Monday, August 08, 2011

Nicholas Ray en su centenario

Nicholas Ray
(7.ago.1911 — 16.jun.1979)

Nicholas Ray era un director de los incluidos entre los "artesanos" de Hollywood hasta que los chicos de la Nouvelle Vague lo elevaron a la categoría de autor. Hacía películas pequeñas, muy personales, con presupuestos de serie B, y la mayoría maravillosas. Para Godard, Nicholas Ray era Dios, Ray era la cámara en movimiento. Wim Wenders es otro de los ilustres fans de Ray, le ofreció un papelito en El amigo americano y éste le llamó para co-dirigir su testamento fílmico: Relámpago sobre el agua, sobre los últimos días y la muerte del director. Estos son para míalgunos de los Grandes momentos que ha dado a la Historia del Cine.

Los amantes de la noche, 1949

“Live fast, die young and have a good-looking corpse”: Vivir rápido, morir joven y tener un bello cadáver. Esta archiconocida frase que suele adjudicarse a James Dean, la decía Nick Romano (John Derek) en Llamad a cualquier puerta.
Nicholas Ray es famoso por ser el director que mejor retrató a la juventud estadounidense de su época. Sus personajes son inmaduros, están anclados en la adolescencia, son "rebeldes sin causa" quizá sólo para ocultar su vulnerabilidad, su ternura o su ambigua sensibilidad. John Derek, Farley Granger en Los amantes de la noche, James Dean y Sal Mineo en Rebelde sin causa, o Jeffrey Hunter y Robert Wagner en La verdadera historia de Jesse James.

Gloria Grahame

Se casó con ella cuando terminaron de rodar Un secreto de mujer, su primera colaboración juntos. Su matrimonio duró tres años, terminó cuando Ray encontró a Gloria en la cama con su hijastro de 13 años, fruto del primer matrimonio del director, Anthony Ray, quien años más tarde se convertiría en su cuarto marido. Esta historia afectó negativamente a su carrera en Hollywood. En un lugar solitario es uno de los mejores obras de Nicholas Ray, que saca lo mejor de Bogart, un cínico guionista de Hollywood sospechoso de un asesinato y la siempre inquietante Gloria Grahame.


En un lugar solitario, 1950


Ray, romántico.-

En un lugar solitario, 1950

—Nací cuando ella me besó. Morí cuando ella me dejó.
Sólo he vivido unas semanas, mientras ella me amó.


Hombres errantes, 1952

—Tengo una espalda fuerte, pero una mente débil


Rebelde sin causa, 1955

—¡Ojalá hubieras sido tú mi padre! Podríamos...
charlar y desayunar juntos por la mañana, como hacía con él.


En la obra de Nicholas Ray las interpretaciones homosexuales son habituales. El mismo era bisexual. La más recurrente es la relación que mantienen Jim y Platón en Rebelde sin causa: el propio guionista reconoció la lectura gay del film.

También suele mencionarse hasta la saciedad el odio de Emma (Mercedes McCambridge) hacia Vienna en Johnny Guitar, con Joan Crawford vestida de hombre durante toda la película excepto en dos escenas. O la relación que mantiene Gloria Grahame con su masajista en En un lugar solitario, que se larga en cuanto entra en escena Bogart, o la atracción de Lee J. Cobb por Robert Taylor en Chicago, años 30.

Johnny Guitar, 1954

—¿A cuántos hombres has olvidado?
—A tantos como mujeres tú me imagino.
—¡No te vayas!
—Pero si no me he movido.
—Dime algo bonito.
—Claro. ¿Qué deseas oír?
—Miénteme. Dime que me has esperado estos cinco años. Dímelo.
—Todos estos años te he esperado.
—Y que habrías muerto si no hubiese venido.
—Habría muerto si tú no hubieras venido.
—Y que todavía me quieres como yo te quiero a ti.
—Te quiero como tú me quieres a mi.
—Gracias.

Ray y el rojo.-














Chicago, años 30 (Party Girl, 1958)

Y... otra que me encanta:

Los dientes del diablo, 1959



Peggy Lee — Johnny Guitar

9 comments:

calamarin said...

Pone los pelos de punta, la escena de Guitar y ese dialogo tan desesperado.
- Miénteme y dime que me has esperado estos cinco años... Que grande Peggy Lee, me ha encantado el vídeo.

CRISTINA said...

Genial, genial, genial!!!

Me encanta. Nicholas Ray, claro, y tu post.
Muy bueno eso de "Ray y el rojo".
Y en cuanto al diálogo de "Johnny Guitar", he leído muchas veces, además de el que tú escribes, otro que dice:

—¿A cuántos hombres has olvidado?
—A tantos como mujeres tú recuerdas.

No sé cuál es el verdadero, o en qué doblaje aparece uno u otro, o cuál es en el inglés original el que apareció en el guión.

¡¡Qué de películas buenas hizo este hombre!!

Besosss Senses.

pon said...

sólo por Johnny Guitar ya se merece cualquier premio de la historia, pero además rodó un puñado de pelis de agárratelcoñomanuelayhaztelamuerta

Steppenwolf said...

Cine, cine, cine, más cine por favor..... pero la pelicula de Van Damme "me he cargao a un chino", tampoco está mal, eh.

Uno said...

Qué entrada tan estupenda. No sabía lo de la Graham y el hijastro. Cómo no la voy a querer...
Parece mentira que un solo director haya dado tantos momentos y tantas imágenes memorables.
Y cuántos buenos recuerdos me trae todo esto. Gracias.

Un abrazo

pe-jota said...

Hubo un tiempo en que el cine era arte e influía en nuestras vidas, qué queda de aquello ?

pon said...

era mucha hembra, la Grahame

guillo said...

hola amigo he vuelto apesadumbrado por la nostalgia, tu blog me sigue maravillando es como un cofre lleno de piedras preciosas guillo te abraza

senses and nonsenses said...

Guillo, encantado de volver a verte por aquí. un abrazo.

Uno, bienvenido al club de fans de la Grahame. ...que presido. y la Vice, Pon.
le dieron un Oscar por Cautivos del mal, pero yo me enamoré de ella en esta de Ray En un lugar solitario y, sobre todo, en Los sobornados y Deseos humanos, las dos de Fritz Lang.
Cristina, es el mismo diálogo. puede depender de la VO o el doblaje. en cualquiera de las versiones pone los pelos de punta como dice Calamarín.
Nicholas Ray me encanta. he querido destacar Los dientes del diablo, que quizá no sea tan conocida, sobre las condiciones de vida de los esquimales con un inmenso Anthony Quinn. sus últimas películas, Rey de reyes y 55 días en Pekín las rodó aquí, gracias a Samuel Bronston.
pero si me tengo que quedar sólo con una, como muchos de vosotros, me quedaría con Johnny Guitar, no me canso de verla.

Steppenwolf, ...que todo en la vida es cine, y los sueños cine son.