Wednesday, December 08, 2010

Beefcakes: los chicos de Henry Willson

Beefcakes,
los
Pastelitos de carne

Ya hablamos de una nueva generación de actores, formados todos en el Actor's Studio, que surge en el cine de Hollywood en los años 50.
El cuerpo HOMO erótico en los 50.
Son nuestros Rebeldes favoritos del Método: Brando, Clift, Newman y Dean. No confundir con los "Beefcake Boys", jóvenes y hermosos ejemplares también, pero que no eran necesariamente conocidos por sus habilidades dramáticas en la gran pantalla, sino por lo bien que quedaban sin camiseta en la portada de una revista o del brazo de la última estrella de turno. Son los chicos del Technicolor: algunos no sabían hablar, pero qué más da, si la cámara y el público les amaba.

Beefcake (en oposición al término Cheesecake), se refiere al consumo del cuerpo masculino como objeto sexual, todo un negocio tras la Segunda Guerra Mundial. Las revistas de cine empiezan a mostrar a chicos guapos y atléticos, y el fenómeno se extiende a las revistas de culturismo, en las que aparecen aspirantes a actores, desnudos o en bañador, la mejor excusa, casi la única, para un público gay.
Las revistas beefcake.
Es un concepto que ya se utilizaba con Rodolfo Valentino y Ramón Novarro, los primeros en mostrar el torso desnudo en la gran pantalla. Esta tendencia continua en los años 30 con Tarzán, el beefcake por excelencia: Buster Crabbe, Johnny Weissmuller... Hay ejemplos en los años 40, pero no es hasta los 50 cuando se produce la explosión de los pastelitos de carne.
Buster Crabbe, es el único actor que ha interpretado a Tarzán, Flash Gordon y Buck Rogers, los héroes del cómic de los años 30.
Buster Crabbe, Medalla de Oro en Los Angeles'32, en Search for Beauty interpreta a un nadador olímpico como él, y tiene una escena en los vestuarios MUY INTERESANTE para este post, más si tenemos en cuenta que se trata de un film de 1934.
http://www.youtube.com/watch?v=ah5FYfom_uw
http://www.imdb.com/


Henry Willson

Henry Willson fue un cazatalentos de Hollywood -trabajaba para el productor David O.Selznick- fundamental en la popularización de los Beefcakes. Frecuentaba bares gays donde prometía fama, dinero y una carrera en el cine a jóvenes que veía con potencial, o a aquellos que le gustaban con la única pretensión de acostarse con ellos. Su primer cliente (y amante) fue Junior Durkin, que murió en accidente de coche con apenas 20 años. Willson tenía un talento especial para descubrir caras nuevas, aunque sus aptitudes para la interpretación fueran inversamente proporcional a su belleza.
Se consolida en el negocio con Desde que te fuiste -el pretendido homenaje de Selznick a la labor de las mujeres durante la Segunda Guerra Mundial, con Claudette Colbert, Jennifer Jones y Shirley Temple-, consiguió colocar a Guy Madison, Craig Stevens y John Derek en papeles secundarios. Es entonces cuando abre su propia agencia que se nutre de las carreras de sus hallazgos, efímeras la mayoría de las veces, y con bastante éxito en algún caso. La mayoría de sus representados eran chicos, pero le debemos también el descubrimiento, entre otras, de Rhonda Fleming, Gena Rowlands, Debbie Reynolds, o Judy Turner, que rebautizó como Lana Turner.
Ann Doran, otra de sus clientas, decía que "si un actor joven y guapo tenía a Henry Willson como agente, se asumía que era homosexual, como si lo tuviese escrito en la frente". ...otros se dejaban hacer, alguno era heterosexual, incluso. Pero si eras un chico Willson todo el mundo daba por supuesto que te habías acostado con él.
La mayoría de sus clientes importantes fueron abandonándole poco a poco debido a su mala reputación. Pero con la llegada de la TV pudo mantener ocupados al resto de sus muchachos durante varios años. La plantilla que pudo reunir en su agencia es impresionante: entre los que pasaron por su oficina, aunque no necesariamente por sus manos, están Troy Donahue, Tab Hunter, John Gavin, Robert Wagner o Jeffrey Hunter, pero sobre todo es famoso por ser El hombre que inventó a Rock Hudson.

