz y de las tuyas propias y creo que muchas veces nos dormimos entre tanta fiesta y carrozas y logros mientras la realidad cotidiana es muy otra si no estás en Madrid o una ciudad similar pero no quiero ser un aguafiestas así que...un beso orgulloso

Caronte said...

Quería escribir algo para el sábado, aunque fuera algo simbólico, pero coincido contigo en todo lo que dices así que evito el aburrimiento...un post muy acertado, lo de discriminar por el dinero no sólo ocurre hacia los homosexuales sino en cualquier colectivo, pero es cierto que se está "vendiendo" una imagen estereotipada y políticamente correcta del homosexual, y desconozco qué tiene que ver la comunidad homosexual en ello. Felicidades en cualquier caso y QUE SIGA LA LUCHA.

1 abrazo.

PD:durante un tiempo veía Will y Grace en la 2...¿qué te parece queer as folk? no estereotipa también el mundo gay?

Caronte said...

ah, y genial el pie de foto de la primera imagen ;)

ekiots said...

Es cierto que estos días ha habido mucha polémica por las formas de reivindicar el 28J.... yo me apunto a todas porque todas son necesarias... hoy me manifesté en mi ciudad y el sábado estaré en Madrid. Y es cierto.... hay que empezar por erradicar ciertos prejuicios dentro de nuestro propio colectivo....
besos.

pe-jota said...

Un efusivo y caluroso abrazo ante este esbozo claro y contundente sobre algunas verdades de las que hemos hablado y en las que estoy totalmente de acuerdo contigo, la homofobia o actitudes discriminatorias dentro del propio mundo gay, algo absolutamente deleznable, y que sólo hace el juego a nuestros enemigos. ;)

De un gay casado, jejejeje, ainsss, nadie es perfecto, hecho en falta nuestras conversaciones.

Arkturo said...

A Celebrarlo ;DD

Vulcano Lover said...

Estoy contigo en lo que dices... Es una pena, pero la tolerancia no existe ni siquiera dentro del colectivo GLTB, como dices. Asumir una conducta sexual frente a una sociedad que la sigue (en el fondo) rechazanddo y maginando no es algo fácil. Muchos se creen que con visibilizar su situación en ciertos ámbitos es suficiente... pero no lo es. Incluso, dentro de los contextos en los que se ejerce la visibilidad, ésta adopta la forma de "patrones" o "etiquetas" de los que das algunos ejemplos en tu texto. El miedo, como siempre, nos mueve a romper con las barreras, pero asumir otras (la limitación de un rol, de una "tribu" urbana, de una "forma" de estar, de una "pose") que nos impiden realmente ejercer nuestra libertad como seres humanos yq ue además es también nociva en cuanto al reafirmarse, se diferencia y se desmarca de las demas... Eso lleva a estas divisiones absurdas, y no neguemos que aunque casi todos estos subcolectivos están presentes en las manifestaciones del orgullo, esto es solo una ocasión singular... normalmente la "xenofobia" entre estos grupos está a la orden del día en la mayoría de sus miembros. Sí, la mayoría es capaz de asumirse en una conducta sexual, liberandose de patrones culturales, pero cayendo en el error de (para ello) reafirmarse en un patrón limitado (cualqueir patrón es siempre una limitación, aunque nos ofrezca cierta seguridad)... ME da mucha pena... tanta, que a veces no me siento a gusto en chueca, ni en muchos otros sitios de "ambiente"... Yo defiendo la libertad de ser como uno desea. Porque en mi vida no sólo he tenido que luchar por asumir orientación sexual, sino también contra el rechazo de muchos por ser otras muchas cosas que no compartía con la "mayoría" (como ser un niño rarito, gustarme la música clasica, la historia o la literatura clásica -al mismo tiempo que la múscia pop o salir de copas- leer en otros idiomas, ser algo empollón, vivir en otra realidad...) y supongo que mi prioridad ha sido siempre atender y ser sincero a lo que me movía, a lo que me motivaba. Y esto es algo que siempre me ha hecho no estar asimilado a ningún grupo, con la dureza personal que eso supone. Pero siempre he querido defender mi unicidad, mi singularidad como ser humano... por eso entiendo tan poco los grupos que se reafirman en sí mismos y en una serie de cosas que terminan siendo imposiciones... En fin, como tú dices, habría mucho que hablar al respecto. Hace falta mucho debate, mucha reflexión y mucho trabajo de concienciación para que la gente rompa sus miedos y se dejer simplemente ser, como ellos sienten ser, sin influencias ni adopciones....
Un beso grande

Alfredo said...

