Wednesday, November 26, 2008

Generacion X

Smells like teen spirit.

“Nuestra generación no ha conocido una gran guerra ni una gran crisis, pero nosotros sí que estamos librando una gran guerra espiritual.
Somos los hijos medianos de la historia, educados por la televisión
para creer que un día llegaremos a ser ricos y famosos.
Pero no es así”


The Who - My Generation

Los adultos llaman X a todo aquello que no saben cómo definir,
todo lo que les resulta una incógnita.
Es mucho más fácil.
Nika, 15 años

El concepto de Generación X nació en Inglaterra en 1964 para definir a los jóvenes británicos de los 60 que cuestionaban radicalmente los valores de generaciones anteriores. Aunque el término no se popularizó globalmente hasta los años 90: fue el canadiense Douglas Coupland, en la novela del mismo título, Generación X, utilizado para denominar a los nacidos durante el baby-boom. Han pasado ya 15 años, los mass-media ya han hablado de Generación Y y Z, pero parece que las cosas apenas han cambiado de nombre.



¿eReS RocKeR o mOd?
Recuerdo aquellas fotos Kodak descoloridas, sacadas hace décadas y encontradas dentro de cajas de zapatos en cualquier desván: amarillentas, casi veladas... Cuando se ven este tipo de fotos, uno no puede sino asombrarse de lo encantadores, tristes e inocentes que resultan todos los momentos de la vida cuando quedan registrados por el obturador de una cámara, pues en aquel momento el futuro todavía es una incógnita y aún no nos ha hecho daño, y porque durante aquel breve momento nuestra pose se consideró sincera.
Puede que tengamos un aire antiguo en esa foto pero tenemos el aire perfecto. Sonreímos de modo resplandeciente hacia la derecha, en dirección a lo que parece ser el futuro. La foto es objeto de raras pero constantes visitas por parte de cualquiera de nosotros, ...cuando necesitamos una buena dosis de "pero qué inocentes fuimos todos alguna vez".
Estaré plantando flores, unas flores delicadas y frágiles
que en el desierto son una causa perdida

No es sano vivir la vida como si se tratara de una sucesión de breves y aislados momentos de lucidez. O nuestras vidas se convierten en historias, o no hay modo de que podamos vivirlas, ...por eso dejamos nuestras vidas y vinimos al desierto; a contar historias y a hacer que nuestras propias vidas sean historias dignas de contarse.

-La verdad es que tenía muchas esperanzas puestas en vosotros
Llevamos unas vidas insignificantes en la periferia, somos unos marginados y hay muchas cosas en las que decidimos no participar. Queríamos silencio y ahora tenemos ese silencio. Llegamos aquí llenos de picores y granos, con el colon tan lleno de nudos que creíamos que nunca se nos volverían a mover las tripas... Ahora que vivimos aquí, en el desierto, las cosas marchan mucho, muchísimo mejor.


Richard Hell & The Voidoids - Blank Generation

...han dejado sus vidas anteriores atrás.
...en su búsqueda por encontrar una verdad personal,
se han situado voluntariamente al margen de la sociedad.
Justo antes de todo esto, tu mejor amigo gira el cuello, se acerca a donde estás tumbado y te besa en la boca, después de lo cual te dice:
"Ya está. Siempre lo he querido hacer".
Y eso es todo... Se termina todo: un poco de miedo, un poco de sexo, y sólo queda la añoranza. Muy parecido a la vida, ¿no os parece?
comprendo que no soy una persona feliz,
y que a lo mejor nunca lo seré.

Sí, fueron malos tiempos... Pero también fueron tiempos con una H mayúscula de historia, antes de que la historia se convirtiera en un comunicado de prensa, una estrategia de marketing y un instrumento cínico de una campaña electoral.
Bueno, no es que tampoco haya visto mucha historia de verdad... Pero he visto lo suficiente, y hoy, en esta extraña falta de todas las señales de la época, necesito una relación con un pasado de cierta importancia, por débil que sea esa relación.

