Saturday, December 29, 2012

Devoradas por una canción

‘Si tú eres mi hombre y yo tu mujer’

Hay intérpretes que gozan de tal fama con una sola canción que es difícil que vuelvan a recuperarse de ello. Como Sinead O'Connor, Nothing Compares 2U, que fue tan brutal el éxito, más incluso que el original de Prince, que perdió el Norte durante un rato.
Son los «one-hit wonders» (odiados o amados, a partes iguales), tanto los hits como aquellos quienes lograron dejar huella en la Historia del Pop con una sola canción, porque lo dejaron, murieron, o, intentaron repetir el éxito pero no lo consiguieron. Creo que tengo una especial querencia por ellas, porque son muchas las que han ido pasando por el blog (y no quisiera repetirme con ninguna de ellas):
Yazz, The only way is Up.
Macy Gray, Try.
Hay cantantes que tienen más de un single entre "los 40 principales" (los 20 si es en GB, la definición no está clara), pero se consideran «one-hit wonders» porque una de sus canciones eclipsa a todas las demás. Puede ser este el caso de Sam Brown: Stop.
Y están las que arrasaron con un único tema en todo el mundo, como Nena, y 99 Luftballons. Sin embargo, continúa triunfando en su país, con más de 20 discos publicados, varios N1, duetos de lujo: es una Diva, aunque sólo ha tenido repercusión en los países de su entorno. Un caso ejemplar de lo que llamaremos «devoradas por una canción».




1.— 4 Non Blondes — What's Up, 1993

Linda Perry, líder de los 4 Non Blondes, dio en el clavo con este tema que siempre se incluye en las listas de los mejores one-hit wonders (también, hace falta ser snob, entre las peores canciones de la Historia), pero se separaron mientras grababan su segundo álbum. Empezó entonces su carrera en solitario, pero le ha ido mejor escribiendo y produciendo para Gwen Stefani, Alcia Keys, Juliette Lewis, Courtney Love, y muchos de los éxitos de Pink o Christina Aguilera. Sale con Sara Gilbert, la hija alternativa de Roseanne, y hermana de Melissa Gilbert, la Laura Ingalls de La casa de la pradera.




2.— Meredith Brooks — Bitch, 1997

Meredith Brooks lideraba ya con solo 19 años una banda de chicas tipo The Runaways. Tenía 39 cuando alcanza un éxito brutal con esta canción, además de dos nominaciones a los Grammy. Es un ejemplo clarísimo de nuestras «devoradas por una canción»: no pudo repetir semejante éxito, sus siguientes álbumes tuvieron poca promoción y escasa repercusión. Su suerte duró muy poco: ese mismo año, como telonera de los Rolling Stones en Argentina, tuvo que abandonar el escenario esquivando los objetos que le lanzaba una audiencia ansiosa por verlos. Sigue en activo, componiendo y produciendo para otras (o Becca, que es su última apuesta).




3.— Frida — I Know There's Something Going On, 1982

Anni-Frid Lyngstad, Frida, o la morena de ABBA. Y actualmente, Su Alteza Serenísima la Princesa (viuda) Reuss von Plauen. Retirada totalmente de la vida pública (salvo algún estreno de Mamma Mía!), se dedica a obras béneficas y toma el té con la familia Real sueca. El mismo año que se acaba ABBA su amigo Phil Collins le produce este álbum de mismo título, pero el pelotazo de esta canción fue tal que las demás pasaron desapercibidas, como el resto de su carrera en solitario. Ninguno de los suecos tuvo tanto éxito en sus proyectos en solitario: Agnetha ha tenido más éxito y continuidad en Suecia, pero Frida vendió 3,5 millones de copias de este tema en todo el mundo.




