Thursday, November 11, 2010

Accattone

«No puedo ser impresionista. Amo el fondo, no el paisaje»

Accattone = Mendigo

Pier Paolo Pasolini, hasta entonces escritor, debutaba en el cine en 1961 con la adaptación de su propia novela Accattone, que cuenta el reverso oscuro del Bienvenido Mr. Marshall que se inventaron los EEUU para socorrer a Europa. La acción se sitúa en los suburbios de Roma, donde la gente sobrevive como puede al margen de la "sociedad oficial", resignada a una existencia miserable: el subproletariado (los emigrantes rurales y obreros más pobres) convive con pequeños delincuentes, putas y proxenetas, con falta de medios, cultura, higiene... falta de todo. Lo que se ha de ocultar porque nadie quiere ver. Son Los olvidados de la recuperación industrial y económica de Italia tras la Segunda Guerra Mundial (Pasolini tuvo muy en cuenta el film de Buñuel a la hora de "re-escribir esta historia con la cámara").
Está experimentando con un lenguaje nuevo, y se enfrenta por primera vez con la técnica. Aún está lejos de la estilización de su discurso político. Se limita de momento a recoger el legado neorrealista de los maestros italianos y actualiza los problemas sociales de su época, comos los de la posguerra de ayer y los de la Italia de hoy. Igual que en toda Europa, y en todo el mundo: son muchos los pueblos olvidados y perseguidos en pos de mantener una supuesta estabilidad ("en peligro") del estado de bienestar.


Accattone está protagonizada -en su primer trabajo- por Franco Citti, amigo, cómplice y protagonista de muchas de sus películas. También debutaba como ayudante de dirección, Bernardo, hijo del poeta Attilio Bertolucci, amigo personal de Pasolini.

«Llámame Accattone.
Hay muchos Vittorios pero yo soy el único Accattone»


Accattone no es que sea una joyita precisamente: proxeneta y delincuente, el tiempo trancurre entre las calles del barrio y el bar donde se encuentra con otros macarras amigos. Es un vividor, pero de las mujeres, porque ellas son víctimas doblemente. De una sociedad en crisis y de Accattone. Maddalena es una prostituta que lo mantiene hasta que termina con sus huesos en la cárcel. Sin dinero pide ayuda a su esposa abandonada (y roba a su propio hijo). A Stella también la arrastra a la prostitución, necesita un recambio, pero se enamora de ella. Paradójicamente, y aquí Pasolini se pone perverso, cuando Accattone decide buscarse un trabajo normal para salir del gueto (sin mucho éxito) encuentra la muerte.

«Un autor sólo puede ser un extraño en una tierra hostil:
habita la muerte, aunque habite la vida»

P.P.Pasolini


«Hay espacio para todos en el cementerio»

Se cumplen ahora 35 años del asesinato de Pasolini. La esencia de su vida y su cine: su homosexualidad declarada, su marxismo, en continúa contradicción con un sentimiento católico, también le llevaron a la muerte. Nadie se creyó en ningún momento el asesinato sexual. Pasolini era un personaje incómodo para la sociedad italiana: en sus escritos, en su entrevistas, acababa de estrenar la polémica Salò o los 120 días de Sodoma, que era una crítica velada a Mussolini, y a todos los fascismos en general. Aún es un misterio sin resolver, no hay quien se crea que fue a recuperar unos rollos robados de Salò y fue asesinaso brutalmente por un chapero.
Nanni Moretti homenajea a Pasolini en Caro Diario, dándose una vuelta En mi vespa por la playa de Ostia, el lugar donde fue asesinado.


Caro diario (Nanni Moretti, 1993)
homenaje a Pasolini



Matar a Pasolini, Matar a Cristo. Blog Volando con la Colometa.

«El caso Pasolini. Crónica de un asesinato», novela gráfica de Gianluca Maconi.







http://www.pierpaolopasolini.com/
http://www.pasolini.net/index00.html
Accattone: Yo vengo de las ruinas. Blog Kino Delirio .
El Sueño del tigre. Blog La escuela de los domingos.
http://www.imdb.com/

14 comments:

Xim said...

Me quedo con Mamma Roma y la siempre magnífica Anna Magnani, Teorema me hizo gracia por lo original de la historia y detesto El evangelio según San Mateo, la peor versión de los acontecimientos evangélicos jamás filmada... Y hasta aquí puedo leer...

beXotes

X

Justo said...