The Man Who Invented Rock Hudson:
The Pretty Boys and Dirty Deals of Henry Willson.


Rock Hudson fue el más aventajado de sus protegidos. En todos los sentidos: sorprendía al propio Willson porque siempre estaba dispuesto a mucho más de lo que se le pedía. La Universal se dio cuenta de que estaba ante una estrella emergente con el éxito de Obsesión, y ante el eminente estreno de Gigante le casaron rápidamente con una secretaria del estudio para acallar los rumores que circulaban sobre su homosexualidad. Uno de los secretos mejor guardados de Hollywood, que el mundo no supo hasta los años 80.
Phillyps Gates, al morir éste, publicó "muy oportunamente" Mi esposo: Rock Hudson. Aunque ella dibuja un panorama terrible, el de una mujer engañada, un hombre violento, no hay quien se crea que se casó enamorada del actor y no como una estrategia del esudio para ocultar un escándalo.
http://elsolonline.com/rock-hudson-el-principe-valiente.


Guy Madison era empleado de telefónica y Guardacostas, pero dejó la Armada cuando Willson le dijo "nene, tú vales mucho". Un pequeño papel como marinero en Desde que te fuiste fue suficente para convertirse en la sensación de 1944. Tras el estreno del film, el estudio recibió miles de cartas de admiradoras que deseaban saber más de él. Madison firmó por RKO y apareció en varias películas, pero no tuvo el mismo éxito que como chico pin-up. Acabó en Europa haciendo spaghetti westerns.
Está considerado como el original "Beefcake". Fue el primer descubrimiento importante de Henry Willson, y lo que le empujó a crear una agencia especializada en este tipo de actor.

http://www.briansdriveintheater.com/guymadison.
Guy Madison. Stirred, Straight up, with a Twist.


Troy Donahue era el beefcake favorito de las adolescentes. Era el primero en reconocer su escaso talento como actor, pero su cara en las portadas vendía muchísimas revistas de cine. Se coló en el reparto de Imitación a la vida, donde conoció a su gran amiga Sandra Dee, con la que formó la pareja ideal (y ñoña) de la América de los 50. Había tan buena química entre ellos que les volvieron a unir en En una isla tranquila, al Sur.
Ella estuvo enamorada de él, platónicamente, hasta que apareció Bobby Darin. Con Connie Stevens, otra buena amiga, rodó el melodrama kitsch Susan Slade y, mi favorita, la deliciosa Parrish. Y con la bella Suzanne Pleshette, con quien estuvo casado nueve meses, coincidió en otras dos ocasiones.
http://encore4.net/troydonahue/
Tributo a Troy Donahue.

Look at me, I'm Sandra Dee...
as for you, Troy Donahue.
Grease. Randal Kleiser, 1978.
http://www.youtube.com/watch?v=HGLxJRq-jIY.


Robert Wagner y Jeffrey Hunter,
rivales en la pantalla, amigos íntimos en su vida privada

Representan a la perfección al Beefcake de la década. Hunter era el (proto)típico ídolo juvenil, Wagner era más como el amigo ideal o una especie de hermano mayor.
Robert Wagner era guapo, tenía talento y tuvo mucha suerte. Al inicio de su carrera fue apadrinado por el actor gay Clifton Webb, quien le presentó a las personas más importantes de Hollywood, y le dio buenos consejos, entre ellos que participara en Con una canción en mi corazón junto a Susan Hayward, que supuso su revelación, y le coló junto a él en el reparto de Titanic, donde trabajaba la también armarizada Barbara Stanwyck. La política matrimonial de Hollywood, que era más rígida que la de los Reyes Católicos, aireó un supuesto romance entre ambos. Poco después se casó con una jovencísima Natalie Wood (otra chica Willson después de su etapa infantil).
Con su amigo Jeffrey Hunter coincidió en varias ocasiones: en la primera versión de Bésame antes de morir, o La verdadera historia de Jesse James de Nicholas Ray, en la que Robert interpretaba a Jesse y Jeffrey a Frank James. Ray volvió a llamarle para interpretar a Jesucristo en Rey de Reyes. Le ayudó mucho en su carrera formar parte del grupo de actores habituales de John Ford: El último hurra, El sargento negro, y el que creo que fue su gran papel, el indio mestizo que acompañaba a John Wayne en Centauros del desierto.


