Thursday, February 24, 2011

El cartero siempre llama dos veces

«¿Le parezco a usted griega?»

El Cartero siempre llama dos veces, fue primero un relato de James M.Cain, hoy considerada una de las novelas negras más importantes. Como en Double Indemnity, llevada también al cine, una femme fatale seduce a un hombre, para hacerle cómplice de un asesinato. La acción se sitúa en los años de la Gran Depresión: Frank Chambers es un joven vagabundo que llega a una solitaria gasolinera-restaurante regentada por el viejo Papadakis. Rechaza el trabajo que este le ofrece como ayudante, pero cuando ve aparecer a Cora, la explosiva mujer del dueño de la gasolinera, decide quedarse.
El marido estorba: a él, porque ha comenzado una relación sexual con Cora, a ella, porque quiere quedarse con su negocio y reformarlo.







Gas, Edward Hopper


«A mí no me gusta mi apariencia,
pero nunca encontré un hombre desde los 14 años
que no quisiera convencerme de lo contrario»



«Me hicieron una prueba. La cara les gustó,
pero ahora las películas son habladas, y en cuanto empecé a hablar desde la pantalla, descubrieron lo que era.
Yo lo comprendí también, una tonta de Des Moines que tenía tantas probabilidades de triunfar en el cine como un mono»


John Garfield participó en películas muy interesantes hasta que fue víctima de la Caza de Brujas. Se negó a dar nombres de colegas suyos —estaba casado con Roberta Seidman, una activista del Partido Comunista—, lo que truncó su carrera. Uno de los habituales de las listas negras de Holywood, por su resistencia a declarar ante el Comité de Actividades Antiamericanas.

El cartero siempre llama dos veces (Tay Garnett, 1946)








Existen dos versiones cinematográficas muy conocidas: la de Tay Garnett, con Lana Turner y John Garfield, uno de los clásicos del Film Noir; y la versión de Bob Rafelson, de 1981, con Jessica Lange y Jack Nicholson, que se caracteriza sobre todo por su alto contenido sexual, mucho más explícita que en 1946, y que que tiene su climax sobre una mesa de cocina llena de harina.



El cartero siempre llama dos veces (Bob Rafelson, 1981)

y hasta tres veces...
Ossessione (Luchino Visconti, 1943)

Unos años antes, Luchino Visconti rodaba Obsesión, su primer film, inspirándose libremente en la novela de Cain. Se suele considerar uno de los primeros ejemplos del neorrealismo italiano.
Con el galán Massimo Girotti, y la menos conocida Clara Calamai.

19 comments:

Rocío said...

Me encanta este post !!

La versión que más me gusta es la de Bob Rafelson porque sale Jack Nicholson! Ains, siempre he estado enamorada de ese actor :)

besos

erva_cidreira said...

Hay una adaptación más de la novela de James M. Cain, cronológicamente la primera , dirigida en 1939 por el francés Pierre Chenal con Michel Simon y Corinne Luchaire.
(http://upload.wikimedia.org/wikipedia/en/e/e7/Le_Dernier_tournant.jpg)

Acerca del título de la película se puede leer en la Wikipedia en inglés:
In the preface to Double Indemnity, Cain gave a specific explanation of the origin the title for The Postman Always Rings Twice, writing that it came from a discussion he'd had with screenwriter Vincent Lawrence. According to Cain, Lawrence spoke of the anxiety he felt when waiting for the postman to bring him news on a submitted manuscript. According to Cain, Lawrence noted that he would know when the postman had finally arrived because the postman always rang twice, and Cain then lit upon that phrase as a title for his novel. Upon discussing it further, the two men agreed such a phrase was metaphorically suited to Frank's situation at the end of the novel.
With the "postman" being God, or Fate, the "delivery" meant for Frank was his own death as just retribution for murdering Nick. Frank had missed the first "ring" when he initially got away with that killing. However, the postman rang again, and this time the ring was heard, when Frank was wrongly convicted of having murdered Cora, and then sentenced to die for the crime. The theme of an inescapable fate is further underscored in the novel by The Greek's escape from death in the lovers' first murder attempt, only to be done in by their second one.
In his biography of Cain, author Roy Hoopes also recounted the conversation between Cain and Lawrence that gave birth the novel's title. Hoopes's account of their conversation is similar to Cain's, but offered extended detail regarding Lawrence's comments. Specifically, in Hoopes's telling, Lawrence did not say simply that the postman always rang twice, but rather said that at times, he was so anxious awaiting the postman's delivery that he'd go into his backyard intentionally trying to avoid hearing the postman's ring. However, Lawrence continued, this tactic inevitably failed because if the postman's first ring was not noticed, he would always ring again, and, even from the backyard, that second ring would inevitably be heard.
In the 1946 film adaptation of the novel, Frank explicitly explains the title in the terms offered by Hoopes's biography of Cain.


Un abrazo!

Maribel said...

Hola Senses,
no conocía las otras adaptaciones de la novela, sólo la más famosa, realmente consiguieron con esa escena hacer de la peli un mito.
Un beso violeta, just the way you are, Maribel

Vulcano Lover said...

Y tú con cuál te quedas?? o_O

CRISTINA said...

Eso, eso...y tú con cuál te quedas?

Me encanta el post. Y como siempre me dan ganas de ponerme a ver la peli (la del Nicholson, yo me quedo con ésta) y luego seguir con las otras si las tuviera en dvd, que no las tengo, por cierto.

Y me ha encantado también el recuadrito con el cuadro de Hopper. Es una de mis debilidades, ya sabes.

