Friday, February 04, 2011

Maria Schneider, actriz de una película

«Su muerte ha llegado demasiado pronto, antes de que pudiera volver a abrazarla, de que pudiera decirle que me siento tan cerca de ella como el primer día y al menos por una vez pedirle perdón. Ella me acusó de robarle su juventud y sólo ahora me pregunto si tenía razón. De hecho, era demasiado joven para digerir el impredecible y salvaje éxito del film».
B.Bertolucci en La Repubblica.


Maria Schneider, que siempre será recordada como la chica de El último tango en París, acaba de fallecer tras una larga enfermedad en esta misma ciudad con 58 años. Actriz de una única película (pero es que esta es MI película, con el permiso de Cabaret y Terciopelo Azul), pasará a la Historia del Cine por haber sido Jeanne, la joven de 20 años que se encierra con Brando en un artamento parisino empeñada en conocer su nombre.


De hecho, El último tango en París marcó su carrera y su vida. Ella misma declaró años más tarde que esta experiencia, la persecución que sufrió por ella, que la consideraran tan solo un sex-symbol le provocaron un desequilibrio. No supo aprovechar la oportunidad del escándalo (empezó a rodar con Buñuel Ese oscuro objeto del deseo, pero tuvo que despedirla); por el contrario, nunca pudo reponerse de ser mundialmente conocida por una única escena.



El Ultimo Tango en París (Bernardo Bertolucci, 1973)
Cargado por seasonwitch.

31 comments:

Rocío said...

Terciopelo azul y Último tango en París también son MIS películas (las compartimos vale?:P )

Qué pena, no sabía que se había muerto...

pon said...

Se desquició bastante, años después iba por Cannes rodeada de chicas y se ponía a cagar en medio de la calle mientras las otras hacían corro. Le dió una especie de ataque subversivo contra no sabía qué y le duró muchos años. La verdad es que como actriz no era gran cosa, pero aceptó un papel de los que marcan a fuego y lo pagó caro. Debía ser una persona hipersensible, o débil, no sé. Tenía algo como desestabilizado en la mirada.

Es una peli que me gustó mucho, pero como la vi a toro muy pasado, no me pareció que la famosa escena fuera para tanta historia. De hecho la contraescena me parece mucho más trágica, y el baile y el final.....de hecho creo que es una de las escenas más tontas de la peli. Posiblemente obviable, pero sin ella El último tango hubiera sido una más de Bertolucci. Salvo por Brando, claro.

Uno said...

Ayer comentaba con un amigo la llegada a la cartelera madrileña de "Un tranvía llamado deseo" y de ahí pasamos a Brando y al tango de María sin saber que había muerto. Y deciamos, como tu, que fué una pena que no aprovechara el enorme éxito de la película. Quizá era demasiado jóven para asimilarlo. También ahora le llega la muerte demasiado pronto.

senses and nonsenses said...

Rocío, me encanta compartir pelis.

no sé si era mala actriz, porque no la he visto en otro personaje, pero éste le encajaba como un guante.
como la gran Liza, sin querer comparlas, nacieron para este papel y tb las mató.
estoy de acuerdo contigo, Pon. es una escena obviable, ni tan siquiera estaba en el guión (se dice que fue medio improvisada por el propio Brando), y a mí siempre me ha parecido un obstáculo para comprender todo lo que cuenta la peli: la soledad, el deseo, el amor ...la vida. la gente se quedó con la anécdota (hoy debería ser una anécdota al menos).
....pero fuera de ese apartamento no serán capaces más que bailar un tango descompasado.
(dejo el link del post que hicimos, que estoy pelín espeso).

ejemplo de la mujer liberada sexualmente de los 70, además la sodomía era un enorme tabú... la llamaban puta y de todo, tenía miedo, una fama inesperada con 19-20 años. ...todo eso tiene que desequilibrar.
no sabía lo de Cannes, pero tras su paseo por el lado más bestia de la vida, no se volvió tb ultracatólica?

el sudor de la camiseta de Un tranvía llamado deseo, más camisera en El último tango en París, y de cuero en El Salvaje, ese es mi Brando favorito. ¿se puede ser más sexual?

theodore said...

La Schneider siempre me recordó a Linda Blair física (en los rasgos un poco rechonchos, el pelo, y alguna cosa más) y moralmente...

Anda que cuando dicen eso de "una larga y penosa enfermedad"...tate.

