Saturday, October 14, 2006

Party Monster

Michael Alig

El post anterior sobre la historia de Joe Orton y Kenneth Halliwell me han hecho recordar otro trágico final similar que conmocionó a New York en 1996. Uno de los capítulos más siniestros del movimiento que se conoce hoy como clubbing.
Michael Alig era un joven solitario y tímido de un pueblecito de Indiana que era objeto de burla por parte de los estudiantes e ignorado por las chicas por ser distinto. Al graduarse se fue a Nueva York y allí se encuentra con James St. James, un conocedor de la escena underground neoyorkina que le introdujo en los clubs de moda de la ciudad. La popularidad de Michael fue creciendo y su afán de protagonismo le convirtió en alguién fundamental de la noche neoyorkina. Tanto, que eclipsó a James, que pasó a convertirse de mentor a objeto de sus burlas. Clubs de mala muerte como el Limelight, que antes había sido una iglesia, le daban carta blanca para organizar sus locas fiestas orgiásticas, con disfraces, maquillaje y abundantes sustancias, lo que convertía inmediatamente al local en un sitio de moda. Michael Alig y sus amigos eran capaces de montar una fiesta ilegal en una estación de metro, en un camión, o en una hamburguesería.

Seth Green y Macaulay Culkin

La fama de los Club Kids fue en aumento: les llamaban para organizar todo tipo de fiestas, empezaron a aparecer en las noticias y en talk-shows de TV, como en el de Joan Rivers; Michael, DJ Keoki, su novio, y su amigo James cogían aviones privados para pinchar en Clubs de ambas costas de los Estados Unidos. Todo el mundo quería asistir a sus fiestas. Todos le adoraban. Le llamaban para promocionar discotecas, sus fiestas Blood Feast eran solicitadísimas. Pero del mismo modo que su fama creció rápidamente su caída fue fulminante, los 15 minutos de gloria del famoso Andy Warhol hechos realidad.
El español Manuel Toledano que en esa época estudiaba cinematografía en Nueva York y asiduo a este tipo de clubs contó con los Club Kids para una inclasificable película producida por el serio de Elías Querejeta, Cuernos de espuma, que el único interés que tiene es que anticipaba premonitoriamente el final de Michael Alig y sus amigos: a los pocos meses de realizar la película y antes de su estreno los nombres de los Club Kids se hicieron mundialmente famosos por el asesinato del colombiano Ángel Meléndez, un camello que proveía de todo tipo de sustancias al grupo. Ángel llevaba plataformas, sombrero de marinero, gafas de aviador y unas enormes alas; fue una creación de Michael aunque nunca le gustó porque creyó que era un advenedizo que sólo quería unirse al club. Michael se había convertido en adicto a la heroína y Angel fue a reclamarle una deuda por drogas que alcanzaba ya varios miles de dólares. Michael Alig empezó a estrangularle, Ángel empezó a golpearle contra una pared, y entonces Robert "Freeze" Rich, compañero de piso de Michael, y otro miembro de los Club Kids, golpeó varias veces la cabeza de Ángel con un martillo.
Lo que hicieron con el cadáver y cómo se desembarazaron de él puede verse en un documental que se hicieron sobre estos hechos titulado Party Monster de 1998, y que volvieron a ser recreados en el 2003 en una película titulada también Party Monster, dirigida por Fenton Bailey y Randy Barbato. La película está protagonizada por Macaulay Culkin (el niño de "Sólo en casa") como Michael Alig. Aunque había dicho que no volvería a hacer cine salvo si le daban un buen personaje, Macaulay aceptó este arriesgado personaje en una peli con muy pocos medios en un papel que le viene como anillo al dedo. Y que sugiere maquiavélicas identificaciones. Seth Green está espléndido como James St. James. Y cuenta con la colaboración especial de Chloé Sevigny (esta chica tienes un post, se apunta a todo proyecto radikal que encuentra) y de Marilyn Manson que es Cristina, una travesti drogadicta, sólo apto para incondicionales. La película podía haber sido más arriesgada para contar lo que ocurría en los clubs de Nueva York en los primeros 90, pero se limita a ser un biopic sobre Michael Alig. A pesar de todo tiene cierto interés.
Michael Alig está cumpliendo en prisión una condena de 20 años. En estos momentos está trabajando en su autobiografía titulada Alig-ula.


