Saturday, February 17, 2007

Film - Samuel Beckett

Film es un caso singular en la historia del cine: la única película escrita por Samuel Beckett, 20 sorprendentes minutos sin nigún diálogo (tan sólo un inquietante 'ssssh!'), SIN MUSICA, y una única cuestión filosófica (y metacinematográfica): ¿quién es el que me está mirando? Aunque fue dirigida por Alan Schneider (quien había llevado sus obras a los teatros estadounidenses), Samuel Beckett viajó a Nueva York por primera y única vez en su vida para supervisar el film. Este proyecto no hubiera sido posible sin Buster Keaton, no en vano era el cómico favorito de todos los poetas de las vanguardias, especialmente los surrealistas.
Film recibió el Premio de la Crítica en el Festival de Venecia en 1965.

¿Quién ME mira?

El "mirar" es la acción por la cual "el otro" se nos hace presente.
La mirada del 'otro' nos hace existir, ser conscientes de nuestra propia existencia. Es la idea sartriana de ser 'para sí' y ser 'para otros'. Para Jean-Paul Sartre la experiencia más importante respecto a el 'otro' es la mirada. Uno es consciente de sí mismo en la medida en que el otro te ve, te mira, te valora: necesitamos de los demás, sus juicios, su complicidad o rechazo, necesitamos del otro para conformar nuestra identidad, para ser de un modo u otro.
Beckett se centra en la idea de George Berkeley de 'ser es ser percibido'. Somos porque otro nos mira, porque somos mirados. Nuestra relación fundamental con el otro está determinada por la posibilidad permanente de ser percibido por él.

Buster Keaton es un hombre que, huyendo de alguién por una calle prácticamente desierta, se introduce en un edificio, sube unas escaleras y entra en una habitación -probablemente la suya-, donde cuidadosamente borra toda realidad exterior. Corre la cortina, tapa el espejo, cierra la puerta con llave, echa o tapa a los animales, y rompe las fotos de su pasado. Keaton intenta eludir el ojo de la cámara, evita constantemente el ser mirado. Sin embargo, no puede: ¿quién le sigue mirando aun cuando está borrada toda esa percepción exterior?, ya sea humana, animal, incluso divina. ¿A quién corresponde esa mirada que se le echa literalmente encima?

Se descubre sólo al final de la película.


Film (Samuel Beckett, 1965)
from Luigi Morganti on Vimeo.

21 comments:

Gwynette said...

A ver, que no me entero y me interesa...como se llama el film de Beckett? Film?

carnyets de alcachofa

Gwynette said...

Vale ! Silent movie..sorry

Vulcano Lover said...

Estupenda referencia... Mucho se podría hablar sobre la mirada y la dependencia de ella... Keaton siempre me ha parecido un genio, y no puedo sino reafirmarme después de esta interpretación... La mirada es la causa de la existencia, pero también de la duda de la existencia... por eso humaniza, pero inquieta...

Un beso, guapo.

Senses & Nonsenses said...

sip, con la mirada somos espectadores y constructores de realidad(es), pero también somos el objeto de la mirada del otro ...entramos en contacto con el (otro) hombre a través de la mirada, estamos condenados a mirar y ser mirados.
...inquietante, pero al mismo tiempo fascinante. La mirada del otro sí que es un abismo (que hablabas tú el otro día).
un beso.

nyman said...

Me encantò el tema Senses, y mira! pareciera que una onda nos terminò de contagiar a tì, a Mario y a mi. Si te das una vuelta por nuestros respectivos blogs te daràs cuenta...

Te mando un saludo.

http://monsieurdavid.blogspot.com/

Arkturo said...

que jodidas ganas tengo de ir a buscar en alguna gran ciudad ese corto, por que es corto, o pelicula ?

no importa.

buen dia

Caronte said...

Genial, me encantan estas paranoias, pero me pasa una cosa: que siempre pienso que quieren superar "un perro andaluz" del gran Buñuel(y en este caso tb de Dalí), incluso con Eraserhead, y hablando de nuestro amigo el zumbao, de su última película,de próximo estreno, sólo he leido que es una neura de 3 horas sin ninguna "coherencia"(bien!!), aunque igual quieren que se les dé todo masticadito...

