Wednesday, August 31, 2011

Sesión Continua: culebrones del verano 2011

Viridiana (Luis Buñuel, 1961)

—¡Vosotros no os salvareis porque habéis nacido en el infierno! ¡Jezabel!
¡Me dirijo a vosotros! ¡Vosotros pecadores corréis hacia el infierno!

—No tenemos nada que ver con usted.

—Los pecadores son mi trabajo.
Tú y esa hija de Satán de ondulantes caderas. Hay un fuerte olor a azufre alrededor vuestro. ¡Olor a fuego del infierno!


—¿Quién le ordenó a usted predicador?
—Yo mismo me ordené hijo.
Escuché la llamada.

—Debió oír una voz equivocada señor.
—¡Señor castiga a este pecador!
¡Envía un rayo para fulminar al blasfemo ahora!

—No le escuchará. Porque ni es usted amigo de Dios ni de los hombres...
...aquí parado odiando a todo el mundo.
Dios es amor, misericordia y perdón. Procure predicar eso alguna vez predicador. Enseñe a la gente a perdonar, no a retorcerse de miedo.
¡Enseñe a amar, no a odiar! ¡Predique la Divina Palabra!
¡Predique la verdad!
La Gata Negra


La gata negra (Edward Dmytryk, 1962)


Este otoño, como intuyo que será frío en recortes y caliente en movilizaciones, yo de momento vuelvo a mis películas. Este verano he podido ver por fin La gata negra (Walk in the wild side): una historia de chicas que tienen que prostituirse durante los años de la depresión norteamericana. Con una mala maligna Barbara Stanwyck como Madame del burdel más conocido de Nueva Orleans, enamorada de Capucine, una de sus pupilas. Considerada como la primera lesbiana de la Historia del Cine, de un modo explícito. Gracias Theodore. Los créditos de Saul Bass son magníficos, ...como todos los suyos.


créditos de La gata negra (Saul Bass)

También he revisado Un Rey en Nueva York de Charles Chaplin, que hasta ahora tenía como una película menor, y me he llevado una grata sorpresa. Es la primera que rodó desde que regresara a Europa harto de las acusaciones de comunista y antiamericano. El film que estuvo prohibido en EEUU hasta 1973 es una crítica mordaz a la sociedad norteamericana de la época: desde la paranoia de la Caza de Brujas o la Bomba Atómica, hasta el Cine que se hacía en ese momento o la recién nacida TV, incluso la cirugía estética. Una película que hoy sigue estando muy vigente.

¿Hay que ser comunista para leer a Karl Marx?


Un Rey en Nueva York (Charles Chaplin, 1957
from Miguel Angel on Vimeo.

13 comments:

pe-jota said...

Últimamente yo también ando enredado con el cine clásico, y resulta sorprendente, no sólo el tratamiento de muchos temas sino la vigencia de estos, una excelente recomendación, revisionar estos clásicos.

calamarin said...

Tengo mucha curiosidad por ver "Un rey en N.York", y muchas ganas de ser excomulgado, como se pidió en su día para todo el equipo de "Viridiana"

El Deme said...

De repente me di cuenta que los relatos de mis viajes me quedaban cortos y que ya no veía tanto cine y que eso se tenía que notar en mi diario vital. De todas formas, gracias, Sense.

Vulcano Lover said...

Los clásicos son clásicos por algo... Muchas gracias por las recomendaciones, no he visto ninguna y me apetece!!

Raúl said...

Pues las dos películas que refieres son excelentes.

M.Eugenia said...

Como se disfruta con estospeliculones.
Saludos

senses and nonsenses said...

¡Qué grande es el cine! ...Clásico...

La gata negra ha sido todo un descubrimiento. muy buena. la historia transcurre durante los años30, sin embargo Capucine y una jovencísima y sexy Jane Fonda van vestidas a la última moda, ...qué más da. y con la Gran Barbara Stanwyck, que siempre fue una de mis favoritas.
Un Rey en Nueva York me ha sorprendido por la enorme vigencia que sigue teniendo hoy mismo. una joyita. que yo no recordaba así, con tanta profundidad, tanto mensaje.

ixilik said...

Me ha dejado con la boca abierta este niño.
Seguro que esto no se ha rodado este mayo?
Los genios siempre van tiempo por delante

senses and nonsenses said...

el niño es uno de sus hijos, Michael Chaplin.
fue su respuesta a la paranoia comunista. ...que él mismo sufrió en sus carnes. pero en muchos de los temas que aborda, sip, un probado visionario.

pon said...

creo que ví La gata negra hace mil años en algún ciclo de filmoteca pero curiosamente no la recuerdo, y eso que Barbara Stanwick es componente de mi trío de malas favoritas(con Shelley Winters y Gloria Grahame). La de Charlot la recuerdo perfectamente, bueno es que Chaplin me puede siempre, era un genio total, está a años luz del resto del mundo

Uno said...

Las he visto las 3. Aunque solo he repetido Viridiana unas cuantas veces. Las otras las recuerdo vagamente pero se que La gata negra me encantó y sé que volveré a verla muy pronto. Gracias por recordármela.
Un abrazo

Maribel said...

Hola Senses,
te entiendo, con el otoño que nos espera mejor revisar clásicos, sabes?, haces atractivas las pelis que posteas, siempre despertando esa chispa de la curiosidad, por cierto, me dices algo de la nueva de Almodovar?, aún recuerdo nuestras despedias de abrazos rotos ;-), feliz entrada al otoño, besos violetas, Maribel

senses and nonsenses said...

de niño, fui un niño raro, me llamaban más la atención ellas, la Hepburn, Rita, la Grahame, Susan Hayward, Lana Turner...
no está Chaplin entre mis primeras referencias.
de adolescente vi muchas, casi todas, por sentido del deber cinéfilo. y en pantalla grande, un lujo. aluciné con El gran dictador. pero creo que es ahora, cada vez que reviso alguno de sus film, cuando de verdad lo estoy (re)descubriendo.
...para mala malísima, Bette Davis, mi favorita.

Buñuel, este sí, desde pequeñito y con afición. fan fatal, especialmente del buñuel mexicano y español, más que del francés. y Viridiana: una obra maestra. me servía para ilustrar el post (me pregunto como hubiera visto don Luis ¡el verano que nos han dado!)

la última película de Pedro es imperfecta, como todas las suyas, pero me ha parecido maravillosa...
(Los abrazos rotos (para mí) es ya la película más floja de su filmo desde Carne trémula).

besos a tod@s