Saturday, December 01, 2007

The Gift



The Gift es un polémico documental de Louise Hogarth sobre el fenómeno de los "bug-chasers" (cazadores de infecciones), personas que practican sexo sin protección alguna con seropositivos para contagiarse deliberadamente del virus del SIDA. La película hace un seguimiento de un grupo de homosexuales estadounidenses que buscan ser VIH positivos. En el otro lado, estarían los "gift-givers" (o donantes) que son los seropositivos que sabiendo que lo son se prestan a contagiar el virus a otras personas.
Las razones esgrimidas por los "bug-chasers" van desde el deseo de un sentimiento de pertenencia a una parte de la comunidad gay, a los que quieren tener la misma experiencia por la que han pasado sus mejores amigos, sus amantes, incluso sus ídolos. En este sentido, algunas asociaciones y colectivos denuncian que el hecho de dar una imagen positiva de la enfermedad ha creado una contraproducente glamourización de ésta. Uno de los chicos de la película explica como se sintió aliviado cuando por fin se contagió del virus. A partir de ese momento se liberaba para siempre de esa sensación de miedo constante a la infección, y no tendrá que preocuparse jamás de utilizar un condón (obviando la posibilidad de contagio de otras infecciones de transmisión sexual).
Me gustaría saber como defienden sus razones los "gift-givers".
En el documental se entrevista a una serie de hombres que celebran fiestas privadas en las que se practica sexo sin condón, y en las que participan seropositivos con hombres sanos que desean contraer la enfermedad. A modo de juego de "ruleta rusa", dicen algunos.
Aunque las circunstancias sean las mismas y puedan compartir las mismas causas, yo no confundiría esta "autodestructiva" (no sé como calificarla) experiencia con un incremento reciente del barebacking inconsciente. Ahora la enfermedad se percibe como algo menos letal, lo que ha hecho que la gente vuelva a querer tener sexo sin preservativo. O el de aquellos que nunca se han hecho pruebas, ni quieren hacérselas, como si no fuera con ellos, tanto entre homosexuales como heterosexuales, y mantenerse en una feliz ignorancia. Tiene cierta lógica que después de vivir aterrorizados veinte años por la enfermedad, la gente se haya relajado en sus costumbres. Además ha desaparecido la sensación de peligro, y es que el SIDA ya no se vincula necesariamente con la muerte. Médicos y expertos ya la consideran casi como una enfermedad crónica gracias a los avances en los fármacos y en los tratamientos individualizados.
Este documental causó gran debate dentro de la comunidad gay. En Estados Unidos se ha incorporado en programas de prevención como una herramienta de terapia.

Página Oficial de The Gift.
Tráiler del film.

31 comments:

Fran said...

La verdad es que no había oído nada sobre este documental. Me ha parecido muy interesante ya no sólo por el tema en sí, sino por el debate que puede abrir en cuanto a las impresiones y opiniones personales.
Y en todo caso, muy buena la idea por sacar a la luz otra manera de entender la enfermedad del virus del SIDA, estemos o no de acuerdo con ella.
Ah! Gracias por tu visita y por tu comentario; ojalá pudiera dedicarle más tiempo a esto, ya sabes...
Un abrazo fuerte.

JP said...

Yo tampoco nunca había leído sobre este fenómeno.
La verdad nunda dejo de sorprenderme , ya que es otra visión del HIV.
Saludos

GMANfull said...

que frivolidad mas grande me parece terrible.

Martín said...

A mí me parece que le faltan bastante el respeto a todos los que, por un motivo u otro, se contagiaron la enfermedad y murieron a consecuencia de ello. Es repulsivo.
Saludos

CRISTINA said...

Había escrito un comentario muy largo.
Pero estaba (estoy) muy enfadada con eso de que es "otra manera de ver el SIDA", y había puesto alguna barbaridad, así que lo he borrado.
¿se olvida de que el SIDA es una E N F E R M E D A D que mata a miles de personas cada año?
si alguién quisiera tener un cáncer a propósito, ¿hablaríamos de "otra manera de ver la leucemia"?

mejor lo dejo, que volveré a escribir alguna burrada y tendré que volver a borrar.