Aunque estoy de acuerdo en un 95% con lo que dices, me gustaría poner de relieve el formidable avance conseguido en las últimas décadas (que me parece que mucha gente joven olvida a veces): De la Ley de Peligrosidad Social a la igualdad legal en temas de matrimonio, adopción, pensiones... Del maricón vecino del 5ª (en las comedias españolas de los 60) a la lesbiana de "7 vidas". Algo impensable hasta hace poco y difícil de digerir para muchas personas heterosexuales educadas en la represión y en los valores machistas. Por supuesto que hay muchas cosas más que reivindicar -igualdad real en el acceso a puestos de trabajo, por ejemplo-, pero ahora es tiempo de celebrar y olvidar posibles diferencias.
Girls just wanna have fun!!

Deux ex machina said...

Psss saka tu mejor atuendo y a festejar carnal, pasatela chido y toma algunos momentos digitales.

Segun yo ya habian ganado esa "guerra" desde la grecia antigua pero tal vez me equivoque...

saludos de argollas filosas en los pezones de una hetaria decrepita

CRISTINA said...

Mis amigos y conocidos gays me han comentado esto de lo que nos hablas. Yo misma lo veo en ellos a veces.
Si me permites (pero que no se enfade nadie, por favorrrr), yo me voy a quejar de otra cosa que me afecta a mí como chica heterosexual: algunos gays, sólo algunos, ejercen otra discriminación: la discriminación hacia las mujeres. Más que machismo en algunos casos es misoginia. Me da mucha pena que un colectivo que considero avanzado y moderno caiga en algo tan reaccionario, tan poco evolucinado.
Pero habéis conseguido grandes cosas y ésto de lo que hablo y lo que tú dices son, espero, pequeños reajustes pendientes.
Y espero que poco a poco, conforme se sigan ganando batallas, no haya tanta necesidad de reivindicar como colectivo y podáis, tal y como dice Vulcano, defender la singularidad de cada uno sin más etiquetas.
Aunque ya pasó: ¡¡Feliz día!!
Besosssssssss

Silencio said...

El ser humano tiene eso en los genes, hasta los gemelos, que son la gente más igual de este mundo (bueno todavía los clones no se salen del closet), luchan por ser distintos y que se les reconozca como tal, no entiendo todos luchan por ser el mejor, aunque para eso haya que usar los golpes. El mundo merece la destrucción.

Aran said...

el camino y el rechazo a la homofobia empieza por nosotros mismos!

@ELBLOGDERIPLEY said...

Completamente de acuerdo en todo lo que dices, ya sabes que lo suscribo. Como decía Einstein, es más difícil derribar los prejuicios casi que el átomo. Muy valiente y solidaria, realista entrada. Lo importante es ser uno mismo por encima de todo, e intentar conseguir un trocito de felicidad, se sea como se sea.
Un besote y un abrazo muy grandes.

Senses & Nonsenses said...

alfredo, no quería ningunear ninguno de los avances logrados, especialmente en los últimos años, creo que no ha habido ninguna época como la actual en derechos y libertades, (!era inimaginable!) tienes razón en todo lo que dices, ...pero realmente es esto lo que queríamos? queríamos tan sólo casarnos? ...y tener niños?, queríamos ser iguales a los heteros o queríamos que se reconociera /y respetase) nuestra diferencia?

en vez de aprovechar que por primera vez en la historia la sociedad (en su gran mayoría) está realmente abierta ante estas y otras cuestiones, que la homosexualidad ya no es sinónimo de patología, vicio o desviación, no deberíamos ser nosotros los que cuestionemos las opciones sexuales más marginales.

belleza... dinero... poder... no, no somos ni racistas ni homófobos, ...pero somos unos clasistas ¡de puta madre! ...y lo tendrás más fácil cuanto más tengas de alguna de estas cosas.

cristina, la discriminación o rechazo hacia las mujeres por parte de algunos gays, no deja de ser un estereotipo, pero es real. es una pena, cierto, pero hay gente pa'too en todas partes. tb algunas lesbianas radikales se les puede acusar de hembrismo porque rechazan todo aquello que huela a masculino. y las mariliendres? es un asunto más peliaguado, suelen caer mal a excepción de sus amigos. ...pero es que hay algunas que tienen un discurso surrealista...
tipo: salgo con gays, ...PERO son gente muy maja, muy divertida. ADEMAS son tan sensibles, y entienden tan bien a una chica...
aunque confío en que éstas sean cada vez menos.

caronte, no soy nada fan de Queer As Folk, pero la ví (hasta que me harté de cómo la maltrataron con horarios intempestivos) con cierta curiosidad. aunque la serie se cuenta a través de diferentes prototipos de gay, (cualquier serie se cuenta con personajes muy estereotipados ...Friends, Sexo en Nueva York, no?), nadie podría negar que son personajes que podrías encontrarte fácilmente cualquier fin de semana por el ambiente gay. Y mostraba aspectos de la realidad gay -cruising, las saunas, popper, SIDA, ...- nunca antes vistas en una serie de TV. aunque con cierto tufillo didáctico. con intención de educar. (sólo conozco la versión yanki).
sin embargo, este aspecto era lo más interesante de la serie bajo mi punto de vista... la tensión sexual entre Brian y Michael era inaguantable, infumable.

