Friday, October 23, 2009

Gilda


Hay películas pésimas, mediocres, espléndidas, y otras como Gilda, que no se sabe bien el secreto que guardan en su interior para convertirse en un film mítico, ...es un misterio, la magia del Cine. No va a ser cosa del guión: en El sueño eterno sobraban cadáveres, y en Casablanca, con la que se suele comparar frecuentemente, la interpretación de la Bergman es tan especial porque ni ella misma sabía con cuál de los galanes iba a quedarse al final de la película.
La Columbia necesitaba un vehículo para el lucimiento de su mayor estrella, Rita Hayworth: los carteles de la época anunciaban ¡No ha habido nunca una mujer como Gilda!, pero cuando empezaron a rodar aún no tenían una idea clara del guión. Según se iba rodando se iban incluyendo nuevas escenas, los dos inolvidables números musicales se pensaron cuando la película estaba ya acabada, e incluso algunos de sus memorables diálogos fueron reescritos durante el doblaje. Aun así, se produjo el milagro.

"Si fuera un rancho, me llamarían Tierra de Nadie"

En primer lugar, sin duda, se debe a la asombrosa presencia de Rita Hayworth. Desde su primera aparición no podemos apartar la mirada de ella. Gilda representa como ninguna La mujer fatal, explosiva, con un pasado oscuro, y capaz de tener a sus pies a cualquiera con un movimiento de melena o quitándose lentamente un guante negro, a todos excepto al único hombre que ella desea.
Esta película convirtió a Gilda en uno de los personajes más fascinantes de la Historia del Cine, aunque Rita siempre se quejó de que el personaje le persiguiera durante toda su vida, tanto en lo profesional como en su vida privada: cinéfilos de todo el mundo relacionamos aún hoy a la actriz con este personaje. Aunque el impacto del film fue mundial, en la España franquista causó un gran escándalo la famosa escena del guante y la bofetada. Algunos espectadores juraban y perjuraban que habían visto un desnudo integral. El follón fue tal, que grupos falangistas se reunían para lanzar cubos de pintura roja sobre los carteles de la película.


-His name is Johnny, Gilda.

-Oh, I'm sorry.
Johnny is such a hard name to remember and so easy to forget.



Pero en esta película nada es lo que parece, es otra cosa, característica fundamental del cine negro al que se adscribe con todo derecho. Nunca estamos seguros de por qué los personajes actúan como actúan. A Glenn Ford no le entendemos: ¿odia o ama a Gilda?, ¿se trata de un amor pasional y tormentoso o es una historia de celos en la que ambos rivalizan por tener la confianza del siniestro propietario del casino más lujoso de Buenos Aires?
Es este aspecto el que quisiera destacar, por el que esta película me parece hoy más importante aún: es la primera vez que vemos en el cine americano una relación entre dos hombres, no como un subtexto gay exactamente, sino de una manera bastante explícita, todo lo explícito que se podía ser en la conservadora USA de la posguerra. En 1946 un homosexual tenía que fingir necesariamente su sexualidad.
El propio Glenn Ford declaró que cuando interpretaban sus personajes, ellos sabían que su relación era homosexual. A partir de la primera escena del film, en el oscuro callejón sin salida donde Macready le salva la vida con su bastón fálico -"su mejor amiga"-, su historia no puede ser leída de otro modo.
Richard Dyer decía al escribir sobre los films de este período y la visibilidad gay (para la que aún habría que esperar muchos años): "Sólo podíamos expresarnos indirectamente, del mismo modo que las figuras de la pantalla se expresaban indirectamente... los personajes estaban en el armario, la película estaba en el armario, y nosotros estábamos en el armario".

- Un bastón así resulta muy útil.
- Es un amigo fiel y obediente. Guarda silencio cuando quiero que esté callado y habla cuando quiero que hable.
- ¿Es esa su idea de la amistad?
- Esa es mi idea de la amistad.
- Muy 'alegre' su vida.
- Llevo la vida que me gusta.
- ¿Qué está haciendo en un barrio como este?
- Vine para salvarle la vida.

You see, this way you'll have two friends.
You have no idea how faithful and obedient I can be,
for a nice salary.
Glenn Ford tocándole el palito a George Macready.
Hay tanta tensión sexual entre las miradas de los dos hombres como en los duelos dialécticos entre ambos:
- Tengo que saber una cosa. Que no hay una mujer en su vida.
- No hay mujeres en mi vida.
- El juego y las mujeres no van bien.
- Eso es lo que yo digo siempre. ... ¿Cambiamos de conversación?
- Así es que la ha habido.
- Oiga señor Mundson. Yo nací anoche cuando le encontré en ese callejón. No tengo pasado, sólo futuro, y así quiero que sea.


