Monday, August 06, 2007

Hiroshima mon Amour



El 6 de agosto de 1945 un bombardero estadounidense, el Enola Gay, dejaba caer la primera bomba atómica sobre el centro de Hiroshima. Una gran explosión sorprendió aquella mañana a los habitantes de Hiroshima, en pocos segundos la ciudad quedó arrasada en un radio de tres kilómetros. Tres días después caía otra bomba similar sobre Nagasaki. Ambas ciudades quedaron devastadas, convirtiéndose en el mayor genocidio instantáneo conocido. Desde entonces ningún gobierno se ha atrevido a utilizarla de nuevo, pero algunos han hecho todo lo posible para conseguirla.


Hiroshima Mon Amour

EL. — Tú no has visto nada de Hiroshima. NADA.
ELLA. — Lo he visto todo. TODO.

Por ejemplo, el hospital, ...lo he visto. De eso estoy segura.
Hay un hospital en Hiroshima. ¿Cómo iba a poder evitar verlo?
No has visto ningún hospital ...en Hiroshima.
No has visto NADA de Hiroshima.
Cuatro veces en el museo...
¿Qué museo... en Hiroshima?
...Cuatro veces en el museo de Hiroshima. He visto a la gente paseando. Todo el mundo pasea, pensativo, a través de las fotografías, las reconstrucciones, a falta de otra cosa, a través de las fotografías, ...las fotografías, ...las reconstrucciones, a falta de otra cosa, ...las explicaciones, a falta de otra cosa.
...Cuatro veces en el museo de Hiroshima. He contemplado a la gente. He mirado a mi vez, pensativamente, el hierro. El hierro quemado. El hierro roto, el hierro que se ha hecho vulnerable como la carne... He visto ramilletes de cápsulas, ¿...quién iba a pensarlo? Pieles humanas, flotantes, supervivientes, con sus sufrimientos aún recientes... Piedras. Piedras quemadas. Piedras hechas añicos. ...Cabelleras anónimas ...que las mujeres de Hiroshima encontraban enteras, caídas, por la mañana al despertarse.
...He tenido calor ...en la plaza de la Paz. Diez mil grados, ...en la plaza de la Paz. Ya lo sé. La temperatura del sol en la plaza de la Paz. ¿Cómo no lo iba a saber...? La hierba, es muy sencillo...
Tú no has visto nada en Hiroshima, ...NADA.
Las reconstrucciones se han hecho lo más seriamente posible.
Las películas se han hecho lo más seriamente posible.
La ilusión, es sencillo, es tan perfecta ...que los turistas lloran.

...Siempre puede uno burlarse, ¿pero qué otra cosa puede hacer un turista, sino precisamente eso, llorar?
...La suerte de Hiroshima siempre me ha hecho llorar. Siempre.
No. ¿Y qué, si no?... ¿Qué es lo que iba a hacerte llorar?
Yo vi los noticiarios. Al segundo día, dice la historia... No me lo he inventado yo. Desde el segundo día, determinadas especies animales resurgieron de las profundidades de la tierra y de las cenizas. Se fotografiaron perros. Para siempre. Los he visto. He visto los noticiarios. Los he visto. Del primer día. Del segundo día. Del tercer día...
No has visto nada. NADA.
...del quinceavo día también.
Hiroshima se llenó de flores. Por todas partes no había más que acianos, y gladiolos, y campanillas, y lirios que renacían de las cenizas con un extraordinario vigor, desconocido hasta entonces en las flores.
...Yo no me he inventado nada.

Te lo has inventado TODO.
NADA.
De la misma manera que existe esta ilusión en el amor, esta ilusión de ser capaz de no olvidar nunca, también yo he tenido la ilusión ante Hiroshima de que jamás olvidaría.
...Igual que en el amor.


También he visto a los supervivientes ...y a los que estaban en el vientre de las mujeres de Hiroshima. He visto la paciencia, la inocencia, la aparente dulzura con que los supervivientes provisionales de Hiroshima se acomodaban a una suerte tan injusta que, la imaginación, generalmente tan fecunda, se cierra ante ellos.
Escucha... Sé... Lo sé todo. Todo sigue.
NADA. No sabes nada.
Las mujeres corren peligro de dar a luz niños deformes, ...monstruos, ...pero todo sigue. Los hombres corren el peligro
de verse atacados de esterilidad, pero todo sigue...
La lluvia da miedo. Lluvias de cenizas sobre las aguas del Pacífico. Las aguas del Pacífico matan. Han muerto pescadores del Pacífico. La comida da miedo. Se tira la comida de toda una ciudad. Se tira la comida de ciudades enteras. Toda una ciudad monta en cólera. ...Ciudades enteras montan en cólera.

¿Contra quién, ...la cólera de ciudades enteras ?
La cólera de ciudades enteras, tanto si lo quieren como si no, contra la desigualdad establecida como principio por ciertos pueblos contra otros pueblos, contra la desigualdad establecida como principio por ciertas razas contra otras razas, contra la desigualdad establecida como principio por ciertas clases contra otras clases.