Un abrazo.

pon said...

si, se volvió ultrcatólica, parece que iba de extremos la chica. Quizas sí, como dice Theodore, como Linda Blair. Y ni su personaje era una mujer liberada sexualmente, pero ni de coña, ni ella tampoco debía serlo hasta el punto de comprender las dependencias destructivas y autodestructivas que estaba representando. O no tenía la madurez suficiente. En todo caso como ella hay unos cuantos ejemplos, desde Emmanuelle, pasando por la Princesa Leia, a la niña del Exorcista o Bela Lugosi.

El sudor de Brando, sus camisetas sudadas, su moto, su mirada, incluso en el Ultimo Tango ya decadente conserva esa sexualidad -sensualidad tan bestial. No se puede ser más sexual, efectivamente, si es que tr hace oler su rastro!!!!! y correr detrás, claro.

TUT said...

Hay peliculas que para algunos actores pueden ser como una maldicion. Creo que este fue el caso d Maria
besotes.

senses and nonsenses said...

pues sí que se parece a Linda Blair físicamente, sip. y ambas tienen bastante de maldición y de juguete roto.

no sé, es lo que decían las crónicas de la época (la chica de "la escena de la mantequilla"), claro que María no estaba tan liberada como su personaje o era demasiado jóven para asimilar todo lo que se le vino encima. Llegó a decir que se sintió violada por Brando y prostituida por Bertolucci.

a Jeanne sí que la veo como una joven liberada sexualmente (una joven de su tiempo, claro que en París)
—en ese apartamento VACíO de París al menos, hasta que conoce su nombre, Paul, la edad, 45, su pasado: el hotelucho, Rosa, la esposa muerta, su amante—.
yo creo que de lo que no está liberada es de el tremendo Edipo que tiene, y del discreto encanto de la burguesía.
(es un tema muy de cineforum)

Brando está instalado en "lo real" (próximo a la locura tras el suicidio de su esposa), su novio hace películas, ficciones... Brando le ofrece Verdad, su novio un bodorrio como Dios manda, aunque progre y pop, "tope trasgresor"
creo que todos tenemos tendencias autodestructivas, yo lo confieso, depende del rigor o laxitud del policía(s) o censor que llevamos dentro.
Paul quiere por fin intentarlo fuera del apartamento, sin las máscaras y mentiras de su primer matrimonio. pero Jeanne, después de matar a Edipo (él, el sombrero, ella, la pistola del Padre) y conocer a Brando, cómo va a volver a su realidad de falsas apariencias?
—ella sí que está liberada sexualmente, o se lo cree, al menos. en la primera escena enseña cacha, se sabe provocadora, mientras habla por teléfono con la madre. el telefóno funciona como el ovillo de lana con el que se enreda el protagonista de La luna, como cordón umbilical, de lo que no está liberada es del Padre, de la Ley—
claro que, qué es "estar sexualmente liberado" hoy. y en los 70?

ufff, perdón por la chapa......

pon said...

hombre, si no te has quitado un poco de encima el Edipo, ni el discreto encanto de la burguesía, creo yo que mucho follar no es liberarse sexualmente

senses and nonsenses said...

jajjajajjaja

bueno ella empezó por ahí...

senses and nonsenses said...

bueno, igual tienes algo de razón (es que no puedo dejar de pensar en ello). pero ella sí cree que en el sexo sin prejuicios está su liberación -frente a la madre, la abuela, la criada-. sexualmente activa, es dueña de su sexualidad. al menos hasta que aparece Brando.

ella lo quiere saber todo, él que está de vuelta, no quiere recordar nada. y cuando él le muestra la verdad desnuda, la puta verdad, ella se acojona, y vuelve a soñar con castillos y príncipes que vendrán a rescatarla.
él no puede soportar más ficciones, quiere Verdad, y puede que por fin haya encontrado algo real. y lo único REAL que hay es: la Muerte, y más que el sexo, el Orgasmo. porque el sexo sólo es una representación, una coreografía (y no bailan igual de bien el tango fuera que dentro del apartamento).
además, en francés llaman al orgasmo la petite mort, no?

pero tanto empacho de Verdad, tanta real(idad) a pelo, sin censurar, sublimar, ...sin Edipo -seguramente por nuestras dependencias autodestructivas-, sólo puede conducirnos a la muerte. ...o la locura.

si sólo puedo elegir un Brando casi que me quedo con el decadente pero todavía muy atrativo de El último tango. que rasque un poco dentro de mí.
en la primera escena es como para volverse, y seguirle, como parece que hace ella inconscientemente. y los ojos acuosos de la última escena es tan abrazable.
claro que en Un tranvía...

senses and nonsenses said...

vaya ejercicio que me estás haciendo hacer, Pon. me encanta el cineforum con El último tango, siempre descubro cosas nuevas, me pasa como con Terciopelo azul, que en este aspecto no creas que son tan distintas...
son pelis que no se me agotan.

pero me interesa mucho tu opinión, como chica y como feminista. hay que tener en cuenta el año que se hizo. hoy podemos reírnos de la época en la que se creía que el sexo libre era participar en orgías, o se puede hacer una crítica a posteriori. pero en el 72 una tía como Jeanne tenía que ser la bomba hasta en París, en Madrid una fresca como poco, y en Burgos y Albacete no creo que ni existieran.

erva_cidreira said...

