Wednesday, September 30, 2009

No somos Putas, Somos Princesas

Novecento (B.Bertolucci, 1976)
«Los pobres son príncipes
que tienen que reconquistar su reino»
Victoria Abril en
Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto

1.- Liza Minnelli & Joel Grey - Money, money (Cabaret, 1972)
Sally Bowles es sin duda alguna mi personaje favorito de toda la Historia del Cine: una "sofisticada" cantante americana, con enormes pestañas postizas, lunar y las uñas pintadas de verde, que trabaja en un cabaret de tercera del Berlín de entreguerras. Sally Bowles nació en las páginas de la novela de Christopher Isherwood, Adiós a Berlín, de la que surgen sendas adaptaciones para teatro y cine, con el título de Soy una cámara. Y más tarde, reaparece en el musical Cabaret con la cara de Jill Haworth, junto a Joel Grey, que ya formaba parte del reparto original de Broadway. La gran Judi Dench también fue Sally en los escenarios ingleses. Pero Liza Minelli la hizo inmortal en el Cabaret de Bob Fosse: es su auténtica reencarnación. Sally Bowles es el ejemplo más representativo del tipo de meretrices que están en este negocio mientras esperan que aparezca otra cosa, unas veces la fama, y otras muchas, casi siempre, el amor... Truman Capote se inspiró en este personaje para crear su Holly Golightly de Desayuno en Tiffany's, tan vital como Sally, pero sin su enorme corazón. Holly tuvo la cara de Audrey Hepburn en la versión cinematográfica de Blake Edwards, Desayuno con diamantes. A este grupo también pertenecerían la Ilya de Nunca en Domingo: Melina Mercouri cantando Los chicos del Pireo; la tierna Sweet Charity Hope Valentine de la primera película de (otra vez) Fosse: Shirley MacLaine interpreta un personaje inspirado en el que hiciera Giulietta Massina en Las noches de Cabiria de Federico Fellini; Cabiria era una prostituta romana, feusca e ingenua, casi infantil, que aparecía ya en El jeque blanco, la primera película de Fellini.
...o Nana, Anna Karina, otra de mis debilidades.
2.- Vivre Sa Vie (Jean Luc Godard, 1962)
Nana es una joven idealista que se traslada a París con la intención de ser actriz, pero el dinero no le alcanza y tiene que ejercer la prostitución para poder pagar el alquiler. La novedad de Vivir su vida, film contado en 12 actos, reside en contar esta historia con absoluta normalidad, sin excusas ni justificaciones, sin caer tampoco en el melodrama social. Nana es ante todo una cinéfila que decide prostituirse: lo ha visto en el cine, pero cuando está con su primer cliente éste intenta besarla, llega el miedo, la angustia: ha dejado de ser un juego, una mera representación. En ese mismo momento, Godard concluye el plano y la escena... Pasamos al siguiente acto.
-Tenemos que decidir quién se presenta a puta, quiénes a adúlteras, si hay alguna que quiera meterse a monja o ser marimacho. primero: ¿quién se presenta a puta? ¿te animas otra vez. Mercedes? -A mí me da igual. Llevo ya tres ejercicios, pero si nadie quiere el relevo... Amanece que no es poco
3.- Anna Magnani en Mamma Roma (P.P.Pasolini, 1962)
Mamma Roma es una prostituta curtida en la calle que desea salir del mundo de la prostitución: ha encontrado un oficio decente, y ha conseguido con sus ahorros comprar una casa en los suburbios de Roma con la intención de comenzar una vida nueva con su hijo Ettore, pero le va a resultar imposible huir de su pasado. Mamma Roma es mi Pasolini favorito, y Anna Magnani, un milagro. Sofía Loren es mi otra gran "puta madre" de la Historia del Cine. En Matrimonio a la italiana, Filomena Marturano está empeñada en conseguir un padre para sus hijos. Bigas Luna nos enseñó en Jamón, jamón a diferenciar entre la madre puta y la puta madre. Anna Galiena interpreta a la puta, la puta madre: "...es más buena, la mejor madre del mundo", decía Penélope Cruz, la hija de puta. Recuerdo también a Jo Van Fleet, la madre de James Dean en Al este del Edén, o la madre de Marnie, la ladrona, que son prostitutas también, pero del tipo "madre puta" (...de las que hacen putadas).
Shirley MacLaine merece un capítulo para ella sola entre las grandes fulanas del cine. Además de Sweet Charity, repetía rol en Como un torrente, y en Dos mulas y una mujer, donde interpretaba a una monja, la hermana Sara, que termina siendo una famosa prostituta. Y, por encima de todas ellas, la inolvidable Irma la dulce, aunque quizá la puta de esta película sea realmente Jack Lemmon. Irma es muy popular en los bajos fondos parisinos. Una noche es detenida en una redada por Patou, un ingenuo gendarme que la ve como a cualquier otra chica, que no la etiqueta de prostituta. Ella, que nunca había sido mirada de ese modo, lo convierte rápidamente en su nuevo protector. En realidad, tan sólo es una tierna historia de amor; incluso en El apartamento, con la misma pareja protagonista, indaga más (podría decirse) en otro tipo de prostituciones... Y es que Billy Wilder, aunque parezca imposible, fue "gigoló" antes de director de cine, y es un tema muy frecuente en su filmografía.