Creo que Italia comenzó un declive cultural -y no sólo cultural- con su muerte.. sería bueno que se pudiera aclarar de una vez qué pasó, para que se pueda asumir y pasar página, aunque en las librerías veo ya las teorías definitivas e incluso la historia de sus últimos días llevada al cómic, que estuve a punto de comprar.

La escena de Moretti es una de las que más me ha emocionado de las películas de los últimos años.

Y Accattone es también una de las películas suyas que más me conmueven: es su prototipo de chico, el mártir de barriada.. los rostros que se ven son todavía de posguerra dura, como en ese documental-encuesta que realizó, Comizzi d´amore.. luego hay películas suyas que me cargan, como las basadas en mitos clásicos, la de pajaritos y pajarracos o incluso Teorema -pero la del Evangelio me fascina..-.

Pero como tú dices, el Pasolini cineasta es sólo una faceta: no creo que sea superior al novelista y poeta o al ensayista.

Como homosexual fue muy audaz.. y como intelectual y artista, estoy seguro de que permanecerá, su lugar es único... y su nombre tan bello, Pier Paolo Pasolini.. PPP.. bendito sea.

senses and nonsenses said...

pues junto con Accattone, que te recomiendo (conforma un díptico con Mamma Roma), citas todos mis Pasolinis favoritos, incluído El evangelio según San Mateo, que no es porque lo haya leído precisamente, pero pasa por ser la mejor versión del evangelio de mateo.

yo tpc puedo con la Trilogía de la Vida (aunque El Decameron es preciosa), Medea, y esas cosas. vería en cambio otra vez Pajaricos y pajarracos, más mayor, a ver si entiendo algo...
me supera. para entender a Pasolini hay que conocer la Biblia, Historia del Arte, Pensamiento político. era un Intelectual y un Artista, así con mayúsculas.
a mí Teorema me impactó tanto... (que mejor no revisarla)

he dejado un enlace a la novela gráfica. por si alguien tiene curiosidad.
no sé si hay versión definitiva de los hechos.
hace unos años hubo movimientos que intentaron reabrir el caso, porque habían aparecido nuevas pruebas (no sé, quizás declaraciones), pero no sé cómo acabó la cosa.

senses and nonsenses said...

¡ah!, y sobre los chicos pasolinianos:
hambre de siglos en sus rostros, pero qué morbo. Franco Citti.
o Ninetto Davoli, su otro actor habitual, con quien mantuvo una larga relación. que era más bien feo, pero tiene mucha gracia si consigues entrar en el mundo Pasolini. el de El Decameron o Pajaricos...
en Teorema tb salía.

Justo said...

Son Medea y Edipo rey los que me aburren un poquito, la Trilogía sí me pone.. esas escenas tan alegres de folleteo, alternadas con un tío cagando en el campo o con enredos de cortesanas.. parece que su empeño era mostrar sexo no alienante, sino liberador.

No me había dado cuenta del enlace.. sí, ese es el cómic que vi el otro día.

theodore said...

Nunca he conseguido ver esta película, y mira que le tengo ganas. Así que no puedo opinar mucho de ella. Pero Pasolini era un grande, sin duda. La trilogía de la vida, con todo lo irregular que es (me quedo con Canterbury), es una celebración de la libertad, del desprejuicio, no es solo un ejercicio de voyeurismo o escándalo, tan habitual en la época. Cuesta mucho a veces entrar en su mundo (Pocilga, madre mía), pero siempre es una experiencia enriquecedora. Y sus dos actores fetiche, como ya has mencionado...oh la-lá.

Pero qué bien armas tus entradas, senses, son una gozada y están llenas de puertas a otras maravillas. Da gusto venir a verte.

Un abrazo.

calamarin said...

En Roma al bajar de un autobús en Termini, te juro que solo podía pensar en Pasolini... yo nunca creí que lo asesinó un chapero.

AntWaters said...

Uy senses, pero qué sesudo estás, cuántas referencias históricas y culturales que debiera yo conocer mejor... pero no; así que cuando intenta seguir el camino normal, va y muere, o lo mata el autor... eso es significativo; la verdad que casi no cnozco naíta de Passolini, ni su historia, ni su obra; a vé si veeeo algo, aunque precisamente no dan muchas ganas... tampoco he visto Bienvenido..., seguiré entrando hasta que pongas el derecho de admisión :P

Besos de sí que hay muchas victorias, muchos vittorios para tanto... tan pocos motivos

Uno said...