También fue una inolvidable Liliane en A Woman Like Eve

Merche Gallart said...

Pues, si, demasiado joven para irse tan pronto con 58 años. De todas formas, creo que sólo la he visto aparecer en Último Tango en París, por cierto, también una de mis favoritas. À bientot.

Estrella Altair said...

Pues.. creo que algo sabía..

en fin.. hizo una buena peli...

e irse a los 58 es muy joven, seas del cine o de casa.

pero la vida es así.. por eso hay que intentar vivirla intensamente..

aquí y ahora.

Besos Sense

senses and nonsenses said...

no había oído hablar de la película siquiera. tiene buena pinta. la tendré en cuenta.
me ha gustado el homenaje que le dedicas:
http://gaynewsingreek/2011/02/blog-post_9651..

yo tpc, Merche. he tenido que verla en Las noches salvajes, pero no me acuerdo de ella. y tb salía en El reportero de Antonioni, con Nicholson.

Bernardo, María (juanita) y (pablito) Brando son más de casa que algunos de los de casa. Bertolucci es como una madre para mí.

hasta Brando te da la razón, Pon:
-Qué estoy haciendo contigo en este piso? El amor?
-Bueno, digamos que prácticamente lo que estamos haciendo es darnos gusto.
-Ya veo que me tomas por una cualquiera.
-Qué... que te tomo por una qué?
te refieres a una prostituta?
-Sí, una prostituta.
-Noo, sólo eres una jovencita anticuada y complaciente
que intenta parecerlo
.

Maribel said...

Senses, siempre eres único haciendo homenajes a todos esos artistas, yo también solo la conozco por el último tanto en Paris, y por ti me entero que hizó más pelis, igualmente, ya se puede ser una artista si apareces en una película que conoce todo el mundo.
Un beso violeta,
Maribel

CRISTINA said...

Iba a liarme a escribir y menos mal que he leído antes los comentarios, porque iba a poner, palabra por palabra casi, lo que ha escrito Pon. Así, que eso, que ya lo ha dicho ella. Estoy totalmente de acuerdo con su análisis y con parte del tuyo, claro.
Por lo demás, es una película fundamental para mí, claro, pero no...prefiero muchas otras. Por gustarme gustarme de verdad, para "revisionar" (parezco el de la Naranja Mecánica), para disfrutar por reir mucho o por sufrir o por sentir o por lo que sea, tengo muchas otras antes que "El último tango".

Y en plan más frívolo, el Brando de "Un tranvía..." con esa camiseta blanca, con esa pinta, en ese piso, ese blanco y negro...impresionante.

Besossssssss

pon said...

ueps me despisté, usté perdone caballero

veamos, como decíamos ayer.........

veo varias premisas interesantes(toma cinefórum, juas). Sexualmente activa no quiere decir ni sexualmente liberada ni sexualidad sin prejuicios. Los prejuicios no nos los quita ni Brando. La niña es una pijita parisina(que ya es bastante) muy aburrida y que se ve venir una vida previsible, y un Belle de Jour cantado. Agarra(por la polla) el tren de Brando creyendo que la va a sacar del muermazo vital, el señor mayor y machacado y extranjero, un poco por probar, un poco por ver qué pasa, un poco porque eso de follar sin saber los nombre ni nada debió parecerlo muy alternativo y antisistema que decimos hoy.......amos anda. Aqui el que está buscnado vengarse del mundo es Brando, y lo que no sabe es que para exorcizar los demonios primero hay que buscarse los propios y eliminarlos. Pero como se equivoca en el medio elegido, acaba fatal. O no tan fatal.