Hugh O'Brien, Scott Brady, John Bromfield, Rock Hudson y Tony Curtis
...se hacen una sauna. Finlandesa.


La gaiety del Hollywood de los 50.-


Tab Hunter, otro ídolo juvenil que como Donahue -atlético, rubio, y de ojos azules- tan sólo era una cara bonita. Se especializó en películas de surf sin ningún interés, pero como personaje era muy interesante. Guardacostas a los 14, con 15 era el centro de atención de las fiestas de Cole Porter en Nueva York, con 16 se va a Hollywood, y alcanza la fama con 20. Su homosexualidad fue ocultada celosamente por la maquinaria de Hollywood. Sin embargo, curiosamente, las revistas de la época mostraban al actor en actitudes que tanto ayer como hoy pueden ser consideradas abiertamente gay.

Cocinando con Roddy McDowall durante el rodaje de The Loved One; o escuchando a un maquilladísimo John Bromfield hablar por teléfono con un tremendo bañador blanco; con Rudolf Nureyev, disfrutando de una divertida jornada en el mar, con unos bañadores ajustadísimos.

A pesar de que se le inventaban romances con jóvenes actrices como Debbie Reynolds o Natalie Wood, nadie en Hollywood desconocía su relación con el actor Anthony Perkins o Ronnie Robertson, patinador sobre hielo, con los que mantuvo una larga relación sentimental.

Estaba retirado cuando John Waters le llamó para Polyester, y su pareja produjo Lust in the Dust. Aunque siempre vivió su sexualidad alegremente, no lo confirma hasta 2005 que publica Tab Hunter Confidential: The Making of a Movie Star, en la que cuenta su relación con el productor Allan Glaser desde 1982, que está preparando en la actualidad un documental sobre su vida.
http://neptsdepths.blogspot/keeping-tab-on-me.


Natalie Wood y Margaret O'Brien solían jugaban a tratar de averiguar cuáles de ellos se había acostado con Henry Willson.
«Oh por supuesto, salí con todos estos chicos homosexuales porque me gustaban más. No eran unos frescos. Eran divertidos, dulces. No se echaban sobre mí como el resto de hombres heterosexuales...»
Debbie Reynolds


George Nader y Julie Adams
en
Four Girls in Town (Jack Sher, 1956)

La Universal le había contratado sólo por su espectacular físico, pero además era buen actor. Ganó el Globo de Oro a la nueva promesa de 1955, sin embargo, George Nader tuvo que competir con actores más famosos como Tony Curtis, Jeff Chandler, o Rock Hudson, con el que mantuvo una relación íntima. No estoy seguro si era Nader al que pillaron en la parte trasera de un coche con Hudson, pero fue el que pagó el precio más caro.
La revista más cotilla de Hollywood, Confidencial -especializada en excesos, infidelidades... (sexo, drogas y bebop)-, quería revelar la homosexualidad de Rock Hudson poco antes del estreno de Gigante. Willson se las arregló para evitar el escándalo: le obligaron a casarse con la secretaria y, a cambio del silencio de la revista, vendió el pasado de Tab Hunter, Rory Calhoun, y la intimidad de George Nader. Fue su final en Hollywood. Se vino a Europa con su pareja, Mark Miller, que curiosamente era el secretario de Rock Hudson.

Rory Calhoun y Mary Costa
en The Big Caper (Robert Stevens,
1957)

Rory Calhoun fue descubierto por Willson cuando acababa de salir de la cárcel. El primer nombre que tuvo fue el de Troy Donahue. Su primer trabajo fue como acompañante de Lana Turner al estreno de Recuerda de Hitchcock. Era el escolta perfecto para las estrellas femeninas del estudio. Fue otro de los sacrificados por Willson en beneficio de Rock Hudson: aunque se descubrió el pasado carcelario de Rory Calhoun, no le perjudicó demasiado, es más creció su fama de chico malo. Estuvo casado dos veces, pero fue muy amigo de Guy Madison (Henry Willson decía que mucho más que amigos), incluso fue el padrino de uno de sus hijos.