Johnny Farrell acaba de llegar a Argentina, sobrevive como puede en los muelles de la ciudad jugando a los dados. Una noche se encuentra con Ballin Mundson, que vete a saber qué buscaba en los muelles, un hombre sin escrúpulos que le salva la vida con un extraño bastón terminado en un afilado cuchillo cuando pretendían robarle. Mundson le contrata para trabajar en su casino: se convierten así en la pareja perfecta.
Johnny Farrell se convertirá en poco tiempo en la mano derecha de Mundson, le nombra mánager de su casino mientras él hace negocio vendiendo tungsteno a los nazis. Pero poco tiempo después, en otro de sus paseos por los bajos fondos, Ballin regresa feliz con Gilda. Cuando se la presenta a Johnny como su nueva esposa, se da cuenta de que ambos se conocen. Surgen chispas, pero... ¿de qué clase?

What a surprise to hear a woman singing in my house, eh, Johnny?

Cuando reaparece Gilda la relación entre ambos hombres se tambalea. Los celos que siente Farrell son más ambiguos de lo que pudiera parecer: ¿son celos o misoginia?, es una historia de amor a tres bandas, una tela de araña en la que nadie esta seguro del papel que juega. Dos personajes que no se quieren acordar de su pasado: nacieron ambos el día en que Ballin Mundson les sacó del arroyo. Gilda pretende darle celos a Farrell, pero él sólo quiere que Ballin no se entere de las infidelidades de su esposa, que hace que éste crea que Gida y Johnny tienen una aventura. Mundson desaparece y se le da por muerto. Johnny se casa con Gilda, pero cuando parece que empieza una segunda oportunidad para ellos, la relación entre ambos se vuelve extraña: Farrell se ha casado con ella sólo para obligarla a seguir siendo fiel a Ballin.


Farrell.- Que estoy confuso.
Ballin.- ¿Confuso? ¿Por qué?
Farrell.- Porque hace unas semanas también brindamos por nosotros tres.
Gilda.- ¿Quién era el tercero entonces? ¿Debo sentir celos?
Ballin.- No, mi amor, era un amigo mío.
Gilda.- ¿Amigo o amiga?
Ballin.- Una pregunta muy interesante ¿Tú qué dirías Johnny?
Farrell.- Una amiga.
Ballin.- ¿Por qué esa conclusión?
Farrell.- Porque parece una cosa y ante nuestros propios ojos se convierte en otra.


"I hate you so much
I would destroy myself to take you down with me"



Gilda: Fear and Loathing of the Exquisite Object of Relentless Desire.

21 comments:

pe-jota said...

Una bomba de relojería perfectamente engrasada, al igual que Casablanca, escrita sobre la marcha, improvisación total o falsa improvisación, una forma de decir lo que se quiere decir saltándose cualquier censura previa, jugando a que el espectador desentrañe las claves y los guiños que se le van sugiriendo. un mundo que poco a poco ha ido desapareciendo y que sin embargo poseía una indudable carga erótica, más que la evidente plasmación de los hechos que vemos hoy en día, tal esa sea la auténtica magia, el sugerir, el dejar que seamos nosotros los que vayamos descubriendo lo que pasa, una imitación a la vida.

Espléndido, como siempre !!!

PeterPsych said...

Hombre, estas películas son míticas porque el propio paso del tiempo, y la crítica, las ha convertido en mitos. La Rita, la Hepburn, la Monroe, la Bacall y otras eran mujeres despampanantes con unas piernas infinitas, a las que les bastaba sacarse un guante para que miles de hombres reprimidos sexualmente deliraran en vivo y en directo. Además, films como este pertenecen a la edad de oro de Hollywood, con lo que sus armas de promoción eran inmensas. Eso sin contar con la cantidad de simbologías que la crítica ha querido hallar en muchas imágenes y en elementos del guión. Una cosa y otra hacen que Rita, que no creo que se pueda considerar una actriz excepcional, haya traspasado las fronteras de la leyenda.

Xim said...

Pues la verdad es que aparte de Gilda y dos o tres películas más, no puede decirse de ella precisamente que tuvo un carrerón impresionante, hubo más mito que carne en el asador. Pero bueno, para ser medio española y medio irlandesa, no le fue tan mal...

Besotes

Xim

pon said...

Salón-comedor de la casa de mis padres, año 1973(por ejemplo). En la telefunken de mi casa en blanco y negro estamos viendo Gilda.