Besossssssssss

theodore said...

Es verdad, que bueno lo de incluis a Hopper. No sabía lo de Garfield y la Caza de Brujas. Siempre me pareció atractivísimo y ahora además, se merece toda mi consideración. Ojú, la de asuntos chungos que hubo en el cine en esa época con tanto miedo al rojo.

La de Visconti nunca he conseguido verla y le tengo muchas ganas. La de Rafelson tiene su punto y desde luego que en su día fue un escandalazo, pero la de Garnett es una joyaza total, y eso que la ví en un tiempo en que el cine negro no me tiraba mucho, pero entre el maromo Garfield y la despampanante Turner, quién se iba a resistir a eso. ¿Hay algo más marica que Lana Turner?

Un abrazo

senses and nonsenses said...

la de Lana Turner y John Garfield, ¡claro!, es una película mítica. del cine negro del bueno. una de las muchas pelis de mi infancia que me hicieron el cinéfilo que soy.
aaah! pero cómo está Jessica Lange (!!!) me enamoré de ella, después vino Francess, y fue mi actriz favorita por lo menos hasta Crímenes del corazón. qué manera de mover la cadera al caminar, MUY Marilyn.

la de Visconti la recuerdo fatal, ...cuando era rata de filmoteca. pero me impactó por guapo-guapísimo Massimo Girotti, actor habitual de Visconti, tb trabajó con Antonioni, De Santis. fue el padre de Teorema, el amante de la mujer de Brando en El último tango en París, y el viejo de La ventana de enfrente, una película que adoro (como tú Vulcano).

Nicholson, ...en otras pelis, no?
aquí sólo tengo ojos para Jessica.

la misma historia, una desde el neorrealismo italiano, otra desde el cine negro, y la última un "thriller sexual" ...oalgoasí.

no conozco la cuarta versión (la primera en realidad) que menciona erva_cidreira. muchas gracias por toda la información.

senses and nonsenses said...

Hopper, el cine y los USA... es un post pendiente. verdad, Cristina?

John Garfield era estupendo. me gustaría volver a ver Cuerpo y alma, su gran papel. no sólo el, prácticamente todo el equipo de esta peli fue perseguido por la Caza de Brujas: Rossen, Polonsky, la actriz Anne Revere.

¿Hay algo más marica que Lana Turner?
más que la LT de Imitación a la vida, Cautivos del mal, Madame X o Vidas borrascosas ...difícil.
ah, y marcada con la flor de lis en Los tres mosqueteros.

pon said...

Qué estupendísimo actor era John Garfield, y qué mala época le tocó.

Me gustan las dos versiones mucho, anuque la de Lana Turner con esa aparición suya es la rebomba. Bueno el blanco y negro me puede. Pero Jessica es taaaaan bella e interesante, tan inteligente, tan todo....en color.
Y Nicholson está en esta peli sexy y sexual del todo de caerse las bragas.

AntWaters said...

qué bonico... me ha recordado a un diálogo de Cold Mountain. Decía Jude Law que no se le daba hablar, "si fuera posible tan solo estar...", y la Kidman le decía que sí era posible :)

Besos, de segundas oportunidades

M.Eugenia said...

Yo me quedo con la de Jack Nicholson, pero beno no soy objetiva, este gran actor me gustaría hasta haciendo de árbol.
Saludos

Uno said...

¿Quieres creer que no he visto la versión de Raffelson? Esta es la primera vez que veo completa la famosa escena del polvo de la harina. Pero la de Lana es una de mis pelis favoritas de todos los tiempos.
Un abrazo

senses and nonsenses said...

pues he de ver de nuevo la de Rafelson porque no recuerdo a Jack Nicholson del mismo modo que vosotros. debí quedar eclipsado por Jessica Lange. ...enseñándole a Jack cómo tocarla en la famosa escena de la harina. y ese "Come on, come on".
Pero la primera aparición de Lana es inolvidable. tb es de mis favoritas. con ella, Gloria Grahame en Los sobornados y Barbara Stanwyck en Perdición descubrí a la femme fatale. (que tb tuvo una especie de revisión en los 80, Fuego en el cuerpo, con una hipersexual Kathleen Turner en sus mejores tiempos)

Merche Gallart - Aventurer@ said...

SENSES: Viendo a la Lange y Nicholson recuerdo que tengo que cambiar la mesa de mi cocina por una más grande, jajajah!
Estupendo post! No recuerdo haber visto la primera.Un abrazo.

Justo said...

Y a mí que me ha venido a la cabeza Carretera perdida.. un paso perverso más allá en esta galería de femmes fatales que planean un crimen implicando al amante..

..creo que me gustó más la versión clasicorra, aunque hace muchísimo que la vi -la que dice Erva Cidreira no la conozco- aunque erotizarme me erotizaran más el par de dos, Lange y Nicholson, que en su época tenía un puntazo..

pe-jota said...

Tres eran tres, y desde luego en este caso el viejo adagio de que nunca segundas partes fueron buenas, queda desautorizado. No es algo que se de con demasiada frecuencia, pero aquí sí, tal vez porque nadie intentó copiar a nadie, cada uno creó su obra.

Raúl said...

Es de esas historias que siempre han tenido éxito en la pantalla.

ixilik said...

PJ, con El Imperio de los Sentidos, y tu con El cartero... Esta noche me huele a aquellas húmedas de mi adolescencia-tardia

TUT said...

Yo solo ví la versión de Nicholson y me´gusto mucho, tendré que hacerme con las versiones antiguas, para poder opinar,.

Saludos.