«El amor es que alguien vaya a recogerte a la salida del trabajo, lo demás es una mierda» Candela Peña en Princesas.
4.- Kim Novak en Bésame tonto
«La última vez que cogí un trabajo parecido fue el 4 de julio. Una de esas fiestas de solteros con fuegos artificiales. Luego me subastaron. Me adjudicaron en 83 dólares. Sólo que al día siguiente resultó ser un cheque sin fondos y lo único que saqué de todo eso fue una serie de cardenales».
Kiss Me Stupid (Billy Wilder, 1964)
Bésame tonto es su gran película sobre la prostitución (y los celos). Polly the pistol vive en un aburrido pueblo que tiene el sugerente nombre de Climax, en el desierto de Nevada. Vive en una caravana, es camarera, y se saca un sobresueldo para salir cuanto antes de allí. Está harta "de ser algo que recomienda el barman". Dos músicos fracasados le ofrecerán un extraño trabajo: hacerse pasar por la esposa de uno de ellos, y seducir a Dino, un cantante con fama de donjuan que se queda tirado con el coche cuando se dirigía a Las Vegas. Y no cuento más, porque ésta sí que os la recomiendo vehementemente. Si no fuera porque de 25 películas que hizo Billy Wilder, 20 son obras maestras, podría decir que es mi favorita. ...junto a El crepúsculo de los dioses.
Poderosa Afrodita (Woody Allen, 1995)
«Trabajé de camarera y en un salón de masajes. Me hacía algún cliente para sacar pasta. Y un día mi amiga Susi me propuso hacer una película, La vulva alegre, y le dije que sí. Y ahí me tienes, el primer día en el plató, con uno follándome por detrás y dos tíos enormes dentro de mi boca a la vez. Y recuerdo que pensé: 'Me gusta esto de ser actriz'».
Mira Sorvino en Poderosa Afrodita.
Woody Allen es otro de los directores con una filmografía repleta de prostitutas inolvidables: Olive, la chica del gánster en Balas sobre Broadway, Jennifer Tilly fue nominada al Oscar; Hazelle Goodman, Cookie en Desmontando a Harry; Lily Tomlin, la prostituta de Sombras y Niebla; y sobre todo Dianne Weist como Emma, una de las chicas de La rosa púrpura del Cairo. Tom, el personaje que harto de repetir y repetir su papel, sale de la pantalla del cine de un pueblo en busca de su libertad, como buen aventurero, será también quien anime al resto de personajes a ser ellos mismos, que no se dejen aplastar por los roles im-puestos por la sociedad: como con Cecilia, la sumisa esposa, o las prostitutas. Tom no sabe qué significa eso, él sólo ve mujeres a cuyo personaje llaman “prostituta”.
"Sí, trabajar en Hollywood da una cierta experiencia en el campo de la prostitución". Jane Fonda
Una mujer marcada (Butterfield 8, 1960)
El papel de prostituta es un auténtico bombón para cualquier actriz. No todas las Grandes se han atrevido, y eso que Hollywood, siempre "tan sensible", ha sabido redimir a muchas de ellas con el tío Oscar. Además de Mira Sorvino, muchas actrices se han llevado la estatuilla a casa por hacer de putas: Susan Hayward llevaba años tras el Oscar, y lo consiguió en su quinta nominación con ¡Quiero vivir!, había sido alcohólica, había tenido cáncer, pero hasta que no interpretó a una prostituta, adicta a las drogas, fuera de la Ley, y condenada a la cámara de gas por estar involucrada en un crimen, la Academia no se rindió ante ella. Elizabeth Taylor consiguió el segundo por Una mujer marcada. Y, Judy Holliday en Nacida ayer, Jane Fonda por Klute, el merecidísimo de Liza Minelli por Cabaret, Charlize Theron en Monster; Kim Bassinger en L.A.Confidential, Shirley Jones por El fuego y la palabra, o Jo Van Fleet por Al Este del Edén. Seguro que se me olvidan algunas, y si añadiéramos las actrices nominadas la lista sería larguísima.
El ángel azul
5.- El ángel azul (Josef von Sternberg, 1930)
"Estoy hecha para el amor, de la cabeza a los pies"
Marlene Dietrich
Lola-Lola, ...es el deseo, el pecado. Marlene Dietrich me llevó a Greta Garbo, La dama de las camelias, ...y de Margarita Gautier a Satine, Nicole Kidman. ...que, al menos coinciden en una cosa.
Moulin Rouge (Baz Luhrmann, 2001)
Sera: (Elisabeth Shue en Leaving Las Vegas): «Saco lo mejor de los hombres que follan conmigo. No es fácil, pero yo soy muy buena. (...) Por 500 dólares puedes hacerme lo que quieras. Puedes darme por el culo. Puedes correrte en mi cara. Cualquier cosa. Pero el pelo no lo toques. Acabo de lavármelo». Lysiane: (Jeanne Moreau en Querelle): «Each man kills the thing he loves». Es la madame del burdel de Brest, la única mujer del film, sola, aislada en un universo de hombres. Querelle está más interesado en su marido, pero se acostará con ella porque también es la amante de su hermano.
Jeanne Moreau en Querelle (R.W. Fassbinder, 1982)
«-Mira lo que he encontrado. No es un látigo, pero duele igual o más. -Es que yo quería un escena de sadismo tópico. -Pero es que tú no eres un sádico de verdad.»
¿Qué he hecho yo para merecer esto?
Catherine Denueve en Belle de Jour (Luis Buñuel, 1967)
