Saturday, November 01, 2008

Le Jeune Homme et la Mort

La muerte es algo que no debemos temer porque,
mientras somos, la muerte no es,
y cuando la muerte es, nosotros no somos.
Antonio Machado

¡Llanto y Salud, amigos!
Frente al mar de los vientos,
para ser vivos siempre,
ser murientes eternos.
Tarde, Lorca.









Le Jeune Nureyev

Le jeune homme et la mort por Mikhail Baryshnikov.
White Nights (Taylor Hackford, 1985)

Le Jeune Homme et la Mort, 1946:
Roland Petit, Jean Cocteau y J.S.Bach.

14 comments:

---___--- said...

"La muerte es una costumbre que mucha gente suele tener"
Borges



ME ha interesao su blog, le seguire leyendo
saludos

pe-jota said...

En principio parecen temas incompatible, juventud y muerte, por eso cuando ambos coinciden su golpe es más fuerte,sin embargo es la juventud la que en su inconsciencia vive y danza en al abismo de la muerte pensando que son dueños de sus vidas.

CRISTINA said...

Muy bonito el post.
Estoy de acuerdo con los versos de Machado, pero claro, eso sólo sirve para hablar de la propia muerte. Lo malo es cuando se trata de la muerte de los demás, esas muertes no queda otro remedio que vivirlas...eso es lo terrible, ay...

Y de tus otros posts, pues precioso el anterior, y por supuesto, me uno al "Sofi, ¿por qué no te callas?", es que...¡¡hay que joderse...que no votan por no manifestar nada que pueda molestar a alguién y va la tía y se pone a largar sin ninguna consideración!! Que piense lo que le de la gana pero que se calle!!!

Besosssssss

CRISTINA said...

Aunque sea de otro post, vuelvo para dejarte este enlace, es que acabo de verlo y me ha parecido muy bueno. Es sobre lo de la tolerante reina...

http://elchicoquecamina.blogspot.com/2008/11/god-save-queen.html

JP said...

que bueno el video . Y las citas me han gustado .
Abrazo

Gato Nocturno said...

Qué estupenda es la frase de Antonio Machado, como todas las suyas... Dejar de existir es algo tan incomprensible para nosotros, que somos pura existencia, que es normal que a la hora de la verdad nos dé un terror atroz.
Salud y Libertinaje

pon said...

Solo es miedo al vacío y a desaparecer. Tenemos los humanos ese tremendo regalo de la mortalidad, que nos hace por un lado ser conscientes del fin y por otro del paso del tiempo.......me sigue pareciendo un regalo maravilloso producto de la autoconsciencia. Sin la muerte, la vida no tendría sentido, y qué hacemos sino buscar el sentido de la vida.
Tal vez habría que revisar tantas cosas respecto de la muerte, sobre todo si fueramos de verdad conscientes de algo que no queremos ver, que la vida es un ciclo circular y que termina para volver a empezar.

Zelig said...

Le dejó una recomendación, la elegía que Valente dedicó a su hijo titulada "Paisaje con pájaros amarillos" (está recogida en el libro "No amanece el cantor"), sin duda el mejor poema elegíaco de la poesía española contemporánea (después del 27).

Saludos,

Z.

Vulcano Lover said...

Al final eres todo un tradicional, jejejeje, recordando las cosas cuando hay que recordarlas
:-P

Justo said...

Os parecerá una frivolidad -o no- pero yo siempre me acuerdo de la dignidad con que murió mi gata. Los animales tienen cosas que enseñarnos a ese respecto.

Y tiene razón Pon; la paradoja es que es la muerte la que da sentido a la vida..

Preciosos los vídeos.

Un abrazo

pon said...

Maravilloso Baryshnikov.

Silencio autista said...

la muerte que es la cura a este espanto de vida, supongo deseada por muchos, cuando ya no queda nada, no se escucha nada,simplemente todo se desvanece, total, mi muerte, la muerte de otros tantos nada importa, cuantos mueren de guerra, de pobreza y que importa, el mundo sigue haciendo más dinero a costa de explotar, sigue haciendo monumentos a la civilización a costa de la muerte de las especies, de la naturaleza, del verde, que más da la muerte, y que alivio pensar que hay cosas que aun no se controlan y que algún día la tierra se volverá a mover.

Saludos

senses or nonsenses said...

--___--, espero poder llamarte de otro modo, bienvenido.
Gaaato, bienhallado.

muchas gracias a todos por vuestras aportaciones, imposible mejorarlas.

aunque estoy seguro que no es necesario:
la primera imagen es el cuadro Vida y muerte de Klimt.
la segunda imagen es un fotograma clásico de El séptimo sello de Bergman.

me encaaanta Baryshnikov, pero me hubiera gustado subir la versión completa de Nureyev, que una mañana de sábado en programación infantil (en la tele del criticado Calviño) pudo ver nuestra generación. muy afortunada, en este sentido.

besos a todos.

Casanova said...

La muerte cuando se convierte en literatura es muerte de salòncillo de tè.la muerte hay que vivirla diariamente con nombres y apellidos,y todo lo que eso genera,y creo que las muertes son todas dignas,por lo menos el muerto pone empenyo en ello,son los vivos que no dejan que los muerto se vayan tranquilos.Son los vivos con batas blancas,con sotanas negras que no dejan que el muerto se vaya cuando le toca.Lo vivo y a veces lo muero,en mi trabajo.
Por lo demàs ,siempre haces unas composiciones bastante bonitas de cada tema,y la muerte te ha salido de salòn,pero del mejor te