4.— Eighth Wonder — I'm not Scared, 1988

Patsy Kensit, estrella infantil de la Disney con cuatro años, a los 18 Absolute Beginners con el mismísimo David Bowie, y Beltenebros con Pilar Miró entre nosotros. Me encanta Grace of My Heart, una ficción sobre la vida de Carole King (con cosas de Carly Simon), en la que interpreta a un remedo de Ellie Greenwich, otra gran compositora de muchos one-hit wonders. Durante la última década ha triunfado en culebrones interminables o en el ¡Mira quién baila! británico, pero aquí lo único que hemos sabido de ella ha sido sobre su vida privada, en particular de su relación con Liam Gallaguer, ex-Oasis, el más polémico de sus cuatro matrimonios.
Su hermano la metió en Eighth Wonder, y alcanzaron el éxito (aunque fugaz) gracias a este tema que escribieron los Pet Shop Boys para ella. Pero, también Cross My Heart llegó a posiciones altas en las listas británicas, con lo que podemos considerar a los Kensit un grupo de two-hit wonders, concepto que se utiliza mucho menos.
En este grupo caben, de Laura Branigan: Self Control, y Gloria (superando el éxito de Umberto Tozzi, si cabe). O, de Des'ree: Life, y You Gotta Be, que son las únicas que podemos recordar.
En el caso de Katrina and the Waves, Walking on Sunshine fue one-hit wonder en EEUU, pero llegaron a ser N1 en muchos países de Europa años después con Love shine a light, ganadora de Eurovisión.




5.— Fairground Attraction — Perfect, 1988

Del mismo año es el prometedor debut de Fairground Attraction. Ganaron dos BRITT Awards: Mejor canción y Mejor álbum de 1988. También se enfadaron mientras grababan un segundo disco, pero sirvió como plataforma a la escocesa Eddi Reader para iniciar una discreta carrera en solitario.
Algo similar le ha ocurrido a Leig Nash, que no ha podido repetir el éxito que tuvo con Sixpence None The Richer: Kiss Me.
Aimee Mann, antes de triunfar con los temas de la banda sonora de Magnolia, tuvo un hit en los 80 con 'Til Tuesday: Voices Carry.




6.— Michelle Shocked — Anchorage, 1988

Michelle Shocked es probablemente la menos conocida de todas. No sé si es exactamente one-hit wonder, pero esta canción me encantaba. La portada del disco era una foto tomada durante una Convención Demócrata en la que fue arrestada por manifestarse contra las grandes Corporaciones que financiaban las campañas políticas de los Partidos Demócrata y Republicano, ya en 1984. Si buceas por el youtube lo mismo la encuentras en una iglesia cantando Godspell con un coro de negros, que detenida durante las protestas del año pasado del Movimiento Occupy L.A. (los indignados del Occupy Wall Street).




7.— Tanita Tikaram — Twist in my sobriety, 1988

Michelle pertenece a un grupo de cantautoras que surgieron a finales de los 80, principios de los 90, como Suzanne Vega, Tracy Chapman, K.D.Lang, o Tanita Tikaram, que sorprendió con tan sólo 19 años con su primer álbum Ancient Heart, del que se vendieron 4 millones de copias. Nacida en Alemania, de madre malaya y padre de las Islas Fiji, vive en Londres desde los 12. Su segundo álbum aún tuvo cierto éxito, pero los siguientes pasaron sin apenas repercusión. Sigue muy guapa, y en activo: en septiembre, después de siete años sin grabar, sacó su último trabajo: Can't Go Back. No se puede volver atrás...
http://www.tanita-tikaram.com/




8.— Kim Carnes — Bette Davis Eyes, 1981

Kim Carnes ya tenía una trayectoria como cantante y compositora cuando le llegó este pelotazo que fue N1 en 31 países (9 semanas en EEUU). Fue el mayor éxito de 1981. La canción ganó premios Grammy a la Canción del Año y Mejor Grabación del Año. La propia Bette Davis se puso en contacto con ella para decirle que le había gustado mucho la canción, incluso. Sigue en activo, girando. Ha tenido más éxitos y nominaciones a los Grammy, pero nada parecido, siempre dentro del Country para un público más minoritario. Su último disco es de 2004.




9.— Alannah Myles — Black Velvet, 1990

Alannah Myles, otra voz rota, pose más rockera, que tampoco ha podido repetir un éxito mundial como éste (Grammy incluido), salvo en su Canadá natal. Su último trabajo data del 2008, son canciones nuevas pero lo ha titulado Black Velvet, lo que hace merecedora de un lugar destacado entre las cantantas devoradas por una canción.
Ninguna otra mujer había vendido tantos discos en Canadá hasta que fue superada por Alanis Morissette (Ironic), que podríamos considerar artista de un sólo álbum (el supervendido Jagged little pill, que volvió a grabar íntegro años más tarde en versión acústica).
Avril Lavigne también es canadiense. No debería estar en esta lista, tiene varios N1, pero es que yo no soy capaz de recordar otra canción distinta del single con el que debutó: Complicated.




