Friday, January 11, 2008

75 años de los Sucesos de Casas Viejas


En Numancia murieron los celtíberos sobre las hogueras.
En Valladolid y Toledo, los herejes, también sobre ellas.
El Seisdedos y los suyos murieron debajo...
Ramón J. Sender


Los Sucesos de Casas Viejas es el nombre con el que ha pasado a la Historia uno de los episodios más negros y trágicos de la Segunda República Española. El descontento general de obreros y campesinos con la República hizo que, el 8 de enero de 1933, la Confederación Nacional del Trabajo dicidiera poner cuatro bombas en la jefatura superior de policía de Barcelona; mientras tanto, se debía declarar en toda la península una huelga general revolucionaria: a los obreros y campesinos de Cataluña se sumaron los madrileños, el proletariado de otras grandes ciudades, como Granada o Zaragoza, y se llegó a proclamar en algunos lugares el Comunismo Libertario, como en los pueblos mineros de la cuenca del Alto Llobregat.
Pero el episodio más vergonzoso ocurriría en el pueblo gaditano de Casas Viejas -en Andalucía la actividad revolucionaria era más intensa y la represión del gobierno de la República fue brutal. Los trabajadores del campo se humillaban en la vía pública por un mísero jornal. En 1932, el 3% de los terratenientes andaluces poseían el 67% de la tierra. En 1933, en Casas Viejas el 43% del municipio estaba en manos de caciques locales. El mayor terrateniente de España estaba en Cádiz, el duque de Medina-Sidonia.
Los jornaleros en paro de Casas Viejas no renegaron de su quimera y el día 10 proclamaron el Comunismo Libertario. Un modelo basado en la colectividad agraria y en una escuela popular gratuita. Aquellos que tenían algún nivel de instrucción se ofrecían para enseñar a sus vecinos a leer. Salieron de la miseria intelectual, empezaron a tomar conciencia de clase, y se acercaron a planteamientos anarquistas, muchos de ellos adhiriéndose a la CNT.
El 11 de enero de 1933, animados por la revuelta protagonizada por anarquistas en otros pueblos y ciudades, decidieron hacer su propia revolución: entraron al Ayuntamiento para destituir al alcalde y al cuartel de la Guardia Civil. "La memoria colectiva y las fuentes primarias aprovechables demuestran que fue una actuación conjunta del pueblo, que se pertrechó de municiones, cortó las líneas telefónicas y controló carreteras y caminos antes de sitiar el cuartel de la Guardia Civil". Allí se iniciaron los primeros disparos: los guardias no quisieron unirse a la rebelión, pese a haber sido invitados. La muerte no deseada de dos guardias civiles durante el tiroteo que habían iniciado ellos mismos sirvió para justificar las represalias posteriores.