«Rory was fucking Guy. And they always told me they didn't like to do it with men. I confronted Guy, who insisted that his dalliance was a momentary lapse, the first and only time. But I knew it couldn't be true. Rory was so big, and Guy was taking him with no problem. Rory later confessed that yes, their affair had been going on for months»
Henry Willson


Farley Granger, en Senso de Luchino Visconti o la ópera prima de Nicholas Ray, Los amantes de la noche, también protagonizó dos de las películas de Hitchcock que tienen fama de esconder un subtexto gay: La soga y Extraños en un tren. En El Celuloide Oculto declara que durante el rodaje de La soga los actores en todo momento sabían que estaban interpretando a una pareja homosexual. En 2007 publicó Include Me Out, una suculenta biografía donde repasa esta intra-historia de Hollywood, co-escrita con Robert Calhoun, su pareja durante 45 años. Es de los pocos gays reconocidos que presume de no haber pasado por las manos de Willson.


El Peplum

«Joey, ¿alguna vez has visto a un hombre adulto desnudo?
¿has estado alguna vez en una prisión turca?
¿te gustan las películas de gladiadores»

Aterriza como puedas

It's not easy being a God
Steve Reeves


Steve Reeves fue Mr. Universo'1948. Pudo ser algo más, pero se quedó en el Rey del Peplum: estuvo a punto de ser Sansón (y Dalida) pero eligieron a Victor Mature, rechazó el papel de James Bond en Agente 007 contra Dr. No, y también el que finalmente interpretara Clint Eastwood en Por un puñado de dólares. No obstante, tuvieron muchísimo éxito sus películas de Hércules. Con la aparición del Spaghetti Western, Reeves y el Peplum pasaron a la Historia.
http://www.briansdriveintheater.com/stevereeves.

Reg Park, Ed Fury y Mark Forest

Son algunos otros de los “mazas” que viajaron a Italia siguiendo la estela de Steve Reeves, para probar suerte en el Peplum. Sólo Gordon Scott rozó la popularidad de Reeves. Fue Tarzán hasta en cinco ocasiones. También probó suerte en el Peplum italiano: coinciden ambos en Rómulo y Remo, en la que interpretaban a los hermanos gemelos fundadores de Roma, amamantados por una loba.



Ed Fury.- Mr.Muscle Beach'51 y '53, y sin ningún complejo a la hora de lucir cuerpo. Seguramente por ello fue otro de los favoritos de las portadas de las beefcakes magazines, lo que hizo que Hollywood se fijara en él rápidamente. Trabajó junto a Susan Hayward en Demetrius y los gladiadores, y era uno de los clientes del bar donde trabajaba Marilyn en Bus Stop. No dio para más. Se trasladó a Italia y rodó algunos Peplums.
http://agpandorabox.blogspot/ed-fury-sensualidad-en-technicolor.


Mickey Hargitay.- Miklós era un acróbata húngaro que llega a EEUU tras la Segunda Guerra Mundial. Comenzó a practicar culturismo al ver a Steve Reeves en la portada de una revista, y no paró de machacarse hasta ser elegido Mr.Universo'1955. Mae West le vio en una revista y le contrató para un espectáculo donde conoció a la espectacular Jayne Mansfield. Hicieron varias películas juntos, pero su mejor obra fue su propia boda y la decoración de su mansión de Hollywood, The Pink Palace, un templo kitsch que no tiene desperdicio.