gracias a todos por vuestras opiniones.

tb yo pienso que la mejor lucha es la individual, la que se hace día a día. revindicar nuestra singularidad con nuestra actitud las 24 hs. del día -si es posible-.
en mi caso, es que nunca he sabido debajo de qué pancarta ponerme, y siempre he ido un poco por libre.
...pero no podemos olvidarnos que años de lucha y el trabajo de los movimientos de liberación gay han hecho posible esto. hay que agradecérselo y tenerlo en cuenta.

besos.

Alfredo said...

Contestando a tu contestación, Senses. Pues si. Tienes razón. Muchas veces somos nuestros peores enemigos. Pero tal y como yo lo veo, el Orgullo refleja casi exactamente los valores más deseables: el respeto a la diversidad sexual, estética y política, el triunfo de una cultura hedonista sobre todo tipo de represiones. Somos muchos, muy diferentes, cada uno de su padre y de su madre, y hacemos lo que nos parece bien –si al otro le parece bien. Somos muchísimos, y lo verdaderamente raro es ser «normal». Pienso en hace treinta años, en lo mal que lo podía pasar un chico de mi generación al darse cuenta de su rareza. Y en el inmenso consuelo que hubiera sido saber que éramos muchos, en la calle, celebrando una fiesta.

CRISTINA said...

Muy de acuerdo en todo lo que dices, Sens: en lo que comentas de mi comentario y de todos.
Un beso. Voy a leer lo que has escrito de Marilyn.

BarakKhazad said...

muy acertada la vomitona.
y muy digna de posterior reflexión :)
un saludo!

Mariluz Barrera González said...

Honestamente yo creo que como en todo, las personas cuando luchan por un derecho, acaban perdiendo de vista el objetivo principal, los seres humanos tenemos ese gran defecto... y como bien dices la falta de tolerancia, la dificultad para mirar al otro en toda su dimensión y aceptarlo como persona es un mal que padecemos todos... no es exclusividad de algunos.

Te mando un abrazo muy grande. es un gusto leer lo que sientes y te admiro.

besos.

Kui said...

Muy interesante la discusión.

Senses & Nonsenses:

Respecto a tu post prístino, pues pones de relieve aspectos con los que estoy muy de acuerdo, en gran medida la aceptación de la "comunidad" gay en las sociedades "modernas" y la incorporación de la homosexualidad en las agendas de los gobiernos de los distintos paises ha implicado la domesticación de "la vida loca" del homosexual. Se acepta la comunidad sí y sólo sí los homosexuales aceptan comportarse como ciudadanos heterosexuales neoliberales. [Por cierto, cosa muy ad-hoc con el imperante "american way of life", ya sea en su versión casada: "desperate housewives"; o bien la versión solteras: "sex & the city". Pero el caso es que siempre tienen que ser exitosos, productivos y consumistas, lo demás es accesorio.]
Respecto a las diferentes formas de exclusión dentro de la "comunidad"... pues yo no sé si sea cuestión facil decidirse entre la "identidad" o la "diferencia", en todo caso abogo por la coexistencia de ambas, aún cuanso sea una coexistencia abierta desde la violencia ideológica, pues es consabido que eso decanta en la estructuración de ramajes "internos" a la comunidad homosexual en general: osos, leathers, metrosexuales, alternativos, activistas, pasivistas, locas, rockeros, etc..., y que, como ya he dicho, estos a su vez hacen prácticas de exclusión entre sí mismos. Lo cual no me parece algo radicalmente malo. Las diferencias enriquecen. Y la violencia es inextripable a la vida y a la convivencia humana.
Personalmente me cagan la mayoría de las series de temática "gay". Son un aparador de estereotipos a la venta. Y mi problema no es que estén a la venta. Sino que son estereotipos verdaderamente ramplones.
Por otro lado, las identidades siempre están en oferta y demanda. Y la necesidad de la total y absoluta distinción e individuación es también un problema casi patológico en una cultura que inevitablemente produce individuos en serie. Más o menos concluyo diciendo que después de todo hay que tomarlo así. Dando por hecho que cualquier identidad excluye, y por lo tanto violenta. Lo que sí, es que hay que estar al pendiente de las formas en que esta violencia se manifieste. No necesariamente suprimiendola, pero al menos vigilándola.
Mi humilde opinión.. ya muy "After Pride Parade".. que por cierto estuvo dos tres chido acá an el DF.

Abrazos.

Manu said...

Totalmente de acuerdo contigo en lo de los estereotipos tio, que cada cual sea libre para elegir, gustar y hacer lo que quiera!