ManuelKawamaS said...

wow, ke fuerte! sera un must see en mis pelis de este año

Lamusadeloko said...

La verdad que resulta angustioso el, no se si llamar, síndrome "bug-chasers", puede ser que confluyan toda una a serie de factores y parte importante de ello sea, tal vez, haber pasado de mirar la infección como una muerte rápida y asegurada, a considerarla una enfermedad que con los debidos fármacos permite una vida digna, exactamente como cualquier otra crónica. Pero mi humilde opinion se decanta por resaltar de todo esto, la tendecia extremista humana, aquello de "juanín a juanón" o me cago de miedo, o se lo pierdo por completo hasta encontrarle el morbo al juego de contagiarme.
La otra cara es que aún hay gente que sigue sin tener muy claro toda la información concerniente a cómo se contagia y los riesgos que suponen ciertas prácticas, estos sin formar parte de ese "grupo"...
Besotes!

pon said...

Yo flipo. No sé si es un síndrome de Munchausen contagioso y absurdo o simplemente un juego de pijos sin nada que hacer y con la vida resuelta, en busca de emociones fuertes. En todo caso me parece que hay que ser gilipollas, irresponsable y tontolculo, y desde luego insensible para olvidar tan alegremente la tremenda carnicería que provoca el Sida en Africa, Asia y sitios menos afortunados. Es difícil ser tan inhumano.

Vanto Y Vanchi said...

Wow.

Es de lo más...enfermo que he escuchado...mientras que por un lado esto se puede interpretar como un sacrificio/muestra de amor hacia una persona que ya vive con VIH, por el otro es un atentado contra la salud individual y comunitaria...esto no se trata solamente de ellos, los bugchasers, sino de todos aquellos a los que ellos exponen por hacer de esta terrible epidemia una moda, un glamour.

Sick.

Silencio said...

Jodido el asunto, vamos, acá tratando de educara los niños, en africa tratando de evitar que sigan naciendo con VIH, evitando que sigan contagiandose y estos taraditos, claro muy de gringos que no saben ya que nuevas putas formas de locura inventarse. No, creo que no lo veré, me pondría algo furioso.

Saludos

Vulcano Lover said...

Es un tema complejo y difícil de abordar, porque implica cuestiones sanitarias, morales, e incluso filosóficas. Como la mayoría, pienso que la cuestión sanitaria es la primera, y me parecen prácticas condenables, sobre todo cuando implican la propagación de una enfermedad y las posibilidades de contagio NO voluntario de otras personas (como puede ser el caso, aunque estas prácticas parezcan apuntar a una cierta voluntariedad, yo creo que tienen un altísimo riesgo de implicar a otras personas que no lo hacen voluntariamente). En fin, pero es complejo también elaborar una crítica que sea a la vez contundente y que sin embargo no caiga en moralinas ni estereotipos...La personalidad es algo tan complejo y dfícil de escrutar que siempre nos sorprende con las más retorcidas y elaboradas vueltas de tuerca. Pero vamos, me temo que tendría que leer mucho más sobre este asunto para poder emitir una opinión con base. Lo tendré en cuenta en mis búsquedas de cosas por la red.

Un beso.

Muegano. said...

Wow! No había escuchado sobre el documental. Parece ser nuevamente una muy buena recomendación. La Foto está bruta! ;)

Me llamó mucho la atención que me mencionaras a R.Carrá, jajaja, el sábado bañaba al perro con ella a todo volúmen!

Las versos de Muse son de Ruled by Secrecy y de Interlude, ambas las encuentras en el disco de Absolution. ;)

ecopedro said...

Es algo bastante dificil de abordar por que están en tela de juicio la intimidad y el comportamiento sexual de esas personas que no solo no practican sexo seguro sino que buscan deliberadamente el contagio del VIH. En mi sano juicio no tendria sexo sin condon, pero eso tampoco me autoriza para decir que los que lo hacen son unos criminales, pervertidos, dementes, etc. No es tan simple.

Alfredo said...

