Thursday, February 16, 2012

Axel y Eigel

1 de octubre de 1989: la primera boda gay

Axel y Eigil, después de 40 años juntos, fueron los primeros homosexuales que pudieron casarse junto a otras diez parejas en el Ayto. de Copenhague. Dinamarca fue el primer país del mundo en legalizar este tipo de uniones. Desde 2001, que Holanda reconoció el derecho al matrimonio a las parejas del mismo sexo, se han sumado 10 países. No parecen demasiados (casi los mismos en los que la homosexualidad se castiga con pena de muerte), pero es evidente que el matrimonio gay va avanzando paso a paso, tanto en Europa como en América, aunque sean todavía muchos los obstáculos.
Los Axgil —una combinación de sus nombres que llevaron ambos como apellido como una expresión de su compromiso mutuo— fueron pioneros en esta lucha, que iniciaron en 1949 inspirándose en la reciente Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948. Crearon junto con algunos amigos la primera Asociación Gay de Dinamarca, extendiéndose a Suecia y Noruega. Gracias a activistas como ellos podemos hoy vivir una normalidad (frágil) que no hubiéramos imaginado ni en nuestros mejores sueños.
Eigel murió en 1995, Axel hace tres meses.


Dirigido por Kai Stänicke
Musica: Din[a] Tod — Cold Star.

10 comments:

Laura Uve said...

Si no fuera por gente así, pioneros que se lanzan por lo que creen justo... ¿qué sería de la humanidad? Les debemos lo mejor.

El vídeo... impresionante!!

Un beso!!

tecla said...

Informes así nos hacen recuperar la esperanza en el ser humano, después de tanta incomprensión y tanto atraso.

Aunque me creo que el retraso aumentará durante un tiempo más para luego después retornar a avanzar con más seguridad y más fuerza.

Por el momento nos esperan tiempos difíciles.

ixilik said...

"...Que el amor, es un misterio, y que importa solo a dos"
El único paso atras, para tirar el ramo a los siguientes

Uno said...

Soy muy parejuno pero poco de casarme. Ahora que como lo prohiban lo mismo me lo pienso.

calamarin said...

Que bonita la primera foto... yo siempre he sido muy anti-matrimonio. Pero ahora confieso que no me importaría casarme... me hago mayor, quizás sea por eso...

Javier Arnott Álvarez said...

Maravilloso reconocimiento, no podemos ni debemos perder la memoria.

Daboy22 said...

Una frágil normalidad que debemos seguir luchando por ella y no abandonarla a su suerte porque "no estamos tan mal", como piensan algunos. Y lo de que el matrimonio no debe interesarnos, creo que eso lo debemos dejar a juicio de cada uno. Pero tiene que ser una opción autoimpuesta por nosotros. Si queremos o no, es cosa nuestra, no de leyes ni de tribunales.

Me gusta tu blog!! te sigo y lo añado a mi blogroll. Te dejo el mío, que acabo de iniciar, por si quieres pasarte, seguirlo o añadirme a tu lista de blogs. Un saludo!!

http://siquieresteloexplico.blogspot.com/

Steppenwolf said...

¿...con pena de muerte? Es menos peligroso robar dinero publico, por eso los políticos lo tienen claro.

senses and nonsenses said...

Laura, el vídeo es una maravilla. me encantó cuando lo vi y quería compartirlo con vosotros. está a caballo entre el cortometraje y el clip musical. es una invitación a tirarse a la piscina: vivir la sexualidad como uno la siente, la aceptación una vez por todas de nuestra propia sexualidad y la de los demás.

siempre había sido contrario a una institución tan reaccionaria como el matrimonio. ni se encuentra entre mis planes más inmediatos. pero es innegable que esta ley, aparte la visibilidad, ha dado una normalidad al asunto que no imaginábamos ni en nuestros mejores sueños.
Y no podemos dejar arrebatarnos tan pronto este derecho. socialmente ha sido un gran paso para la igualdad. después, ...que se case quienquiera.
sigo confiando en que no se atrevan a tocar la actual ley del matrimonio homosexual, pero están pasando cosas tan extrañas en este país, que ya no me sorprendería nada.

Steppen, en Irán no existen homosexuales porque se los cargan. Axel y Eigil lo tenían clarísimo, sin leyes no hay reconocimiento, no existes. en este asunto no se puede hablar de “los políticos” en general, es un partido político concreto el que se opone frontalmente a esta ley que nos situaba por una vez en la vanguardia de Europa. miles de parejas pueden quedar condenadas de nuevo al ostracismo, pero para algunos políticos de turno -de cuyo nombre no quiero acordarme- les resultaría más cómodo seguir hablando de peras y manzanas...

Daboy, bienvenido al blog.
Gracias a todos por vuestros comentarios, lamento haber tardado tanto (o a mí me lo parece) en contestaros.
Besos.

Justo said...

¡Benditos sean!