Tuesday, June 05, 2007

Andábamos sin buscarnos
pero sabiendo que andábamos para encontrarnos...



12 comments:

Mikel said...

Y al final o llegasteis a encontrar???

Lena said...

Muchas cosas aparecen sin querer, como quien no quiere la cosa, a la vuelta de la esquina... otras veces las buscamos y es entonces, cuanto más tardan en aparecer...

Un beso,
Lena.

Caronte said...

tanto con tan poco...sublime cortázar...¿hay alguien "ahí" para nosotros?o como dicen mis amados pink floyd: is there anybody out there?

1 abrazo

@ELBLOGDERIPLEY said...

Grandes espacios de gente que anda sin encontrar, sin buscar: las estaciones de metro, los aeropuertos, las dicotecas masificadas, paradigma de la vida actual. Pero alomejor sin buscar, te encuentras con unos ojos que te miran, asustados, entre tanta gente, y tu también miras esos ojos.

Silencio said...

A mi me da algo de terror estimado colega lunático, saber que pase lo que pase a trece cuadras nos toparemos... que no, me niego...

Saludos

Vulcano Lover said...

Y la obsesión
Desencripta lo críptico
Viola lo mágico
Vence a la máquina;
Y tarde o temprano
Nada es secreto
En los vericuetos
De la informática.

(Jorge Drexler)

Besos y encuentros des-programados.

Mariluz Barrera González said...

Lo que es para nosotros no nos llega solo por que lo hemos decidido sino tambien por destino.

Un beso.

Gwynette said...

Que bien has ilustrado esta frase tan...emocionante.

Saludos de alcachofa

Mario said...

No en vano Cortázar también aplicó esto de los encuentros fortuitos a su tratamiento de las palabras. Se puede ingresar a "Rayuela" desde la parte media, la final, la página 13 y siempre llegas al corazón de Cortázar... Creo que algo similar pasa con la gente. Hay ese lugar común que dice que a los hombres se nos conquista por el estómago; pero habemos otros que preferimos confiar en el azar, y en las formas sutiles y no tan sutiles de acceso al centro de gravedad de otro ser humano... Un abrazo, querido amigo

pe-jota said...

La vida siempre es una sucesión de
extrañas conjunciones, y por mucho que nos emperremos, siempre avanzamos en un camino cuyo destino desconocemos pero que se nos hace lógico, aún en sus sorpresivos resultados.

Jexxiland said...

me encanta esa frase

Yaya said...

Justo esa frase, la tengo subrayada en el libro con rojo, me encanta!