«¿Sabes lo que te pasa?. No tienes valor. Tienes miedo. Miedo de enfrentarte contigo misma y decir: Está bien, la vida es una realidad, las personas se pertenecen las unas a las otras, porque es la única forma de conseguir la verdadera felicidad. Tú te consideras un espíritu libre, un ser salvaje, te asusta la idea de que alguien pueda meterte en una jaula. Bueno nena, ya estás en una jaula. Tú misma la has construido, y en ella seguirás vayas a donde vayas, porque no importa a dónde huyas, siempre acabarás tropezando contigo misma».
George Peppard a la Hepburn, Desayuno con diamantes.
«No temas al infierno: ya estás en él»
Ultima Salida: Brooklyn (Uli Edel, 1989)
¡Y cómo olvidar a la preciosa Tralala!, preciosa y autodestructiva, la mujer más deseada del Brooklyn más marginal de los años cincuenta, que va a rechazar la que parece su última oportunidad de encontrar el amor para lanzarse de lleno a la prostitución más sórdida. La sobrecogedora interpretación de Jenniffer Jason Leigh es un regalo, estremece. Quien haya visto la película no habrá podido olvidar la escena en la que es violada repetidamente por multitud de hombres. El alemán Uli Edel también es el resonsable de Yo, Christiane F., retrato de otra autodestrucción, la de una joven enganchada a la heroína, fan de Bowie, que se prostituye en Berlín para poder pagarse la droga.
«las putas forzosas sólo tienen derecho a ser jodidas o protejodidas» Antonio Gala
(*) Otras menores.- Jodie Foster, en Taxi Driver es Iris. Sólo es una niña, pero al mismo tiempo, una perversa prostituta de trece años sin necesidad alguna de que Travis la salve: «Tú eres una niña. Deberías estar en casa, bien vestida, saliendo con chicos, estudiando. Ya sabes ese tipo de cosas...» «Dios, qué anticuado eres. ¿No has oído hablar de la liberación de la mujer?». Consigue una nominación al Oscar. Ese mismo año interpreta a otra "niña" puta en Bugsy Malone, donde cantaba «My name is Tallulah». Violet: Brooke Shields es Pretty Baby, una niña de 12 años que vive con su madre Hattie (Susan Sarandon) en un prostíbulo de Storyville. Un mundo de adultos visto a través de la mirada de una niña. Estamos en 1917, la prostitución aún es legal en New Orleans. A casa de Madame Neil llega un fotógrafo que se dedica a retratar a las chicas del burdel en su tiempo de descanso. El personaje de Keith Carradine está basado libremente en la vida de un personaje real: Ernest J. Bellocq, El misterioso fotógrafo de las prostitutas de Nueva Orleans. Hattie se marcha a St. Louis para casarse, y deja a Violet con sus compañeras. La Madame aprovecha la ocasión para subastar entre la clientela su virginidad. Antes de que esto ocurra, el fotógrafo se casa con ella y se la lleva de allí. (*) No sabía si incluir estos últimos ejemplos. La prostitución infantil es un drama tan terrible que sobrepasa ampliamente las intenciones de este post. Recomiendo, por mala conciencia seguro, Salaam Bombay de Mira Nair, una película muy dura que refleja la situación precaria en la que viven los niños de las calles de Bombay, donde las niñas son secuestradas y obligadas a prostituirse.
La balada de Cable Hogue (Sam Peckinpah, 1970)
En el western y el cine negro, que son los géneros fuertes del cine, las mujeres sólo podían cumplir dos roles, tres a lo sumo: madre, esposa, ...y puta. A pesar de todo esto, los grandes héroes de estas películas, siempre las trataron como las auténticas señoras que eran. Como John Wayne con Dallas en La Diligencia, Clark Gable con Belle en Lo que el viento se llevó. Las chicas del western crepuscular: Angie Dickinson en Río Rojo, otra vez Wayne, y, en La balada de Cable Hogue es Jason Robards quien trata como una reina a Stella Stevens. Más: la Vienna de Johnny Guitar. Marilyn Monroe, se vende por 'One Silver Dollar' en Río sin Retorno. Denise Darcel, una de las integrantes de la Caravana de mujeres, o las chicas de El club social de Cheyenne. En el cine negro es muy probable que haya una chica buena, pero siempre tiene que haber una chica mala: la femme fatale, que, o se dedica a "ello", o ha tenido un pasado. Sabéis que nunca pierdo la oportunidad de citar a Gloria Grahame en Los sobornados, además de Rita Gilda Hayworth y Jane Greer en Retorno del pasado.
«Hay un día, ya verás, un día que es la ostia. Ese día todo es bueno, ves a la gente que quieres ver, comes la comida que más te gusta, y todo lo que te pasa ese día es lo que tú quieres que te pase, es como un desvío, como cuando vas por la carretera y hay un desvío hacia otro sitio, pues ese día es lo mismo, y es muy importante, porque puedes elegir por donde va a seguir todo. Por eso tenemos que estar muy atentos. Para que no se nos pase».
Princesas
«¡Y no molesten más a las putas!»
Clint Eastwood en Sin Perdón.
Glitter Klinik feat. Bianca Fox - Lonely Julia Grandes Putas del Cine. Blog Armarios Abiertos. Prostíbulos y burdeles, la ficción sexual. Blog de Kane. Hookers with a heart of gold. El fotógrafo de las prostitutas de Nueva Orleáns. Diario La Nación.