-Papá- estos dos están liados.
-Mamá-Qué dices hombre, cómo van a estar liados?? Glenn Ford?? No hombre.
-Papá-que están liados, Luisa no los ves??? mira, Glenn Ford se ha liado con el otro para salir de la miseria, el otro se ha casado con Gilda para aparentar y tenerla de adorno del casino, ellos dos Gilda y Glenn Ford han tenido antes un asunto calentorro y ahora ella quiere vengarse de Glenn Ford pero es él el que se está vengando de ella.
-Mamá-Pero cómo van a estar liados, Glenn Ford y el marido de Gilda??? Julián tu tienes mucha imaginación.
No pondrían Gilda en la tele si fuera asi, no hombre. Además Glenn Ford como va a hacer ese papel???
-Papá-Glenn Ford hace el papel de un tio que hace lo que le conviene para sobrevivir y ya está. Aquí la historia es la venganza de todos contra todos. Y lo estupenda que está la Gilda también.
-Mamá-Ay Julián, no sé, ahora que lo dices.......se miran de una manera......pero Glenn Ford.....

MIGUEL NONAY said...

A mi padre le encantaba como actuaba y lo elegante que era (osea que estaba buena, muy buena), a mi madre le encantaba como actuaba y como vestía
A los dos les encantó Gilda.
A mi me aburría de peke y me encanta de mayor.
Paradojas de la vida..
Miguel Nonay
-------------
www.asaltodemata.com

CRISTINA said...

La película es muy fuerte por todo lo que cuentas.
Y todo queda tan claro desde el principio y al mismo tiempo es tan sutil...

Besos

Vulcano Lover said...

Es una de mis favoritas, pero hace muchísmo que no la veo. No había pensado nunca en la posible historia gay que podría haber encubierta. Sí que es verdad que siempre me atrapó la mirada intensa de Glenn Ford hacia ambos. La tendré que volver a ver para comentarte algo. En todo caso, desde mi punto de vista, el acierto de la película está precísamente en que nunca llegamos a conocer las motivaciones de los personajes, que sin embargo los mueven a reacciones intensísimas que nos hacen sospechar siempre relaciones oscuras, turbias, violentas, confusas. Esa imposibilidad de saber, ese misterio que nunca se desvela y que debemos intuir por comentarios sueltos, sutiles diálogos, indirectas, y sobre todo a través de las miradas, eso lo que nos atrapa, es eso lo que consigue enganchar con el espectardor, hasta el punto de sentirse él mismo en un mar de dudas, celos, odios y pasiones. Yo creo que ni los guionistas mismos le dieron una solución a la trama real que unía a los personajes, no crees?

Capri c'est fini said...

Nunca hubo una mujer como Gilda, ni una película como Gilda, porque es de esas que guardan un secreto... incluso la puritana censura se dio cuenta de ello y veía cosas que no existían. Ese es el gran logro de Gilda: trascender al tiempo. Por cierto, nunca hubo un bofetón tan bien dado como el de Ford a Hayworth... ¿qué ocurría entonces con la violencia de género? jajajajaja

JOSÉ ÁNGEL HIDALGO said...

Has hecho una entrada tan convincente que he vuelto a ver la película en casa. Me ha sorprendido la violencia del bofetón, desde luego, pero me ha vuelto a fascinar tanto la belleza de ella (simplemente es que no tiene parangón) como la inquietud que sigue produciendo la mirada de Glenn Ford. Es esa extraña combinación lo que hace explosiva la película. Una maravilla.

senses or nonsenses said...

Vulcano, José Angel, es que no tuvimos al papá de Pon (¡Qué anécdota más bonita!, y qué bien te contaron Gilda tan peque, y qué sencillo, ...con lo que me ha costado este post). yo tuve que esperar a otro papá más simbólico éste para enterarme...

sí, desde este punto de vista. ...pero a quién le importa el tungsteno y los nazis después de asistir a la excitante presencia de Rita y la ambigüedad de la mirada de Glenn Ford y el rollito que se trae con su protector.
tb yo creo que los guionistas no dieron una solución real a la trama, y apostaron por un final más conservador...
el final, y el rol de secundarios como el policía Obregón y el pepito grillo de Tío Pío me hacen recordar tb Casablanca.
pero en medio... Gilda es otra cosa.

