Monday, November 02, 2009

God?

la verdadera cuestión filosófica y teológica es la relativa
a lo que sucede EN y DESPUES DE la muerte...

según Eugenio Trías, para Unamuno, el tema de Dios
es una importantísima derivación de un asunto existencial de inmenso calado.
En él se decide, quizás, el sentido de nuestra vida.

«Dios: Con minúscula de politeísta: potencia de esencia sobrenatural o presencia de existencia natural.
Con mayúscula de monoteísta: Salvador del mundo y sus salvajes, Creador del universo y sus criaturas,
Ser omnipotente omnisciente y omnipresente»


«Yo no creo que Dios hiciera al hombre a su imagen y semejanza. Porque la mayoría de la mierda que pasa viene del hombre. No, yo creo que el hombre fue hecho a imagen y semejanza del Diablo. Y las mujeres fueron creadas a partir de Dios, porque después de todo, las mujeres pueden tener bebés, que es una forma de creación. Lo que también explicaría el hecho de que las mujeres estén tan atraídas por los hombres... Porque digámoslo claro, el Diablo es infernalmente más interesante. Yo me he acostado con algunos santos en mis tiempos. Créeme, sé de lo que hablo».
Mercedes Anne Ruehl en El rey pescador









¿Quién eres?
Soy el creador...
...del programa de televisión que llena de esperanza
y felicidad a millones de personas

¿Y yo quién soy?
Tú eres el protagonista

Y la gente se arrodilló y rezó al dios de neón que habían contruido.
Y el letrero emitió su aviso con las palabras que estaba formando.
Y el letrero decía: «Las palabras de los profetas
están escritas en las paredes de los metros».

The Sound Of Silence, Simon & Garfunkel


George Harrison - My Sweet Lord

20 comments:

markcohen said...

Son curiosas todas las interpretaciones que se le da al Losing My Religion, siempre son tantas... lo que es un detalle curioso es que en la jerga californiana "perder tu religión" es también enamorarte.

M.Eugenia said...

Senses... tu eres el creador y nosotros los protagonistas.
Un besazo

Vulcano Lover said...

Se trata de una probabilidad del 50%, puesto que evidencias no hay. Se trata de preferir creer que existe un creador o no creer que existe. Al final se trata de creer, acto absolutamente subjetivo, pero sobre una cuestión que es después planteadad como objetiva y condicionante del mundo y de la realidad.
Yo hace tiempo decidí que no me importaba... supongo que eso es creer que no. Pero sigo siendo consciente de que es una elección... como tal menos importante que vivir, seguir viviendo y dejar vivir.

Xim said...

Fue Unamuno quien escribió en su novela "Niebla" que dios es como un paraguas que sólo lo abrimos cuando llueve, ja, ja, ja, ja... y así es...

Besotes

Xim

pon said...

Es cuestión de necesidades.......no me hace falta alguna. El único capital de que disponemos es el tiempo de vida, malgastarlo en cavilar o filosofar sobre un desconocido más allá me parece un despilfarro.

Y menos con el dios o los dioses que nos venden en el hipermercado de las religiones.

El Deme said...

Nuestras vidas son los ríos que van a dar a la mar, que es el morir... Así que ¡viva el río Duero y viva el vino de la Ribera del Duero!

JLO said...

siempre recuerdo a mi papa -gallego el- y su clasico cuando le pasaba algo malo: me cago en Dios!...

y bue, cagemosnos entonces...

salu2-...

theodore said...

Me pido una Mercedes Ruehl para mi cumple. A Dios no me lo pido.

Un abrazo.

erva_cidreira said...

Después De La Muerte De Jaime Gil De Biedma

de Jaime Gil de Biedma


(...)
Fue un verano feliz.
...El último verano
de nuestra juventud
, dijiste a Juan
en Barcelona al regresar
nostálgicos,
y tenías razón. Luego vino el invierno,
el infierno de meses
y meses de agonía
y la noche final de pastillas y alcohol
y vómito en la alfombra.

Yo me salvé escribiendo
después de la muerte de Jaime Gil de Biedma.

De los dos, eras tú quien mejor escribía.
Ahora sé hasta qué punto tuyos eran
el deseo de ensueño y la ironía,
la sordina romántica que late en los poemas
míos que yo prefiero, por ejemplo en Pandémica…
A veces me pregunto
cómo será sin ti mi poesía.

Aunque acaso fui yo quien te enseñó.
Quien te enseñó a vengarte de mis sueños,
por cobardía, corrompiéndolos.

pe-jota said...

Y en el fondo una gran coartada para no asumir los hecho de nuestra existencia, pretendemos trascendernos en el más allá, y mientras jodemos el más acá.

Raúl said...

El párrafo de Ruehl, secillamente fatástico. Casi no recuerdo esta pei de Gilliam.

TUT said...