Bueno, la sexualidad femenina y toda esa chuminada de la liberación. Con esta etiqueta masculina nos han colgado una losa de pelota picada encima. Ese concepto de que la mujer liberada es la que folla mucho es el invento masculino del siglo(XX). Desde por y para los hombres, como las pelis porno o eróticas, llenas de tias que follan mucho desde por y para los tios. Quién está liberada sexualmente??? quizás la que haya conseguido sacarse de encima la falocracia dominante y castradora, condicionante de un sexo monocorde. Que ya no sea obligatoriamente reproductora la sexualidad no nos ha llevado a más libertad sexual, sino a más posibilidades de sexo sin embarazo, nada más. Pero mientras el sexo de las mujeres siga estando sujeto a disponibilidad, como le pasa a Jeanne, aqui seguimos igual. Porque en el fondo quién elige, de verdad, sin filtraciones, con quien donde y cuando y para qué y por qué follar, si solo o acompañado, heteros, homos, tias, tios, autosuficientes, célibes......que de un paso al frente.
Creo que la libertad sexual la alcanzará quien alcance a atisbar la libertad interior. Follando muchísimo o casi nada, eso da igual.

Y Jeanne no me ha parecido nunca una mujer liberada, si acaso una niña perdida que se cree una mujer moderna.
El paradigma de la mujer avanzada era más bien la sueca, y digo yo que en el resto de Europa la gente haría lo suyo también, y en España, pero a oscuras. Es que los franceses se venden muy bien, incluso el vagón de ganado de las francesitas liberadas sexualmente lo vendieron muy bien, pero sigue siendo un vagón de ganado(lo masculino, ahí andamos) vestido de Dior.

No sé si te he contestado, es lo que me ha salido, un poco de madre quizás.

guillo said...

fue y es mi pelicula mas estremecedora siento que alli la vida quiere ser ella misma... guillo un abrazo amigo

Justo said...

Cheeeeeeee... ¡Pues chicas así en Albacete había, claro que sí! Por lo menos después, en los late 70s y early 80s, jajaja, en el 72 no sé, que yo vivía en Málaga: me imagino que no, y ahora a lo mejor tampoco, aunque no quiero entrar en el debate feminista, que a lo mejor salgo escaldado.. no, en serio, es que no recuerdo bien el personaje de la Schneider, sólo vi la peli una vez, en los 80, y la verdad es que no me dejó mucha huella..

Pero siempre me encantan tus entradas sobre Bertolucci, me dan ganas de revisar sus películas, les sacas mucho jugo. La de Soñadores, por ejemplo, la vi poco después de leer tu entrada, y me gustó mucho.

Un besote

Raúl said...

Como primera fotografía de esta entrada, has elegido una preciosa. Casi una metáfora.

senses and nonsenses said...

Cristina, Justo, sabéis que es una de las pelis de las que más me gusta hablar, hablar, y hablar... como observareis... perdonad el rollo de antemano.
hay muchas películas, cada uno tenemos las nuestras, y lo son porque en cierta forma hablan de nosotros.
a mí me pasa lo que dice Guillo, que aquí "siento que la vida quiere ser ella misma"...

senses and nonsenses said...

de madre... sabia.
atisbar la libertad interior -dices bien-, porque llegar a alcanzarla resulta imposible, por tanto, ocurrirá lo mismo con la libertad sexual. inevitablemente.

pero es el tema de la identidad el que recorre toda la obra de BB: la identidad cultural, político, tb sexual... ...la crisis del "yo" y de la sociedad en la que le ha tocado vivir.
en El conformista p.e., el protagonista que tiene una culpa/miedo homosexual, abraza el fascismo -ideología en auge en los años30-, y participa en el asesinato del profesor marxista (su padre simbólico) y su poco convencional esposa (S.Sandrelli). JL.Trintignant decía que su personaje "sacrifica sus propios valores para llevar una vida normal".
uno puede continuar y perpetuar todo lo aprendido y heredado de la generación anterior (la tradición) o cuestionarlo. pero aunque decidamos rebelarnos contra la Ley, la sociedad ya se encargará de ponernos en nuestro sitio. en El último tango, los años siguientes al mayo francés, la rebeldía de Jeanne sólo puede ser contra la Ley (del Padre). por lo que se construye un héroe a medida, el anti-héroe (un decadente y machacado extranjero, pero aún atractivo y morboso) que le permite transgredir su Orden social, el de su padre y su clase. un "héroe" que sólo vale en tanto Mito, ya que se destruye en cuanto este se hace real (fuera del apartamento): tiene nombre, un pasado no muy glamouroso, habla de familias e hijos, se pone el gorro militar del padre...

senses and nonsenses said...

lo que no tengo claro es si la muerte de Brando supondría que Jeanne logra superar de alguna forma su Edipo; o su muerte sirve para reinstaurar ese sistema de valores en crisis (hay que eliminarlo porque pone en peligro su orden pequeño-burgués, lo que ella conoce). aunque la peli apunta a lo segundo, quiero creer que ella ha aprendido algo, que ha crecido. no creo que le resulte fácil volver con su novio cineasta (que en vez de con la polla dispara con la cámara). imposible, más bien.

