Wednesday, April 04, 2007

Jesus Christ Superstar


Jesus Christ Superstar. (Norman Jewison, 1973)

Después de leer vuestras palabras no sé cómo me atrevo a hacer un post sobre la famosísima ópera rock Jesucristo Superstar. Pero aprovechando la coyuntura de estos días de recogimiento y/o perversión, allá cada cual, me ha parecido el momento ideal para recordar uno de los musicales más singulares -sobre la pasión de Jesucristo- aún a riesgo de que os resulte un tanto kitsch.
Jesucristo Superstar sorprendentemente primero fue un disco, un álbum conceptual a la manera de otras obras de rock progresivo de la década de los 70 -Ian Gillan, líder de Deep Purple, fue Jesús en el disco original, pero rechazó participar en el film por proyectos con la banda-, basado en un ensayo y unas canciones que había escrito Tim Rice, de ahí pasó a Broadway en 1971 de la mano de Andrew Lloyd Webber, y tuvo tanto éxito que rápidamente se adaptó al cine.

Aunque el film ha podido quedar un poco obsoleto, sobre todo las transiciones entre números musicales, fue un escándalo en su momento, incluso llego a considerarse sacrílega en algunos países. Se mostraba a Jesús como un ser humano, vulnerable, lleno de dudas, de preguntas; aparecen tanques, metralletas, referencias a los medios de comunicación y otros elementos contemporáneos, la puesta en escena de un discurso político, la new age, la era de acuario, que ha quedado con el paso del tiempo un tanto kitsch.

Pero lo que sigue siendo absolutamente genial es la música. Aunque mi ópera rock favorita sigue siendo Hair, con la que tiene muchos puntos de conexión, he vuelto a ver estos días Jesucristo Superstar, y tiene momentos magistrales, con unas canciones que ya son clásicos, y un sonido peculiar que, según cuenta esta página llena de anécdotas sobre el film, se debe a una mínima percusión, y al predominio rítmico del bajo en detrimento de la guitarra que suena atenuada para no ser muy estridente. Y un casting ideal, unos cantantes espléndidos que hacen de esta versión, la versión. Ted Neeley estuvo a punto de perderse el rodaje, y sólo en el último momento consiguió el papel. Hoy resulta imposible imaginarse a otro como Jesucristo.


Ted Neeley - Gethsemane

He subido los temás más conocidos, los más clásicos, pero con muchas dudas ya que la película está repleta de momentos maravillosos. Cualquier canción de Carl Anderson, que interpreta a Judas, el auténtico antagonista de Jesús, y que es un cantante con una voz extraordinaria que destaca sobre el resto del reparto.
Otro de los momentos cumbres es la canción I don't know how to love him cantada por Yvonne Elliman, María Magdalena, que fue otro de los hits versionados hasta la saciedad. Además de algunos números musicales al más estilo Broadway inolvidables, pero que al mismo tiempo pretenden reflejar la época: la psicodelia, los hippies...
El superéxito de este musical, aparte del magnífico libreto que escribieron Rice y Webber, se debe a la calidad de los cantantes que fueron fagocitados por su personaje. Ted Neeley y Carl Anderson volvieron a reunirse para representar la obra y han estado girando con ella durante tres décadas. La última vez que la representaron fue en 1998.

Y evitaré el hacer ningún comentario acerca de que Judas sea negro y al Rey Herodes le jaleen un coro de locas y de mariliendres.

Un fan fatal de Jesucristo Superstar RicBNHse ha molestado en colgar todos los números músicales, tanto de la película de 1973 como del último montaje en Broadway del año 2000. En esa página podéis ver la película completa, dividida y numerada por números musicales.

7 comments:

pe-jota said...

Curiosamente hace pocos días, yo también he vuelto a ver el film basado en la obra de Lloyd Weber, y realmente la puesta en escena no ha superado el paso del tiempo, aunque la banda sonora sigue siendo magistral, o al menos eso es lo que me parece, aunque en ciertos momentos no se si es producto de la nostalgia, ya que aún me acuerdo del magnífico externo en el cine Urgel de Barcelona, una de las mayores salas, hoy por desgracia es un multicine, la cola era tremebunda, algo desde luego inimaginable hoy en día, daba la vuelta a la manzana, y esa sensación de asistir a algo completamente nuevo y excitante, así como el silencio casi reverencial desde que empezaban a sonar los primeros acordes, la fascinación que causó en aquellos momentos es innegable. Aún hoy en día se tatarear gran parte de los temas que componen la banda sonora, ya que decidirse por uno es muy difícil, aunque tal vez me gustaría recordar el Osana, ese tema arrastrado, que parce como si la melodía se estancara, como retardando la tragedia que se avecinaba, la mezcla del gozo popular con el sobrepuesto de los sacerdotes, es un tema que encuentro muy bien construido, aunque cual no, ya digo son muchos y escelentes.

Caronte said...

Siempre he flipado con el tremendo parecido de las voces de Camilo Sesto(no sé qué pensarás de la versión en español) y de Ted Neeley(no sabía cómo se llamaba ;)), sobre todo en "Getsemaní", que es la canción que más me gusta de esta ópera rock. Muy buena elección. 1 abrazo.

Mariluz Barrera González said...

Esta obra me trae muchos recuerdos, aprendí a apreciarla a través de mi hermana que es mucho mayor que yo, y no es que yo sea muy joven..je.. pero la primera vez que la escuché y la ví era una niña y soco no se explicaba que en realidad me gustara.

En Diciembre unos amigos hicieron una puesta en escena Broadway ST. "El concierto" con canciones de varias obras famosas de Broadway y recuerdo la locura que se armo en el teatro cuando interpretaron "I don't know how to love him"; y la interpretación fue magistral.

BESOS Y FELICES PASCUAS!!

JLO said...

No la ví, pero por lo q comentan es mejor escucharla q verla...

me resultó más bien "risueño" el video de Ted Neeley q pusistes ja... parece tmb viejo si...

saludos...

Ben said...

He estado viendo los videos de la película y me han encantado. Yo nunca la vi en mi niñez/adolecencia, fue una de las tantas cosas que se prohibieron en mi casa por culpa de la religión, pero la conseguiré en cuanto tenga la oportunidad.

Las voz de Carl Anderson es grandiosa...

Abrazos

Capitán Harlock said...

.

Pues fíjate que a mí no me van nada los musicales, pero éste sí que me gustó.

Me encanta Oberture, que es el mismo tema que suena en el momento de los latigazos.

Un beso.

Senses & Nonsenses said...

pues nunca había pensado como voces similares la de camilo sesto y ted neeley. es que reconozco que la imagen de neeley me puede, no soy objetivo.
aunque es pelin más rockera esta versión, no me molesta la versión española. incluso podría decirte que me gusta más la versión de angela carrasco del I don't know....
...pero aunque camilo pueda tener su punto me quedo con neeley.

aunque con el que he flipao' preparando este post es con carl anderson. ya sabía que me había gustado mucho, pero me parece que tiene una voz impresionante.

feliz semana santa!
besos.