Aint there anyone here for love
Gentlemen prefer blondes (Howard Hawks, 1953)



Otros clientes de Willson.-

Psicosis (Alfred Hitchcock, 1960)

John Gavin.- Tan guapo como Rock Hudson (muchas veces les compararon: alto, moreno, con torso y espaldas im-presionantes. de hecho, heredó algunos papeles previstos para él). Aunque sin estatus de estrella participó en algunos proyectos importantes como Psicosis, Espartaco o Imitación a la vida. Trabajó con Hitchcock, Kubrick y Sirk antes de emular a James Bond en productillos europeos. De origen latino, dominaba el castellano, por lo que fue nombrado embajador en México para su amigo Ronald Reagan. No creo que Willson tuviera mucho éxito con Gavin.
http://www.meredy.com/johngavin/



Nick Adams, malogrado chico Willson, del que todos destacaban su increíble potencial, incluso fue nominado al Oscar como mejor actor de reparto por A cualquier precio, junto a Richard Chamberlain, otro que podríamos incluir en esta lista. Años después se publicó sobre las circunstancias de su muerte, murió de sobredosis a los 36 años, y de su vida, se especulaba sobre la ambigua amistad que tenía con James Dean o Elvis Presley.

Tom Tryon: George Cukor le llamó para acompañar a Marilyn en la inacabada Something's Got to Give, pero fue despedido tras el fallecimiento de la Monroe. Sus mejores trabajos los hizo con Otto Preminger: Primera victoria y El cardenal, que le valió una nominación al Globo de Oro. En 1969 se retiró para escribir novelas de misterio con cierto éxito. Sus parejas más conocidas fueron el actor Clive Clerk, y el famoso actor porno Casey Donovan.


Ty Hardin y Everett Chad en Bronco












La biografía de Ty Hardin es de no dar crédito: http://brujadestrellas.blogspot/ty-hardin.


Doug McClure, otro chico Willson,
con Guy Stockwell, hermano de Dean Stockwell.






Troy McClure es un personaje de Los Simpsons.


Clint Walker.-




John Saxon.-





James Darren.-





Los gemelos Dack y Dirk Rambo.-





Bob and the Beefcake Boys. Hunk du Jour.
The Man Who Invented Rock Hudson: The Pretty Boys and Dirty Deals of Henry Willson.

17 comments:

theodore said...

Uffff...por dónde empezar...ah sí, por darte una vez más la enhorabuena por lo bien documentado, las fotos tan bien escogidas, y la cantidad de enlaces. Vamos, que se quedaría uno a vivir en este post la mar de a gusto.

Pero no, yo en realidad me quedaría a vivir en la casa de la Mansfield. Madre mía, recordaba haber visto fotos en una cosa de fascículos de actores que se llamaba "Las estrellas" (seguro que la conoces), que coleccionaba mi hermana en el año dos, pero ya se me había olvidado. El horror, el horror....pero maravilloso al mismo tiempo. También en esa enciclopedia se hablaba de los líos amorosos de los actores sin cortarse un pelo (y yo que era un tierno infante, me quedaba a cuadros).

El modelo beefcake de tío nunca me ha gustado mucho, pero tiene un encanto y una intra-historia, como tan bien nos has contado, que es delicioso. Sin duda alguna me quedo con John Gavin, que me parece la versión mejorada de Rock Hudson. Y al ver la foto en b/n de Chad "Dr Gannon" Everett, pensé que era Gary Lockwood, otro que estaba un rato bueno y del que también se contaban historias...

En fin, que me pasaría la noche comentando tu entrada. Y estropeándola, jaja, así que mejor me callo. Felicidades de nuevo.

Un abrazo.

Uno said...

Cuántos nombres que tenía olvidados!¡Cuántos hombres inolvidables!
Qué estupendo rato he echado con tu entrada. Hasta me he olvidado de mi gripe.
Tantos recuerdos de cinemascope, technicolor, peplum y pipas.
Tengo que volver que no he visto todos los enlaces.
Gracias. Eres estupendo.

theodore said...

....¿Ty Harding montó una cadena de lavanderías en España??!!! Eso sí que es lo más!!

pon said...

Le tengo una manía mortal a Troy Donahue. La verdad es que eróticos, lo que es decir eróticos, no me parece ninguno de ellos, la época estética no me entusiasma mucho. Algunos más guapos, si, Hudson, claro, no solo guapo sino magnético, y algunos buenos actores como Robert Wagner o Farley Granger, McDowell. Lo del Ty este, madre mía qué chinamiento!!!

