Tuesday, January 08, 2013

The End: 2012


«Creo en un mundo donde cada memoria
pueda crear su propia leyenda»
Chris Marker

«Este es un pequeño paso para un hombre
pero un gran salto para la humanidad»

Neil Armstrong


Los escritores.— Ray Bradbury, Fahrenheit 451, y Harry Harrison, ¡Hagan sitio!, Hagan ¡sitio! (hablamos de sus adaptaciones al cine). Gore Vidal, Carlos Fuentes, Antonio Tabucchi, Sostiene Pereira, la poeta polaca, Wisława Szymborska (Nobel de Literatura 1996). Emili Teixidor, Pa Negre. Maurice Sendak, Donde viven los monstruos. Esther Tusquets, Ed.Lumen. El historiador Eric Hobsbawm.


Furtivos (José Luis Borau, 1975)

Los cineastas.— José Luis Borau, Río Abajo;
Chris Maker, La Jetée; Theo Angelopoulos, Palma de Oro en Cannes con La eternidad y un día; Tony Scott, El ansia; Paul Bogart, Trilogía de Nueva York; Ulu Grosbard, Enamorarse; César Fernández Ardavín, El Lazarillo de Tormes ganó el Oso de Oro en Berlín; Mel Stuart, La (primera) fábrica de Chocolate; Claude Pinoteau, descubridor de la Adjani y Sophie Marceau; Y Claude Miller, La pequeña ladrona.

Los guionistas.— Tonino Guerra;
Nora Ephron, Cuando Harry encontró a Sally, también directora;
y Giuseppe Bertolucci, Novecento, con su hermano Bernardo.

Otros.— Richard D. Zannuck, Oscar por Paseando a Miss Daisy, productor de los primeros films de Steven Spielbierg y Tim Burton; Marvin Hamlisch, Tony por A Chorus Line, se llevó 3 Oscars en una misma noche (12 nominaciones) por Tal como éramos y El Golpe; Carlo Rambaldi: para E.T. fue como su Gepetto, y también creó al Alien y King Kong: cada una de sus criaturas le proporcionó un Oscar; William Asher, produjo los 254 episodios de la serie Embrujada, dirigió 131, y se casó con Samantha, la actriz Elizabeth Montgomery; Bob Anderson, maestro del esgrima que enseñó a manejar la espada desde Errol Flynn hasta Antonio Banderas, responsable de las coreografías de la trilogía de El Señor de los Anillos y Star Wars (se metió en el traje de Darth Vader dos veces); Ralph McQuarrie, Oscar por Cocoon, dibujó y diseñó todo el universo de Star Wars; Eiko Ishioka, Oscar por el vestuario del Drácula de Coppola; Frank Braña, el especialista español que triunfó en Hollywood.

La mirada de Ulises (Theo Angelopoulos, 1995)

Premio Especial del Jurado en Cannes. En este film coinciden Angelopoulos y Tonino Guerra, su guionista habitual, como fue de Antonioni, Blowup, Fellini, Amarcord, Rossi, Tarkovski o hermanos Taviani... Con el también recién fallecido, Erland Josephson, actor fetiche de Bergman, Fanny y Alexander (Le recordaré como el loco protagonista de Sacrificio, de Andréi Tarkovski).


Sylvia Kristel

Ernest Borgnine, La aventura del Poseidón, Oscar por Marty.
Celeste Holm, Eva al desnudo, Oscar por La barrera invisible.
Ben Gazzara, Anatomía de un asesinato; Sylvia Kristel, Emmanuelle.

Susan Tyrrell, la abuela de Johnny Depp en Cry-Baby, nominada al Oscar por Fat City; Lupe Ontiveros; Susanne Lothar, Funny Games, y otros films con Michael Haneke; Ann Rutherford, la hermana pequeña de Escarlata O'Hara en Lo que el viento se llevó; Tsilla Chelton, Qué hacemos con la abuela?, Concha de Plata 2008 por La caja de Pandora; Patricia Medina, de padre español, y esposa de Joseph Cotten.
Charles Durning, Tootsie; David Kelly, La fábrica de Chocolate; Jack Klugman, La extraña pareja; Larry Hagman, J.R. en Dallas; Alex Karras, Víctor Victoria, el papá de Webster; el gigante Michael Clarke Duncan, nominado por La milla verde; Herbert Lom, jefe del inspector Clouseau en la serie de La pantera rosa; Harry Carey Jr, habitual en los westerns de Ford; y otras caras que nos suenan: James Farentino, Richard Lynch, William Windom, Se ha escrito un crimen, Gary Collins, Born free.