El Gobierno de Manuel Azaña envió a Casas Viejas refuerzos de la Guardia de Asalto y la Guardia Civil. No se hizo nada por buscar una solución pactada, ni se quisieron escuchar razones. La orden era "concluir aquello en quince minutos", "emplear el rigor sin contemplaciones". Entraron a tiros en el pueblo. Tras las represalias y las torturas a que fueron sometidos los sospechosos, la mayoría de los implicados depusieron sus armas, los que pudieron abandonaron el pueblo y se escondieron en los campos. Tan sólo nueve personas mostraron resistencia y se refugiaron en la cabaña de Francisco Cruz, conocido como Seisdedos. Entre ellos, sus dos hijos, militantes de la CNT, y María Silva, su nieta, conocida después como La Libertaria -que consiguió escapar pero que fue víctima de la represión posterior durante la Guerra Civil-, y dos niños, uno consiguió escapar junto a María, el otro tuvo la suerte de morir a balazos, en vez de carbonizado como todos los demás.
El grupo de Seisdedos había matado a uno de los guardias que rodeaban la casa, y tomaron como rehén a otro, Manuel Quijada, que finalmente se uniría al encierro por decisión propia. El capitán Manuel Rojas, con la intención de acabar rápido, ordenó rociar la cabaña con gasolina. No conforme con esto, el día 12 inició allí mismo una serie de juicios sumarísimos en la que participantes y sospechosos pasaron a ser directamente culpables. Se detuvo a ancianos y enfermos que no tuvieron nada que ver, y se obligó a 12 personas a entrar en lo que quedaba de la cabaña de "Seisdedos". Ninguno de ellos salió de allí con vida. Los cadáveres acumulaban más de cincuenta heridas de bala, la mayoría efectuadas por la espalda.
Mientras las fuerzas vivas eran felicitadas por el gobierno de Madrid, los habitantes de Casas Viejas seguían escondidos. Y tardaron días en regresar. Lo tuvieron que hacer por miedo a las amenazas de bombardear los campos en los que se refugiaban. Conocidos los hechos en el resto de España, se produjo un gran escándalo periodístico y parlamentario. Estos sucesos, así como los de Castilblanco y Arnedo, hicieron perder mucha mucha popularidad al gabinete Azaña, y en definitiva, sería una de las causas primordiales de la caída de su gobierno en 1933.




(*) CASASVIEJAS: "TIERRA Y LIBERTAD"
Es indudable que la Segunda República Española nació entre manifestaciones de júbilo y confianza en la llegada de un nuevo orden social. Sin embargo, sus posibilidades latentes resultaron decepcionantes en la práctica. Fue poco más que una adaptación, con diferentes músicos, de una partitura ya conocida: a la postre, la Republica no sirvió para acabar con los privilegios, sino para garantizar su continuidad mediante el artificio. Así, por ejemplo, la legislación laboral republicana se limitó a transformar los Comités Paritarios de la dictadura de Primo de Rivera en Jurados Mixtos, compuestos igualmente por patronos y obreros. Diferentes formas del hipócrita interclasismo del Capital. (...) Hoy existe una cierta divinización de esa república burguesa y se pretende hacerla pasar por república de los trabajadores. Se nos presentan como grandes conquistas de la misma las libertades de expresión, conciencia y asociación, cuando, como libertades, son precisamente capacidades en potencia del ser humano y le son inalienables como el ser racional y social que es. No hubo por tanto victoria alguna sino una coyuntura tendente a la disminución de los niveles de represión a la disidencia, al "delito intelectual". La diferencia con el Estado monárquico previo y el posterior fascista está en la retórica, la simbología y en diferencias de grado en lo tocante a la intolerancia. El parecido entre estos períodos es evidente si se estiman los cambios habidos en la propiedad de los medios de producción, las relaciones sociales y los medios de coerción desde comienzos del siglo XX. La sacrosanta II República se sirvió sin remordimientos de profesionales del terror que, irónicamente, terminarían volviéndose contra ella. Este es el caso del capitán de la Guardia de Asalto Manuel Rojas, el carnicero de Casas Viejas.

Los ejecutores de los crímenes de Casas Viejas fueron absueltos o aministiados. Algunos se comprometerían después con el golpe de estado fascista de Franco, como Manuel Rojas, que antes de morir tuvo tiempo de participar en la represión de Granada y la muerte de Federico García Lorca. Respecto al pueblo, los que no fueron ejecutados en 1933, fueron juzgados en el 34 por posesión de armas, y los restantes, o marcados para siempre, o serían víctimas en el 36, como María, La Libertaria, que fue encarcelada y fusilada por su ideología al iniciarse la Guerra Civil.
Casas Viejas fue el crimen más atroz e innecesario de la Segunda República, y como tal, dejó una profunda herida entre las clases trabajadoras y los republicanos españoles, además de una lección que no deberíamos olvidar (...para cuando llegue la Tercera): la república burguesa ni quería ni hubiera permitido la emancipación de los trabajadores.


