Monday, October 12, 2009

"Un pueblo que mata a sus hijos
es un pueblo sin futuro"

Cuando Martínez Camino y los obispos
hablaban de "matanza de hijos" se debían referir a esto:

Muere un militar español en Afganistán.

Hair - Let the Sunshine in (Milos Forman, 1979)

23 comments:

MIGUEL NONAY said...

El eterno problema de las guerras.
Porque hablan de ministerio de defensa cuando deberían hablar de ministerio de la guerra.
Que horror.
Aprovecho para informaros de la nueva direccion de A SALTO DE MATA.
www.asaltodemata.com
os aconsejo que enlaceis esta nueva direccion para evitar errores
Un fuerte abrazo
Miguel NA
-----------
www.asaltodemata.com

pon said...

Cuando esos interfectos hablan de matanzas de hijos, no se deben referir a los indios que bautizaban sus predecesores para poder asesinarlos después, cuando ya podían ir al cielo.

Tampoco se referirán a los niños africanos muertos de Sida o de hambre cuyos padres no usan condón porque la Iglesia lo prohíbe.

Ni a los niños víctimas de abusos en los orfanatos regentados por la Iglesia, esos no están muertos, solo violados, pero no muertos, claro.

Son de vomitar y tener diarrea. Qué asco más grande me dan.

calamarin said...

Solo quiero subrayar todas las palabras que dice "PON" y con la que estoy en total acuerdo... yo también siento ganas de vomitar cada vez que los veo...

JOSÉ ÁNGEL HIDALGO said...

Una foto estremecedora... acompañada por esa frase lapidaria. Siempre mueren los más jóvenes, los más puros, los que tanto amó Walt Whitman mientras los curaba en las trincheras de la guerra civil americana.
Saludos.

CRISTINA said...

No lo pillo...el post,
¿Va del aborto y los cansinos pro-vida, de las guerras y el horror, de las misiones super guays de Carme Chacón, de los putos curas, de los que se van voluntarios al ejército, de los que tristemente mueren...????

Besos, Senses

Capri c'est fini said...

Cuanto cambia una frase según sea dicha para una cosa o para otra, o según la diga una persona u otra. La guerra es la mayor tragedia que le puede ocurrir a un pueblo. Una iglesia con la actitud de la católica no es una tragedia pero sí un incordio.

Un abrazo.

El Deme said...

Mientras haya guerras, habrá muertos. (La cosa es así de simple).

pon said...

Una iglesia con la actitud de la católica puede convertirse muy bien en una tragedia cuando te pueden obligar a no abortar y tener un hijo con 16 años(tanto como al contrario), y es un incordio en Europa, pero hay países en el mundo donde la iglesia católica provoca tragedias sin fin con sus prèdicas, sus amenazas eternas y su adoctrinamiento miserable a mayor gloria de sus prelados y reverendas monjitas misioneras que se sacrifican en esta vida a cambio de la vida eterna a la derecha de diospadre, muy desinteresadamente.

ixilik said...

Iglesia y ejercito, los dos basados en la estructuras piramidales, machistas, maquinas de miedo, y castigo. Ahora nos lo venden como macro ONGs, y todos descansamos con ingenuidad cuando mandamos fuera, donde no nos enteremos de los que siempre ha hecho y hace uno y otro

Maribel said...

No hace falta añadir mucha cosa más, mientras existan gobiernos que se aburren, abran guerras para tapar su inaptitud.

Un cariñoso beso violeta amigo Senses,
Maribel

Justo said...

He sentido mucho la muerte del teólogo Enrique Miret Magdalena, a los noventa y tantos años.. era de las escasísimas voces representativas de un cierto sector de creyentes -no de la Iglesia, desde luego- sensato, sensible, culto, con verdadera empatía, amante del prójimo, dispuesto a evolucionar.. deja un vacío tremendo.

(Qué bueno recordar Hair, y a John Savage, jeje).

senses or nonsenses said...

Cristina, has pillado el post ...pero que estupendísimamente.

cuando oigo una frase de ese tipo en boca de un miembro de la iglesia, es que me echo a temblar.
pienso en lo que han hecho a los niños de varias generaciones... que han sido víctimas de abusos sexuales, y víctimas de todo tipo, que durante siglos ELLOS se han encargado exclusivamente de "nuestra educación".

pero la frase (que servía como lema para convocar a los de siempre, para lo de siempre, ...joder un rato), se volvía irónica cuando al día siguiente moría un soldado español en Afganistán.
nunca les he oído condenar tampoco el franquismo, y este sí que sería un buen ejemplo de pueblo (sistema, o desgobierno) que mató a sus hijos...
pero como van a condenarlo si la iglesia y el ejército son las estructuras que lo apoyaron y lo legitimaron.
...estoy totalmente de acuerdo con lo que dice Ixilik.

no conozco a Enrique Miret Magdalena, lo siento. pero creo que tenemos otra cosa en común: John Savage, que no le veo desde Haz lo que debas. ...alguna vez en tv.
te gusta por el paralítico de El cazador, o por ser uno de Los amantes de María? con la Kinski, y "mi" Keith Carradine.

gracias por tener tan vivo el blog en mi ausencia.
besos a todos.

JLO said...

tengo ganas de pelear con este tema -ademas de sufrir a la dictadura argentina en su momento- pero mas me molesta la otra rama del poder... abajo te dejo un comentario anti religion q esta en mi blog...

salu2 master y espero q no moleste...