Macaulay Culkin en Party Monster

10 comments:

GMANfull said...

Me encanto este post, que agradable leer algo desconocido para uno o sobre lo que se sabia muy poco, despues de tanto blog biografico y realmente aburridisimo algo que se nutritivo en la dieta mediatica se agradece siempre. Un beso Pablo

Anonymous said...

Muchas veces ante hechos como estos nos encontramos con el lacónico titular del "Precio de la Fama ", y siempre he pensado que no tiene nada que ver la Fama con la tragedia generada por una mala asunción de esta y el consumo de drogas, consumo que va mas bien ligado al deseo de hacer mas de lo que uno puede y nos puede acabar enganchando, llevando a finales trágico.
Gracias Senses por tu objetividad en estos hechos, creo que es ejemplar

Vulcano Lover said...

Estoy absolutamente con Pe-jota. La verdad que historias como estas, en las que está tan mezclado la inspiración yla genialidad con la tragedia, el abuso y la equivocación son difíciles de exponer con la objetividad de Senses, que es capaz de explicarnos todo bordeando el prejuicio (para dar cuenta de todo) pero sin caer en él.
Un beso fuerte a los dos.

JC said...

Llevo buscando esta peli no sabes la de tiempo. Ni en Fnac ni en ningún sitio. Y tampoco la encuentro para descargar.

Gracias por los piropos que me dejas en el blog, jajajaja, eres un sol.

JC said...

Vale, antes abro la boca y antes me la encuentro en el Emule, tanto la versión doblada al español como la original con subtítulos.

Voy a probar ahora con algo como "la de tiempo que llevo esperando a que me regalen un coche con el maletero lleno de billetes de 500€".

Por probar...........

Un beso a todos.

el juntacadáveres said...

wow... me habían dicho ya de esa película, lástima que quien me dijo es un pendejo que sólo le intereso por el rollo de drogos que aparece... así que bueno, no pensé que fuera algo que valiera la pena... prometo tratar de conseguirla... aca en tepito encuentras todo!!!

Beto M said...

Yo conocí la historia de los Club Kids a través del documental que mencionas y posteriormente con la película de Party Monsters, que me pareció una buena hsitoria pero mal ejecutada. Pero concuerdo totalmente contigo, Seth Green se lleva la pelicula, además de Marilyn Manson en papel de trasvesti totalmente irreconocible.

También concuerdo con que Chloé Sevigni merece post aparte, desde su breakthrough en Kids pasando por Brown Bunny y ultimamente en Big Love, esa mujer siempre dá de que hablar.

Walter said...

Ya tiene tiempo que mire la pelicula "party monster" y la verdad es una de mis favoritas. Que epoca tan interesante tuvieron ellos y ademas dan ganas de uno haber pertenecido a tal movimiento, claro, alejados de las drogas jejeje. Cuando estaba a punto de verla, dudaba de la actuacion de Macaulay, pero en realidad me sorprendio - y el personaje de Cristina es lo mejor. wena peli XD

midiariointimo said...

increible ademas macalay culkin, pasa por mi blog

solnaciente said...

hola creo que mucho despues que todos sus comentarios, es decir por lo menos dos años despues que algunos, descubro la fascinante vida y no quiero decir que admirada de por si....de Michael Alig. Fascinante me permito decir porque para algunos se encontrarian los hilos negros de la mente humana que aun no sabemos donde conducirian, ya un Psicologo, como yo quisiera tener contacto en una relacion terapeutica de frente al propio Michael. Se puede sobreentender que no es un asunto de drogas, sino un asunto de personalidad el que encamina a Alig a llevar una vida tan irracionalmente racional y a proyectar a travéz de su drogadiccion todos sus necesidades mas basicas como persona qu lo llevan a convertirse asi en un personaje.

Creo que conosco aun muy poco de dicho personaje, pero espero tener oportunidad de seguir descubriendo más de él.