Ya tengo problemas suficientes con el ahora.
Me visto para pasar desapercibido,
para ocultarme, para ser genérico.
Para camuflarme.
Nuestras emociones, si bien maravillosas, resultan vacías... Cuando uno es clase media, tiene que vivir con la conciencia de que la historia le ignorará. Tiene que vivir con la conciencia de que la historia nunca apoya sus causas y que nunca siente pena por ti. Es el precio que hay que pagar por las comodidades y el silencio cotidiano. Y debido a ese precio, cualquier felicidad es estéril; cualquier tristeza carece de consuelo. Y cualquier pequeño momento de belleza intensa y refulgente como el de esta mañana quedará completamente olvidado.


Pearl Jam - Jeremy

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _



Todas las generaciones mejoran mucho cuando el tiempo ha escondido ya a los imbéciles. Entonces sólo se quedan las gestas, los héroes, los dueños de verdadero talento, las buenas ideas. Lo demás desaparece. Nadie se acuerda del resto de niños que estaban también en la foto con sus medias sonrisas debajo de flequillos de domingo. Sólo se habla del niño con el círculo rojo alrededor de la cabeza, el que descubrió la vacuna, cruzó a nado el océano, cambió el curso de la pintura o derrocó al régimen. Los demás niños salen de la foto para siempre, se esfuman para que su vulgaridad o su torpeza no fastidien la estadística. Para que sus caras vacías no arruinen el retrato generacional. Y así, con este sistema, se va creando el peso de la historia, que se arrojará después sobre los siguientes para ahogarlos por injusta comparación.
En ésas estamos. Como aún no se han marcado los círculos rojos, los supuestos dueños de las supuestas glorias pasadas andan riéndose de la cara de tontos que tenemos todos los de este curso. Al parecer el problema más serio es la falta de ideales. Ellos tenían ideales, nosotros no. Ellos estaban cautivados por la estética de la revolución, con sus pañuelos al cuello y sus banderas y nosotros le estamos cogiendo demasiado apego a la deserción. Ellos lucharon por las libertades, nosotros sólo abusamos de ellas. Ellos eran algo, nosotros no somos nada.
Tampoco hay que alarmarse. Todas las promociones han tenido desde siempre la certeza de ser superiores a la promoción siguiente. Es una ley natural. Lo realmente doloroso, lo que me jode, es verme condenado por la estupidez de mi grupo. Y ya sé que esto suena asquerosamente arrogante, pero si repartiéramos un rotulador rojo a cada niño, lo más normal sería que cada uno trazase un círculo a su alrededor.
Creo en las generaciones tan poco como en los países o las razas... A los de ahora les ordenará el tiempo, de mayor a menor, y comparando las filas, se llegará a la conclusión, supongo, de que todos los grupos están hechos básicamente de lo mismo... La pedantería de mis predecesores sería sólo un mal chiste si no hubiera empezado a calar en los niños de mi clase, muchos de los cuales sujetan sus mismas tesis, convirtiéndose en loros que construyen su propia jaula. A éstos, lo único que les pido es que no me manchen a mí con su mierda. Si no quieren salvarse que le pasen el rotulador rojo al siguiente.
Ray Loriga

...es hora de moverse,
creo que nos sentará bien a todos...



NeNa - 99 Luftballons (v.2002)

19 comments:

Capri c'est fini said...

Más allá de la marca que supuso la Generación X... creo que lo que la diferencia de otras generaciones es su falta de inocencia (algo difícil cuando se trata de jóvenes) o al menos esa actitud de que ya nada les sorprende en el mundo. El libro de Coupland me parece original e innovador y es curioso echarle un vistazo. Por la música y pelis que produjeron, le tengo cierto cariño a los X de los 90. Un abrazo.

JLO said...

Nunca entendi bien de q iba esta X generation...

esta entrada con tanta info y musica produce melancolia, no se...

salu2 master...

El Deme said...

Supongo que será la misma Generación X esa de la película de Winona Ryder Bocados de realidad, chicos de principios de los noventa con un amor a la música y con miedo al compromiso que tanto nos gustó. Bueno, de todas las fotos de grupillos, yo ya me he preocupado de hacerme en mi cara un círculo rojo y aunque Nadie Hable de Mí Cuando Haya Muerto, que media docena de personas piensen: jolines, supo vivir la vida y nos encantaba estar con él.
O algo así.
(y a principios de Diciembre, una escapadilla a Barcelona -sin Vicky y sin Cristina-)

CRISTINA said...

Muchas cosas geniales en este post. Y entre ellas, dos que me gustan especialmente: García-Alix y Ray Loriga.