40 comments:

Tres_Leches said...

http://www.youtube.com/watch?v=rwrfBImHi1I

http://www.youtube.com/watch?v=CzQ-xNsbvgw&feature=related
http://www.youtube.com/watch?v=uxFOibI7nBc&feature=related
http://www.youtube.com/watch?v=hOI_4hIMN6M&feature=related

y...
http://www.youtube.com/watch?v=uz5M9zNtZlU&feature=related

Capri c'est fini said...

Ay, senses, que buena antología, nunca mejor dicho lo de que es de puta madre. Hay tantas historias detrás de las mujeres que se dedican profesionalmente o accidentalmente a la prostitución que no hay años para recogerlas a todas en películas. Ahora que se abre el debate en este país sobre la prostitución, me doy cuenta de cuanta hipocresía crece en nuestra sociedad (como en casi todos los países, ojo). La prostitución existe y existirá, casi que va pegada con la condición humana. Es símbolo de lacra, de exclusión, pero también de compañía y comprensión. Es un tema tan complejo... Te reitero las felicidades por este estupendo caleidoscopio.

Un fuerte abrazo.

theodore said...

Impresionante repaso, excelente entrada, gran senses, me encantaría hacerte un comentario en toda regla, pero lo has dejado todo "niquelao", así que simplemente....felicidades.

La única que se me ocurre así al pronto que podría quedar bien en la lista es la bella (tan hermosa y enigmática como mediocre actriz) Capucine en "La Gata Negra" de Dmytryck, y su amante-madame Barbara Stanwyck....

Repito, felicidades.
Un abrazo.

Caronte said...

Cuando leí el título pensaba que hablarías del cansino de Fernando León, pero veo que es otro regalo de los tuyos. Creo que mi puta favorita del cine es Elizabeth Shue en Leaving Las Vegas, y también ADORO Anna Karina (-suspiro-...)

1 abrazo.

calamarin said...

menudo recorrido... y menudo puterio, son todas de 10. Un placer de post... (y gratis) Queda claro que el cine está lleno de putas...

Xim said...

Felicidades por lo bien currado, yo también añadiría la simpar historia de una prostituta francesa protagonizada por la actriz Anouk Grinberg, se trata de la película del director Bertrand Blier titulada "Mon homme", creo que aquí la titularon "Es mi hombre", yo es que la vi en el extranjero...