Brando ni sabe ni puede resolver el duelo del suicidio de su esposa. tras años de relación insana, este será el último acto sádico por parte de su mujer. ...para que se sienta culpable.
Sí, está buscando una manera de vengarse del mundo, pero no se da cuenta que repetirá casi la misma relación, aunque invirtiendo los roles. él asumirá el papel de sádico y del mayor falócrata del mundo, al menos hasta que ella le dice que le quiere, entonces le pide a ella que meta sus dedos en el culo. .......(pa'otro cineforum)
y tpc quiero entrar en la escena de la mantequilla. un freudiano lacaniano hablaría de tabús, incesto, falos y castraciones, fases anales...
yo reconozco que me pierdo en el que dar por culo sea la última prueba de amor, el último tabú, cagarse en la familia, la esfinge, Edipo, y su putamadre...
(pero en estas dos escenas se produce un cambio en los personajes, Paul hacia adelante, ahora es él quién quiere saber su nombre. Ella un paso atrás)

hay análisis que dicen que el personaje de Brando es aniquilado precisamente cuando decide norma-lizar la relación, es decir cuando decide participar de algún modo en el juego social del "discreto encanto de la burguesía". pero a mí me gusta más pensar -aunque me acabo de dar cuenta de que quizá no sea un análisis tan distinto-, que lo que le mata es querer destruir todas las máscaras (personales), superar los límites (sociales), el con-tacto con lo Real, mirar de frente la Verdad desnuda. ...pero, tanto la belleza como el dolor son insoportables, y la libertad imposible. por ello "sólo sabemos esculpir biografías" (que decía nuestro amado Cernuda), ficciones más o menos verosímiles. nos diferenciamos de los animales en la capacidad de simbolizar las cosas, de crear(nos) una autobiografía.
sin prejuicios, sin tabúes, sin lenguaje, ...en definitiva, sin cultura, sólo es posible nuestra propia auto-destrucción. la locura, el suicidio, o yonkazo total... qué sé yo....

lo de follar sin saber los nombres, sin saber nada, a mí me parece una metáfora MARAVILLOSA. sin palabras, y, en una escena, preciosa, casi sin tocarse: sólo desde el presente, mientras está sucediendo, es posible la comunicación sexual. cuando aparecen las palabras, aparece el pasado, la ilusión de un futuro que se irá a la mierda....

PARO. ....hasta Google se ha quejado de mi comentario. yo me he quedado tan a gusto.

con lo fácil que hubiera sido:
"del frágil equilibrio entre la realidad y el deseo"

pon said...

yo creo que la máxima prueba de amor es darse los nombres, porque es darse tal cual, como son, con sus almorranas y sus hijos y sus caries. Es la prueba de fuego que no pasa ninguno de los dos. Y por qué???........ a cavilar.

Lo de follar sin conocer el nombre tampoco es una cosa tan extraña, lo que pasa es que Bertolucci lo sublima de putamadre. Pero tú nunca te has dado media vuelta y has dicho....y éste como se llamaba??? yo sí.

senses and nonsenses said...

y tanto!!! ...a algunos no les he visto la cara, incluso.
ha habido veces que yo tb he querido jugar a "el último tango": no quiero saber tu nombre, tu edad, no me cuentes nada de ti....
pero sólo funciona un rato.

para el deseo de poco sirven los nombres: son los cuerpos los que escriben los versos, interpretan sinfonías o bailan tangos.
para el amor, lo que importa es el nombre, y todo lo que hay tras él.

pon said...

osease que tanta parrafada y vas tú y lo expicas así de bien en un pispás

pa matarte

Capri c'est fini said...

Nunca me gustó mucho Maria, aún así es una pena su muerte. Eso sí... se convirtió en un mito de una sola película, pero tan fuerte que ha perdurado más de 30 años... y eso en estos tiempos de prisas, lo valoro muchísimo. Por otro lado, me alegro mucho volver a entrar en este blog y tener la agradable sensación de que todo sigue igual de bien que siempre.

Un abrazo

senses and nonsenses said...

pareciera que todo sigue igual, Capri.
pero si vuelves a la blogosfera, estará mucho mejor. los viejos blogueros nunca mueren...

pe-jota said...

Tal vez sea el más evidente de los reflejos de aquello que la fama puede hacer a una persona, sobretodo cuando no se está preparado, fama y olvido e imposibilidad de construir una vida propia. También deberíamos preguntarnos qué nivel de culpa tienen los medios, siempre en busca del escándalo y de una buena portada, al margen del daño que puedan hacer.