Friday, January 27, 2012

Las amistades peligrosas


...¿No ha notado aún que el placer, que es el único objeto de la unión de dos sexos, no es suficiente para constituir un lazo entre dos seres? ¿Qué si es precedido del deseo que los une, es seguido del disgusto y hastío que los separa? ¿Es una ley de la naturaleza sentir el amor a voluntad? Fuerza es tenerlo en toda ocasión; y sería el caso arduo si no bastara que lo hubiese de una sola parte. La dificultad se ha resuelto, pues, a medias; en efecto, uno goza del placer de amar, otro de ser amado, menos vivo en verdad, pero al cual se une el placer de engañar, que sirve de compensación; y todo se arregla así...
...Sepa que deploro a veces que estemos reducidos a estos recursos. En el tiempo en que nos amamos, y yo creo que aquello era amor, yo era dichosa, ¿y usted, vizconde?... Pero, ¿a qué ocuparse ahora de una dicha que no puede volver?...


Madame de... (Max Ophüls, 1953)

Las amistades peligrosas (Stephen Frears, 1989)

Cuando vi por primera vez Las amistades peligrosas —el momento en que los sirvientes hacen descender las lámparas de Palacio, para izarlas después de encender las velas—, recordé inmediatamente Lola Montes, y otras lámparas, las del circo en el que la bailarina Lola representa escenas de su vida de femme fatale como si fuera una atracción circense más. En la secuencia inicial dos aristócratas se visten con sus mejores galas: se maquillan, se ponen la peluca, ensayan sus mejores gestos frente al espejo: se preparan para su actuación en el gran teatro que era la corte francesa del s.XVIII.
Ahora he encontrado estas dos imágenes que confirman que no es el único film del exquisito Ophüls que tuvo en cuenta Stephen Frears.



...sublime Glenn Close, a la Marquesa de Merteuil le robaron el Oscar...

20 comments:

Lee Van Cleef said...

Que arte de película.
La última escena, cuando se quita el maquillaje al llegar a casa es...
Y que esta mujer aún no tenga un oscar.

Saludos ;)

deWitt said...

Maravilloso libro y maravillosa película, llena de diálogos sublimes. Por no hablar de esa Glenn Close que se come a todos con su interpretación.Si Frears se inspiró en Ophüls lo hizo muy bien, sin duda alguna!!

Un abrazo

senses and nonsenses said...

la última escena, cuando se quita el maquillaje al llegar a casa es elcontrapunto de esta escena. las máscaras caen una vez finalizada la representación.
bienvenido.

senses and nonsenses said...

se cruzaron los comentarios, deWitt.
Malkovich tb se sale, pero Glenn Close nunca ha estado tan cerca de ganar el Oscar (lo ganó Jodie Foster por Acusados, una de las grandes injusticias de la Academia), ...porque este año tpc va a ser.

Laura Uve said...

Qué reflexión sobre el deseo/deseos... cuantas maneras diferentes de obtenerlo y concederlo.

Los dos sublimes, Glenn Close y el magnífico Malkovich.

Estoy de acuerdo con que la última escena es una maravilla.

Un abrazo!!

tecla said...

Qué lenguaje tan poético y hermoso.
Creo que te ocurre como a mí. Que a veces me aprendo las frases de memoria para luego decírmelas. En serio.

A qué recordar lo que n o puede volver.....
Lleva razón. Vivamos ahora mismo y que al mundo le pase lo que quiera y diga lo que diga.

Javier Arnott Álvarez said...

Caerán todas las máscaras ??, creo que siempre acaban cayendo.

La novela sigue siendo una asignatura pendiente.

BESOS said...

Qué gran película la vi cuando era pequeña y me encantó. Quien juega con fuego se quema!!

senses and nonsenses said...

Laura, el deseo es una pregunta
cuya respuesta no existe, decía el poeta.

tecla, qué va, tengo muy mala memoria. pero aprendí mucho de seducción con Valmont, y de la Marquesa, a ser mala-maligna.

pe-jota, leí la novela, vi la versión de Forman, en teatro con Puigcorbé y Mercedes Sampietro (en catalán). la historia es fantástica siempre, pero la de Frears (que adapta la versión teatral de Christopher Hampton) es la mejor, tiene algo especial para muchos. ese duelo de miradas, esos diálogos tan punzantes...

besos, en esta historia se queman todos, no sólo los pirómanos...

Uno said...

Solo conozco esta versión y su contemporánea el "Valmont" de Milos Forman que a pesar de un reparto de lujo no pudo con el tandem Close Malkovich.
Con todo lo que has aprendido de ellos, mejor tenerte como amigo.
Un abrazo

Steppenwolf said...

Sexo, siempre protagonista y promotor de viajes al cielo y al infierno.

alp said...

vaya peliculones..desde luego da gusto..un besazo desde Murcia..seguimos...

Popfilaxis said...

Estoy de acuerdo en que es un auténtico sacrilegio que Glen no tenga el Oscar, creo que es una grandísima actriz (yo le tengo pavor desde: Atracción fatal)

Esta película siempre me ha llamado mucho la atención desde niño, y sobre todo, el elenco de actores es magnífico

http://popfilaxis.blogspot.com

senses and nonsenses said...

el Valmont de Forman era una adaptación de la novela. pero, bastante fría. nada comparable a la química del tandem Close-Malkovich.
Uno, no creas, se pierde mucho en cuanto se deja de practicar. si es que las que no valemos para ser malas como la Marquesa acabamos como Madame Pfeiffer.

Steppenwolf, ...tú también?

alp, casi tanto como con el sexo.
bienvenido

Popfilaxis, una injusticia que no le dieran el Oscar por este personaje, Malkovich ni siquiera fue nominado.
este año, lo siento por Glenn Close, pero cualquier otra que no sea Meryl Streep lo consideraré un agravio.

besos a tod@s

Justo said...

Ya me echaste la bronca porque no asistí a la première de la recuperada Lola Montes en París, así que... que aún no la he visto, y ya sé que es imperdonable: voy a darme de coscorrones en la pared.. no, jaja, en serio que tengo que verla cuanto antes.

¿Y qué te parece ahora Glenn Close a lo garçon?

Sergio said...

No he leído el libro, precisamente esta misma semana estuve indagando sobre él al conocer su adaptación para la película que pudimos volver a disfrutar hace poquísimos días. Magistral es poco, todos los actores soberbios pero Glenn Close se sale.

Raúl said...

Una película interesantísima (no la llamaría redonda) sobre una historia, todavía más emocionante.

Maribel said...

Hola Senses,
ME ENCANTA, es una de las películas que más muestra el deseo de poseer lo que no se posee.
Un beso violeta, Maribel

senses and nonsenses said...

no he visto aún Albert Nobbs.

Sergio, la Marguesa de Merteuil es uno de los grandes personajes de la Historia del Cine.

me parece tb la mejor película de Stephen Fears.

Alforte said...

Maravillosa película, una de mis favoritas. Grande la Close.
saludos