Besotes prostidudes.

Xim

molano said...

¡Bravo! No se puede hacer mejor. Completísimo, revelador, acertado en el comentario, en los estractos de los diálogos... Una joya que volveré a saborear despacito.
(aquí me pongo de rodillas)

caotico_jq said...

Aynsss... recuerdo que cuando vi esa escena de "Novecento", se me abrió el cielo. Con el morbo que me ha dado toda la vida Robert De Niro, no daba crédito al ver esa escena...

Por cierto, buen monográfico sobre las putas en el cine. Me encanta que te hayas acordado de Elisabeth Shue, porque creo que era lo mejor de "Leaving Las Vegas" (y no el pesado de Nicolas Cage).

Maribel said...

Magnífico como siempre Senses, que repaso de peliculas, me quedo con el párrafo de Desayuno con diamantes ... siempre me hace llorar ... y con Satine y Sera ... seducen completamente ...
Y la maravillosa Irma la dulce ...

Un beso violeta,
Maribel

pon said...

Mmmmmmmmmm, peazo repaso y peazo post. Me encanta ver en él a Susan Hayward, una buenísima actriz poco revisitada, creo yo, y a Elizabeth Shue, impresionante en su(es toda suya) Leaving Las Vegas.

Recuerdo también, si no claramente putas sí insinuando su pasado en casi todas sus pelis, a Gloria Grahame, otro monstruo poco reconocido, y a Lana Turner, encuadrada en una puerta vestida con unos shorts blancos.

De entre todas la más tierna quizás Irma la Dulce, toda la peli es la ternura misma y luego va el Wilder y se resarce echando hiel en El Apartamento. Qué tio!!!!

Qué sería de nosotros sin ese cine capaz de disfrazar de belleza la humillación más terrible, capaz de convertir en musical la venta de carne humana. Y tantas otras cosas.

Quería mencionar especialmente Charity Hope Valentine, una Shirley McLaine en estado de gracia tocada por la varita mágica de Bob Fosse.

Sobre prostitución infantil, que es un tema ya por completo fuera de todo entendimiento racional tanto por parte de los vendedores como de los compradores, me impactó muchísimo "Agua", peli india con otro tema también terrible pero que toca de cerca y sin velos la venta de niños con fines sexuales.

CRISTINA said...

Llevo dos días leyéndote y releyéndote. Poco a poco, para disfrutar mejor este post genial.
Te comento mañana.

Qué lujazo, Senses.
Eres el mejor.

ixilik said...

Pegado me he quedado al ver lo primero una de las escenas mas impactantes de mi adolescencia, la paja de Noveccento,
Muy bonita la esquina que te has creado. Yo añadiria a l aputa que en más películas ha salido: Maria Magadalena

fritzio said...

qué grandes putas y que grandes palabras para abarcarlo todo (y supongo que a casi todas) en el imaginario cinematográfico que, sin duda muchos compartimos y sentimos igual que tu. Hermoso, como siempre, tu recuento de tantas hermosas de alma grande. Yo creo que no dejaste fuera a nadie y has incluido algunas que, no viene al caso polemizar, yo dejo fuera del marcador. No importa. Lo importante y lo bello es tu entrada. Inigualable. Y, por supuesto, imprescindible ya. Un favorito que ya era.

Uno said...

No disfrutaba tanto con una entrada desde hace mucho tiempo. Magnífica.

Los mejicanos, tan educados, nunca te lo dirán pero no te van a perdonar que no metieras, por lo menos a la Manuela y la Japonesita de "El lugar sin límites" de Ripstein.

Yo no solo te lo perdono sino que no me importa nada. Seguro que en el cine danés hay otras dos o tres. ¡Buen trabajo!
Un abrazo.

senses or nonsenses said...

Tres_Leches, me encantó Never on Sunday. ¡Qué bonita! ...aunque no recuerdo cómo acaba, así que gracias por los enlaces.
Melina Mercouri, maravillosa, tb la recuerdo ahora en Topkapi.

Capri, ¿debate? (ojalá) ...o morbo para subir dos puntos la audiencia?

no he visto La Gata Negra, jo... entonces, ya sabrás que el personaje de la Stanwyck está considerado como la primera lesbiana (explícita) de la h.del cine.
tampoco he visto Mon homme.

estoy de acuerdo con todos vosotros: la mitad del óscar de n.cage (POR LO MENOS), tenía que haber sido para Elisabeth Shue.

