Friday, July 27, 2012

Cómo unir a Mick Jagger y las Olimpiadas de Londres en un único post y darme por vencido


Hoy empiezan las Olimpiadas de Londres 2012, y yo, ¡con estos pelos!
No he llegado para celebrar el 50 aniversario del primer concierto de los Rolling Stones, un 12 de julio en el Club Marquee londinense (estoy pelín unplugged), ni ayer a su cumpleaños (69): pero aún no pierdo la esperanza de ver esta noche a sir Mick Jagger junto a otras figuras del pop rock británico (porque ya se anuncia la presencia de Paul McCartney).


Maroon 5 — Moves Like Jagger (con Christina Aguilera)


Sabéis que siempre la época estival es más dada a las reposiciones, más en este verano de recortes, así que aprovecho esta práctica como excusa para recuperar el post dedicado a mis canciones favoritas de los Rolling Stones.


Rolling Stones — Honky Tonk Women (en Hyde Park, 1969)

The Highboard Diver, Leni Riefenstahl

Y, los que dedicamos al espíritu olímpico y las Olimpiadas de Pekín, hace ahora cuatro años:
http://unviajeimposible/2008/08/e$píritu-olímpico.
http://unviajeimposible/2008/08/Shenzhen 2.0.
http://unviajeimposible/2008/08/Mark-Spitz-y-Merlene-Ottey.


Muse — Survival (canción oficial de Londres'2012)

7 comments:

Javier Arnott Álvarez said...
This comment has been removed by the author.
Uno said...

Intento dejar este comentario y me aparece Google pidiéndome el teléfono. Esto es una carrera de obstáculos.
Que digo que lo que mas me ha gustado son las chicas: Leni y las corredoras que desafían la aerodinámica con sus cardados.
Un abrazo

JLO said...

te tuviste que conformar con el bueno de Paul nomás en el inicio de la fiesta ja... que no es poco no?...

y los Rolling siguen girando... hay que conformarse... salu2 master...

El Deme said...

Y la música de Carros de Fuego.

lolet said...

tal vez el bueno de mick y sus muchachos lleguen para el final

Justo L.C. said...

Rechazó acudir.. igual que Bowie. Casi me alegro, me hubiera resultado raro verlos allí, sobre todo al segundo.

Sin embargo los Pet Shop Boys acudieron en bicicleta, jaja..

Un beso

Javier Romero said...

El sabor negro y acido de su música nunca lo tuvieron los Beatles. Si se hubieran disuelto antes de los ochenta, hoy serían una leyenda. Ahora solo se dedican a montar un espectáculo puro y duro con pingües beneficios.
Un reconfortante recorrido por la buena música.
Un abrazo.