Cómicos.— Tony Leblanc, Juan Luis Galiardo, Carlos Larrañaga, Sancho Gracia, Paco Valladares, Quique Camoiras, Pepe Rubio, Paco Morán.

Aurora Bautista, La tía Tula; Lina Canalejas, El extraño viaje; Lina Romay, pareja y musa de Jesús Franco; Yolanda Ríos, azafata del primer Un, dos, tres... responda otra vez; Carmen Martínez Sierra (108!).


Pablo Pérez-Mínguez

Centenarios.— Hasta hace bien poco aún era noticia el mero hecho de alcanzar los 100 años. Cada vez menos extraño, han sido varios los centenarios ilustres que nos han dejado. El arquitecto Oscar Niemeyer (104); Rita Levi-Montalcini, Premio Nobel de Medicina (103); Dona Canô (105), madre de Caetano Veloso y Maria Bethânia, además de referente de la cultura y la vida social brasileña; Kaneto Shindo (100), director de cine japonés. Y Frederica Sagor Maas (108), guionista del cine mudo de Hollywood.



Bernardo Bonezzi — Groenlandia (La Edad de Oro, 1985)
(con Carlos Berlanga, Almodóvar y McNamara)



Marisa Medina

Historia de tve.— Los locutores Marisa Medina, José Luis Uribarri, y Pedro Macía. Emilio Aragón 'Miliki'. Gustavo Pérez Puig, pionero en el uso del play-back y el teatro televisado, Estudio 1.

Vidal Sassoon


Los Artistas.— Antoni Tàpies, Pablo Pérez-Mínguez, Jean Giraud (Moebius). Las fotógrafas Eve Arnold, de Magnum; y Lillian Bassman, de Bazaar. Y Malcolm Browne, premio Pulitzer por su fotografía del monje budista quemándose a lo bonzo.

Malcolm Browne, 1963



San Francisco (Be Sure to Wear Flowers in Your Hair)

Enrique Sierra, ex-Kaka de Luxe, ex-Radio Futura.
Robin Gibb, Bee Gees. Scott McKenzie, San Francisco.
Juan Carlos Calderón, Bernardo Bonezzi, José Guardiola.
Andy Williams, Moon River; Lucio Dalla, Caruso.
Dave Brubeck (Quartet), Take Five.
Los argentinos, Luis Alberto Spinetta y Leonardo Favio.

Graham Simpson, cofundador de Roxy Music.
Jon Lord, de Deep Purple. Bob Welch, guitarrista de Fleetwood Mac.
Davy Jones, cantante de The Monkees.

El cantante y batería Levon Helm (como padre de Sissy Spacek), y Billy Strange, compositor para Elvis, arreglista de Frank Sinatra, que coinciden en Quiero ser libre, un biopic sobre Loretta Lynn.

Angel Muñoz-Alonso, Saca el güisqui cheli con Desmadre 75, para celebrar la muerte del enano Tirano, conocido después como Maestro Reverendo, siempre al lado de su amigo El Gran Wyoming.

Ravi Shankar, virtuoso del sitar, se hizo famoso como profesor del beatle George Harrison. BSO de Ghandi. Era el padre de Norah Jones.

Johnny Otis, el Padrino del Rhythm & Blues: Willie and the Hand Jive. Y el saxofonista Red Holloway. El primero descubrió a Etta James (murió 3 días antes que ella), el segundo solía acompañarla.



Etta James — Something's Got A Hold On Me

Etta James, Donna Summer, Whitney Houston, Fontella Bass.
Kitty Wells, la primera estrella femenina del Country.
Las argentinas Ethel Rojo y Estela Raval, de Los Cinco Latinos.
Y Chavela Vargas.


Chavela Vargas — En el último trago

Antonio Mingote,
Santiago Carrillo y Manuel Fraga Iribarne.

6 comments:

Uno said...

