Wednesday, September 14, 2011

col.lage

¿Qué es lo que hace a los hogares de hoy
tan diferentes, tan atractivos?
Richard Hamilton, 1956

Por culpa de esta fascinante obra, pionera del pop art, que no es la primera vez que aparece en este blog, me sorprendí a mí mismo engendrando por un tiempo collages como terapia.
...ahora hago posts.

Otras obras de Richard Hamilton:

Swinging London, 1968-69

El mediático y ejemplarizante juicio de 1967 a Mick Jagger y Robert Fraser, marchante y galerista del propio Hamilton, por posesión y consumo de drogas.







Richard Hamilton, Interiors
«Interiors are a set of anachronisms;
a museum, with the lingering residues of decorative styles that an inhabited space collects»



Las Meninas de Picasso, 1973


http://bajoelsignodelibra/richard-hamilton-padre-del-pop-art.

11 comments:

calamarin said...

Yo también hacia collages como terapia antes de Internet...

Raúl said...

Me encantan estas entradas tan completas, tan ricas, tan... renacentistas.

deWitt said...

Pues yo confieso: mi vida es un collage...¿para qué hacer más?
Son estupendos!

pe-jota said...

Coincidimos en espacio, tiempo y admiración. En este mundo hay cosas que son inevitables.

MI ESTILO DIA A DIA said...

me ha encantado la entrada

besos

CRISTINA said...

¡Qué grande en su momento Richard Hamilton! Bueno, y siempre...Como se suele decir, descanse en paz.

Besos

CRISTINA said...

Ah...y si hablamos de collages, hay un libro que a mí me encanta.
Bueno, te tienen que gustar los collages y Nueva York.
A mí me gusta mucho la ciudad, tú ya lo sabes, y los collages, no tanto, pero los que me gustan, me gustan muchísimo.
"Visión de Nueva York", de Carmen Martín Gaite. Es una joya.

Besossssss

Uno said...

Hago collage. Y soy muy malo. Y no entiendo por qué. Creo que lo tengo todo para ser un gran creador de collages y sin embargo la cosa no funciona. Y sufro.
Y admiro muchísimo a los buenos.
Toda una época se va con Hamilton.

Un abrazo

senses and nonsenses said...

yo también sufría... tanto como cuando escribía algún texto. ...ahora me pasa con algunos posts.
no sé por qué, pero me sorprende que algunos que éramos collageros hayamos acabado haciendo blogs. es curioso...

besos a todos.

El Deme said...

La gracia de los collages está en controlar las gotas de pegamento.

pon said...

siempre terminaba con las piezas pegadas a los dedos, nunca me salieron bien, y terminé cogiéndoles manía