10.— Charlene — I've Never Been To Me, 1977

Se me quedarán muchas en el tintero:
Natalie Imbruglia: Torn.
Martika: Toy Soldiers.
Estuve tentado de terminar el post con Spagna o Desirelesss, pero no encontré nada tan kitsch como Charlene con su vestido de novia y su estilo María Ostiz. Ni Jennifer Rush.
La canción pasó desapercibida en su momento, pero en 1982 llegaba a lo más alto de las listas británicas y americanas. Para Charlene, sin material nuevo, fue demasiado tarde. Algunos transformistas la incluyen en su espectáculo desde que apareciera en Las aventuras de Priscilla, reina del desierto. O en Mujeres Desesperadas.

18 comments:

deWitt said...

Pues te felicito por el ejercicio de memoria. Confieso que tengo en spotify una lista con muchos de estos one-hits, pero otros me los has recordado. De todas, creo que sólo he seguido con una cierta frecuencia a Tanita, aunque reconozco que su último disco aún no lo he escuchado.

En cualquier caso, hay temazos en tu lista. No sé si por la edad a la que los descubimos o porque realmente lo son, pero canciones como I´m not scared me siguen parenciendo fantásticas.

Un abrazo y bravo!!

Uno said...

Estás que te sales.
Tengo que confesar que mas de la mitad de las nominadas ni me suenan. A algunas si las he recordado al oir sus canciones.
Me quedo con Jennifer Rush que tenía mas mensaje.
De todas formas permíteme que te haga notar la ausencia de voces en español. Te sugiero un par de nombres:
Remedios Amaya y su barca.
Soledad y su Emilio José (¿o era al revés?)

Un abrazo

JLO said...

recuerdo (sin ningún orgullo claro) lo que dijistes sobre la telonera de los Stones en Argentina... igualmente que mala idea de poner a ella ahí no? ja...

lo de la Connor es mas valorable porque sacó ese tema de Prince de la nada, él se lo había dado a uno de sus sub-productos para que lo grabara (The Family) así que se joda...

a favor del enano púrpura es que le tema de Martika... también es de él! y el de las Bangles también, aunque tuvieron un par de éxitos más...

muy buena entrada para los que vivimos los 80's...salu2...

Justo said...

¡Qué repasazo, madre mía!

Me encanta... yo pienso muchas veces en los one-hit-wonders, aunque sabes que soy más sensible con los de nuestra piel de toro -María Jesús y los Pajaritos, por ejemplo, me preocupó durante años, o Cristina y los Tops con Salud, dinero y amor-.

De las que citas hay algunas que me soliviantan, lo confieso, no puedo con ellas: es el caso de Jennifer Rush, Meredith Brooks y Fairground Attraction: vamos, yo me hago famoso con una de esas canciones, y me condenan a no salir de ahí y me pego un tiro!

Pero hay otras que me gustan mucho: Eighth Wonder, Tanita Tikaram -qué versión más bonita hizo Liza Minnelli-, Des´ree y Natalie Imbruglia.

Has citado a Spagna y también está Sabrina, jaja, con los Boys, boys, boys.. o remontándonos en el tiempo, aquella Anita Ward del Ring my bell tuvo su punto.
Mención aparte merecerían las artistas no de una canción, sino de un LP o CD, como Alanis Morissette con su Jagged little pill.

¡Un besazo! Y feliz año: que sea una vez más compartido, con tus blogueros.

pon said...

El puto amo, nene.

Siempre ha habido cosas de estas, no? en música, y en literatura ni te cuento, el que saca un best-seller, vende millones y no se coma otra rosca. Parece como si fuera cierto lo del hada madrina y va y te pega un coscorrón con la varita mágica y zaca!!! un hit. Pero sólo uno. El hada madrina tenía muy mala hostia.

