Saturday, May 09, 2009

Dirk Bogarde

(28.marzo.1921 – 8.mayo.1999)

Dirk Bogarde, uno de los más grandes actores británicos, comenzó su carrera en el teatro, pero siendo tan atractivo y con esa mirada tan irresistible, sólo era cuestión de tiempo que el cine se interesara por él: la Rank le fichó rápidamente para convertirlo en un ídolo de jovencitas. Desde el primer momento, luchó y luchó contra la imagen de latin-lover que pretendían imponerle e intentó evitar el encasillamiento en papeles de galán romántico. Con su propia vida personal, sin relaciones amorosas, al menos conocidas, su alergia al escaparate de los estrenos, fue construyendo una imagen de hombre extraño y solitario. La Rank le pidió que se casara, le dijeron que su soltería empezaba a resultar "sospechosa" y perjudicaba a su imagen. Se negó rotundamente.

Víctima, 1961

Con Victim su carrera da un giro radical: "la imagen tan cuidadosamente forjada por el estudio a lo largo de catorce años se derrumbó de la noche a la mañana. Fue la decisión más sensata de toda mi vida". Aceptó el papel de un abogado de éxito chantajeado por sus inclinaciones sexuales, después de que fuera rechazado por numerosos actores. El correo de las fans enamoradas del héroe romántico se vio sustituido por cartas llenas de insultos y amenazas. Fue una película muy valiente en su momento, que denunciaba la legislación británica de la época sobre la homosexualidad. Aunque la prohibición por ley se mantuvo hasta 1967, esta película tuvo gran importancia en la aceptación social de la homosexualidad en Reino Unido.

El sirviente, 1963

Aunque el público se sintió desconcertado y las fans decepcionadas, críticos y cineastas supieron apreciar el cambio de rumbo que tomaba la carrera del actor, quien deseaba interpretar personajes cada vez más complejos en películas más ambiciosas. Mención especial merecería El sirviente, primera de las cinco colaboraciones con Joseph Losey, y una de mis películas favoritas. Bogarde interpreta al perfecto mayordomo capaz de solucionar cualquier problema, que empieza a trabajar a las órdenes de un joven y rico heredero hasta hacerse totalmente imprescindible: desde elegir los colores amarillo y fucsia para la pared, hasta terminar lavándole los pies. La película nos muestra la inversión de roles entre ambos en un decadente sistema de clases, y se convierte en un estudio feroz de los mecanismos del Poder. Con la transmisión de poderes, el opresor se convierte en oprimido y viceversa. Además, esta relación amo-sirviente no está exenta de ambigüedad; las connotaciones sexuales, incluso sadomasoquistas, son constantes. Tras despedirlo, el nivel de dependencia es tan fuerte que tiene que volver a contratarlo, y otra vez juntos, en su rutina diaria, dedican su tiempo a hacer juegos infantiles durante el día y orgías salvajes por la noche. Esta vez, el sirviente toma las riendas del poder y el joven aristócrata se abandona completamente en sus manos, ve anulada su voluntad y su capacidad de decisión, dominado por su dependencia hacia el sirviente, o como se deja caer al final, por una supuesta adicción a las drogas...
A la hora de hacer este análisis habría que tener muy en cuenta, según muchísimos testimonios, la bisexualidad de Joseph Losey. En Accidente, la ambigua relación tutor-pupilo que sostienen Bogarde y Michael York apunta en la misma dirección. Por no hablar del excéntrico villano que interpreta en Modesty Blaise, con peluca plateada, que tampoco tiene desperdicio.

Muerte en Venecia, 1971

Dirk Bogarde consideraba su encuentro con el director italiano Luchino Visconti el momento cumbre de su carrera cinematográfica. En 1969 rodó con él La caída de los dioses, donde interpretaba a un poderoso industrial que acaba cediendo ante los nazis, y especialmente, se sentía orgulloso de su segunda colaboración, Muerte en Venecia, donde era el compositor Gustav von Aschenbach, el personaje mas emblemático por el que se le recuerda, y por el que pasará a la Historia del Cine.

Portero de Noche, 1974

Aunque yo le prefiero en la mítica Portero de noche de Liliana Caviani, una polémica historia de amor enfermiza e imposible que surge en un campo de concentración nazi entre una joven judía guapísima (Charlotte Rampling) y un sádico oficial de las SS. Esta fue, en mi humilde opinión, otra de sus grandes virtudes, que supo anteponer el cine más experimental frente a un cine más convencional y, siempre que pudo, prefirió participar en las películas más arriesgadas, como Providence, de Alain Resnais, o Desesperación, de Rainer W.Fassbinder, una radiografía sobre la locura basada en una novela de Nabokov. Su última película fue Daddy Nostalgie de Bertrand Tavernier junto a Jane Birkin como su hija.

