Thursday, March 26, 2009


"Lo poco que he aprendido carece de valor, comparado con lo que ignoro
y no desespero en aprender"
Descartes



Me preocupa que tengan siempre presente que enseñar quiere decir mostrar. Mostrar no es adoctrinar, es dar información pero dando también, enseñando también, el método para entender, analizar, razonar y cuestionar esa información.
Si alguno de ustedes es un deficiente mental y cree en verdades reveladas, en dogmas religiosos o en doctrinas políticas sería saludable que se dedicara predicar en un templo o desde una tribuna. Si por desgracia siguen en esto, traten de dejar las supersticiones en el pasillo, antes de entrar en el aula. No obliguen a sus alumnos a estudiar de memoria, eso no sirve. Lo que se impone por la fuerza es rechazado y en poco tiempo se olvida. Ningún chico será mejor por saber de memoria el año en que nació Cervantes. Póngase como meta enseñarles a pensar, a que duden, que se hagan preguntas. No los valoren por sus respuestas. Las respuestas no son la verdad, buscan una verdad que siempre será relativa.
Las mejores preguntas son las que se vienen repitiendo desde los filósofos griegos. Muchas son ya lugares comunes, pero no pierden vigencia: qué, cómo, dónde, cuándo, por qué. Si en esto admitimos, también, eso de que "la meta es el camino", como respuesta no nos sirve. Describe la tragedia de la vida, pero no la explica. Hay una misión o un mandato que quiero que cumplan. Es una misión que nadie les ha encomendado, pero que yo espero de ustedes, como maestros, se la impongan a sí mismos: despierten en sus alumnos el dolor de la lucidez. Sin piedad. Sin límites.
Federico Luppi en Lugares Comunes.









The History Boys

Los mejores momentos de la lectura son cuando encuentras algo
...un pensamiento, un sentimiento,
una manera de ver las cosas...
que habías creído que era especial, o particularmente tuyo. Y helo aquí, escrito por otra persona, por alguien que no conoces, quizá por alguien que murió hace mucho tiempo.
Y es, como si una mano hubiera salido para coger la tuya...


¡Pasa la bola! A veces, es lo único que puede hacerse.
...Cogerlo, sentirlo, y pasarlo...
No para mí, ni para vosotros, pero sí para alguien,
en algún lugar, algún día. Pásenlo, muchachos...
Ese es el juego que quiero que aprendan. Pásenlo...



Macaco - Moving

A Miquel Porter i Moix,
y todos esos profesores que me enseñaron a pensar.

14 comments:

M.Eugenia said...

Este es el problema de hoy en día, no se enseña a pensar, ni se incentiva,ni es posible en muchos casos ser hasta crítica.
Claro... hay que estar en el lado políticamente correcto de todo y dejarse llevar por las nuevas doctrinas para que te acaben convirtiendo en masa no pensante.
Solo mirando las cosas en prespectiva es posible pensar, nos iría mejor si la mayoría dejara de mirarse y adorarse su propio ombligo y pensaran con las neuronas y no con otras partes de su cuerpo.
Que sabio Descartes.
besos

Vulcano Lover said...

La frase de Luppi en Lugares comunes, a pesar de todo es un poco forzada y dogmática (también, a su manera) pero sí, tiene razón... La lucidez tiene mucho que ver con la duda y el papel que le concedemos en nuestra forma de entender el mundo... y benditos sean todos aquellos que nos la mostraron... A mí más que profesores (que siempre los he tenido muy mediocres) han sido directamente los libros, el ensayo, ala filosofía... Ese implacable dolor de la lucidez me ha llegado casi siempre con un libro en las manos...

Maribel said...

Los únicos profesores por los que mantengo un recuerdo especial son los que me hicieron pensar ... la profe de literatura de 3 de BUP y el de arte de COU ... no seguían el temario y me enseñaron a amar ciertos libros ... como que dices tú ... que sientes que el escritor puede cogerte de la mano ... wow ...
No he visto la peli pero gracias por recomendarla ... tampoco he visto aún Los abrazos rotos, cuando la vea comentaremos ...
Esta semana va ... gracias, espero que a ti también ... muack!
Maribel.

pon said...

Cuando te toca en suerte(es una lotería) un profe bueno, es como si fuera el interruptor de la luz de un palacio maravilloso lleno de tesoros. Pero un mal profe te puede apagar para siempre. Yo he tenido de los dos, como supongo que todo el mundo; los malos, al olvido. Los buenos, faros en la tormenta.