Uff!, las adoro, Susan Hayward, Gloria Grahame y Lana Turner: todas se las debo a mi mamá. Imitación a la vida es su película favorita.
...de la primera, Quiero Vivir y Mañana lloraré, que hace de alcohólica. más mayorcito descubrí Hombres errantes, de nicholas ray. Gloria Grahame, siempre. ya sabéis.
ya busqué, busqué entre la filmo de Lana Turner, que yo tb la veía... en El cartero siempre llama dos veces está hecha un zorrón de mucho cuidado, pero no recuerdo si había sido prostituta.

pensé en María Magdalena para decir aquello de "el oficio más viejo del mundo", pero no me puedes negar que "mis putas favoritas" tienen mucha más gracia.
Barbara Hershey en La última tentación de Cristo, Mónica Bellucci ha sido de las últimas, ...hasta la misma Carmen Sevilla, que la recuerdo siendo apedreada.

fritzio, no viene al caso polemizar, pero yo creo que son todas las que están. (eso sí, todas con un corazón de oro, ...mmm, menos la Lola-Lola de la Dietrich)
no están todas las que son.
...como las de Ripstein. Uno, gracias por recordarlas.

JOSÉ ÁNGEL HIDALGO said...

Bueno, un repaso exhaustivo y divertido por todas esas putas maravillosas. Me quedo con Mira Sorvino, que me parece de una belleza (o atractivo) sin igual. Pero de verdad la que posee mi corazón es Dallas: si La Diligencia es grande es por la maestría de Ford al retratar a este personaje que le da un fondo humano y sentimental a ese western que le hace trascender como género.
Maravillosa entrada.
Saludos.

fritzio said...

Por supuesto que no voy a polemizar. Lo de alma grande acaso le queda chico a Lola-Lola. Igual y le valió gorro, como decimos en México.

Abrujandra said...

Excelente como siempre senses querido, ya tengo apuntadas dos pelis para ver, el resto...fabuloso.
Besos.

pon said...

Lana Turner se casó en El cartero con el gordo de la gasolinera para salir de puta.

Y madre puta, joder la de Marnie menuda bruja mala mala. Mala, coñe.

senses or nonsenses said...

...claro! sólo así se entiende que se casara con el gordo de la gasolinera.
y la Phyllis (b.stanwyck) de Perdición? seguro que sí. es Wilder. y otra obra maestra.
(las madres hitchcockianas son trrremendas, dan para otra estupenda galería)

Dallas es maravillosa. expulsada de su pueblo, despreciada, negándole incluso un asiento en la mesa... menos mal que ahí estaba john wayne.
todos los secundarios de La Diligencia son una delicia. Peacock y Doc, el vendedor de licores y el médico borrachín, son la segunda gran pareja de la película. thomas mitchell, el doctor, ganó el óscar por este personaje.

Lola-lola, otro zorrón. esa sí que era mala. El ángel azul es otra de las películas que me llevaría a una isla desierta.

abrujandra, todos, si no la has visto, Bésame tonto...

pon said...

Y todas las de Sin Perdón, y con otro registro, las chicas del Club social de Cheyenne(Fonda y Stewart alucinantes), y las de Dolly Parton de madame cantarina liada con Burt Reynolds en La casa más divertida de Txas, que tiene unos números musicales estupendos y la canción de la Parton, I will always love you que años después estropeó echándole toneladas de azúcar la Houston.

Y la de Muriel, otra madre puta "eres mala Muriel". Qué reputa!!!!

Y la de Carrie, que es la conjunción astral de la mala madre puta y loca.

senses or nonsenses said...

sip, en el Club Social Cheyenne los más importantes son ellos.
tb en Sin Perdón. pero hay un plano al final, muy fordiano, todas ellas mirando al horizonte. creo que justo en el mmto. que dice: «¡Y no molesten más a las putas!», que me parece POESIA.

y fíjate, apunté a Dolly, pero la quité en el último mmto., no sé por qué, es que no recuerdo muy bien la peli. ni sabía lo de la canción de la güinni...

cualquier día de la madre les dedico un post a estas madres PUñeteras.
k.hepburn no era madre, era tía en De repente, el último verano. esa sí que era bruja, puta y estaba loca de atar. daba mucho miedito...

senses or nonsenses said...

...y Anne Girardot en Rocco y sus hermanos.

pe-jota said...

De antología!!!

fritzio said...

putas tenemos, madres, tías, hermanas, arpías, que poco a poco van sacando las uñas y los dientes, para devastar las fortunas omniscientes de los cuerpos ávidos de otros. De Repente en el Verano pudiera ser el principio de otro rebuscar, que incluyera, pienso, a la Mildred de la Servidumbre Humana, en cualquiera de sus versiones, ninguna de ellas light, ni la literaria: Bette Davis o Kim Novak. Vaya con el rubro productivo de las antologías que, en tu caso, merecen siempre las imaágenes para dejar troquelado el asunto de la memoria.

pon said...