Una vez más -y aunque tarde- coincido 100 por 00 con el comentario de pon. Suicidas tontos los ha habido siempre y asociar la enfermedad con cierto romanticismo de clínica antituberculosa parece que sigue estimulando a determinados tarados. Que le hablen de "gifts" y "bug-chasers" a un infectado del África subsahariana!!

Alfredo said...

100 x 100 (ups!)

ekiots said...

había oído hablar del tema y me quedé frío... no se... a veces no entiendo nada...
besos.

@ELBLOGDERIPLEY said...

Anda que no es un tema complejo...Sin ver el Documental es complicado decir algo...Bueno, ésto existe, y yo aquí he oído el término "tiburones", es lo mismo.
Por un lado me parece psicológicamente enfermizo, y por otro, puede ser delictivo, el C.Penal español tiene un tipo penal, que se llama "propagación maliciosa de enfermedades infecciosas". Es difícil de probar y demostrar, muy complicado...
En fín, es un tema enormemente polémico...
Era por comentar algo relacionado...yo personalmente no entiendo a la gente así. Lo mejor es tomar precauciones siempre, por si acaso (hay heteros y gays que aún así, tienen mala suerte), y que la gente no las tome, cuando descubran una vacuna o una curación definitiva....lo demás es gente un poco mal de la olla, me parece a mí, ...en realidad planteas un tema subyacente de sexo-adicción, también...De sociedad adicta al sexo, al sexo sin amor...eso es lo que subyace ¿No? Es una forma de plantearse la vida, completamente suicida, desdeluego....pero existiendo lo que existe en Africa (por ejemplo un sida infantil galopante), pues tb me parece tremendo...pero bueno, eres muy valiente al proponer el tema y ver ese documental...y como siempre enormemente riguroso. Pero qué tema más complejo...No deja de ser gente que previamente tiene algún desequilibrio mental o emocional, porque la sexo-adicción lo es, claro. Entonces es que encima van a tener dos enfermedades...no sé. Qué fuerte todo...
Abrazos, guapo.

Yaya said...

no maaaaaaaaaaa.. en serio existe??? Sabia de los que infectaba sin ton ni son, pero querer infectarte? Que pedooo!! En fin la tengo que ver.

Abrazos exponenciales

Senses & Nonsenses said...

son interesantísimas todas vuestras opiniones. jo, a ver cómo resumo yo la mía. polémico asunto, sip, y escalofriante.
Cristina, no te enfades, yo he querido entender otra manera de enfrentarse a la enfermedad, de vivirla, aunque bajo nuestro prisma nos sea imposible de entender, y mucho menos compartir.
pero como decís algunos, no es tan simple como para condenarlo sin más. el SIDA tiene un estigma que no tiene ninguna enfermedad de las que nos ha tocado vivir a nuestras generaciones. en un primer momento, recordad, fue un castigo divino. Es cierto que nunca hablaríamos así del cáncer, o del desprendimiento de retina, ;))

pero son muchos años de miedo, de autocontrol en el sexo (que de entrada ya es contradictorio). es una putada vivir con pánico la sexualidad. muchas pérdidas por el camino. toda una generación. tpc podría asegurar que se tratase de un problema de salud mental. habría que conocer las razones que le llevan a uno adoptar tal decisión (intentaríamos comprender a un suicida?). en cualquier caso, no me parece nada gratuito el argumento de que es un fenómeno de la sociedad occidental (el fenómeno que no es yanki exclusivamente, lo que nos aliviaría -por el tópico de sdad. enferma-, ya ha llegado a Europa). no sé si nos hemos vuelto locos, o hay mucho tontolculo, o es una de las consecuencias más de la posmodernidad. en realidad, no sé, tan solo son cosas que se me ocurren.