fuentes:
básicamente de este magnífico trabajo de:
El blog senderosdelebro. (*)
Casas Viejas: 1933 – 2008: 75º aniversario. CGT de Andalucía.
Cronología de los hechos y un catálogo de fotos reales del suceso. (fantástico documento de los fotógrafos Cecilio Sánchez del Pando y Juan José Serrano)



Basilio Martín Patino re-construye los sucesos de Casas Viejas, en uno de los capítulos de una serie de documentales que hizo en 1996 para Canal Sur, Andalucía, un siglo de fascinación. Un fascinante falso documental, necesario, y más que recomendable, que recrea los acontecimientos al modo de los directores soviéticos de las vanguardias, como si los propios Pudovkin o Eisenstein hubiesen sido testigos directos de los hechos. Un simulacro de realidad con el efecto de documento real, que explora los límites no tan claramente delimitados entre el lenguaje de ficción y el documental.



Casas Viejas, El Grito del Sur. de Basilio Martín Patino.
Documental completo. Echad una ojeada, merece la pena.
Basilio Martín Patino: Esa linterna mágica y libre.

22 comments:

LoveSick said...

impresionante entrada, felicidades. Leyéndola recordaba el docu de Martín Patino y me he llevado una alegría al ver que lo has citado como colofón final.

Por cierto, y aunque no tenga que ver directamente con el tema, el otro día me recomendó un amigo un libro llamado "La justicia de Queipo" sobre las barbaridades de Queipo de Llano. Al autor se le impidió muchas veces entrar en los archivos para que no se manchara el nombre ilustre de esta persona que entre otras cosas incitaba a que la gente matara a los rojos por la calle y violara a las mujeres.

Y aún menos que ver, ¿nos vemos en el Zinegoak?

salud

Francisco García said...

Sin duda, durísimo, como tantas otras historias que nos cuentan cómo se destrozaron las vidas de miles de personas inocentes.
Me quedo con lo que tú sugerías: aprendamos de ello (recordándolo) para cuando llegue la tercera república.
Un placer leerte.
¡Salud!
:)

herr Boigen said...

Interesante mirada a un periodo de la historia española totalmente desconocido para muchos de nosotros en Hispanoamérica. La información sobre la concentración de tierras en caciques me hizo pensar tanto en el México del primer cuarto del siglo XX.

herr Boigen said...

Por cierto, ¿ustedes también cuentan las Repúblicas como los franceses?

CRISTINA said...

Te superas, Senses, te superas.

Impresionante.
Por el fondo y por la forma. Por lo que cuentas y lo que dejas sin contar para que cada uno piense, investigue, lea...
Por lo correcto y lo "políticamente incorrecto". Genial.

¡Ay...la memoria!
La memoria de lo que nos han contado nuestros abuelos, de lo que hemos leído, de lo que hemos estudiado en los libros y de lo que no estaba en los libros...Yo también la reivindico, tú lo sabes.

Sólo un apunte más, creo que la República tuvo muchos fallos, claro. Una vez oí al propio Santiago Carrillo y a Ian Gibson ser muy críticos y dar datos y argumentos para creer que no fue ni de lejos lo que románticamente queremos creer que fue.
Pero pienso, con muchas dudas (para empezar de Historia se lo justito), pienso que pudo haber sido algo bueno. Sí, dentro del orden establecido, cambiando quizás lentamente las cosas y otras sin cambiarlas nada, pero pudo haber sido algo bueno.
Lamentablemente en vez de darle tiempo y oportunidad a la República le dieron un golpe de estado, una guerra y muchos muertos.

Un post buenísimo.
Un beso, Senses.

Caronte said...

Magnífico este reportaje sobre otro sueño aplastado, y que si no se usa por los fachas para atacar a la República es sencillamente porque los masacrados eran aún más "rojos"...