Ah, y Doug McClure era Trampas.

senses and nonsenses said...

!!!!! la conozco, la conozco, tengo los dos primeros tomos, después cambié de dirección...
en el post de los chicos del Actor's Studio utilicé algo de "Las estrellas".
sí que contaba cositas, pero muy edulcoradas, bueno, eran los años 70. y yo un nano, sí, lo flipaba. yo creo (seguro que equivocadamente) que terenci moix tenía algo que ver. no lo sé. pero muchas de las MARAVILLOSAS fotos que aparecían las he visto después en el archivo fotográfico personal de Terenci.

tpc me matan a mí estos chicos, sólo Rock Hudson podría acercarse a Brando, Monty, Newman o Dean.
John Gavin tb me gusta mucho físicamente, pero le falta ese "algo" especial.

me gustan más los morenos morbosos que los rubios sosainas. sin embargo, no puedo dejar de ad-mirar a Guy Madison. pura delicatessen.

no soporto a Troy Donahue, y ni te imaginas a Sandra Dee. qué pastel era todo con ellos!
sin embargo, adoro Parrish, que nos la ponen mucho, incluso Susan Slade, para una tarde lluviosa de manta y sofá.

a Robert Wagner le tengo mucha manía. todo me parece oscuro en él.
y desde el principio por lo visto, no sólo con la desaparición de Natalie Wood, que no he querido entrar.

a Ty Hardin no le conocía.
...vaya personaje!

Uno, cuídate esa gripe.

Arguifonte said...

¡Enhorabuena! Menudo trabajazo de entrada y un tema interesantísimo.

Rocío said...

No te puedes imaginar lo que estoy aprendiendo con tu blog. Para mí todo esto era desconocido! muchas gracias, de verdad.
(Bueno, vale, también me recreo la vista :P )

Raúl said...

Tus entradas son verdaderos artículos de contenido inabarcable. No conocía el término, sí, claro está, a los actores aludidos.

Justo said...

No me dejas otra opción que hacerte el comentario por entregas. Porque me interesa tanto que quiero leerlo bien, y no dispongo de mucho tiempo..

Ahí va la primera: a mí al contrario que a vosotros me gustan casi todos, jaja, pero es que yo soy así, aunque también depende del día. A veces hago el juego, en las escaleras mecánicas de Cuatro Caminos -son cuatro o cinco seguidas- de contar todos los tíos y ver los que me tiraría o no.. un juego inocente. Hoy me han salido 10 de 35, osea que tampoco soy tan facilón..

Buster Crabbe me ha interesado mogollón, sobre todo al saber que hizo de Flash.. tiene un torso precioso.. no lo conocía, como tampoco a Henry Willson, y si lo sabía se me ha olvidado por completo. ¡Sí que era importante!

Me he quedado de piedra con lo de ¡John Derek! -¿el marido de Linda Evans, verdad?-; me has hecho que mire sus fotos de mocedad, y la verdad es que daba el pego. Y Jeffrey Hunter, la de veces que lo habré visto en los Centauros...

Me quedo de momento en Rock Hudson: nunca me puso. Yo lo conocí con el Mc Millan y señora; nada que ver con McLoud o incluso Banacek, que eran morbo en estado puro.

(Los archivos de Terenci.. nunca he leído a nadie -excepción hecha de San Jean Genet- describir a un hombre con mayor pasión que a él. Le echo mucho de menos).

Un beso

senses and nonsenses said...

Theo, en el año dos, no, ...fue concretamente en el 82. y tb vi allí por primera vez El Palacio Rosa.

...sin pretenderlo, es un post muy indiscreto, me acabo de dar cuenta.
ni recuerdo al Dr.Gannon, ni Dr.Kildare, ni al Trampas de El virginiano. pero perfectamente Bonanza, McCLoud y McMillan y esposa, que la que estaba estupenda era Nancy Walker la críada de los McMillan.
(que además dirigió Can't Stop the Music, la peli de los Village People, que no he visto, que debe ser tremenda, pero hoy es de culto camp, kitsch o bizarro, o todoalavez, no sé...)