A un conocido científico le preguntó un periuodista que como un sabio como él podía creer en Dios y el respondió " Es una opción, o crees que todo es un absurdo o crees en el misterio y yo prefiero creer en el misterio ".

My Sweet Lord, inolvidable Gerge Harrison, forever..

MIGUEL NONAY said...

No creo en nada superior a la fuerza de la naturaleza y a la mezquindad del ser humano.
Eso sí, hay por ahí un tal Murphi... ese quizás sí que este por algún lado... siempre jodiendo, claro.
Buena reflexión como a las que nos tienes acostumbrados, Senses.
Un fuerte abrazo
Miguel Nonay
-------------
www.asaltodemata.com

senses & nonsenses said...

nada más publicar el post, y un demonio me ha cyberjodido... lo juro.
hasta el lunes estoy sin máquina.
lamento no poder visitaros antes.

tenía muchas ganas de leeros... tengo que agradecer vuestra participación, sea el tema que sea, y más en algo tan personal como el de las creencias y los sentimientos personales. todas válidas.

pues yo creo que, hasta el más ateo, en el mmto. de la muerte piensa en la idea de "dios". por miedo, por educación y cultura, o como paraguas, que decía Xim.

Tut, bienvenido.
me he acordado de la enfermera de Las invasiones bárbaras, que le dice al protagonista: "déjese llevar, y acepte el misterio", o algo así. Luis Buñuel, en La vía láctea (quizá en Tristana), tb decía "no creo en Dios, pero creo en el misterio". jodorowsky habla de Dios como el gran orgasmo. ...yo tb debo pertenecer a este grupo.

parafraseando otra vez a Don Luis, me hice y fui ateo gracias al Opus, ahora me defino como agnóstico, ...gracias a Dios.

senses and nonsenses said...

erva_cidreira, gracias, es uno de mis poemas favoritos de Jaime Gil de Biedma.

El rey pescador me encanta.
el personaje de mercedes ruehl es un bombón. ganó un merecidísimo óscar.
y Jeff Bridges en su mejor época y en uno de sus mejores papeles.

My Sweet Lord, una joyita...
no conocía esa interpretación de Losing My Religion.

Uno said...

¿Cómo es posible que nada mas entrar en este blog suene el video de George Harrison sin pulsar ni nada?
Dios existe.

Justo said...

Me pillas leyendo Dios y el estado, de Bakunin, nada menos. En esta parte del planeta hace tiempo que dejó de creerse en Dios, si es que alguna vez se creyó de verdad mayoritariamente en Él. Esa es la tendencia predominante -no creo que sean un 50% los creyentes, pienso que son muchos menos- y lo demás puede ser como las estrellas esas que desaparecen y van dejando una estela que puede verse al cabo de millones de años. Queda la estela pero la estrella -la creencia en Dios- desapareció hace mucho, porque no hay indicio de ningún tipo que haga pensar que eso sea razonable, que pueda ser incluso tenido en cuenta -y lo que tenemos es la razón, nos guste o no-.

Otra cosa, ya lo sabemos, es que a mucha gente poderosa le interese que continúen intactos determinados entramados de poder y sometimiento. ¿Suena antiguo este discurso? Pues más antiguo aún es el discurso religioso...

molano said...

Delicado tema. Se puede armar la de dios es cristo. Como los Monkeys I am a believer pero solo cuando me enamoro.

CRISTINA said...

No es una elección creer en dios. No lo es. Ojalá fuera.
Si se pudiera elegir yo elegiría que sí. Por supuesto. Sí a dios, a la trascendencia, sí a alguién que aunque te castigue también te ayude, sí a quién te de paz, cobijo, razón cuando no la hay...Los verdaderos creyentes sienten éso, según cuentan. Los que creen en dios, en un dios, son unos perfectos ignorantes, pero también son unos suertudos. Menudo chollo.

No creer en nada, y mucho menos en nadie, es realmente duro.
Y los verdaderamente ateos no tenemos elección.

senses or nonsenses said...

Uno, me temo que no va a ser cosa de Dios, sino del LiveVideo éste. pero podía ser peor... My Sweet Lord, es la única canción que recuerdo de George Harrison, pero es infinitamente mejor que media discografía de los Beatles.

Justo, qué cosas me lees, Bakunin, nada menos, para que luego me digas... te lo voy a recordar toda la vida, jajaja

lo más seguro es que, Quién Sabe...
no sé si quiero añadir mucho más a lo dicho, ...cómo voy decir nada de las creencias yo que he pasado (y quiero pasar) por todos los estadios. no sé, no sé si es una elección, si depende de cuando me enamoro u otro estado de ánimo. y el discurso religioso es un coñazo, pero su de-construcción puede ser muy interesante...

muchas gracias a todos por participar.
me he quedado con ganas de más. ya insistiremos en otra ocasión...
he estado, OTRA VEZ, sin pc. y tengo mono de vosotros. me paso ahora por vuestras casas.

besos.