Yo sí creo que la II República fue algo bueno, obviamente con sus luces y sus sombras, pero al menos un modelo a seguir en el ámbito educativo y cultural, y que fue cortada por un golpe fascista contra un gobierno legítimo y democrático.

Sobre lo que dice lovesick: efectivamente, queipo de llano(q está enterrado en la basílica de la macarena), una vez tomada Sevilla, instaba a la gente a que si veía a algún rojo por la calle, o a algún vecino, que le pegara un tiro, y que si no se sentía capaz que se lo llevaran a él que él se encargaba, y está enterrado en una basílica...

1 abrazo y felicidades por el post.

PD:Ha muerto Ángel González :_(

Desesperada said...

me he quedado anodadada. por la documentación, por la narración... gracias por traer a nuestra memoria escenas como esta. me quedo también con que la III tendrá que aprender de los errores de la II para ser una gran república.

@ELBLOGDERIPLEY said...

Bueno, siempre completando, si puedo...Un simple dato, porque he visitado el pueblo en Cádiz, ya que soy muy gaditano algunas veces al año, y me he rodado bien Cai: Ahora ese pueblo se llama Benalup, ésto lo recalcan los gaditanos siempre, que no quieren rememorar el triste recuerdo...no tienen el menor interés, todos dicen Benalup, preguntas en Cádiz por Casas Viejas y te dicen que Benalup.

Excelente reconstrucción histórica, estoy a falta de ver el vídeo de Martín Patino, que me voy a comer.

No creo en las Repúblicas porque sí, ni las tengo idealizadas, hace mucho tiempo de eso y era absolutamente otra época, para fortuna de todos (menos mal). Sólo son una Forma, las repúblicas, no garantizan nada (lo digo desde el punto de vista de un estudiante de manuales de Derecho Político I y II, con buenas notas...es decir, técnicamente)...Tampoco creo en ninguna izquierda rancia que conste, que la hay como las derechas...(es una opinión particular y libre mía y de Ana Belén también, ejejje, cuando le recriminaron que "porqué esas joyas Berao y esos trajes de Jesús del Pozo" y "no seguir con la pana": Y ella contestó que: "Una cosa era ser de izquierdas y otra ser una cutre"...
(sin ánimo de polemizar en ésto, porque hago "chas" y aparezco a tu lado como Cristina Rosenvinge, ya sabes que te apoyo en todo y más si creo que hay esfuerzo detrás, que es casi lo único que valoro):-)
Dicho ésto, acabaría comentando tu entrada como "otra tesis doctoral Cum Laude de Senses". Eres un portento humano, que trasciendes y sobrepasas éste modesto ámbito de "blogar" cada vez que creas y documentas algo.
Muchos abrazos, guapo.

Senses & Nonsenses said...

Primera y Segunda, porque dos han sido los breves períodos de tiempo en los que se ha intentado este sistema político. La Primera, fue en el s.XIX, nació con vocación provisional (el poder y el capital estaba en las manos de los de siempre), y duró poco más de un año antes de restaurarse la monarquía otra vez. La Segunda es el período que iría de 1931 al 36 (si se prefiere hasta el 39), que se zanjó con un intento de golpe de estado, que a la postre serían tres años de una descarnada guerra civil (y el mundo contemplándolo sin hacer nada).

estos apuntes históricos para herr boigen, y a ti ripley te diría, que yo tampoco creo en la repúblicas porque sí, haces muy bien en no idealizarlas porque las que hemos tenido han sido una mierda.
en ambas ocasiones se ha producido una alternancia casi pactada entre liberales y conservadores para dirigir el pastel. (donde las diferencias eran tan sólo de matices...)
((esto nos debería hacernos reflexionar sobre el mmto. actual, y se nos llena la boca de conceptos como democracia o libertad de expresión))
pero la del 36, la del frente popular, es una utopía, porque se la impidió poner en práctica (es posible que nos hubiera desilusionado, el poder siempre corrompe). pero aún es una utopía con la que muchos soñamos...
otras épocas...? mejor?
se declaro el laicismo, ahora creo que tan sólo somos un país aconfesional, y visto lo visto (la mani pro-familia-vida-católica), que es una estrategia, promovida, y dirigida por el Opus Dei y el Vaticano. y ponen en primer planos debates obsoletos como el divorcio express o el aborto.
...en 1931 ya se había aprobado el aborto.
y se instauró el amor libre, que deja en pañales a ley del matrimonio de zerolo (sólo los curas y los gays se quieren casar...)
((estoy un poco resacoso. debería explicarme mucho mejor. en fin...))

