Monday, August 27, 2007

Vivir para contarlo/bloguearlo

Sólo sabemos esculpir biografías
en músicas hostiles,
Sólo sabemos contar afirmaciones
o negaciones, cabellera de noche,
Sólo sabemos invocar como niños el frío
Por miedo de irnos solos a la sombra del tiempo.

Drama o puerta cerrada, Luis Cernuda



Las cosas más importantes son siempre las más difíciles de contar. Son cosas de las que uno se avergüenza, porque las palabras las degradan. Al formular de manera verbal algo que mentalmente nos parecía ilimitado, lo reducimos a tamaño natural. Claro que eso no es todo, ¿verdad? Todo aquello que consideramos más importante está siempre demasiado cerca de nuestros sentimientos y deseos más recónditos, como marcas hacia un tesoro que los enemigos ansiaran robarnos. Y a veces hacemos revelaciones de este tipo y nos encontramos sólo con la mirada extrañada de la gente que no entiende en absoluto lo que hemos contado, ni por qué nos puede parecer tan importante como para que casi se nos quiebre la voz al contarlo.
El cuerpo, Stephen King



Violadores del Verso - Vivir para contarlo

18 comments:

Senses & Nonsenses said...

gracias tod@s por vuestras palabras, ...y por la espera. prometo visitaros a tod@s lo antes posibles. os he echado de menos.

abrazos.

Gato Nocturno said...

Qué tal!!!!
Espero recuperarme pronto para hacer un viaje a Barcelona. Por ahora, la fiebre ha remitido y me ha ofrecido la posibilidad de acabar la segunda parte de las Confesiones de una pareja perfecta. Esta entrega se terminará muy pronto...
Salud y Libertinaje

Alfredo said...

"Y a veces hacemos revelaciones de este tipo y nos encontramos sólo con la mirada extrañada de la gente que no entiende en absoluto lo que hemos contado, ni por qué nos puede parecer tan importante como para que casi se nos quiebre la voz al contarlo"
Trataremos de esforzarnos por entender... y bien retornado!

Caronte said...

un regreso por todo lo alto, Cernuda, Magritte...y me ha sorprendido ese texto de S. King, quien hace tiempo dejó de gustarme (aproximadamente desde que su ejército de negros le escribe un tocho de 900 páginas cada año), y qué razón tiene, cuántas veces callamos cosas por temor a que las consecuencias nos hagan daño...

me alegro de tu vuelta, espero q disfrutaras de tu viaje. 1 abrazo.

Muegano. said...

Me gustó, me gustó, me gustóoo lo de S.K.! Leerlo fue como una de esas ocasiones en que se te aparece un rayito en el cerebro y te ves inmerso en una de esas situaciones cliché en que te dices: '¡si, cierto, ahora lo entiendo todo!' :)

CRISTINA said...

Has escrito mucho en estos días en los que he estado fuera. Ahora mismo me pongo a leer todos los posts. Me quedé en el de Gil de Biedma.
¿Cómo va la resolución, Senses (de ser feliz, claro)? Y, sobre todo (me atrevo a preguntarte), ¿Y el dolor de corazón?

Un beso

Vulcano Lover said...

Tampoco hay que tener miedo reduccionista a las palabras... igual que convierten en tamaño natural lo ilimitado, también pueden hacer que lo banal resulte infinitametne bello... Es mejor tenerlas de aliadas... Y siempre, siempre, soltarlas al viento.

Besos... et bienvenu!

MAX Y LULA said...

La palabra no limita, ordena el caos de ahí arriba y cuando todo se verbaliza nos damos cuenta de que no era para tanto el lío. Un saludo :-)

Caminante (El chico que camina) said...

Me quedo con el Retrato de Edward James (La Reproduction Interdite)de Magritte, uno de mis pintores favoritos. Y dentro de sus cuadros, este es uno de mis favoritos.