Tambien hay gente con la que te cruzas y no son tus profes oficialmente, y sin embargo te enseñan más que todo lo que puedas estudiar. El que sabe transmitir su conocimiento y sabiduría lo hará aunque sea analfabeto.

CRISTINA said...

Escribes tanto que no me da tiempo a leerte. Estoy unos días sin poder ponerme tranquilamente con esto de los blogs y ya me encuentro con un montón de posts nuevos. Es genial.
No he visto la peli de "The History boys" pero me han entrado ganas de verla (el trailer es genial).
Sí que vi "Lugares comunes" y me encantó. Es de esas pelis sencillas aparentemente que tienen mucha pero mucha miga.
También he visto en otro post anterior a los "Cowboy Junkies"...¡¡¡me gustan mucho!!! (los conocí a través de alguién a quien quise mucho y eso siempre marca)
Besos, Senses.

(ah, otra cosa que no tiene nada que ver, que he comentado tu comentario de "Portero de noche")

Más besos.

Abrujandra said...

Y cuando un "enseñador" se apasiona encendiendo la llama de la curiosidad por aprender en su alumno...de seguro el sistema educativo se encargará de descartarlo.
Besos.

AntWaters Daza said...

Qué bonito Senses, y la entrada; "compartir lo que es bueno", decían en el color púrpura hablando de cómo sería un dios en quien sí creer, "no en ese dios de los blancos"; y compartir las miradas porque forman parte de nosotros y por si ayudan a quien fuera a entenderse.

besos de pues eso

El Deme said...

De Lugares comunes, además de las palabras de Luppi, recuerdo a una maravillosa Mercedes Sampietro en un papel mágico. Se aprende de los profesores, pero también de la vida, de la calle, de los amigos, de la gente que nos rodea (y de lo que vemos en casa).

pe-jota said...

Sólo dudando, aprendemos, de nada sirve la tan cacareada memorística si somos incapaces de extrae nuestras propias consecuencias, y se nos amputa la capacidad de deducir y extraer enseñanzas de aquello que estudiamos o investigamos.

senses or nonsenses said...

yo he tenido buenos profes de literatura (algunos), y muy malos profesores de filosofía. sip, muy mediocres, en general... es que no hay nada peor que un mal profe. bueno, el sistema educativo en su conjunto.
gracias por vuestros comentarios, sois geniales.
sólo quería hacer un pequeño homenaje a aquellos pocos que me enseñaron a pensar, a dudar, ...mucho más importante que saber o tener memoria, a tener una capacidad crítica.
y, como decís muchos, después están aquellos que la vida te ofrece y te va colocando en medio del camino, y a los que vamos eligiendo...
estas dos películas, aunque hablan de muchos otros temas, explican muy bien esa capacidad de unos pocos de enseñar, y nuestra "responsabilidad" de transmitir lo mucho o poco que (creemos que) sabemos.
besos a todos.

senses or nonsenses said...

hay otra película muy interesante, a mí me gustó mucho, Half Nelson, la historia de un profesor politoxicómano que -entre otras cosas- se enfrenta al sistema educativo, por enseñar a sus alumnos dialéctica, en lugar de el temario oficial.
con una gran interpretación de un tal ryan gosling, con la que se llevó muchos premios y le nominaron al Oscar.

Justo said...

El género de cine de enseñanza se multiplica y últimamente se asemeja al de catástrofes de los 70, cuando se estrenaron Terremoto, El coloso en llamas y demás. Ya sabes que últimamente han sido varias -a mí me dejó noqueado La clase que en su versión original se llama Entre les murs, y que en París se ha llevado también al teatro: los actores que interpretan a profes y alumnos se van turnando.. y esta semana se ha estrenado aquí La journée de la jupe, con el retorno de Isabelle Adjani, otra vuelta de tuerca sobre el mismo tema.

Es muy difícil ser un buen profesor, sobre todo serlo de manera continuada; pero es verdad que cuando se consigue, aunque sea fugazmente, es algo muy importante, y beneficioso.

Un beso

Gustavo Puntila said...

Como siempre, qué buen material, qué buenas citas, para realmente reflexionar y profundamente.

senses or nonsenses said...

Acumular información es sólo el primer paso hacia la sabiduría. Pero compartir información es el primer paso hacia la comunidad.
cita encontrada en la blogosfera.