Thursday, June 21, 2012

...y la cruz

...la realidad, pero como cogida con pinzas...

¿Y qué decir de nuestra madre España,
este país de todos los demonios
en donde el mal gobierno, la pobreza
no son, sin más, pobreza y mal gobierno,
sino un estado místico del hombre,
la absolución final de nuestra historia?

De todas las historias de la Historia
la más triste sin duda es la de España
porque termina mal. Como si el hombre,
harto ya de luchar con sus demonios,
decidiese encargarles el gobierno
y la administración de su pobreza.

Nuestra famosa inmemorial pobreza
cuyo origen se pierde en las historias
que dicen que no es culpa del gobierno,
sino terrible maldición de España,
triste precio pagado a los demonios
con hambre y con trabajo de sus hombres.

A menudo he pensado en esos hombres,
a menudo he pensado en la pobreza
de este país de todos los demonios.
Y a menudo he pensado en otra historia
distinta y menos simple, en otra España
en donde sí que importa un mal gobierno.

Quiero creer que nuestro mal gobierno
es un vulgar negocio de los hombres
y no una metafísica, que España
puede y debe salir de la pobreza,
que es tiempo aún para cambiar su historia
antes que se la lleven los demonios.

Porque quiero creer que no hay tales demonios.
Son hombres los que pagan al gobierno,
los empresarios de la falsa historia.
Son ellos quienes han vendido al hombre,
los que le han convertido a la pobreza
y secuestrado la salud de España.

Pido que España expulse a esos demonios.
Que la pobreza suba hasta el gobierno.
Que sea el hombre el dueño de su historia.
Apología y petición, Jaime Gil de Biedma

...Ay, si las sobrinas leyesen más a sus tíos.

http://www.scoop.it/t/street-art-echappatoire-de-l-oeil

9 comments:

tecla said...

Siempre estamos en las mismas, Senses. No hay sobrinas que lean a sus tíos. ¿No ves que no?
Pero tengo la impresión de que esta crisis es porque todo tiene que cambiar para bien. Porque todo va a cambiar para bien. Porque de una vez por todas y sin fusiles, con solo la palabra vamos a tomar las riendas del país y vamos a obligar a los políticos y a los que manejan los poderes, a comportarse como es debido y a que se den cuenta que España somos todos y no hay hombres importantes sino profesionales y gente sin principios y a estos es a quienes debemos echar. Y lo haremos. Conseguiremos una democracia de verdad. Y lo vamos a intentar y a no permitirles que se vayan de rositas.

Javier Romero said...

No me digas que la Espe es la sobrina....joder, han tenido que ser los antigenes los causantes de esta esquizofrenia de la biología.

Javier Arnott Álvarez said...

La ilustración, el siglo del raciocinio pasó de puntillas y seguimos a base de pan y circo, pandereta y demás, más fácil acusar al otro que encarar los propios demonios, nos rodeamos de mentiras y seguimos enrocados en ellas. Y aquí paz y luego gloria.

Laura Uve said...

Que clarividencia la de Gil de Biedma, qué final tan redondo, no se puede decir más en tres versos.

Arte en la calle la utopía :))

Besos!!

ixilik said...

Como yo ya en la primera frase no me siento identificado... "madre España", pues algunos siempre nos hemos sentido niños robados. Aun así compartiendo el chusco de la pobreza con nuestros hemanos adoptivos
Y eso no quiere decir que mi "Madre" fuera mejor, pero no la alabo, otras veces , no la criticaré ahora

deWitt said...

Jaime, siempre Jaime....

senses and nonsenses said...

Jaime, el poeta que quería ser poema, eterno...

tecla, todos, yo no pierdo la esperanza, de perder pronto de vista a la Esperanza y a tanto mediocre.

abrazos.

Uno said...

La clave es no perder la esperanza. Fijate tu que contradicción.

Justo L.C. said...

Me lacera leer esas líneas del gran poeta. -Fíjate que con una familia así, a ella le podía haber dado por crear una editorial, como el hijo de la duquesa, o por cultivar plantas o teñirse el pelo de azul como la Bosé: pues no-.

Me lacera ese dolor que se ha renovado durante siglos. Prefiero refugiarme en Mi querida España, de Cecilia.. claro que ella lo escribió con la ternura propia de quien lo veía un poco desde fuera, porque se crió en el extranjero..