Wednesday, April 02, 2008

20 años no son nada


Gianna Nannini - I Maschi

Hoy cumple 2 años este viajeimposible y se cumplen también 20 años de mi estrepitosa salida del armario (un armario muy bonito y muy confortable que quedó a medias por construir): una coincidencia de la que no había sido consciente hasta hace unos días. Llovía, llovía muchísimo, aquella tarde de hace 20 años, por fuera y por dentro. Era sábado, y quería ver Hechizo de luna, pero nunca llegué al cine.
Al levantar mi mirada del suelo me encontré con la suya. Al cruzarnos, nos giramos al mismo tiempo, y me sonrió. Aparté la cara y seguí mi camino, pero no pude evitarlo, y sin saber por qué, volví la cabeza. Me estaba siguiendo. Soy J., ¿te vienes a casa? Siempre he sido muy fácil ...de convencer. Por primera vez me mostraban que había algo más que parques y elcorteingles. Que una vida normal era posible, que no todo era tan sórdido, ...que dependía de mí. J. tenía novio desde hacía 11 años. Pues no le eres muy fiel... Tremendamente fiel: me contestó. Y aunque me costó tiempo entenderlo, al final comprendí.
El 3 de abril (soy muy bueno con las fechas) se lo contaba a mi mejor amigo. He conocido a un tío. Me lo he hecho con él. Y creo que me he quedado colgado. Así, todo seguido, de carrerilla. Pues yo creía que ya habías estado con algún tío. Ese fue su mejor regalo: tanto tiempo ocultándolo... y a tu mejor amigo se la suda. Si para ti está bien, para mí también. Abril y mayo fueron para contarlo, para gritárselo al mundo, mucho, demasiado incluso: "Es que aún no has encontrado a la mujer", "Hay que ser muy valiente para ser un hombre" (o algo así; no es literal, pero ésa es fuerte...). Y mi favorita: "No. Tú, no". Lo de mi madre fue un viaje más largo: "Señora, su hijo no necesita un psicólogo. No ve que está encantado de haberse conocido. El psicólogo creo que lo necesita usted." Aunque mi militancia en colectivos gays duró sólo un día, ...pero esa es otra historia, me gustaría creer que algo he contribuido a la situación de normalización (rezo todos los días para que no sea excepcional) que estamos logrando en estos momentos en este país. Mi generación dio bastante guerra y acabó definitivamente con la mili obligatoria, y ahí estuve, también intentamos okupar, pero la policía pegaba duro (pude quitarme el gusanillo jugando a ser squatter en Londres). Mi compromiso en este aspecto siempre ha sido personal: este blog es de lo más político que he hecho, aunque la visibilidad también es política, y también lo es ser un borde del copón con los osados que han intentado meterme de nuevo en algún tipo de armario: "Besos, No", "Quiero que conozcas a mi hermano, pero no sabe nada, le he dicho que nos conocemos de jugar a squash". ¡¿Jugar a qué?!, ¿ahora se llama así? ...O "tengo novia oficial para las celebraciones familiares". ¿Y juega al squash?
A finales de junio, en medio de la vorágine de los exámenes, fui con Ana por primera vez a una discoteca gay. Cuánto bailé, cuánto follé, y cuánto me reí... Se abría todo un mundo nuevo por descubrir, y probar y probar, ...hasta aburrirme.


Yazz - The Only Way Is Up

17 comments:

JP said...

enhorabuena por los dos años de tu Blog y enhorabuena también por lo de tu salida del armario .
Se vé cuando escribes que lo tienes todo muy claro .
Besos

CRISTINA said...

Un amigo gay me decía que, por mucho que los heteros estemos sensibilizados con la causa gay y lo tratemos todo como "normal" y demás, nunca llegaremos a comprender el paso tan importante y tan difícil que supone darse a conocer, luchar cada día para ser respetado, eso que se llama "salir del armario". Y más si uno quiere ir de por libre (como tú, mi amigo no era muy del rollo "militante organizado") y no encasillarse especialmente en nada.
Cuentas que te dijeron que "hay que ser muy valiente para ser un hombre". PUes sí, tú lo eres. Muy, muy valiente.

Me ha emocionado este post, Senses.
Eres el mejor.
Te mando mil besos.

Vulcano Lover said...

Historia personal e íntima (extraño en tí aquí) que es en parte la historia de muchos, de los que hemos vivido esta transición hacia la normalización, que aunque no se haya conseguido (y menos en zonas rurales o en lugares con burgesía rancia como tu ciudad) la verdad que ya los avances van a otro ritmo... el salto grande está ahi, en estos últimos 10, quizá 15 años. Y nos pilló a muchos en el proceso personal de aceptación, de salida del armario, recién iniciado o recién terminado.
Si yo te contara...

