Friday, October 28, 2011

20.10.2011


A diferencia de las guerras y de los actos violentos, la paz no estalla. No hace ruido, ni se manifiesta de manera estruendosa, salvo que alguien decida celebrarla de esa forma, con fuegos de artificio, cánticos o desfiles. No es complicado darse cuenta de que la paz es, en realidad, el fin de una anormalidad, de un desorden moral y cívico, de una monstruosa aberración por la que algunas personas se creen con el derecho a destrozar vidas ajenas. Una anormalidad que es el resultado de una posición ideológica insostenible, por la que se pretenden defender planteamientos legítimos que dejan de serlo en el momento mismo en que se recurre a la violencia. Esta paz que nos llega ahora es también de naturaleza silenciosa, porque tiene una parte de alegría y otra de tristeza, y quizás no haya que festejarla ni hacer de ella una bandera, pero es hermosa...

...estaba ayer en Bilbao, paseando por calles repletas de personas. No había nada parecido a fuegos artificiales o a un día festivo. Simplemente la normalidad de la gente que sale del trabajo o va al trabajo, que camina apresuradamente. Todo normal, como hubiéramos querido que fuera siempre y como esperamos que sea a partir de ahora.
Un día cualquiera, Dominio Público.es
Francisco Balaguer Callejón




Que mi pie te despierte, sombra a sombra
he bajado hasta el fondo de la patria.
Hoja a hoja, hasta dar con la raíz
amarga de mi patria.

Que mi fe te levante, sima a sima
he salido a la luz de la esperanza.
Hombro a hombro, hasta ver un pueblo en pie
de paz, izando un alba.

Que mi voz brille libre, letra a letra
restregué contra el aire las palabras.
Ah, las palabras. Alguien heló
los labios -bajo el sol- de España.

Blas de Otero












1.— Desocupación de la esfera, Bilbao.
2.— Construcción Vacía, Donostia.


HABLO DE NOSOTROS
(no sé si es un poema),
hablo de nosotros que no somos sencillos,
pero sí vulgares (como se comprende).
Hablo sin tristeza (y no porque esté alegre),
sin resentimiento (mi odio es de agua fría);
hablo de nosotros y alguien debe entenderme.

Hablo serenamente.
Necesito muy poco
(por ejemplo, mi tiempo);
necesito gastar dinero sin pensarlo,
besar dos o tres bocas (sin comprometerme).
Necesito lo justo (superfluo si calculo),
un delirio alegre (razonable en el fondo);
necesito lo poco que nadie quiere darme,
lo mucho que es un hombre.

Pero soy blando y tonto
(¿quién al fin no llora?);
soy de fango informe que dulcemente arrastra,
de tierra que a ti me une.
Soy de miseria pura (o de amor infinito),
soy de nada, del todo que al mirarte comprendo,
¡oh pequeño, pequeño, pegajoso, tan tierno,
tan igual a mi!
Gabriel Celaya


Mikel Erentxun & Amaia Montero — Lau Teilatu
from debolex films on Vimeo

eta berriz izango gara zoriontsu
edozein herriko jaixetan
y de nuevo seremos felices
en las fiestas de cualquier pueblo

14 comments:

senses and nonsenses said...

Lau teilatu
versión del clásico de Itoiz

Hemen gaude
ta poztutzen naiz
ta ziur zure aita ere bai;
ta zer ondo... zelan dijua
zure bufanda txuria.

Lau teilatu gainian
ilargia erdian eta zu
goruntz begira,
zure keia eskuetan
putzara batekin... putz!
Neregana etorriko da
ta berriz izango gara
zoriontsu
edozein herriko jaixetan.

Goxo goxo
kanta egin nazu
Benitoren Maria Solt.
Negarrik ez,
txuri zaude ta malkoak
zure kolorea kentzen dute.

Lau teilatu gainian
ilargia erdian eta zu
goruntz begira,
zure keia eskuetan
putzara batekin... putz!
Neregana etorriko da
ta berriz izango gara
zoriontsu
edozein herriko jaixetan.