JLO said...

dejo varios motivos históricos como para no "querer" a la iglesia:

la destrucción de monumentos paganos, las cruzadas en Levante, las cruzadas de los caballeros teutones, la Inquisición, la evangelización forzosa de América, las reducciones de indios, el apaleamiento de filósofos paganos,

la quema de brujas, la persecución de herejes, las cruzadas husitas, las misiones belgas en el Congo, el papel de la Iglesia durante la dictadura argentina, la represión religiosa con Franco, el monopolio de la enseñanza, la ocultación de los curas pederastas, los refugios irlandeses católicos de la Magdalena,

la quema de libros heréticos, las listas negras, la persistencia en mantener el poder de la Iglesia dentro del Estado civil, las cruzadas albigenses, la persecución de los bogomilos, la venta de bulas y exenciones, las orgías papales de la corte del papa Borgia,

la corrupción cardenalicia, el poder del Opus Dei, las injerencias de los jesuitas en la Economía, las guerras declaradas por los estados pontificios, la guerra de los Treinta Años en Alemania, las persecuciones de judíos, la simonía, la venta de prebendas, el diezmo,

la barraganía en España, prohibir el aborto terapéutico en Nicaragua hoy! (niñas violadas de nueve años que no pueden abortar), etc, etc, etc…

Y no esta tooodo… (podría agregar que un cura creó al repulsivo club de fútbol San Lorenzo de Almagro en mi pais pero no da para tanto je)...

CRISTINA said...

Al hilo del comentario de JLO añadiría que en el mundo en general y en España en particular, la Iglesia ha estado casi siempre con los que tenían la fuerza. Ni siquiera han estado o están con los que tienen el poder, no...han estado y están con los que tienen la fuerza. La fuerza del dinero, la fuerza de las armas, la fuerza del terror.

De ahí su papel en la Guerra Civil dando la extremaunción a los "rojos" que iban a ser fusilados, su papel en la posguerra, apoyando el franquismo y consintiendo lo que pasaba en las cárceles y en la calle...Y de ahí también el triste papel durante muuuuuchos años en el País Vasco, dando de comulgar a los peneuvistas, a los abertzales incluso (es curioso que vayan tantos a misa...) y al mismo tiempo negándose a enterrar en sus parroquias a los que ETA mataba con una bomba lapa.

JLO said...

en Argentina no es muy distinto Cristina... siempre se dijo q lo peor q hizo Perón es meterse con la iglesia porq "perdió poder"... y fue en verdad lo q lo hizo desbarrancar! no es de locos?...

salu2

Cuando el arte ataque

pe-jota said...

Guerras y más guerras, no aprenderemos nunca, porque siempre habrá alguien dispuesto a defender su megalomanía con las armas. Aunque creo que deberíamos diferenciar las diferentes situaciones, no es lo mismo lo que sucede en Afganistán que lo de Irak, a veces por desgracia la única forma que ciertos fanáticos dejan para defender la libertad es el enfrentamiento armado, y las víctimas siempre son demasiadas, es como si el ser humano fuera el único animal dispuesto a autoinmolarse.

Raúl said...

También va (tu post, digo) de la doble moral y las triples conciencias.
Que ilustraras la entrada con el extracto de Hair, me encantó.

ixilik said...

Cristina: por resteto s Senses, me trago, lo que me trago. Un respeto, no somos extraterrestres. Ni más , ni menos que los demás, con nuestros curas y militares, pero no merecedores de menciones especiales.

senses or nonsenses said...

por eso, Ixilik (...porque no queremos categorías especiales), ni voy a defender a la iglesia vasca, ni la argentina, y mucho menos a la Conferencia Episcopal, que después de estar calentando a "la peña" durante las últimas semanas para manifestarse este finde (con re-clamaciones y consignas que no voy a repetir aquí), deciden no acudir...

un ejercicio de doble moral y triple conciencia que, suponemos, no tendrá nada que ver con los próximos presupuestos... (O sí?)

Cristina, una puntualización, abertzales son todos, peneuvistas y los otros. abertzale sólo significa nacionalista. pero se hace un uso perverso e interesado del término. ...que va calando.

Pe-jota, no sé. habrá diferencias entre Afganistán e Irak. pero en lo importante, básicamente, es la misma mierda.

ainsss, con la Iglesia (y el ejército) hemos topado...

gracias a todos
mis queridos polemistas

CRISTINA said...

Ixilik, Senses,
sé perfectamente lo que significa abertzale, lo que significa peneuvista y lo que significan muchas cosas.
Lo que nunca sé ni acabo de aprender es que lo que hay que hacer con este tema es callarse la boca. Es la única forma de estar a salvo (aquí en los blogs y de otra manera mucho más trágica en Euzkadi).

Quiero aclarar que yo sólo quería "molestar" a los etarras, a los colegas de los etarras y la santa madre iglesia. A nadie más.

Y por respeto a tí Senses aquí lo dejo.

Saludos.

pon said...

Solo hay que ver las que montan estos curas de fondillos meados para darse cuenta de que si la religión es el opio del pueblo, la iglesia católica es la cocaína.

Justo said...

Me gusta siempre John Savage, pero sobre todo en Hair.. se parecía mucho a un chico con el que tuve un romance en los años finales del instituto..

(Miret Magdalena ha escrito muchos años en El País, seguro que has leído algo de él).