Mamma Roma sin duda es mi favorita, quizá por la Magnani. O por Joselito, vete a saber.
No he visto Accatone pero ninguna de las pelis de Pasolini que he visto me ha dejado indiferente. Vi sus películas por primera vez en Londres en los 70. Ya no recuerdo si es que aquí estaban prohibidas. Fui a ver el Decamerón como el que va a ver La capilla Sixtina. Teorema me pareció el sumum de la modernidad. Ya mucho después de su estreno iría a ver Salo a un barrio de la periferia de Roma. En la sala solo eramos dos: una anciana y yo. Schifosso! gritaba todo el rato. Con mi vuelta al centro de Roma a la salida del cine, Passolini habría hecho una estupenda película.
Estupenda entrada. No eres Passolini pero qué duda cabe de que tienes arte para esto del blog.

Un abrazo

ixilik said...

Yo tampoco he visto, Accattone, y desde luego me has dejado con las ganas de verla
Berardo y Pier Paolo, Dios los cria... aunque no creo que no creyeran por lo que crearon

Rocío said...

Me la apunto para verla! con tus post siempre me quedo con ganas de ver lo que recomiendas :)

pon said...

Me temo que yo no me la paunto, porque ya la he visto y porque no puedo con Pasolini. Es que me pone mala de la tripa..........reconozco claro su valía artística, su vanguardia y sobre todo su valentía afrontando y examinando todo.......y como dice muy bien Justo, tenía un nombre tan bello, tan sonoro, como una campana tañendo.......pero no soporto su cine.
De hecho, hace miles de años me ví enterito un ciclo en el Covacha con todas su filmografía, dado que mis amigos se pasaban horas disertando sobre los planos, los significados, engolando la voz y destacando constantemente su modernidad, maestría, postmodernidad, relacionándolo con otros artistas y movimientos; vamos, todo eso que siempre se dice de PPP. Y yo me dije.....va a ser que no me he enterao.........y allá que me fui, pero lo único que conseguí fueron muchos dolores de cabeza y entender aún menos que antes, y que me resultara más insoportable.
Pero como con los años he aprendido que no a todos tienen que gustarnos los mismos, pues no pasa nada.
A mi la historia de su muerte(que es verdad que es poco creíble) me encanta, es lo más cinematográfico que nunca rodó.

senses and nonsenses said...

me parece que yo hubiera podido estar perfectamente con tus amigos (con gafapasta y engolando la voz, jijiji). ...pero me curé, yo creo que me salvó el punk.
yo es que era un cinéfilo con sentido del deber. y me chupé casi todo Pasolini y todo seguido a las 4 de la tarde (como con Tarkovski, que más bien lo dormí).
no es la mejor hora para ver estas películas.
....ni Mamma Roma te gustó?

es mi favorita. si me tengo que quedar sólo con una. y lo de la Magnani no es normal, es un milagro. como habéis dicho...

Theo, acabé un poco harto de la Trilogía de la vida. particularmente de Cuentos de Canterbury, y luego llegaba Medea con la Callas. insisto en la hora... pero prometo darle otra oportunidad.
no he visto Pocilga.
....pero, más fuerte que Saló??? difícil. (pocas veces he tenido que apartar la mirada de la pantalla)

Calamarín, Uno, gracias por vuestras anécdotas romanas.
...pero nos dejas con las ganas de saber qué pasó a la salida del cine cuando volvías al centro de Roma.
lo mismo digo de Termini.
seguro que en ambas había algún ragazzo pasoliniano por medio...

Ant, pues ha muerto el Maestro Berlanga. es una buena oportunidad de acercarse a Bienvenido Mr. Marshall. a Plácido, o El verdugo.

pe-jota said...

¿Quién reflejará las nuevas miserias que se nos avecinan?, ¿Quién dará voz a tantos que se están quedando sin voz?, es una historia cíclica, temas eternos que acaban encontrando un valedor, el mundo de la desesperanza, el mundo de los que miran la vida sin esperar nada, con lo que en el fondo su vida nunca es un engaño, tampoco hay falsas esperanzas, ni edonismos vanos.