Felix, Felix bihar
berriz egongo gara
txanpain apur batekin;
diru gabe baina
izarrak gurekin daude,
piano baten soinuaz.

Lau teilatu gainian
ilargia erdian eta zu
goruntz begira,
zure keia eskuetan
putzara batekin... putz!
Neregana etorriko da
ta berriz izango gara
zoriontsu
edozein herriko jaixetan.

la mejor traducción que he encontrado. creo...

Cuatro tejados

Estamos aquí
y estoy contento
seguro que tu padre también;
y qué bien... ¿Cómo está
tu bufanda blanca?

Sobre cuatro tejados
la luna en medio y tú
mirando hacia arriba
sostienes el humo en tus manos
y con un soplo
vendrá hacia mí
y de nuevo seremos
felices
en las fiestas de cualquier pueblo

Dulcemente
cántame
María Solt de Benito* (Lertxundi)
No llores,
estás blanca y las lágrimas
borran tu color.

Sobre cuatro tejados
la luna en medio y tú
mirando hacia arriba
sostienes el humo en tus manos
y con un soplo
vendrá hacia mí
y de nuevo seremos felices
en las fiestas de cualquier pueblo

Contentos y felices, mañana
volveremos
con un poco de champán
estamos sin dinero pero
las estrellas están con nosotros
al son de un piano

Sobre cuatro tejados
la luna en medio y tú
mirando hacia arriba
sostienes el humo en tus manos
y con un soplo
vendrá hacia mí
y de nuevo seremos
felices
en las fiestas de cualquier pueblo.

Alegria De La Huerta said...

Sí, fue silencioso, como quién no quiere la cosa. Un alivio. Felicidades a vosotros que lo habéis tenido que palpar hasta en el aire. Un sincero abrazo.

Steppenwolf said...

Ya era hora que estos colegas dejaran las armas. Era gentuza que solía visitar Alicante muy a menudo con sus fuegos artificiales de miedo y muerte.
Hay otras vías para conseguir objetivos, cualquiera menos la violencia, menudos cabezas huecas e iluminados independentistas. Conscientemente nadie se puede sentir independiente del resto del mundo, nos unen tantos hilos que es solo una ilusión, seguramente con unas clases de yoga hubieran visto la luz y nos hubieramos ahorrado muchos muertos. Los gobiernos también se han equivocado, por supuesto, pero no voy situarlos en el mismo nivel.
Yo solo siento alegría, y sobre todo por la gente amenazada del pais vasco, ojalá en los pequeños nucleos de población también desaparezca el chulo de pueblo.

Uno said...

No hay fiesta pero hay ruido. Ojalá ese silencio del que habla F. Balaguer fuera posible.
Con todo, qué alegría.

Un abrazote.

ixilik said...

Hemen gaude
eta poztutzen naiz
eta ziur zure gentea ere bai;
eta zer ondo... zelan dijua
gure ikurriña txuria.
Neregana etorri da
eta berriz izan gara
zoriontsu
Felix, Felix gaur
egon gara


Goxo goxo
kanta egin nazu
Musu bat

pon said...

No sé, no me creo nada; me da pena no creérmelo. Me da rabia que vengan a concedernos graciosamente lo que nos han robado de la peor forma. No me fío de quien se esconde detrás de un burka para hablar ¿en nombre de? un pueblo ni de quien te mata por la espalda. Ni de ellos ni de sus perros.

Pero ojalá.

CRISTINA said...

Senses, acabas tu post con
"y de nuevo seremos felices en las fiestas de cualquier pueblo".

Me temo que algunos no podremos ser felices en las fiestas de algunos pueblos nunca. Algunos ni tendrán ganas de volver al que fue su pueblo y del que tuvieron que huir dejando un muerto, matado, atrás. El pueblo en el que algunos les escupían literalmente por la calle mientras muchos miraban para otro lado. Ése mismo pueblo en el que puede que ese que les escupía acabe de concejal de festejos o algo así.

Que los que mataban no vuelvan a matar es tan obvio que me da vergüenza que se plantee como triunfo. Y más vergüenza todavía que se venda como triunfo de "ellos". Y que se hable de paz.

