Saturday, June 08, 2013

escuela de sirenas


Yo, de pequeña, lo que más quería era ser gimnasta. Olímpica, y así.
De esas de las cintas. Como una Nadia Comaneci con hula hop.
Pero una monja, que no me entendía en absoluto, me dijo que aquello era cosa de niñas. Que me apuntara al fútbol. Mis padres me apuntaron a natación. Creo que fue en aquella época cuando empecé a jugar a ser como Esther Williams.

8 comments:

tecla said...

Todas creo que hemos jugado a ser Esther Willians.
Nunca la olvidaremos.
Feliz ella.
Que descanse en paz.
Creo que fue feliz en la Tierra.

Javier Arnott Álvarez said...

Bonita entrada y maravillosa Carol, algunos tenemos edad para acordarnos de ellas.

Sergio DS said...

Me ha gustado eso de cantar bajo el agua.
:)

El Deme said...

La natación sincronizada es una de las pocas cosas donde vemos brillar a las deportistas españolas en las olimpiadas.

Uno said...

Yo creí que la Williams ya no vivía. Ester hizo pelis de amor y lujo que es un género ya en desuso. Con lo que a mi me gustaban.
Y el show de la Burnett me hizo reir tanto...Las chicas payasas me encantan.
Estupendo homenaje.
Un abrazo

senses and nonsenses said...

tecla, tú también? ...formaríamos un buen equipo.

Javier, un sketch inolvidable de la Burnett que me apetecía recuperar. sólo el link, porque no me dejan subir el vídeo al blog, una pena.

Sergio, como el singin' in the rain en plan underwater.

Deme, tpc está mal el culebrón Ana Tarrés, que parece como Eva al desnudo ...pero en la piscina.

Uno, confieso que en un primer momento pensé lo mismo.
muy kistch, pero tan adorable.
no sé si las vería ahora, pero ¡cómo las disfruté!
reivindiquemos las chicas payasas, pues.
Rosa María Sardá con su "Honorato" es lo más parecido que tenemos.

senses and nonsenses said...

Justo, no apareció tu comentario:
«¡Esta película seguro que la ponen en El Fabuloso

senses and nonsenses said...

las espectaculares coreos de Busby Berkeley aguantan tan bien como las imágenes de El Mago de Oz.
fijo.