Escúchame...
Igual que tú, yo conozco el olvido.
No, tú no conoces el olvido.
Igual que tú, estoy dotada de memoria. Y conozco el olvido.
No, tú no estás dotada de memoria.
Como tú, también yo intenté luchar con todas mis fuerzas ...contra el olvido. Y he olvidado, ...como tú. Como tú, deseé tener una memoria inconsolable, una memoria de sombras y de piedra. Luché por mi cuenta, con todas mis fuerzas, cada día, contra el horror de no comprender ya en absoluto el por qué de recordar.
Y como tú, he olvidado...

¿A qué negar la evidente necesidad de la memoria...?

...Escúchame ...Sé más. Esto se repetirá.
Doscientos mil muertos. Ochenta mil heridos. En nueve segundos. Son cifras oficiales. Aquello se repetirá. Habrá diez mil grados en la tierra. Diez mil soles, dirán... El asfalto arderá. Reinará un profundo desorden. Toda una ciudad será levantada del suelo y volverá a caer convertida en cenizas...
Nuevas vegetaciones brotan en las arenas... Cuatro estudiantes esperan juntos una muerte fraternal y legendaria... Los siete brazos del estuario en delta del río Ota se vacían y se llenan a la hora de costumbre, ...exactamente a las horas de costumbre,
de un agua fresca y venenosa, gris o azul, según la hora y las estaciones. Por las fangosas orillas, ya no hay gente mirando
...la lenta subida de la marea en los siete brazos del estuario en delta del río Ota.




Pero Hiroshima Mon Amour no es sólo una película sobre las consecuencias de la guerra, también es la historia de una amor imposible, de un breve encuentro, entre dos personas que quieren olvidar su pasado, pero no pueden. Una película imprescindible, necesaria. Ella, su pasado durante la segunda guerra mundial en Nevers, Francia. El, perdió en la guerra a toda su familia, todo, en la destrucción de Hiroshima. El dolor, la memoria, la imposibilidad del olvido, que les hace no permitirse una segunda oportunidad, para no sufrir, para no recordar, para no tener que olvidar.

... Y te encuentro a ti. Te recuerdo. ¿Quién eres ?
Me estás matando. ...Eres mi vida.

¿Cómo iba yo a imaginarme que esta ciudad estuviera hecha a la medida del amor?
¿Cómo iba a imaginarme que estuvieras hecho a la medida de mi cuerpo mismo?
Me gustas. Qué acontecimiento... Me gustas.
Qué lentitud, de pronto... Qué dulzura... Tú no puedes saber.
Me estás matando. ...Eres mi vida.
Me estás matando. ...Eres mi vida.
...Tengo tiempo de sobra. ...Te lo ruego.
...Devórame.

...Defórmame hasta la fealdad.
¿Por qué no tú? ¿Por qué no tú, en esta ciudad, y en esta noche, tan semejante a las demás que se confunde con ellas?
Te lo ruego...


Hiroshima mon Amour, primer largometraje de Alain Resnais, uno de los popes de la Nouvelle Vague, con un guión maravilloso de Marguerite Duras. Si no la conocéis no sé a qué estáis esperando.
Si domináis el francés podéis ver el principio
de Hiroshima mon Amour en el YouTube.
http://www.youtube.com/watch?v=-T7qPEeCjek: part 1
http://www.youtube.com/watch?v=3scFCXGM05s: part 2
Las imágenes son fuertecitas.



O.M.D. - Enola Gay

17 comments:

pe-jota said...

Un mazazo en la memoria, un impacto en la retina, así definiría yo esta película.
Supervivencia frente a la atrocidad de la devastación, los lirios pueden florecer en medio de la nada, pero son efímeros, el dolor es demasiado fuerte y huir es imposible.

Caronte said...

no he visto la peli, aunque sí he leido el libro, pero me gusta que hayas hablado de LA BOMBA a través de una obra de arte y no del horror que supuso(que SUPONE) ese maldito invento...estuve a 0,2 de escribir ayer sobre lo mismo, con un poema de benedetti, pero al final me he decantado por el romanticismo alemán. Muy buen post.

1 abrazo.

PD:Estaern Promises de Cronenberg abrirá este año el festival de san sebastián. Como vayan los protagonistas peregrino hasta allí ;)

Francisco Joaquín Marro said...

no he visto esa peli, pero leí el guión de la Duras.... lamentablemente lo leí de adolescente, en una edad de poseur y sin mucha cabeza para comprender lo leído. Pero algo sí recuerdo, y era esa vaguedad y ese sentimiento de lo bello y lo fútil. Habrá que ver esa cinta.

lifeonmars said...