Y lo más grave a estas alturas es que me temo que, como otras "paces" que ya hemos vivido aquí, ésta vendrá acompañada del silencio, del ocultamiento, del mantener a las víctimas al margen todo lo que se pueda...
Este simple comentario seguro que molestaría a muchos si lo leyesen. Pensarían que soy una aguafiestas, una pesimista total, una rencorosa que no sabe perdonar, alguién sin visión de futuro político...una reaccionaria...

No creo que sea nada de éso, es que simplemente, el único derecho que me queda es el de recordar.
Siempre recordaré a mi abuela cuando me hablaba de aquellos "rojos" que eran nuestra familia y a los que mataron sin piedad. Y todo lo contaba en voz bien baja, con el miedo del que ha sido ninguneado, señalado, perseguido y obligado a callar. Siempre he pensado en el más absoluto derecho de esa "Memoria Histórica" de la que tanto se ha hablado y de la propia memoria.

En este tema, y ahora, también.
Algunos hemos perdido varias guerras.

Un beso, Senses

Justo said...

Lo mejor de todo -permíteme que sea frívolo- es que Amaia ha aparecido en tu blog, jaja.. eso es un punto sin retorno, te lo voy a restregar..

Hay asuntos en los que digas lo que digas parece que se van a pudrir las palabras, es como si estuviera todo envenenado: vosotros lo sabéis mejor que nadie.
Por eso prefiero limitarme a enviaros un abrazo grandísimo y esperar que todo siga mejorando.. yo estoy seguro de que así va a ser, y con eso no quiero ofender la memoria de nadie, es simplemente una cuestión de sentido común.

(Y sí quisiera recordar brevemente a Juan María Bandrés, recién fallecido, a quien admiré. Hubieran quizá hecho falta más como él. Un ejemplo de lo mejor que dio la denostada transición, de inconformismo y conciliación al mismo tiempo, de radicalismo bien entendido).

Precioso el poema de Celaya.

Un beso..

pe-jota said...

Nunca como antes la palabra bakea ha cobrado tanto significado, cada uno habla de lo suyo, pero yo me acuerdo más de vosotros e intento descifrar que os puede estar pasando por la cabeza, qué cúmulo de sentimientos se os pueden agolpar. Algo tan deseado y al fin parece que ha llegado. A pesar de todo algunos se empeñan en seguir ladrando, sólo falta que la caverna tome conciencia de que esto se acabó.

Ahora me estoy acordando de "La Muerte de Mikel"

senses and nonsenses said...

Alegría, es un alivio que fuera silencioso. me preocupan más los excesos verbales de algunos los días posteriores. durante unas horas creí que esto iba a dejar a muchos sin discurso, y me alegré, pero veo a todos re-tomando posiciones… ha vuelto el ruido
hay elecciones muy pronto, y siempre dio mucho rédito político.

Uno, sí, más que fiesta ruido, que seguramente moderarán tras las elecciones, espero, y aunque no se pueda empezar de 0, ojalá podamos iniciar una nueva etapa, la de la reconciliación, que tenemos TODOS mucho trabajo por hacer, y no va a ser fácil.

Steppenwolf, por esto no va a ser fácil, porque han hecho mucho daño. y el dolor es muy grande. me temo que las clases de yoga no sirven para nada si no eres capaz de ponerte en la piel del otro, si no sientes empatía con el prójimo y su vida, si justificas lo injustificable...
aún con todo, era lo que queríamos, que dejaran de matar.

Ixilik, me gustaría estar tan contento como tú. no seré yo quién te amargue la fiesta.
parece que por fin se han dado cuenta que pueden conseguir más haciendo Política que con las armas.
Besarkada bat.

Pon, nosotros nos lo queremos creer, necesitamos creérnoslo, pero con esa puesta en escena… pues como que no es muy serio.
Yo sólo podía pensar en quién les habría planchado, tan bien, el pañuelico blanco.
ya hay chistes (negros) de que va a ser el disfraz más popular de Halloween junto al de zombie y fantasma: “me lo ha dado mi tío que me ha dicho que ya no le sirve para nada”.
el final del comunicado con su habitual Jo-ta-ke (que podría traducirse –no es fácil- desde ‘dando fuerte’ o ‘hasta (la lucha) final’) hace pensar que es más de lo mismo, otra vuelta de tuerca.
pero si dejan de matar definitivamente, esta vez sí, es un buen principio (aunque como dice Cristina, de tan obvio que es da asco).