Anne Bancroft en El graduado, tan fina como asquerosa.

MIGUEL NONAY said...

Otro grandísimo regalo que nos ofreces con esta entrada.
El mundo de las putas... ayyy si algunas se decidieran a hacer un blog, la de historias y vivencias que podrían contar (manteniendo la discrepción, por supuesto,jeje).
De entre todas las putas del cine, también me quedo con Elizabeth Shu.
Gracias por estas joyas.
Un abrazo
Miguel Nonay
---------------
www.miguel-asaltodemata.blogspot.com

El Deme said...

Estupendo relato, es como una enciclpedia de bolsillo, muy bien documentado todo. Pero a mí lo que me hace gracia del cine es lo sofisticado y glomouroso que se pone cuando hablan de las prostitutas, cuando en la vida real todo es más áspero, triste y decadente. Me quedo con la Shirley de Irma la dulce.

senses or nonsenses said...

tpc he visto Servidumbre Humana, ni la de Kim Novak ni la de la Davis creo, que aquí se llamó Cautivo del deseo.

Sí!!! Anne Bancroft debería encabezar esa lista de madres que putean. ¡Qué mala!

miguel, seguro que hay, en la blogosfera hay de tó.

el cine nos las hizo humanas, algo más que un arquetipo moral, o un número de una estadística.
...sofisticada y glamourosa? Nana lo cree (es cierto que, porque lo ha visto en el cine). Sally Bowles se lo cree. y tan sólo es una soñadora, sensible y vulnerable, a veces patética...
las hay tristes, idealistas, decadentes como jeanne moreau, aburridas como la deneuve, autodestructivas como la que hace j.jason-leigh.

otra cosa son las redes, las mafias, la marginación, la prostitución infantil, el turismo sexual...
sin embargo, tengo la sensación de que ahora se persigue como siempre a la parte más débil de la pirámide.

CRISTINA said...

Bueno, Senses, poco puedo añadir a semejante post y a tantos y tantos acertadísimos comentarios.
Algunas de las pelis que nombras no las he visto, otras muchas, afortunadamente sí.
Y decirte que otra vez ha sido un lujazo leerte, que los textos elegidos son geniales, que escuchar a Marlene Dietrich siempre es un regalo, que hacía mucho tiempo que no veía nada de Mamma Roma y esos cuatro minutos de youtube son una joya...

Y hablando de Mamma Roma, de todas las que nombras, la más, mi favorita, la mejor para mí es sin duda Ana Magnani. Me encanta para todo, claro, en todo lo que hizo, pero es que en esta película no me imagino a nadie que pudiera hacer un papel como lo hace ella. Genial, genial.
Y luego ya me quedo con las típicas. Bueno, menos con Shirley Mclaine que no me dice nada nunca. Lo sé, es un pecado muy grande que no te guste Shirley MacLaine...ohhhh...pero que no, que le tengo algo de manía, me pasa con otras "grandes" como Meryl Streep, así que seré yo...

Bueno, pues quitando a Irma la Dulce, decía que me encantan las más típicas.
"Desayuno con diamantes" es genial. Y claro, trata el tema de un modo tan ligero, tan suave, tan elegante, que resulta deliciosa toda la película. Y además acaba requetebién...hasta encuentran el gato. Y todo en Nueva York. Qué gozada.
Y muy dura en cambio Cabaret. Muy fuerte. Sally Bowles, tan generosa en todo, me encanta. Pero es que la película, toda ella, no tiene desperdicio. Ese final, congelando las imágenes, con los uniformes nazis reflejándose en los espejos...ufff!!!
Y de acuerdo en todo lo que decís de "Leaving Las VEgas".

Ha salido por ahí Bigas Luna. Y con todos mis respetos, no le llega a la suela de los zapatos a cualquier otro personaje de los que salen por este post.
Lo de Bigas LUna y yo sí que es más que manía. No lo soporto. Me parece lo peor.

Tratas el tema de la prostitución infantil. Te da algo de apuro y de alguna manera te disculpas. Claro que es terrible. También lo es la otra. Pero estás hablando de cine, Senses. No olvidemos que tu post habla de putas de las películas. Si hablamos de las putas de la vida real yo no estaría comentando ésto ni me lo habría pasado tan bien leyéndote. Pero afortunadamente es cine.
Y en la vida, no, de ninguna manera. Pero en el cine, en el buen cine, todo vale.

Gracias por este lujo de post.
Muchos besossssss

fritzio said...