muchas gracias a todos por vuestras aportaciones

Senses & Nonsenses said...

cuando he dicho que se aprobó el aborto, quería decir...
la ley del divorcio.

@ELBLOGDERIPLEY said...

Pues no sólo no disiento ni polemizo. Llámame pelota, pero es que pienso exáctamente lo mismo que has escrito tú: sólo que no todo el mundo lo sabe, y estamos en el país del Informe Pisa (morena), donde peor posiblemente se enseñe la historia a los lugareños y más se reinvente.
Lo mismo que cuentas, lo aprobé con nota con Solozábal, un catedrático vasco que es uno de los mejores profes de Dº Político y constitucionalistas que existen (Dº Político I), y después con Jiménez de Parga (el II). Osea que yo ya me he examinado, jeejje, y veo que de alguna forma tu tb, sea en plan estudio forzado o autodidacta, es lo mismo.
Yo lo que no creo es en una especie de borreguismo (muy extendido) que consiste en (no sé si está bien dicho) "Intrapolar o extrapolar" la historia de igual manera en distintas épocas...
De la derecha no hablo, porque es un tema que me gomito, simplemente: el mejor favor que podemos hacer a quiénes todavía están en esas posiciones impropias del continente europeo del cual forman parte, es no hacerles ni p.caso: tampoco creo que se lo hagan mucho sus colegas europeos de derechas, porque en fín, los dirigentes populares, excepto contadas excepciones, no son unos hachas con los idiomas, y además tampoco pensando:-)
Un besote, guapetón.

pon said...

Fue buena la II República, lo fue. Todos los gobiernos(por cierto no era/es de Madrid sino del Estado) tienen sus luces y sombras, como todos los sistemas. Pero desde la II República las mujeres podemos votar. La educación pasó a ser universal y gratuita, dejó de estar en manos de la iglesia, Españá dejó de ser un Estado católico(más que ahora por cierto), se abolieron las leyes discriminatorias por razón de sexo(ya las quisiéramos ahora), el matrimonio obligatorio, la sanidad pasó a ser universal y gratuita, las mujeres tenían exactamente los mismos derechos que los hombres.....esto no son tonterías, ni utopías, ni son derechos que instituyera ninguna monarquía. La forma de gobierno es tan importante como que, en una República, el jefe de gobierno no lo es porque haya nacido en determinada familia o tenga tal apellido o un "derecho" que le otorga la tradición religiosa. Es elegido por el pueblo. Por tanto no disfruta de más privilegio que otro ciudadano cualquiera. Es una diferencia esencial en democracia, por mucho que esa mezcla extraña de progresía y monarquismo que se da en este país se empeñe en lo contrario. No hay que confundir folklore con política, aunque se empeñaran Franco y el PP y los curas.
La II República tenía un gravísimo problema que no se debe olvidar: gobernaba un pueblo sin formación, mantenido durante siglos en la más absoluta ignorancia por la monarquía(esa que cae tan bien) junto con la iglesia, educado en el miedo al infierno, el castigo divino y sumido en la pobreza. Caldo de cultivo, como en el resto de Europa, de revoluciones de izquierdas(cuando uno ve morir de hambre a sus hijos aunque se mate a trabajar, creo que tiene derecho a revelarse fusil en mano), y el sistema republicano de gobierno era una trasposición de los sistemas republicanos europeos. Solo que esto no era Europa, había siglos de retraso. Y luego hubo cuarenta años más de retraso.
Quiero hacer una puntualización al texto:
"Se nos presentan como grandes conquistas de la misma las libertades de expresión, conciencia y asociación, cuando, como libertades, son precisamente capacidades en potencia del ser humano y le son inalienables como el ser racional y social que es. No hubo por tanto victoria alguna"...
No estoy de acuerdo. Son grandes conquistas de la II República; porque estas capacidades como dice el autor, si no son reconocidas por ley, no hay posibilidad de desarrollarlas. Esa es gran conquista. Por tanto, la gran victoria de la II República es esa: la legislación y garantía del derecho a desarrollar las libertades que antes no existían.