Cristina, con la muerte de Franco no desaparecieron los franquistas. ni las heridas… nuestras abuelas lo saben bien. imposibles de cicatrizar sin memoria, sin justicia, y sin reparación para las víctimas en la medida de lo posible. nosotros, tú y yo, lo sabemos bien.
no será fácil convivir en muchos pueblos, pero tenemos que intentarlo. ¡estamos hartos!
Sí que han sido derrotados, y lo saben, aunque lo intenten disfrazar de otra cosa. aunque no estemos libres nunca de que cuatro cabezahuecas no estén de acuerdo e intenten montárselo ellos solitos "la batallita".

Justo, me alegro que recuerdes a Juan María Bandrés. en este momento necesitaríamos muchos otros Bandrés. convenció a muchos para dejar la “lucha armada”, fue pieza clave en la desaparición de ETA político-militar, y dar el salto a la política.
ha habido momentos cruciales, terribles. es posible que seamos una sociedad enferma, el mirar para otro lado, el silencio, por miedo; la equidistancia que tanto daño nos ha hecho; pero parece que ha llegado el momento en que los pistoleros se han quedado solos. que hasta su propio entorno se ha dado cuenta de los beneficios de hacer política, que llevaban años en un callejón sin salida. y creo que muchos celebrarán la noticia, aunque sea en la intimidad, o así lo espero.

Pe-jota, Bakea behar dugu. pero cada uno quiere su paz. no tenemos remedios...
de La muerte de Mikel tiene la culpa, en primer lugar y sobre todo, la Madre (la tierra, el origen). de la muerte de Mikel son/somos culpables todos: su hermano, que no quiere escándalos; sus propios compañeros, que le expulsan del partido por ser homosexual; la Guardia Civil, que le tortura por ayudar a pasar la frontera a un etarra; y toda la sociedad, que es cómplice con su silencio, ¿tolerante?, y todo el pueblo intentando rentabilizar su muerte: las autoridades, su partido, la iglesia….

gracias a todos por vuestra opinión.
ojalá acabe bien,
era la noticia que todos llevábamos años esperando.

pon said...

y ahora qué hacemos con nuestros ojos??? se preguntaba un armenio que había mirado para otro lado durante años. No recuerdo ninguna época de mi vida sin ellos, sin el miedo y el silencio. Como sería vivir sin la rabia y la angustia???
Ojalá los perros de los dos lados ladren tanto que desaparezcan los lados. Que los cavernícolas(en este caso tengo clara dónde está la caverna) se den cuenta de que por fuerza hay que con-vivir. Convivir. Sin pistolas. Me gustaría ver qué harán con una situación normal, donde hay que pagar peajes, donde hay giros y vueltas, y donde nada se consigue por la fuerza.
Pero no sé. Con todo, lo peor es el hastío.

Raúl said...

Cómo mola lo normal.

senses and nonsenses said...

¿y cómo será lo normal, cuando tampoco recuerdo ninguna época de mi vida sin ellos? …si desde que tengo uso de razón oigo hablar del inminente fin de ETA.
aún tenemos que aprender a construir esa normalidad sin sentir su aliento detrás de nuestras cabezas.
es cierto que en determinados sitios había que ser un héroe o un suicida para mirar de frente. el miedo es libre. …y ahora, nos los arrancamos? …tampoco me quiero sentir más responsable que aquellos que dejaron morir de viejo al enano después de 40 años. si acaso, lo mismo.

Puede que el día que los nietos de éstos vayan al Mira quién baila alcancemos la normalidad.

Maribel said...

Hola Senses,
yo también me alegro del fin de ETA, pero como Pon, tampoco me lo creo mucho. Al final lo que no pueden olvidar son los familiares de las víctimas, tanta angustia.
Un beso violeta desde esta piel que habito, Maribel