Xim, no todas tienen dos o tres películas míticas, eh. y sólo por Gilda y La dama de Shangai ocupa un lugar entre las más grandes. pero entre las grandes, las más grandes de la h.del cine...
es que no me parece muy justo con ella. su padre, su primer marido, Harry Cohn (de la Columbia) ...construyeron la "estrella", Orson Welles la deconstruyó, pero ella fue haciéndose una filmografía seria como actriz. quizá Gilda, el personaje, devoró a la actriz, pero tiene pelis muy interesantes. resumo brevemente:
empezó timídamente, nada destacable hasta su revelación en Sólo los ángeles tienen alas de h.hawks, después llegarían las dos pelis con fred astaire (con mucho éxito), y ya es una estrella en La diosa de la danza y Las modelos junto a Gene Kelly, un precedente de Cantando bajo la lluvia, y producida por Virginia Van Upp, que tb fue la responsable del milagro de Gilda.

se intentó repetir sin éxito la química con glenn ford, en Los amores de Carmen y La dama de Trinidad, con otro bofetón incluido. no serán muy buenas pero, como terenci moix, creo que Rita fue la Carmen más guapa de la h.del cine. y si Gilda se merienda a glenn ford, Carmen le hace soso y casi inexistente.

Pal Joey, su último musical, aquí quien se reveló fue kim novak. en los 50, década de los peplums religiosos, ella fue Salomé, en superproducciones como El fabuloso mundo del circo.
la adaptación de Mesas separadas, todos sus compañeros de reparto fueron nominados excepto ella, y un western crepuscular Llegaron a Cordura, que recuerdo fatal, junto a un gary cooper ya mayor, ella tb.
La ira de Dios fue su última película. no la he visto, pero ella tuvo muy buenas críticas.
hubo otros intentos, hasta de volver a unirla con Ford, no volvió al cine por el alzheimer y sus problemas con el alcohol

M.Eugenia said...

IMPRESIONANTE como has desmenuzado la película, creo que el magnetismo de Gilda puede con cualquier cosa.
Saludos y a ver si me pongo al día con tus post.

molano said...

No se que mas decir. Lo has contado todo maravillosamente.
Por añadir algo anecdótico. En "Affair in Trinidad", Glen Ford volvía a abofetear a Rita después de cantar "I´ve beein kissed before" en una escena clavada a la de Gilda. Supongo que intentaban repetir el éxito.

El Deme said...

Los hombres estupendos en historias estupendas siempre guardan secretos más o menos confesables. Es lo normal, vamos, a mí no me sorprende. Glenn Ford forever!!!

Justo said...

De la película -que sólo he visto una vez, y en TV- sólo recuerdo las escenas más típicas, aunque las lleve grabadas a fuego... me ha sorprendido mucho lo de la improvisación, nunca se me hubiera pasado por la cabeza, y también la relación que apuntas.. sinceramente no recuerdo bien el argumento, pero en su momento no lo percibí.

A mí tb me ha picaso el gusanillo, y es posible que la vuelva a ver pronto... ¡¡además con esos diálogos!!

Justo said...

Por cierto lo de los muelles es un dato inequívoco, no se pasea por un muelle así como así, ni mucho menos...

(Qué precioso comentario de Pon.. ¡que vuelva la Montaña!)

senses or nonsenses said...

"Pero cómo van a estar liados, Glenn Ford y el marido de Gilda??? Julián tu tienes mucha imaginación.
No pondrían Gilda en la tele si fuera asi"
.

me encanta, jajajaja...

Abrujandra said...

Aplausos mi querido amigo, fabulosa entrada como siempre y ella...inolvidable, bellisíma.
Besos brujos.

pon said...

Y fue la mejor pareja de baile de Fred Astaire, con diferencia, que no es moco de pavo.

GusPlanet said...

Hola Senses: aqui estoy de regreso leyéndote detenidamente.
Nunca he visto 'Gilda' así que si no me voy corriendo a alquilarla es porque lo haré el domingo por la tarde, que es 'el' dia de las peliculas en casa ...
Y no sabía que la hsitoria transcurría en BA!
Supongo que eran los tiempos de Perón y Evita que menos los políticos que los siguen usando de 'abanderados' de los pobres ( y Evita lo fué!) todo el resto sabemos que negociaban y apañaron (con el 'papa' de la época por supuesto) con los nazis ...

Después te cuento que leí hace poco un reportaje a su hija, Yasmin Aga Khan, la que tuvo con el Aga Khan, que la señora es la presidenta de una fundación internacional que lucha contra el mal de Alzheimer, que fué la enfermedad de Rita, "Alzheimer Disease International".

Su hija cuenta en forma muy humana cómo dedicó varios años de su vida a cuidar de su madre anciana...
En fin, sólo una anécdota más!

Un abrazo grande Senses y estoy siempre tratando de seguirte!

emilioeldios said...

lol

emilioeldios said...

bua wtf? que es esta full? es un mierdolo de pelicula y estoy de un xd q flipas pavo