Las fotos del primero, duras, durísimas y llenas de ternura al mismo tiempo. Son un excelente retrato de toda una generación, ya lo creo que sí. Con todo lo mejor y todo lo peor. No se ahorra nada, García-Alix.

Y en cuanto al texto de RAy Loriga, qué decir? Me parece un tío tan inteligente, tan lúcido!!

Me ha gustado mucho este post. Con toda su tristeza y nostalgia y cierta desesperanza...

Vulcano Lover said...

Qué miedo nos da no poder identificarnos con nuestra generación, no??

Gustavo Puntila said...

Como siempre una muy buena clase, un muy buen recordatorio perfectamente documentado.

Abrazo!

senses or nonsenses said...

Vulcano, es curioso, sí.
no he visto generación menos consciente de sí misma; no sé si por el exceso de individualidad que (nos) caracteriza a estos tiempos, o porque una de las cosas que define a esta generación es la indefinición. no hay un enemigo común: el sistema, Vietnam...
más bien, no se sabe cuál es el enemigo.

JLO, no sé si te consideras de la generación de la tv o de internet, pero que Kurt Cobain sea uno de tus ídolos me parece bastante significativo, ;-)

El libro de d.Coupland está muy bien.
Reality bites me pareció adorable en su día. luego, me pareció exagerado que fuera considerada de culto, de retrato generacional (se vendió con esa etiqueta: de Generación X). pero acabo de leer unas chorradas impresionantes sobre la película que me dan ganas de ponerme a reivindicarla.

a Alberto García-Alix le debo un post, hace tiempo que me gustaría escribir algo sobre su obra.

pon said...

Me lío, no sé si es la de los setenta o los sesenta. Me cuadran las dos en imágenes, fotos y canciones.

AntWaters Daza said...

"Pero no es así"; y es que ser hijo mediano, por lo que tengo oído, es más jodío que ser hijo único...

Claro que igual lo de la generación X es como el hijo único; el mimado, que cuando tuvo que enfrentarse al mundo pensando que le debía algo, menudo palo.

Estoy viendo los piños, también azules, todo él azul, de Mercury, y se me ha ido la pelota; pero creo que eso era lo que quería decir :P

Hummm, me he puesto a Tinita en el fuerte; no te preocupes, que te la cuidaré bien, hasta arrrfombra y tó le he puesto.

Besos traviesos embotellados, muy largos, encantado de encantarte :) Y mira que no debo cantar muuu bien "Who need a hearth when a hearth can be broken!!".

senses or nonsenses said...

cuando surgió el concepto de GenX a ppios. de los 90 se incluía a los jóvenes que teníamos en aquella época entre 18 y 29 años. así que, como no hay fechas concretas, podríamos llamar "X" a los hijos de la tele, e "Y" a la generación de internet.
pero lo que me interesaba subrayar en el post precisamente es que todas son meras etiquetas más o menos afortunadas. ...que desde los rebeldes sin causa de los 50 se suceden continuamente. (y si no, se fabrican).
la novela de douglas coupland es algo así como El guardián entre el centeno de los 90.

los jóvenes de los 60 pretendían cambiar el sistema y acabaron instalándose en él, el movimiento punk fue rápidamente asimilado por el sistema, transformado en moda, en punkis de postal, punkis de escaparate. los hippies merecerían un post aparte o varios.
(tu Comunsita ha sido la inspiración de este post).

a esta generación "privilegiada" -y las siguientes-, se le ha negado de entrada el derecho a quejarse: una generación mimada, "que cuando tuvo que enfrentarse al mundo pensando que le debía algo, menudo palo".
(Ant, has estado sembrao'. algo así. brillante).

así que individualismo salvaje y nihilismo por un tubo.

A. said...

No sé por dónde empezar, pero diré que etiquetas siempre se han puesto y lo veo como la necesidad de encasillarnos para, hoy día, saber vendernos mejor un producto. Para saber decirnos con mayor seguridad 'lo que nos hace falta'. Que conste como detalle que he tenido que ir a ver qué peli era Reality bites...

He leído a Ray Loriga y me gusta mucho.

En cuanto a la música, muy buena.

Y respecto a mis palabras, de nada. Siento no haber oído nada antes del guineano que mencionas. Está claro que carezco de tiempo para conocer más información. Y/o no me llega ni un 25% (por decir un número).