Llegué casi a odiar la de Si tú eres mi hombre, en inglés y en español. Qué peñazo, qué cursi, qué bien cantaba ella, pero joer qué cansinamiento de canción. Ahora bien algunas las he seguido carrera, como a la Morrisette.

La de los Toy soldiers, otro peñazo. Pero Bette Davis eyes es una excelente canción; si yo soy Kim Carnes, que por cierto es una estupenda cantante country, y me llama Bette Davis y me dice tal, me puedo morir tranquila.

En fins, sigamos, chaval.

pon said...

Por cierto estaba pensando en Bonnie Tyler, que soltó aquel "It's a heartache" y fue un bombazo tremendo, por 1977, y luego a principios de los ochenta sacó del tirón "Holding out of a hero" y "Total eclipse of the heart", otros petardazos, y de ahí a la nada en un año. Sería de tres hits, pero lo cierto es que tiene una larga carrera detrás, aunque nunca tan estelar como con esos tres temas, sobre todo el primero, que nos hizo bailar bien apretados a todos los quinceañeros del país en aquellas discotecas de oscuridades, olor a pino y entrada gratis para las chicas.

senses and nonsenses said...

deWitt, pues tiene mucho mérito haber seguido la carrera de Tanita. yo confieso que sólo recuerdo de ella otra canción, Good tradition, pero me ha encantado verla tan guapa con disco nuevo bajo el brazo. muchas de ellas están condenadas a re-editar su one-hit-wonder una y otra vez.
con I´m not scared me pasa como con Patsy Kensit, a veces la amo, a veces la odio.

Uno, me tomaré lo de Jennifer Rush como una ironía. ni te imaginas ¡cómo odiaba su canción!
...es que no sabía con qué abrir el post, es un buen ejemplo de "devoradas" por una canción, pero sólo pretendía epatar (aunque nada tan impactante como su imagen actual).
creo que es Justo el más adecuado para hacer un repaso de las nuestras. pero no sé, si su primera propuesta es María Jesús y los pajaritos, igual mejor nos lo pensamos.

JLO, debió ser un golpe muy duro para ella, consigues actuar junto a los míticos Stones, girar con tus ídolos, y nada más empezar el concierto sus fans no te dejan. tiene que ser frustrante.
¡No sabía que Toy Soldiers era de Prince! ...si no me equivoco tuvo algún affaire con la morena de Bangles.

Justo, yo tb tengo una especial querencia por los one-hit-wonders. la música Disco es un filón: Anita Ward, Tina Charles, Luisa Fernández, Amii Stewart Knock On Wood, Cherry Lane Catch the CAt, Irene Cara (two-hits). ahora recuerdo All around the world de Lisa Stanfield, o I think we're alone de Tiffany. ...estaríamos horas recordando viejas canciones.
puedo hasta entender lo de Bitch y Perfect son estupendas. puedo entender que acabaras harto de oirlas, como cualquiera de estas canciones, pero de repente las vuelves a escuchar después de mucho tiempo en la radio, en un bar... y no me digas que no se te mueve algo por dentro.
(todo el LP de los Fairground Attraction estaba muy bien)

¡feliz año a todos!

senses and nonsenses said...

Pon, nos hemos cruzado.
se me pasó por la cabeza Bonnie Tyler, pelotazo y después casi al olvido (ni idea por qué pasan estas cosas, la varita mágica es muy suya). pero tb recordaba de ella al menos dos o tres canciones. así que me quedé con Kim Carnes y Alannah Myles como voces rotas.
después de la ganadora Jennifer Rush -en el top de las más odiables- no sé si os acordaréis de una tal Sandra con una horrorosa María Magdalena (no quería ni citarla). pero fíjate, tpc soportaba la de Toy soldiers ni la de Natalie Imbruglia, y ha sido todo un placer reencontrarme con ellas mientras preparaba el post. como le decía a Justo, el tiempo ayuda a relativizar las filias y las fobias.

besos

PeterPsych said...