Por supuesto que idealizarla es absurdo. Pero denostarla también lo es. Aprender de la Historia para no repetir los errores es lo ideal.¿Seremos capaces?, yo creo que si.

Juer qué largo, vaya.

The Phoenix said...

que dura ha sido la lucha de los trabajadores en el siglo que pasó. No conozco la historia española moderna, por eso te agradezco este post, para que en otras latitudes, podamos recordar estos lamentables hechos.

Un saludo desde Ciudad de México

Sergio

Alx Atwaters said...

"Suceso", menudo insulto; y la historia está lleno de esos insultos. Huuum, sense or nonsense :), me llevo tu entrada conmigo y la leeré a la noche, cuando tenga tiempo, cuando pueda leerlo con tranquilidad, sin la presión de la nómina :)

Un abrazo de seis horas

hermes said...

Amigo, no lo dudes, la tercera volverá, eso no hay quien lo pare, tardará más o menos tiempo pero la tendremos de nuevo ( o la tendrán )

Los sucesos por muy terribles que sean parece el ser humano no aprende nunca y volvemos a tropezar de nuevo con la misma piedra.

Estas hecho un reportero de la historia de mil pares de narices, gracias por compartirlo con nosotros.

Un abrazo

pe-jota said...

Momentos trágicos que escaparon al control de la razón, momentos que deben ser recordados y estudiados para evitar su repetición, y sin embargo cuantas "Casas Viejas" se dan y se seguirán dando. El recurso a la violencia, por desgracia, es demasiado fácil, algún día, no pierdo la esperanza, nos daremos cuenta la inutilidad de tanta sangre derramada, de tantas vidas perdidas.

Abejitas said...

Tremendo lo que ocurrió.

Enhorabuena por la entrada.

Aleteos!

Senses & Nonsenses said...

tienes toda la razón, pon, -el otro día estaba demasiado destroyer- (...porque aunque no fue la panacea, en realidad es cierto todo lo que nos cuenta pon), no hay ningún momento tan importante como el cambio de la monarquía absoluta a la República (la Segunda): la laicidad, la educación, el sufragio universal.
...sobre los avances en cuanto a los derechos de las mujeres prefería que lo comentarais alguna de vosotras (hace unos días veía los carteles de carles fontseré, el cartelista anarquista, y me daba un poco vergüenza como desde la CNT se animaba al hombre a ir al frente y a la mujer a tejer para que no pasaran frío en las trincheras). ...pero es que se empezaba desde 0 (y, es cierto que la población estaba en la más absoluta ignorancia, y la crisis económica mundial entreguerras tpc ayudó mucho).

pero tampoco hay que tener miedo de denunciar estos episodios negros de nuestra historia (como decía caronte más arriba, demasiado rojos para ser posible). en todas la revoluciones han sido los burgueses quienes se han beneficiado más y rápido. los avances de la clase obrera son pasito a pasito, y a veces, tan frágiles.
por esto me parece importantísimo lo que apuntas sobre legislación. es verdad, si no hay ley no existes...
(he dicho muchas veces que estaba en contra del matrimonio gay, ...pero porque nunca imaginé todo lo que iba a suponer de visibilidad, de normalidad, de YA no pasa nada...)

