Friday, April 26, 2013

Drôle de Félix


Félix es un joven de origen magrebí, en paro y seropositivo, que vive con su novio en Dieppe, ciudad costera del Norte de Francia, junto al Canal de la Mancha. Al fallecer su madre, ordenando entre sus cosas, descubre una carta con remite desde Marsella de su verdadero padre, a quien nunca ha conocido y quiere conocer.
Entonces, emprende viaje hacia Marsella, tan sólo con su medicación y una cometa de colores arcoíris como único equipaje, y con el firme propósito de atravesar el país de punta a punta en autostop sin pasar por ninguna de las regiones en las que haya ganado las elecciones la extrema derecha, rodeándolas si hiciera falta, aunque ello le lleve mucho más tiempo. En Rouen, su primera parada, es testigo de un ataque xenófobo que no se atreverá a denunciar.
Por el camino irá encontrándose con diferentes personajes a los que se les presenta como su hermano, su primo, su abuela... una especie de familia ideal que Félix irá formando y eligiendo él mismo durante esta aventura vital: un estudiante de Arte, la mujer con tres hijos de tres padres diferentes, el viejo pesacador...


su hermano

su primo

Dirigida por Olivier Ducastel y su pareja Jacques Martineau.
A Sami Bouajila también le vimos en Los testigos de André Téchiné, por la que ganó un César como mejor actor de reparto.

7 comments:

JLO said...

que foto la última ja... hacía mucho que no veía una reseña de cine actual por acá, no?

te nombré en mi último post, vamos a ver si te animás jaja... salu2

Javier Arnott Álvarez said...

Muy interesante y oportuna !!!

Uno said...

No había oido hablar de esta peli nunca. Estaré al tanto que suena muy interesante. Me gusta en general como trata el cine francés los temas de sexo.
Un abrazo

tecla said...

Estoy bien segura de que debe ser una película sumamente humana e interesante, Senses.
Un beso.

senses and nonsenses said...

me temo que no es una película nueva. es del año 2000. pero de total actualidad, más si cabe con el clima de intolerancia que vive Francia estos días con la aprobación del matrimonio homosexual.

con todo lo que he aprendido de sexo en el cine francés, probablemente el país que tiene más películas de temática gay, ...y el que más pollas nos ha enseñado.

besos a todos.

tecla said...

Es que me parece que la tengo vista.

Justo said...

Qué buena pinta tiene..

El cine francés me encanta, pero la sociedad francesa es bastante más intolerante de lo que en general se piensa por aquí, tanto en lo que se refiere a interculturalidad como a sexo.

Y a las pruebas me remito: el revuelo con lo del matrimonio gay está siendo peor y con más nefastas consecuencias de lo que pasó aquí..