Un saludo.

pon said...

Curiosamente cuando surge una generación incómoda se la etiqueta como X. La de Kerouac también llevó la letra escarlata jejejeje y era bastante anterior.
Creo que las generaciones incómodas lo son porque están en medio, como dicen arriba la del hijo mediano. Ni tiene que responder a las espectativas del mayor ni es el mimado de la casa y crece a su bola. De repente papá y mamá se encuentran en el salón a un desconocido del que apenas saben el nombre......y le ponen X.

La X famosa marca. Suele estar en medio de generaciones que producen genios en algo, pintura, ciencia, literatura, mientras ellas se quedan en el aire como esperando algo que nunca llega. O dejando que pase el tiempo sin que termine de llegar.

No debo pertenecer a la X puesto que cumplí 30 a principios de los 90. Entonces por orden alfabético me toca la generación W, jejejeje.

Comunsita(el padrino es Ripley) la pobre está más perdida que la X de la generación.

pe-jota said...

Y yo tras leer y ver todo esta recopilación, estupendamente estructurada (marca de la casa), me quedo con una extraña sensación agridulce, en medio de la sensación satisfactoria de haber disfrutado y vivido en directo gran parte de estos acontecimientos, posteriormente deglutidos por el sistema y regurgitados convenientemente descafeinados, por supuesto. Y por otra parte una sensación de fracaso de sueños rotos, de revoluciones perdidas.

PeterPsych said...

La verdad de que el tema de las catalogaciones generacionales me resulta interesante. Yo tengo por ahí flotando en my mind algunos conceptos sobre como funciona el asunto, pero aún no he conseguido concretarlos. La realidad es que el tiempo físico en el que se vive y los clichés universales que surgen como información tienen una importancia vital. El lenguaje generacional hace que inevitablemente una persona de tu edad -5 hacia arriba 5 hacia abajo-, te entienda mejor que una que tiene diez menos.

Es un tema complicado pero creo que algún día escribiré sobre ello.

pd: muy buena la foto mod y buenísimo el tema de Pearl Jam!

+pd: y hablando de generaciones... Ahora está surgiendo una generación nueva. Acaban de llegar a los 18, conozco a unos cuantos, los he tenido en brazos, los he visto reir y llorar, y será los que nos enterrarán. Son hábiles, listos, diligentes y muy bien informados. Son el futuro, man.

saludettes!

Justo said...

Antes de que se hablara de generaciòn X, en la que yo tb estoy encuadrado, en Espana se hablaba de los pasotas -era gracioso ese término-, opuestos a los concienciadìsimos sesentayocheros.

Aunque al final pasa lo que dice Loriga: que cada mochuelo se va a su olivo.

Un abrazo

senses or nonsenses said...

bueno, muy interesantes todas vuestras opiniones sobre las generaciones y las etiquetas.

la verdad es que tengo muy poco contacto con adolescentes, pero siempre he confiado en la fuerza de los jóvenes. en sus posibilidades. los problemas son parecidos -más o menos-, espero que ellos encuentren soluciones más imaginativas. que encuentren (algunas) soluciones...
tengo mucha más relación con algunos niños pequeños que han aparecido (de pronto) en mi círculo. en ellos sí que confío, van a tener que inventarse algo, porque ellos sí que lo van a tener muy jodido.

Justo, Pon, para mí vosotros podéis ser lo que os dé la gana (como Ana Belén), de la generación que queráis.
yo debo estar tb entre la W y la X, no te creas, muy joven para los 80, demasiado mayor para los 90. así que intenté disfrutar en ambas décadas todo lo que pude. ;-))

besos a todos.

senses or nonsenses said...

os vamos a dar respuesta
esta es nuestra propuesta

No te tomes la vida muy en serio
porque no vas a salir vivo...

El Velvet de Cierto Pelo said...

Triste, desesperanzador...nostálgico.

Vivan los 90.

Saludos

Diegogue said...

Ah, la generación equis, cuánta nostalgia... y lo cierto es que el mundo de hoy no es el de Palaniuk, el del grunge, ahora se viven (o se asumen) otros conflictos, y la juventud es, no sé, diferente, creo que yo preferiría tener 20 años hoy que cuando los tuve