Friday, June 02, 2006

Jaime Gil de Biedma

"Yo creía que quería ser poeta, pero en el fondo quería ser poema"
Jaime Gil de Biedma (1929-1990)


Las personas del verbo fue mi primer libro de poesía. Y diría que mi favorito si no hubiera aparecido después Luis Cernuda. Gil de Biedma nació en Barcelona en el seno de una familia burguesa lo que le creó un constante conflicto con su ideología de izquierdas, cercana al marxismo. Compartía el Liceo o el Club de Polo con su fascinación por los bajos fondos barceloneses. A pesar de ser el poeta más famoso de su generación su malditismo le perseguirá hasta su muerte. Fue la primera víctima célebre del SIDA en España.


Este es un fragmento de uno de mis poemas favoritos.
Espero que os guste.

PANDEMICA Y CELESTE
...
Para saber de amor, para aprenderle,
haber estado solo es necesario.
Y es necesario en cuatrocientas noches
-con cuatrocientos cuerpos diferentes-
haber hecho el amor. Que sus misterios,
como dijo el poeta, son del alma,
pero un cuerpo es el libro en que se leen.

...
Y recuerdos de caras y ciudades
apenas conocidas, de cuerpos entrevistos,
de escaleras sin luz, de camarotes,
de bares, de pasajes desiertos, de prostíbulos,
y de infinitas casetas de baños,
de fosos de un castillo.
Recuerdos de vosotras, sobre todo,
oh noches en hoteles de una noche,
definitivas noches en pensiones sórdidas,
en cuartos recién fríos,
noches que devolvéis a vuestros huéspedes
un olvidado sabor a sí mismos.


En esta página hay una selección de sus poemas más importantes. Aquí podéis encontrar el poema completo.
Contra Jaime Gil de Biedma,
donde hace un irónico autorretrato de si mismo, es otro poema que os recomiendo leer si habéis llegado hasta aquí .

3 comments:

NeverMore! said...

Me encanta. Genial elección con la fotografía.

distinto said...

Gil de Biedma es genial, aunque yo no estoy muy de acuerdo con eso de que para saber de amor hay que haber amado cuatrocientas veces...más que nada, ¡¡por la cuenta que me trae!! Con haber sentido una sola vez la sensación de amar y ser amado, uno ya casi se podría licenciar. Otra cosa es el doctorado...

GATO ROMANO said...

Muy buen blog este que llevas.

De qué ciudad eres?

Saludos desde el otro lado del charco