Thursday, December 06, 2012

¡España, Iniesta!


Es más que probable que no esté celebrando el Día de la (maltrecha) Constitución, lo sé. No es fácil explicar la felicidad de este hombre al llegar a suelo español, besándolo como si llegara a la Tierra Prometida. Pero, es reconfortante comprobar que todavía alguien siga creyendo en “la marca España”.
Ya me parecía que la “gente fea”, esos que se empeñan en salir a la calle para protestar contra los recortes y la privatización de lo público, no son precisamente los que perjudican la imagen de nuestro país en el exterior, sino los chorizos (de guante blanco) que se lo han llevado crudo. Nos dijeron que habíamos vivido por encima de nuestras posibilidades, pero se les olvidó decirnos que unos más que otros.
La Ley Wert también aparece hoy, como regalo del cielo para tan señalado día, pero tampoco creo que sea eso lo que está celebrando.

8 comments:

pon said...

Lo que me hace pensar es que, a pesar de que estamos casi convencidos de lo malísimamente que estamos, de lo horrible que es todo, de que no tiene arreglo y de que nadie en el mundo está peor, resulta que hay millones de personas que sí que están mucho peor que nosotros a un grado extremo. Y que se nos olvida, metidos en este desvarío de quejas infinitas y pesimismo militante. Y que precisamente lo más horrendo de todo esto es ese convencimiento de que no hay solución, esa es la trampa, ese es el problema: creernos que no salimos de ésta. El hombre de la foto deja detrás una situación que ni imaginamos, enceguecidos por la tele, las noticias e internet. Relativicemos, que es muy sano.

JLO said...

la verdad que las noticias que llegan de la querida España son siempre desalentadoras... nunca se sabe si es la realidad o solo llega lo peor, pero es así.... espero que lento pero constante, las cosas vayan cambiando...

Landahlauts said...

Que lo dejen... que se entere de lo que es el día a día en este país.... y a ver si le gusta igual dentro de un par de meses.

Sobre todo cuando, por el color de su piel, no lo dejen entrar un bar, y cositas así.

Saludos.

Uno said...

Estoy con Pon. Hoy un director de teatro cubano explicaba en El Pais como ven ellos de rara esta crisis nuestra desde su perspectiva de escasez.
Pescan a los peces gordos pero el dinero vuela.

Un abrazo

Javier Arnott Álvarez said...

Cada día menos que celebrar, y sí se lo han llevado crudo, lo que no quiere decir que lo tengan crudo, más bien al contrario.

El Deme said...

Todo depende del color del cristal con que se mire.
España es como siempre, la mano negra nos atenaza, así que las cosas que pasan nunca me sorprenden.
Una vez comprobado que el Estado de Bienestar era Falso, no pasa nada, se puede vivir sin dos pisos, sin dos coches, sin un crucero cada año, sin dos televisiones, sin ipods, sin móviles para decir dónde estás, sin casa rurales y sin fiestas de cumpleaños de niños en hamburguesarías.

De verdad, se puede vivir sin todo eso.

senses and nonsenses said...

puede que ayude a relativizar, pero no consuela. habrá salido de un horror inimaginable para nuestra mentalidad pequeñoburguesa que nos asombra verle feliz llegando a la meta después de jugarse la vida en el mar, o quizá tras haber recorrido a pie media Africa. huyendo de la guerra y el hambre. puede que seamos algo culpables incluso, cómplices necesarios al menos...
pero esto no nos debe impedir quejarnos de lo que nos están haciendo, mostrar al menos el cabreo monumental que nos produce esta farsa, que no sólo nos va a hacer más pobres sino aún más grave que está dañando derechos que nos hemos dado los ciudadanos y que será muy difícil que volvamos a recuperar. todo parece diseñado como Orwell predijo en 1984. Control, control en la educación, la tecnología puesta al servicio del control ciudadano ...y cada vez menos posibilidades de defendernos.

y para otros es como un juego, o siguen jugando al tenis, o al golf, ...o al parchís en la cárcel.
aprovecho de paso para recomendar El capital de Costa-Gavras, actualmente en cartelera, aunque he de decir que sales con el convencimiento de que no hay solución para esto, esa es la pega... seguiremos con esta economía ficticia (porque se tiran toneladas y toneladas de comida) hasta que todo estalle.

Justo said...

La crisis de pesimismo que padecemos va a dejar a la del 98 en mantillas. Me parece que estamos todos sumidos en eso, lo queramos o no... yo estoy muy desalentado también, pero nunca he pensado que seamos los peores del orbe.