The Spanish Gardener, 1956

A pesar de lo valiente que fue con su filmografía, fue tremendamente reservado con su vida privada; algunos lo comparan con su personaje de Melville Farr, el homosexual atrapado de Victim. La única que pasó por pareja suya fue su gran amiga Capucine, y sólo después de muerto se ha sabido que su amigo y representante Tony Forwood había sido su pareja durante más de 40 años, con quien vivió en la Provenza hasta pocos meses antes de que éste falleciera en Londres. Fue él quien le sugirió que se cambiara su apellido familiar Van den Bogaerde por el más sencillo de Bogarde.
La otra vida de D.Bogarde. Richard Brooks, The Sunday Times/El Mundo.
Su vida, sus personajes, los matices que lograba en la forma de abordar estos retratos de hombres confundidos, tristes y solitarios, más sensibles de lo habitual, son una delicia para los interesados en una lectura queer de estos textos a posteriori. En Hunted, interpretaba a un asesino que huyendo de la ley se encuentra con un niño que se ha escapado de casa. Personajes especialmente vulnerables que su imagen -típicamente británica- acentuaba, frente a los brutotes del resto de sus compañeros, como en El tigre dormido, Rey y Patria o La dinastía del petróleo.
Pero las películas más curiosas de este primer período, que me muero de ganas de ver, son: The Spanish Gardener y El demonio, la carne y el perdón. En la primera interpretaba a un criado injustamente perseguido por su relación, inocente, con el hijo de un diplomático. La segunda es un western en el que Bogarde es el bandido Anacleto, vestido de cuero negro y llevando un gato blanco en los brazos, que mantiene una relación con el sacerdote del pueblo con matices tan abiertamente homoeróticos, dicen, que el final parece la versión gay de Duelo al Sol.

17 comments:

M.Eugenia said...

¡¡Chapeau!!!,me quito el sombrero. Me quedo con Portero de noche.... si sigues escribiendo a este ritmo no me voy a poner al día en la vida.
Un besazo Senses y un placer leerte.

ixilik said...

Algunas de ellas las he visto, pero es que me has dejado con las ganas de verlas todas!!!
gracias gracias

Jesús Angel Ortega said...

¡¡Buenisimo!!
Que post más currado sobre este actorazo.
Me has desvelado múltiples cosas que no sabía de él. Me ha encantado.
Muy amena lectura y muy bien documentada.
¡Enhorabuena! Me ha gustado mucho.
De todas me quedo con Portero de noche, El sirviente, y La caida de los dioses. ¡Todas sublimes!
Saludos.

Vulcano Lover said...

Y qué guapo, pero sobre todo interesante me ha resultado a mí siempre Bogarde...

Dreamer said...

Buenas pelis las de Bogarde. Personalmente me gustó "Victima" y "Muerte en Venecia" que ya es todo un clasico. Las dos de épocas muy distintas. La que comentas "demonio carne y perdon" no se encuentra en castellano ni en ingles. Si alguien quiere verla de gratis puede hacerlo en youtube en ingles en 15 capitulos ... con el titulo "The singer not the Song": http://www.youtube.com/profile?user=iloveslashymovies&view=videos

senses or nonsenses said...

Dreamer, muchas gracias por el enlace al youtube, qué gozada... y puedo confirmaros que es cierto, el final tiene mucho de Duelo al sol, con un puntito criptogay.
me gusta mucho más el título original, pero aquí era una práctica habitual cambiar el título...

El sirviente es mi favorita.

CRISTINA said...

Impresionante el post.
Es decirte muchas veces lo mismo, pero es que es la verdad, que post más elaborado, cuántas referencias, cuantos datos, qué gozada.
Y sabes un montón de cosas. Porque se nota cuando alguién escribe de algo que acaba de leer en la wiki y cuando algo está escrito porque se sabe, se ha vivido o disfrutado o estudiado antes.

De este hombre que me encanta yo creía saber alguna cosa y resulta que tú me cuentas miles que no sabía, así que gracias.

Besos.

Capri c'est fini said...

Siempre me ha parecido un poco raro Bogarde, debe ser que esa cara de donnadie no me ha cuadrado en muchas de las películas que nombras. Está genial en Muerte en Venecia y El sirviente, eso no se puede negar. Y es que en general era muy buen actor, pero con un gusto un tanto extravagante para elegir películas.

Saludos.

CRISTINA said...

¿¿¿¿¡¡¡cara de donnadie????!!!!!!!!!!

ay, Capri, que aquí no coincidimos.

Besos

Justo said...