Lees la enorme cantidad de gente famosa que ha fallecido y pareciera que ya no queda nadie mas por irse. Pero esta mañana mismo desayunando en un bar he leido en la pantalla de la tele que había fallecido Patty Shepard, aquella modelo actriz que puso un poco de modernidad en nuestras pantallas.
No me había enterado de lo de Ethel Rojo. No se lo que habrá sido de su hermana Gogó. Las dos fueron vedettes de gran éxito en España. A Gogó Rojo la vi aún actuar en el teatro. Y cuento esto para ampliar tu magnífica entrada aunque ponga en evidencia mi avanzada edad (espero que lo valores).

Voy a por unos Loboutin y lo mismo vuelvo. Un abrazo.

Javier Arnott Álvarez said...

Muchas sombras, tal vez demasiadas, algunas luces y mucha incertidumbre al mirar hacia delante.

El Deme said...

Vaya repaso, cuánta gente se nos ha ido. Tony Leblanc estaba muy mayor, pero era un señor con mucha energía y mucha gracia. Tu trabajo de investigación es encomiable. Galiardo y Sancho Gracia me dieron mucha pena.

Justo said...

Pues estaba a punto de escribirte un comentario en la entrada de abajo preguntándote por tu habitual recuento necrológico.. te lo prometo.

Porque no conozco ninguno más completo, y hecho con mejor criterio.

Como siempre, el mero repaso me estremece, porque siempre hay mucha gente que hemos admirado tanto, este y todos los años desde hace un tiempo. En mi caso, ya sabes quienes son sobre todo.. bueno, muchos.

Muy buen efecto la foto de Marisa Medina -se merece ese homenaje, ella fue muy kitsch-. Por cierto, tuvo su momento Volver: te acuerdas que en la peli de Almodóvar hay un reality en el que presentan a Blanca Portillo diciendo: "Agustina tiene cáncer y se va a morir, ¡un aplauso para Agustina!". Pues lo de la Medina fue tal cual en un programa venenoso de Tele 5: "Marisa Medina tiene cáncer terminal, ¡un gran aplauso". Entonces le preguntaron cómo se sentía y obviamente dijo que en ese momento como si estuviera en una película surrealista.

Y el final, con el terceto del franquismo-transición..

En fin, polvo somos, es lo que se dice, ¿no? Pues mientras aprovechemos el tiempo.

Un abrazo

Uno said...

Vuelvo a rebuscar en mi memoria (por cierto, ¿tu sabes por qué dije lo de los Loboutin?). Hay tanto de la vida de uno en estos nombres... Scott Mc Enzie me metió San Francisco en la cabeza y no paré hasta verlo con mis propios ojos. Ese cantante de los Monkees que me hizo "believer" cuando ya estaba perdiendo la fe... Y lo dejo que me remonto y me remonto y otra vez estoy destrozando mi imagen juvenil.
Un abrazo

senses and nonsenses said...

Uno, recuerdo a Patty Shepard sobre todo en Un, dos, tres, al escondite inglés de Zulueta. lo que no sabía es que estaba casada con Manuel de Blas, que hubiera jurado que entendía. aunque como bien sabemos no tiene por qué ser contradictorio.

Javier, hay que seguir... siempre hacia delante. aunque nos guste caer en la nostalgia.

El Deme, cuánta gente se está yendo! Fernando Guillén, Ana Lizarán... no sabía que iba a sentir tanto la de Juan Luis Galiardo. histriónico, quijotesco, muy bocazas cuando se ponía, pero se hizo querer con su trayectoria. en mi caso desde la partida de mus de Madregilda, que está soberbio como Millán Astray, dando la réplica a Echanove.

Justo, adoraba a Marisa Medina, no vi el mmto. que explicas, y es raro, porque era uno de mis personajes favoritos de los programas "basura". me pareció un ejemplo de dignidad (y no es fácil) contando sus "paseo por el lado salvaje de la vida" y el que era su inminente final.

Uno, no sabía que unos Loboutin (primero leí "luibuton") eran los zapatos de suela roja que llevaba Carla Bruni en algunos actos.
sip, que conozcamos a las hermanas Rojo o a los Monkees dice mucho de nosotros, francamente.

Besos.