Gran post y una análisis magnífico.

1 abrazo

Mariluz Barrera González said...

Es cierto que el otro me confirma, pero lo interesante es que no es a partir de su mirada que existo o no, es mi propia presencia la que se impone (existencia), la que te obliga a mirarme, pero aquí entra en juego la libertad y es entonces que opto por mirarte o ignorarte, es mi decisión y casi siempre es una decisión que se basa en el miedo a mirarme; por que en ti siempre veré algo de mí.
La mirada que siempre tendré sobre mi y de la que nunca podré esconderme es de la mía; y como puedo verme a través de ti entonces opto por negar tu existencia, por no mirarte, por que en realidad no quiero verme; asumir mi existencia no es tan sencillo; tengo que asumir la tuya.

Aunque honestamente mirar fatiga en un mundo donde nadie quiere hacerlo y sobre todo cuando tienes que ayudarlos y se resisten a hacerlo.

Un beso y gracias por este post; estas platicas se ponen geniales.

JLO said...

Uhh, aca me tocaste hondo che ja... Beckett y Keaton son lo mas (este ultimo "vive" en mi blog)...

Tengo este "Film" en casa, lo vi infinidad de veces, hasta tengo un libro q explica la reunion entre el director del corto y los 2 genios y hacen el analisis de la "mirada" q querian lograr... pero tu analisis me hizo aclarar en verdad un par de cosas mas...

Como detalle, Beckett y el director eligieron primeramente como actor a... Chaplin! (hubiera sido un gran error)... luego quedaron encantados por la buena onda de Keaton (quien dijo q nunca entendio el corto ja)...

Saludos...

Alfredo said...

Bueno, yo siempre llegando tarde a todo lo bueno!. No quiero dejar sin comentar el post, porque soy superfan de Buster. Su elección como protagonista tiene mucho sentido, ya que fue un hombre inmensamente popular en todo el mundo hasta que el cine sonoro le borró prácticamente del mapa. Ya nadie le "miraba".
No tiene nada que ver, pero aprovecho para desearte un próximo y bonito tango sobre el puente de San Carlos.

nyman said...

Por un instante pensè que aparecerìa the Pale Man (el de Del Toro) al final del clip...

Saludos Senses...

x3mparadox said...

Subjetividad dialéctica o Dialéctica intersubjetiva... soy la construcción de un momento donde todo entra en juego, miradas, sensaciones, interpretaciones. Yo soy en tanto lo que me funda exista. Que sí en mi mirada te confundes, te reconoces o te huyes ¿qué más da? No soy la simple percepción de los sentidos, sino la fuerza intersubjetiva que me construye y en la cual me reconozco y me fundo. Eres porque soy y porque soy eres, porque me duele, te duele y porque siento, sientes. El mundo no debería ser un juego positivista,racional, dicotómico, dualista, roto, separado, escindido, trastocado. Por eso el "ojo" que todo lo observa como si se tratara de un ente aislado, ajeno a toda conciencia. Sentimos, significamos, hablamos... Mucha pasión creo yo.

Abrazos intersubjetivos.

Senses & Nonsenses said...

como dice mariluz, aunque intentemos huir, ocultar, escapar de la mirada de los otros, no podemos escondernos de la nuestra propia, incluso cunado nos quedamos dormidos, incluso cuando cerramos los ojos, no podemos escapar a nuestra propia mirada: es la (auto)conciencia.

aunque como x3mparadox pienso que la mirada tb es una construcción, y me construyen la mirada de los otros, que me observan, que me quieren, que me temen, que me ignoran.

caronte, las similitudes con 'un perro andaluz' son quizá el intentar hacer un cine poético-filosófico, y sobre todo, que ambos films tiene la mirada, el sentido de la vista, como protagonista. pero en aquella la escena del ojo es como una declaración de intenciones (así me gusta verlo): buñuel pretende rasgar el ojo del espectador, como avisándonos de que lo que vamos a ver es diferente. ...

abrazos.

pe-jota said...