Pues yo la verdad compruebo que tampoco sabía apenas nada de Bogarde. De las películas que citas he visto las de Visconti y Portero de noche: me gustó en todas ellas, pero sí me dejó también una imagen de grisura o de tristeza.
El argumento de El sirviente es increíble.. me ha recordado un poco Las amargas lágrimas de Petra von Kant..; tampoco tenía idea de su orientación sexual.
Creo que te comenté hace poco, ahora que dices lo de Jane Birkin, que Gainsbourg le propuso el papel de Joe Dallesandro en Je t´aime moi non plus.. en este caso creo que fue un acierto que lo rechazara (no digo que no lo hubiera hecho bien, la película hubiera sido distinta, pero.. nos hubiéramos quedado sin Joe).

Un beso, y enhorabuena por la entrada, magnífica.

pon said...

Tenía una mirada extraña, cambiante. Muy tremenda. Cuando le vi en "El sirviente" me quedé plaff para los restos. Conseguí verla otra vez en versión original y su voz, bueno su voz era un prodigio y llenaba su mirada con auténtico chocolate a la taza bien caliente.

Criss Cross said...

Bueno ... no se si te acuerdas pero en mi articulo de IL PORTIERE DI NOTTE habia dicho que Bogarde era mi fetiche cinematografico (Uno de tantos) ... y lo sigo sosteniendo ... y he querido verme EL SIRVIENTE y VICTIMA .. pero me he reservado esas para momentos mas especiales ... simplemente todavia no he atrevido a verlas.

La mirada de este hombre me apasiona ... y es ese rostro tan extrañamente encontrado en otros ... es tan sencillo y misterioso. Casi me derriro en LA CAIDA DE LOS DIOSES jaja.

pe-jota said...

Sencillamente espléndido !!!, tanto tu entrada como este gran actor que supo profundizar en el aspecto psicológico de sus personajes.

AntWaters Daza said...

¿El chico de portero de noche, es un chico? Hummmm

Besos andróginos

El Deme said...

Ya decía yo que este hombre me atraía por algo y al leer tu artículo lo he comprendido. Siempre lo recordará como el profesor de Muerte en Venecia, no hay un personaje en el cine más triste, más desambarado, más a la deriva, más patético en el sentido de agarrarse como sea a esa exagerada juventud (teñirse el pelo). Maravilloso actor.

senses or nonsenses said...

Cristina, la wiki NO!, por dios, no más tortura. (no es por presumir, pero me gusta más mi versión de los hechos... ;-)).
las fuentes utilizadas son ese artículo de r.brooks (os dejo el link), y una entrevista a su sobrino, en quien confió para dejarle las fotos y cartas que aún se conservan, puesto que antes de morir debió quemar la mayor parte de la correspondencia y todas las fotos privadas.
a ver, de la primera parte del post sí he visto todas, pero las de la segunda parte (años 50, cuando era un joven galán) no he visto ninguna, eh. pero ni wiki, ni google, sino más bien años de rata de filmoteca. me gusta creer que tengo una base lo suficientemente sólida en Historia del Cine para poder hacer una panorámica general bastante decente, que le he dedicado muuucho tiempo. (hasta que leo a auténticos eruditos, más enfermos de cine que yo). pero de todo lo demás... tú que me quieres mucho.

y Capri!!! cara de donnadie???
no sé, es que me gusta mucho.
suscribo a Pon en todo lo que ha dicho.
"Tenía una mirada extraña, cambiante. Muy tremenda". esto lo dices por El sirviente, estoy seguro, Pon. en un mismo plano puede parecer el más sumiso, y cambiar la mirada y ser el mayor joputa del mundo. Y su inglés, bueno, bueno, bueno, cómo me pone. a Dirk Bogarde hay que oírle siempre en versión original, imprescindible.

Justo, sabía que te iba a gustar lo de Jane Birkin. hombre, son diferentes. a mí me viene mejor para lo mío Little Joe, pero Bogarde es mucho Bogarde. seguro que se puede comparar en muchos aspectos con Las amargas lágrimas de Petra von Kant, fijo.

Criss Cross, no esperes más. el momento especial será cuando las veas. especialmente te recomiendo El sirviente de joseph losey.
Ant, es lo que tienen los chicos.
y por el otro lado, la chica es la chica...
seguramente te referirás al corte de pelo de ella. ...pero es lo que tiene estar en un campo de concentración. ;-)
es verdad que el momento más emblemático de Portero de noche juega con esa ambigüedad sexual.

Deme, sólo los más grandes actores pueden meterse en la piel de un viejo compositor en busca de la belleza (Mahler?) y dos años después en el oficial de las SS reconvertido en portero de noche de un hotel. y ambas interpretaciones, ¡¡¡soberbias!!!

gracias a todos, por vuestros comentarios, y por vuestros piropos.

pon said...

Y por la mirada de Muerte en Venecia, tan desamparada.