Sí que me parece surrealista que la izquierda de este país sea más monárquica que la derechona. siempre pienso que me he perdido algo... porque aunque recuerdo a juan carlos el día del intento del golpe de estado del 81, no recuerdo el clima que se vivía los años anteriores a esa fecha.
Pero creo, espero, deseo, que juan carlos será el último borbón que suframos.

tampoco confío en una República a la francesa, pero me has hecho pensar (...con esto de legislar). MUCHO. a ver si va a ser el propio sistema repubicano el que hace a los franceses más comprometidos, con más conciencia de clase, más dispuestos a salir a la calle y luchar juntos por una causa común (...de hacer otro mayo del 68, que este blog va a recordar). en esto, les tengo mucha envidia.
-yo siempre culpé al franquismo de este retraso-

gracias a todos por participar.
un abrazo.

jo, pa'largo el mío. lo siento.

Alx Atwaters said...

Se ha escrito tanto, que lo único que vengo a decir es: me parece bien que se recupere la historia, la memoria, los derechos para que todos los insensatos, todos, podamos casarnos.

Un abrazo sin anillo de pedida

@ELBLOGDERIPLEY said...

Mira, Senses, una noticia de "El Diario de Cádiz" de hoy mismo, que intuyo que tiene que ver bastante:
http://www.diariodecadiz.es/article/provincia/30680/hallan/restos/oseos/enterrados/campo/golf/benalup.html

pon said...

Bueno, da de si la cosa, está muy bien.
Los derechos de la mujer durante la II República, hay cientos de libros y tesis sobre esto. Para mi, el derecho más importante que se conquistó fue que el trabajo femenino, dentro o fuera de casa(tejiendo calcetines para el frente por ejemplo) se reconoció como igual al del hombre. Que el trabajo de la mujer no fuera o bien un regalo del paternalismo caritativo o bien una especie de "segunda mano laboral" fue esencial para el progreso de la mujer y por ende de la sociedad entera. Las mujeres, por primera vez en la Hiatoria, no eramos trabajadoras de segunda, ni cobrábamos menos que los hombres, y se reconocía el valor del trabajo y el valor de la crianza de los hijos para la sociedad. Esto, hoy dia, no está reconocido, aunque parezca increíble. Durante la II República si se reconoció y se legisló. El reconocimiento de la dignidad del trabajo de la mujer es uno de los logros morales y sociales más importantes de ese periodo.
Con las revoluciones conviene no olvidar una cosa: aunque los que se maten sean obreros, las comandan y organizan los burgueses. La intelectualidad es de clase burguesa. Loa estudiantes son burgueses......todas las revoluciones son burguesas. A lo mejor por aquello que decía no sé quién, "lo que quiere un obrero es ser un burgués, y si no lo consigue, que los sean sus hijos".
Efectivamente es el sistema republicano el que hace que un país tenga conciencia de si mismo. Solo hay que echar un vistazo alrededor. Un país gobernado por constantes dictaduras(con reyes o sin ellos) que aplastan las diferencias de los pueblos y que unifican falsamente no aglutina al pueblo, solo le mantiene unido por el miedo y la ignorancia.
Si no hay ley no existes....no te dejan existir. Si no hay reconocimiento legal no hay reconocimiento social; sin derechos legales los derechos inalienables e inherentes a la persona no existen. Desde el Derecho Romano hemos heredado esta premisa, que viene a proteger los derechos individuales y ampara a la colectividad.
Qué te voy a decir del borbón, que sabe muy bien que la izquierda le asegura el asiento. Porque la derecha es la caspa golpista y el primero que sale del baile es él.

Bueno un placer debatir, besazos.

Muegano. said...

Wow Senses! Me ha gustado mucho, y me ha traído muchas memorias, esta historia huele mucho a América Latina... ;)
Saluditos!