Por cierto, este cuadro lo utilizó Nacho Vegas para la portada de su disco "Miedo al zumbido de los mosquitos".

Uno que es muy veguiano...jajaja.

Fran said...

El lenguaje emocional es subjetivo. No puede darse una explicación correcta de un sentimiento para el entendimiento de quien nos escucha; la otra persona tiene otro código, aunque pueda resultar próximo.
Yo siempre me digo: "Quizá no para mí, pero esto es importante...".
Un saludo.

NaT said...

Hoy me has conmovido, mucho mucho.

* Poner un cuadro de mi pintor favorito
(que por cierto también utilice en uno de mis poemas):
1.000.000 €
.
* Escribir un párrafo de mi escritor favorito
(aunque ese no sea el libro que más me gusta):
1.000.000 €

* Verte de vuelta,
¡¡NO TIENE PRECIO!!

Un besazo
P.D.por si quieres leerlo:
http://elpatio.blogspot.com/2004/06/me-mirocmo-reconocerme-si-me-doy-la.html

Dark Angel said...

........recorde aquello del principito: LO ESCENCIAL ES INVISIBLE A LOS OJOS....
me da miedo la sombra del tiempo, y me da miedo tambien la soledad que me profetiza!....
que buena esa nat para poner comentarios, muy original....
Un abrazo enorme desde mi lejana galaxia

Cuquita la Pistolera said...

Qué maravillosa cita de Stephen King has puesto. Yo misma he pasado por innumerables momentos en donde no hay forma de verbalizar y mucho menos de publicar lo que pasa por mi interior.
Un abrazo

NaT said...

Sí, el poema es mío, los que no lo son o citas que recojo por ahí, suelen llevar el nombre del autor, más que nada por eso de los derechos.

Un beso

pe-jota said...

Ya veces lo más evidente es lo menos conocido, tal vez porque damos demasiadas cosas por sentado y nos perdemos en meras entelequias.

Antinoo Libre said...

Las cosas que nos cuesta más contar suelen ser las más importantes, las más auténticas.
Y habitualmente quien más nos cuesta compartirlas es con aquellos a quienes más amamos...

abrazos senses

Senses & Nonsenses said...

decís todos cosas muy importantes. yo pienso que en cuanto intentas explicar con palabras una sensación, un sentimiento, un deseo..., algo se pierde en el camino. construimos ficciones, esculpimos biografías como dice cernuda, no siempre de modo consciente, la mayoría de las veces inconscientemente (nos engañamos), influidos por nuestros miedos, nuestra educación, nuestro pasado. porque aunque somos lenguaje, todos somos lenguaje censurado.
El lenguaje es como un puzzle que se construye sin fin. las verdades son relativas, las realidades subjetivas. somos máscaras dentro de máscaras. un amigo, después de tres copas, eso sí, solía decir: yo ya no sé si yo soy yo o soy el reflejo de la imagen de mí mismo. tb yo la he utilizado alguna vez.
y ordenar el caos no es acaso crear una ficción? ponerle límites, acotarlo ...para que éste nos sea soportable?

es posible que esté monotemático y pesado, creo que he ido desperdigando varios comments similares en vuestros blogs. en cualquier caso, viva la ficción, cuando crees alcanzar la magia de la comunicación con alguien, la comunión con otro distinto a ti, es simplemente ....maravilloso.
y en esas estamos... comunicándonos.

gracias a todos por vuestras aportaciones.
muchos besos.

No puede ser que estemos aquí para no poder ser said...

totalmente de acuerdo con todo lo dicho,cuantas veces nos ha pasado? a todos,no? esas cosas importantes que estan en lo profundo de nuestro ser y conciencia,que nos parecen tan especial,unicas y extraordinarias pero al intentar traducirlas al lenguaje verbal,sentimos que pierde su esencia y al final terminan sonando no tan impresionante para quien las escucho,entonces ahi viene esa cara extraña,en fin lo importante es que lo sustancial no se pierda en nosotros.


saludos!