La gran mayor parte de los temas son hoy por hoy reliquias y algunos de ellos son cochambre de la industria discográfica. A la pobre chica de Abba se le estaba comenzando a caer el culo en los años 80, eso tenían que haberlo previsto los productores del video. Qué fallo. Es un misterio saber por qué el grupo matriz triunfó con la horterada magnificada elevada al cubo como bandera. Kim Carnes y su exitazo suenan hoy como una melodía deslabazada del pasado sin mucho sentido. En cuanto a Sinnead O'Connor es falso que su carrera acabara con "Nothing...". Tiene grandes temas en su discografía posterior.

Saludos y feliz 2013!!

pon said...

Dios la María Magdalena, qué reputada mierda de canción!!!! la puedo hasta tararear, puajjj.

Justo said...

"...que nos hizo bailar bien apretados a todos los quinceañeros del país en aquellas discotecas de oscuridades, olor a pino y entrada gratis para las chicas".

Cómo me ha gustado eso que le ha venido a la cabeza a Pon al rememorar a Bonnie Tyler.. se nota que somos quintos, Pon, jaja.. a mí me sugiere lo mismito.

¡Sí! Las divas disco.. me acordé tb de Amii Stewart, aunque recordarás que ya era una versión, y Tina Charles -más bien two hit wonders, aunque Love to love se impusiera. Luisa Fernández, jaja.. y Lio, que tanto le gusta a Deme, con Amoureux solitaires..

Un abrazo / Recojo el reto de las españolas para otra ocasión, aunque María Jesús tendrá que estar, ya lo creo..

pon said...

Quintos somos, sí señor.

tecla said...

Me quedo perdida con tus historias y tu conocimiento del tema.
Temo no estar a tu altura (No lo estoy) Pero te admiro y te felicito por tu trabajo.
Un abrazo Senses.

senses and nonsenses said...

PeterPsych, seguramente son reliquias, como estamos empezando ya a serlo nosotros, que tú también debes ser de la quinta masómenos...
y como tales, dignas de veneración. ...no digo yo tanto, pero todas ellas (las 10 seleccionadas) merecen mis respetos. por los buenos momentos dados.
de la irlandesa escuché bastante los dos primeros, de las que no fueron singles me gustaban mucho Jerusalem y Black Boys On Mopeds, entre varias polémicas la recuerdo cantando Mother con Roger Waters en el concierto de The Wall en las ruinas del Muro de Berlín, y ¡hasta en una versión de Chiquitita, dime por qué...! (no creo que te refieras a esa). no dudo que tenga otros grandes temas, la O'Connor (tanto como Kim Carnes) tiene una larga trayectoria, pero sí que fue "devorada" por la versión de Prince, que ha eclipsado al resto. eso es un hecho.
Feliz 2013, encantado de volver a saber de ti.

Pon, rectifico, Toy soldiers es un gran mojón. no aguanto una segunda escucha, el otro día estaba mu'blandito.

Justo, cómo no recordé los Amoureux solitaires de Lio!
María Jesús, no! por favor, te lo suplico!!! sólo en Benidorm se entiende el fenómeno...

Tecla, no es conocimiento, sólo que uno es muy friki para ciertas cosas. ...y bastante ecléctica.

El Deme said...

Born to be alive... de Patrick Hernandez, el no va más del hit momentáneo. Apoyado en las barras metálicas de los coches de choque (los que montaban eran otros) y esperando a crecer para vivir.

senses and nonsenses said...

si empezamos con los chicos he de reivindicar a Leif Garret: mi primer ídolo y el culpable de que me comprara mi primera Superpop.

qué grandes momentos hemos vivido en los autos de choque. pero la banda sonora que le pongo son Los Chichos o Los Amaya.

senses and nonsenses said...

Javier Arnott.- Pues ante tanta erudición qué me queda por decir, sencillamente que estás que te sales, es que cuando eres bueno, eres el mejor.

Javier, transcribo tu comentario tal cual. no sé por qué no ha sido publicado. cosas de blogger.
...y agradecerte tus palabras, claro.

besos a todos.

Steppenwolf said...

Vaya post te has currado con los hits, muy bueno. Canciones que han eclipsado al protagonista, y como decía el creador de Nexus: ".....la luz que brilla con el doble de intensidad, dura poco tiempo", esto podríamos aplicárselo a ellos.
Meredith Brooks y Tanita Tikaran me han traído muy buenos recuerdos, aunque en el caso de esta última fue un álbum lleno de hits.
Un abrazo.