Capri c'est fini said...

Qué bueno lo de los comentarios ante tu salida del armario, para gusto colores, cada cual se lo toma de una manera diferente. Me ha hecho mucha gracia lo de del squash (¿no has visto al hermano gay de A dos metros bajo tierra? él también tenía compañero de squash). Felicidades por tu 2º aniversario como bloguero y tus 20 años de libertad, lo importante es eso, ser feliz. Un saludo.

norvek said...

Muchas felicidades por tu segundo aniversario!

En cuanto a las salidas de clóset, siempre son interesantes y una amalgama de emociones encontradas. La mía fue un proceso tormentoso pero fugaz, no duró más de 2 meses. Creo que ayudó mucho que siempre supe que soy maricón y por ende, nunca tuve conflictos de identidad ;)

Saludos y un abrazo

Mugalari said...

Zorionak!!!! a ver si nos vemos por aquí y tomamos algo para celebrarlo. Curioso mes el de Abril... se van a cumplir 4 años de cierta cosita que le hice a nuestro obispo... jejeje, y cada uno que piense lo que quiera!!!

pon said...

Pos claro que hay que ser muy valiente para ser un hombre; porque no hay mayor valentía en una persona que la de ser honesto con uno mismo sin mentirse.

Si lo que quiso fue ofenderte, se hizo un buen autorretrato.

Enhorabuena por los dos añitos, Senses.

pe-jota said...

Bueno, .....oye que no se que decir, que me has dejado mudo, alucinado..., un post tan personal, tan emotivo y no se pero supongo que te ha costado escribirlo, mejor dicho publicarlo, me imagino como le dabas al publicar entrada a toda prisa y diciendo ya está, uffff, mi enhorabuena, me has emocionado.

Un fuerte abrazo.

Senses & Nonsenses said...

qué bien lo imaginas... igual, igual, jajaja

extraño en mí, pero lo quería hacer, os quería contar (un poco). tpc es una historia espectacular, imagino que bastante común, pero es la mía.

SirenaVarada said...

Una que andaba despistada por ahí y llegó a este lugar, después de leerte sólo quiere decir esto:

¡¡¡FELICIDADES!!!

@ELBLOGDERIPLEY said...

Jo, qué historia más bonita y más sincera: Me encantó, lo digo de verdad. Pues claro que has contribuído a la normalización, has contribuído muchísimo a la normalización con tu blog....
Casi que podría comentarte cada cosa, porque la entrada está llena de matices, casi como la paleta de un pintor: Aún me sigue espantando el "besos, no" ese. Es curioso, es una cosa que "los grandes besadores" (ya ves qué modesto):-) creémos que no existe, pero hay bastante más de eso de lo que pensamos...
Un beso, Senses: Un beso, sí.

Caronte said...

FELICIDADES! por esa incansable lucha por la libertad, por esos dos años, y que sean muchos más...gracias también por hacer de tu blog un referente de la blogosfera...espero que nuestras "coincidencias", ese juego de espejos q todavía nos sorprende a veces y en un futuro podamos decir que X años no es nada.

1 abrazo enorme.

Miguel Cane said...

¡Ay, pero qué tarde llego!

Espero que no sea demasiado.

Qué emocionante texto y qué jubilosa ocasión. Los aniversarios son importantes: son marcas de los pasos que hemos dado y nos señalan el camino andado.

¡Me alegro enormemente! Y no dejo de maravillarme.

Je, al menos a ti no te tocaron electroshocks.

Abrazos hasta Babylon desde Finisterre!

Senses & Nonsenses said...

muchas muchas gracias a todos,
por estar, y por comentar.

muchos besos.

Casanova said...

Hace 20,uff.Yo muchos menos.El dìa que nos fuimos un amigo y yo al festival de Donosti,a la vuelta se lo dije a todo el mundo,y no habìa visto ni una sola pelìcula en el festival.Ni una!

Muegano. said...

Hey! Jamás me permitiría un especial de aniversario! Sólo ha sido un pequeño retraso! ;)
Así que 20 años? Wow! Yo salí hace 12, que tan poco son poquitos, jeje!
Gracias por compartir algo de tu historia con nosotros! :)

Muegano. said...

'Fe de erratas'. Anda, que me ha faltado un 'perderme' después del permitiría...