Pues a ver alguna de ellas por lo menos, cuando tengas chance. La novela de Fitzgerald es, también, magistral, en el trazo de esa perra... Saludos

senses or nonsenses said...

Cristina, en cuestión de filias y fobias maniáticos somos todos. a mí la que no me dice gran cosa, habiendo tantas donde elegir, es la Holly de Desayuno con diamantes (la novela de Capote debe ser más crudita), y mira que me gusta audrey hepburn. sin embargo Sally me seduce al instante, sería su amigo, me iría de copas con ella inmediatamente.

tb tengo una querencia especial por la Mamma Roma de la Magnani. qué mujer!, es una cosa ...impresionante! ...y has visto Bellissima de Visconti?: la historia de una madre que lleva a su hija de casting en casting empeñada en que sea actriz.

es que no podía faltar Iris, jodie Foster en Taxi Driver, y sí, he de reconocer que me dio apuro al darme cuenta de la edad. sí, es una salvajada. en este tema yo sí creo que la edad importa.

fritzio, me encantará ver la de bette davis. de la otra, ni referencias tenía...

Justo said...

¡Qué pasada!
No sé si queda por decir algo, pero tengo que intentarlo: es una entrada maravillosa por lo precisa, bien documentada, apasionada y desde luego porque también es un asunto que nos emociona: las queridas putas del cine, que siempre nos enseñan alguna lección de humanidad.
Una gozada.

Mis favoritas serían la tuya, es decir Liza en Cabaret -aunque es curioso porque yo nunca la he visto como prostituta, no sé, aunque lo fuera ocasionalmente- y la que parece gana en el cómputo popular, Shirley McLaine como Irma la Dulce, que yo vi siendo muy menor de edad acompañado por mi padre, mi hermano y mi prima en un cine de barrio de Málaga.

Pero hay detalles buenísimos, como que te hayas acordado de incluir a la puteadísima Jennifer Jason Leigh en Última salida Brooklyn o a Cristina F -ah, se ve ahí tu filiación a Bowie-.

Me sumo a la petición de la Japonesita de Ripstein y te añado otras dos que me han venido a la cabeza: Nasstasja Kinski en Paris Texas y Kathleen Turner en La pasión de China Blue. Dejando a las españolas aparte.

Pero es que hay tantísimas... y tan adorables. Lo digo de verdad. Mi respeto y cariño a todas las prostitutas.

¡Un abrazo!

senses or nonsenses said...

ah! Nasstasja Kinski, que trabajaba en un peep-show, me encanta.

senses or nonsenses said...

gracias por vuestros comentarios, son de puta madre. ...y por no citar nadie Pretty Woman, que tocaría más en un post sobre los "cuentos de hadas". jajaja, (;-))

besos a todos.

senses or nonsenses said...

«Yo no tengo nada. Ni siquiera tengo una reputación»...
Shirley MacLaine en Como un torrente. de vicente minelli.

GusPlanet said...

Haaaaaaay Senses! qué enciclopedia has escrito querido! Veo que el tema te apasiona y como siempre, las has reunido a casi todas muuuuuy bien ...
Como vivo en la Ciudad Luz, creo que me identificaría con 'Nana', esa que vino a Paris a estudiar y como no se podía pagar las clases ... hay! se me escapó, pero no se lo cuentes a nadie JAJAJAJA

JLO said...

que decir de un post tan elaborado, como extenso y revelador... solo sacarse el sombrero y admirarlo...

solo el cambio de color y forma en las letras lleva su tiempo...

(la parte q le toca a Woody es mi favorita...)

salu2

Jesús Angel Ortega said...

Un post magnífico Senses.
Un repaso por películas maravillosas que retratan a personas maravillosas, a putas maravillosas.
Dejemonos de tonterias con el oficio más antiguo del mundo. ¡Basta de hipocresía victoriana y nacional-catolicista! Si bien es cierto que hay que impedir la trata de seres humanos y el esclavismo, hay que comprender este oficio, que, aunque a muchos y muchas no les guste oirlo, existe desde hace mucho tiempo y no va a desaparecer le pese a quien le pese.
El cine es un reflejo de la realidad, aunque idealizada, pero no inventa nada, solo retrata personajes que bien podrían vivir en la puerta de al lado.
Así que, no pensemos que cuando un director retrata a una puta, no ha conocido a algunas antes... no se ha documentado, la cruda realidad está ahí, opara retratarla descarnadamente, como en Living Las Vegas, o de forma idealizada y cómica, como en Irma la dulce, pero está ahí, y no va a desaparecer.
Saludos.

Leopold said...

Mágnífico post¡¡¡¡¡¡