Llego un poco tarde, veo que se ha dicho todo aquello que sepodría decir sobre este corto, y es que está bastante claro que de lo único que no podemos huir es de nosotros mismo y de nuestra propia conciencia, ya que somos en tanto en cuanto tenemos conciencia de ser, y que duda cabe de que nosotros somos nuestro más duro juez.
Así que mi contribución a este estuendo Post será una pequeño fragmento de "Manchas de Silencio"

"Al ser humano se le ha hecho lo imposible para que elija. Para que tome partido, para que acepte a priori, para que rechace a priori, para que deje de mirar, para que deje de existir, delante de una cosa que simplemente habría podido amar, o encontrar fea, sin saber por qué. "

Odradek said...

Beckett es un autor al que no se le ha sacado todo el provecho posible para el cine, falta una gran adaptación de su obra, a pesar de la dificultad que ello conlleva.

Óscar said...

Pues es un post muy interesante. Creo que quizá a veces sobrestimamos las miradas, o en todo caso la vista. Como mencionas es la autoconciencia y el ser percibidos lo que define nuestra existencia... pero no es la mirada el único vehículo... ¿qué pasa si no he podido ver desde que nací? Definitivamente también existo... y tengo construcciones sobre mí, claro... quizá no sean imágenes sino olores, sonidos o texturas... Un abrazo.

Gato Nocturno said...

¡¡¡Espantosamente genial el final!!! Por fin resulta que el yo se construye (o se horroriza, o se destruye) mirándose a sí mismo. Esto me ha hecho recordar un comentario que le oí una vez a alguien: "Yo no soy yo, sino lo que creo que no soy yo".
Estoy totalmente de acuerdo con tu interpretación del corte del ojo de "Un perro andaluz". El ojo racional destrozado avisa al lector de que las siguientes imágenes no tienen nada que ver con el mundo externo que percibe el ojo, sino con el mundo interior, inconsciente.
Salud y Libertinaje
PD: ¿Cómo has conseguido que los vídeos de youtube se vean con la versión nueva de Blogger? A mí no me salen.

Mario said...

Genial la película. Muchas gracias por descubrírmela, porque no la conocía y ha sido de lo mejor que he visto en muchos años. Saberse observado, y saber que la propia corporalidad tiene una dimensión que implica responder a esa mirada con el lenguaje no verbal de las intenciones, puede ser fascinante o aterrador... Wenders jugaba mucho con la idea de devolver al cine su inocencia en relación con la mirada: no obligar al espectador a ver con una única perspectiva de las cosas, permitirle imaginar las escenas que en las conciencias de sus personajes se formaban con un mínimo de recursos. Así descubrió a Madredeus en "Historia de Lisboa", así se puso a trabajar con Antonioni en "Más allá de las nubes"... Como dijo Godard, "mover la cámara tambíén es un asunto de moral" (Un profe mío le enmendaba la plana a Berkeley diciendo que, en nuestros días, ser es ser percibido, pero por televisión)... Un abrazo, que tu mirada sobre la mirada de Becket sobre la mirada de Keaton me gusta mucho

Antinoo Libre said...

...entonces, si estamos condenados a no poder huir de nosotros mismos, de la propia mirada, eternamente enjuicidados por la conciencia... el suicida, el adicto, el paranoico, están escapando definitivamente de sí mismos, así que toca encontrarse a uno mismo, si esto es posible, para poder optar a ser feliz, si esto es posible, y para poder encontrarnos con el otro, si esto es posible... saludos y enhorabuena!

Gwynette said...

Keaton nunca entendió el corto, y seguramete se preguntó "por qué un actor que vive de su expresión tiene que estar todo el corto de espaldas?" ay, los actores ! En cuanto a la mirada..hasta en las paredes he acabado viendo ojos! jajajaja. Finalemete, queda claro. Queda claro?

Cariños de alcachofa

Anonymous said...

... hoy nada mas abrir los ojos , me desperte pensando en Film, la pelicula de samuel beckett, Y me he encontrado por azar en este viaje imposible. del 17 de febrero 2007
Hoy ya es 10 de junio, volvemos al principio? lo que me entusiasma formalmente en esta pelicula es el espacio sonoro( schhh!) , y que el protagonista sea una mirada que no vemos (espectador). Pero más me ha emocionado el blog con vuestras observaciones sobre el proyecto, gracias!