¡¡Buuufff, cuántos recuerdos!!
Es muuuy fuerte que alguien así, de pronto, en una calurosa noche de agosto, te vuelva a recordar una de tus películas favoritas.
Y ayude a volver a convencerte de que sí, de que siempre querrás soñar con Hiroshima Mon Amour...

Merci beaucoup!

Muegano. said...

Wow! Qué fuerte, esperaba ver algo similar a lo de Marylin y me he encontrado con Hiroshima mon amour. Es sencillamente perfecto lo escrito por M. Duras, sin dejar de lado el horror, el dolor, la imagen de la devastación, alcanza también el amor, y la ternura, y las lágrimas...ufff! sin palabras.

MONA LISA IS A PUNK! said...

QUE BONITA EPOCA SHINGADOS...POR ESO DICEN QUE LOS VIEJOS TIEMPOS ERAN MEJORES... LA EPOCA DORADA... CARAY!

Y HABLANDO DE COSAS VINTAGE...ESO DEL PUNK SETENTERO ES MUY ASI...LONDON KILLS ME YA NO ESTA VIGENTE LO DE AHORA FUE WINSCONSIN DEATH TRIP...POR QUE LO DE AYER ES LO DE HOY...

Silencio said...

Es rara, por un lado mirar, de reojo, los efectos de la bomba, por otro, la historia que no es historia, que se queda a medias, que lo dificil no es jugar con fuego, lo dificil es no quemarse con él.

Saludos... posteo uno de estos días una foto de coyoacan.

Vulcano Lover said...

Asignatura pendiente, ya ves... Y eso que adoro a la Duras.
La vida es tan inexplicable que de la misma forma que destruye, hace nacer en al dolor más infinito, el amor más devastador para la memoria...
Besos, intensas palabras, combinan bien contigo.

pon said...

Y pues...palante. No hay más.

sinuhe said...

Me impresionó la película cuando la vi hace años, un buen recordatorio para no olvidarlo jamás , ¿ el siglo XX el más civilizado de la historia de la jumanidad o el mas cruel ?, pero hasta en medio de este sufrimiento puede surgir el amor.

Gracias por recordarnos todo esto

Óscar said...

Una verdadera tragedia y vergüenza para la humanidad.

Por cierto y no sé porqué me acordé de esto, pero en los primeros días del internet, me refiero a los primeros días de su masificación, a principios de los años noventa, los primeros resultados al poner la palabra "gay" en los buscadores se referían precisamente a Enola Gay, coincidencias extrañas. Un abrazo.

juanjo ruiz said...

hola compañero, gracias por pasar.
hace 69 años de LO DE Hiroshima, anoche hicieron una reseña en un rpograma de radio.
Lo de lo bello y lo siniestro, fue una instalacion para clase de escultura y medios audiovisuales, aunk tengo tb un caxo de folios de reflexiones..jejej.quiero hacer un blog contiguo para poner textos, y historietas que se me pasan por la quijotera...
me seguire pasando por aqui, esta genial el texto de Hiroshima.

weno kompi, lo dixo me paso..y gracias por pasarte

k vaya chachi...xauuuuuuuuuu

el chico de la chaqueta azul said...

Adoro a la Duras..sus historias siempre en el filo de lo ambiguo, lo bello y lo siniestro...precioso post y gracias por recordar..un abrazo

Senses & Nonsenses said...

ocho países han confirmado que tienen armas nucleares: EEUU, Rusia, Reino Unido, Francia y China. también India, Pakistán y Corea del Norte han hecho ensayos nucleares. Además, hay sospechas bastante infundadas de que Israel, Irán o Arabia Saudí tienen tb programas nucleares.

no esperaba que casi todos conocierais o bien la película o bien el texto de marguerite duras. me parecía el momento ideal para recordar una de las pelis que más me impactaron emocionalmente. después busqué el texto de la duras, y lo flipé... jajaja, más gráfico no puedo ser.
para quien quiera re-leerlo no es nada difícil encontrarlo en google.

gracias a todos.
besos.

herr Boigen said...

Hay otra pelicula sobre Hiroshima que me ha cautivado, Black Rain, de Shoei Imamura, una historia bastante deprimente sobre la marca social que peso sobre todos aquellos que sobrevivieron al desastre. No murieron bajo la bola de fuego, sino bajo la del desprecio del resto.

manu said...

la acabo de ver ahora y sí, es un poema. Tiene todos los temas por los que un poeta sufre: amor, muerte, tiempo..., pero también esperanza, y es precisamente la esperanza con lo que me quedo una vez vista. Me quedo con la reconstrucción, con la lucha contra el olvido (que es morir un poco), con los momentos felices de ella: nunca tan felices si no hubiera viajado a Hiroshima, si no hubiera conocido a Hiroshima.

diana juárez rodríguez said...

Así es Hiroshima, que cosa de película, fuertes dosis de lírica, es curioso como el amor se combine tan bien con temas escabrosas como la muerte. abrazos, me encanto tu post, seguire leyendo las cosas de por aquí.
suertecita