a mí me parece una falta de respeto, pero no a los que murieron, sino a los que seguimos vivos. y ese es el tema que quería subrayar. (no la sexoadicción???, ripley!).
aunque me asuste y no lo comprenda, mi (a)moral me obliga a respetar lo que dos personas adultas decidan hacer libremente. de igual modo que respeto, aunque tpc entiendo, y tb me sorprende, la historia de aquel caníbal que se citó por internet con otro que deseaba ser cenado por éste. ...o incluso si unos pijos aburridos quedan los sábados para jugar a la ruleta rusa.
ahora bien, lo realmente preocupante, e intolerable (y punible), y ahí coincido plenamente con Vulcano, es que esa relajación de costumbres en el ambiente gay (por lo que sea), hace que muchos tomen, tomemos, menos precauciones, y tengamos más papeletas de encontrarnos con un auténtico psicokiller, de los que andan por ahí sueltos, que sabiendo que son portadores del virus, ni lo dicen previamente (para poder elegir), ni ponen los medios necesarios para evitar el contagio. esto sí que es aterrador.
si dos personas quieren hacer una carrera en coche al borde del acantilado, tipo Rebelde sin causa, que lo hagan, son gilipollas, bobos, pero que lo hagan solos, sin implicar a nadie, y que no paren hasta que uno se caiga por el precipicio. ...pero en el borde del precipicio, no en una autopista llena de coches y en dirección contraria.

muchas gracias a todos
creo que hemos hecho un buen debate.
un abrazo.

Pd. Ripley, la adicción al sexo tiene un post. pero si quieres mi opinión vale tanto como la adicción al móvil o a la morcilla de Burgos. creo que esta sociedad tiende excesivamente a somatizarlo todo. si me hablaras de ansiedad, depresión, paranoia...
...aunque puedo compartir tb que somos polidependientes, todos adictos, capaces de engancharnos en poco tiempo a cualquier cosa (persona, o idea...)

pe-jota said...

La estupidez e inconsciencia humana parece que es algi que nio tiene fin, con razón se dice que somos el único animal capaz de autidestruirse, a qué nivel de odio y descomposición ética y moral se puede llegar para buscar la autodestrucción de ina manera tan sordida.

pon said...

Realmente lo preocupante es el impresentable que va por la vida sabiendo que está contagiado y se dedica a contagiar. Ese es el gilipollas; como dices, podremos o no compartirlo o entenderlo pero cada uno se quita de enmedio como le sale, lo que no tiene derecho es a quitar de enmedio a otros a sabiendas. Esa es la gran perversión. A mi me parece inmoral respecto de los miles de infectados en países donde no hay medicamentos que conviertan en crónica la enfermedad, o no tengan dinero para comprárselos, las víctimas de supersticiones tipo niñas violadas porque los hombres adultos creen que una virgen cura el Sida, sumando una violación a un contagio.......lo siento pero no me merecen respeto alguno.

Casanova said...

Interesantìsimo documental por lo que cuentas.Yo vi una vez un documental sobre cubanos desesperados por salir de la isla y se contaminaban con sangre contaminada para poder salir del paìs sin problemas.En este caso es aùn peor,te disparas en la cabeza para vivir en libertad.

CRISTINA said...

Senses, me enfadé (pero no contigo, claro!!) y eso me impidió escribir un comentario con algo de sustancia.
Tienes toda la razón. Un comportamiento así es de pensar que son gilipollas pero de mucho más. Habría que analizar cuestiones sobre sexo, el mundo gay, el mundo hetero, la sociedad actual y sus "escapes", psicología, psiquiatría, comportamientos humanos...
En actitudes suicidas vemos personas desesperadas, hundidas ante la vida o claramente "fuera" del mundo por cómo funciona su mente. LO que me llama la atención es que, aquí, de entrada no es así. (De entrada).

Es muy interesante lo que comentas sobre el vivir con "pánico la sexualidad", la necesidad de "autocontrol". Desgraciadamente, en el caso del SIDA esto se lleva al máximo, pero en otras cuestiones, la sensación es la misma. Para las chicas, practicar sexo va unido al miedo a un embarazo no deseado, por ejemplo, lo cuál te obliga a poner medios siempre y a estar siempre pendiente "de". Cuando se es adulta no tiene mayor problema, pero si se empieza a practicar sexo desde muy joven, el miedo es fuerte.

Y, desde luego, lo más importante es qué van a hacer esos que se contagian a sí mismos a propósito, ¿serían capaces de contagiar a otro aunque éste no supiera nada?

Interesante post. E inquietante.