Justo, no puedo creer que no conocieras a Rock Hudson hasta entonces. creo que ya había visto Gigante incluso antes de tener uso de razón.
quizá no sea Cary Grant, pero yo sí le incluiría entre los grandes. las pelis con Doris Day, que son adorables; las pelis de Sirk, Sirk es MUY GRANDE, creo que me enamoré de él en Sólo el cielo lo sabe, ...es que cómo le quedaba la camisa de leñador, jane wymann era una rica viuda que se enamoraba de un jardinero pobre, al que renuncia por sus hijos, y estos le regalan un nuevo invento, un aparato que a ella le parece diabólico: la televisión; y no te pierdas, Su juego favorito, de de Hawks; o Cuando llegue septiembre, con Gina Lollobrigida, maravillosa, y precisamente con Sandra Dee y Bobby Darín.

senses and nonsenses said...

Gary Lockwood, el prota de 2001, estuvo casado con Stefanie Powers, otra ex de Robert Wagner. por lo tanto, me lo creo...

y Farley Granger me gusta mucho. es que me gusta mucho Senso de Visconti.
pero en Extraños en un tren el que sobresale es el otro, Robert Walker. el que se supone que es el personaje homo (porque el subtexto gay de este film a mí me parece un poco por los pelos...)

Linda Evans, que le dio un ataque de ansiedad cuando Rock Hudson le dio un piquito en Dinastía, y Ursula Andress, Bo Derek, y alguna más....

M.Eugenia said...

Fantástico Senses, no conocía nada de lo que cuentas.Hay que ver lo que aprendo, y sobre todo alabo del gusto de Wilson.
Saludos

pe-jota said...

Hombres, todos ellos, de una indudable belleza y unos físicos portentosos. Marcaron época y su estilo ha llegado hasta hoy en día, ya que cuando pensamos en el prototipo del hombre norteamericano, ellos son la referencia.
Hoy en día y aún más desde el éxito arrasador de Mad Men, es un tipo de hombre que vuelve a estar en alza bajo el epíteto de macho alfa, volver a ese aspecto masculino de siempre alejado de las últimas tendencias de metrosexualidad y de cierta languidez feminizada.
Se que recorres páginas anglosajonas, natural, supongo que te habrá llamado la atención de la legión de seguidores que sigue teniendo la figura de Guy Madison y Tab Hunter.

CRISTINA said...

¡¡Ayyyyyyyyy mi querido Senses!!
Tengo muy poco tiempo (menos aún que antes, sí...) y no dejo de leerte, pero estos posts no son para llegar y comentar, no... es que cuentas tantas cosas, hay tantas fotos, tantas frases, datos...que hay que venir a tu blog e ir leyendo y releyendo y aprendiendo y disfrutando como siempre contigo.
Junto al post, los comentarios ya lo completan todo.

Sigue siendo un lujo visitarte, aunque a veces te comente poco y tarde, y mal...

Mil besos.

Y a mí, sí me parecen estupendos muchos de estos chicos, ya lo creo que sí. En lo de Robert Wagner, estoy de acuerdo contigo, oscuro, oscuro... pero quedémonos con muchos de los otros. ¡¡¡Menudo repaso!!!

Más besos

senses and nonsenses said...

yo tb alabo el gusto de Willson. todo lo que se moviera...

sí que me ha sorprendido tan poca información en castellano (y tanta en inglés, sobre este tema).
bueno, si esto le sirve a alguien...

cuídate mucho, Cristina.
pasa cuando puedas, pero que sepas que se te echa de menos.

besos a todos.

ANTIQVA said...

Hubo un tiempo prodigioso en que gentes prodigiosas, que no eran de carne y hueso, poblaban las pantallas de los cines...

Mas saludos..

Justo said...

Anda que mis entregas.. sí que se han demorado, jaja.. ya sabes que he andado ensimismado.

A ver: Guy Madison, no me extraña que guardara las costas, y que causara sensación. ¡Joder, qué suerte tienen algunos despertadores!

Me gustó siempre Farley Granger, y me has hecho descubrir a Gordon Scott. Al final, te lo tengo que sintetizar.. pero volveré a esta entrada, ¡porque es un catálogo muy apetecible!