Besos

Senses & Nonsenses said...

esto es lo tremendo y lo aterrador. quienes lo hacen conscientemente. por venganza, (hubo casos y detenidos incluso en una primera época de la enfermedad), por maldad o por irresponsabilidad...
desde luego, ningún respeto por la vida humana. pero como decía ripley arriba, es un delito difícil de perseguir y comprobar.
...y toda una bomba en un ambiente gay que, por las razones que sea, se ha relajado mucho en tomar medidas profilácticas. estos sí que somos gilipollas o inconscientes.

claro, no me había planteado el embarazo adolescente (sobre todo para las chicas). muy buen ejemplo.
como los que ponéis sobre cuba (otra perversión, coger el virus para poder salir de la isla), o las violaciones de vírgenes en áfrica. brutal. todo es tremendo.

muchos besos.

JLO said...

seria bueno verlo...

la pic es buenisima....

salu2...

Anonymous said...

Les dejo un link hacia una informacion que me sorprendio acerca de una version DISIDENTE del HIV y del SIDA. Por favor leanla contiene mucha informacion.

http://es.wikipedia.org/wiki/Cient%C3%ADficos_disidentes_sobre_la_hip%C3%B3tesis_que_correlaciona_VIH_con_SIDA

http://bolsonweb.com.ar/diariobolson/detalle.php?id_noticia=10226

George Hazard said...

A mí todo esto me parece de un neuroticismo tremendo. No hay justificación posible, y menos para los que preteden contagiar.
Tampoco entiendo los subterfugios de los que dicen que quieren ser contagiados.
Hay mucha gente loca por el mundo, y nos has dado todo un ejemplo.
De tu post extraigo una conclusión muy firme: que sabiendo que hay ese tipo de gente por ahí, nunca, nunca, nunca lo haré sin condón.

Anonymous said...

Yo tengo vih. Y tuve una pareja o discordante. Y durante todo el tiempo yo lo protegí y le explique que su intención de contagiarse de mi (no lo decía muy claro, pero de alguna manera me lo hacia saber y sentir). Hoy estamos separados - Yo lo odio y quisiera que se mnuriera - pero me siento bien que no he contagiado a nadie. Tener vih es algo muy dificil de sobrellevar y no se lo daría ni a mi peor enemigo. Menos a alguien que amo. ¿Pero que pasa si tu pareja sabe que estas con VIH y te penetra sin condon, por ejemplo sacandoselo, cuando tu le das la espalda? Vivi situacines como esa...

miguel.rosello said...

Estoy trabajando en una investigación que para mi sorpresa, trata específicamente el fenómeno expuesto en este documental, y escribo aquí por dos razones: la primera, es que necesito obtener el documental subtitulado al castellano y lo segundo, es que quisiera contactarme con quien ha relizado el post anterior, lamentablemente como anónimo, así es que si alguien pudiese ayudarme con esto, le agradecería que me lo comunicara por esta misma via, o al mail otratuerca@hotmail.com. Es de gran importancia tanto para mi, como para la investigación de una problemática que a todos nos preocupa.
Saludos y gracias

Anonymous said...

Muchos me han tildado de ignorante y muchos me tildaron de suicida, pero la verdad yo nunca crei el cuento del vih, el sida existe pero de que se contagie por relaciones sexuales es mentira, tuve siempre sexo sin condon desde los finales de los 70 y dos parejas mias murieron de sida, realmente era más el miedo al estigmatizmo que la enfermedad yo me quize morir pues no soportaba quedarme solo en todos mis examenes sali negativo hasta hoy en dia que me he hecho viejo me case tuve familia y sigo adelante, es cierto que muchos organismos alertan a las defensas cuando reciben semen anal, vacunación de influenza, gripe, tabaquismo , tuberculosis, etc. y cuando se hacen el test del supuesto sida sale positivo pero no siempre, nada de que la ciencia a adelantado más bien ahora concluyo que se cometio un genocidio, podran mentarme la madre pero esta es mi experiencia.

Anonymous said...

¿gente trastornada al filo de la muerte por propia elección?, pero denles rienda suelta, mientras no infecten al que no quiere ser infectado todo bien, menos imbéciles en la tierra, que ya demasiado sobrepoblada está, es el efecto guerra chicos, tómenlo con antiácidos o a joderse.