Thursday, November 16, 2006

Soñadores

El amor no existe,
sólo existen las pruebas de amor

Jean Cocteau



Soñadores, la última película de Bernardo Bertolucci hasta la fecha, supone una evocación nostálgica del París revolucionario de mayo de 1968. El director de El conformista no pretende tanto la reconstrucción de un momento histórico como reflejar el espíritu de la época: un emocionante homenaje a un tiempo en el que toda una generación despertó una mañana con la esperanza de que un mundo distinto era aún posible.
Mathew es un joven norteamericano que estudia en París y conoce a los hermanos Isabelle y Theo en la Cinemateca Francesa. Los tres son cinéfilos y entablan amistad rápidamente. Los hermanos están tan entusiasmados con él que deciden invitarlo a su casa mientras sus padres están de vacaciones. Comienza entonces una relación más intensa, un viaje de iniciación y descubrimiento que marcará definitivamente sus vidas.

Para Bertolucci fueron tres las utopías que se dieron cita en 1968: la cinematográfica, la política y la sexual. La militancia política en las universidades, la cultura rock, la cinefilia y la revolución sexual coincidieron para generar un estallido que repercutió en el mundo entero.


Por un lado, la utopía cinematográfica, era un tiempo en el que la gente vivía por y para el cine. Es la idea romántica cinéfila de que el cine lo era todo: se discutía acaloradamente, se hacían debates. De entrada, es un film que cuenta con la complicidad de los cinéfilos.
Un cineasta es como un mirón, un voyeur. Es como si la cámara fuera la cerradura del cuarto de tus padres. Los espías y te das asco, te sientes culpable. Pero no puedes dejar de mirar. Convierte a las películas en crímenes. Y a los directores en criminales.

Los tres protagonistas se retan a adivinar escenas de películas, si fallan tienen que pasar una prueba y cada vez se prestan a penitencias más atrevidas. Isabelle obliga a su hermano a masturbarse frente a una foto de Marlene Dietrich, justo después de que ésta la imitara en una de sus películas. Después llegará el turno de Isabelle...

-Escucha esto, Matthew: "La diferencia entre Keaton y Chaplin es la diferencia entre prosa y poesía, entre la aristocracia y el vagabundo, entre la excentricidad y el misticismo. Entre el hombre como máquina y el hombre como ángel". Bonito, ¿verdad?
-Está bien, pero para mí no hay comparación posible.
-¿Porque Chaplin es incomparable?
-No, porque Keaton es incomparable.
-¿Crees que Keaton es mejor que Chaplin? Estás loco.
-No puedes negar que Keaton tiene más gracia. Incluso quieto es gracioso. Y se parece a Godard. Keaton es un auténtico cineasta. Chaplin sólo piensa en su actuación. ¡En su ego!
-Eso son gilipolleces. A veces pienso que los americanos no tenéis ni idea de vuestra cultura. Por eso no entendéis a Jerry Lewis. Escucha. Cuando Chaplin quería un plano precioso sabía hacerlo. Mejor que Keaton, mejor que nadie. ¿Recuerdas el último plano de "Luces de la ciudad"? El mira a la florista, ella le mira...Y ella antes estaba ciega, así que le está viendo por primera vez. Y es como si, a través de sus ojos, lo viéramos a él por primera vez. Charlie Chaplin, Charlot, el hombre más famoso del mundo. Y es como si nunca lo hubiéramos visto.



Por otro lado, la utopía política: era un momento en que existía la convicción de que las cosas podían cambiar. En febrero de 1968, Henri Langlois, director de la Cinemateque, es despedido. Este hecho es uno de los desencadenantes de las revueltas de mayo y será el único en el que participen nuestros protagonistas, donde se conocen; pero Bertolucci les saca literalmente de la revolución, abandonan la manifestación para encerrarse en su casa al margen de lo que está ocurriendo y aislarse del mundo.

-Escucha, Matthew. Eres un cinéfilo, ¿no?
¿Por qué no piensas en Mao como en un gran director haciendo una película con millones de actores? Esos millones de guardias rojos desfilando juntos hacia el futuro con su Libro Rojo en las manos. Libros, no armas. Cultura, no violencia. ¿No ves que sería una película épica preciosa?
-Supongo, pero... Es fácil decir libros, no armas. Pero no son libros. Es sólo un libro. Un único libro.
-Cállate, pareces mi padre.
-No, escucha, los guardias rojos a los que admiras llevan todos el mismo libro, cantan todos la misma canción, repiten las mismas consignas. En esa película épica, todos son extras. Eso me da miedo, me asusta. Siento decirlo, pero para mí existe una clara contradicción.
-¿Por qué?
-Porque... si creyeras lo que dices, estarías ahí fuera.
-¿Dónde?
-En la calle.
-No te entiendo.
-Sí lo entiendes. Ahí fuera pasa algo. Algo que podría ser muy importante. Algo que podría cambiar las cosas. Hasta yo lo veo. Pero no estás ahí fuera. Estás aquí conmigo, bebiendo vino caro, hablando de cine, hablando de Maoísmo. ¿Por qué? Dime por qué.
-Ya basta.
-Pregúntate por qué. Porque no me parece que te lo creas. Compras la lámpara de Mao y cuelgas los pósters, pero no... no creo que...
-Hablas demasiado. Vale.
-Theo, escúchame. Creo que prefieres... que prefieres... que la palabra "juntos" se refiera no a un millón, sino sólo a dos. O tres.



Y llegamos a la tercera utopía, la sexual, que es donde se juega principalmente la película: el despertar sexual de tres adolescentes y la experiencia sexual como fuente de conocimiento. La obra de Bernardo Bertolucci no podría entenderse sin dos figuras claves como Marx y Freud. Al igual que en Belleza Robada, aparca momentáneamente a Marx (quizá hasta su postergado y ambicioso proyecto de la tercera parte de Novecento que contaría la Historia de Europa de la segunda mitad del siglo XX), y como en El último tango en París o La luna habría que acercarse al texto desde un punto de vista freudiano. Unos hermanos mellizos, hijos de la burguesía, necesitan a alguien que les ayude a llevar a cabo sus fantasías. Isabelle usa a Mathew porque no puede hacer el amor con Theo, pero tampoco puede estar sin él. La escena de la bañera en que sus imágenes se muestran intercambiadas apunta en esa dirección. Isabelle tiene miedo de estar enamorada de Theo, pero también tiene miedo de separarse de él.
Es aquí donde la utopía sexual adquiere todo su protagonismo. La experiencia sexual como método de autoconocimiento y crecimiento. Por esta razón, el final de la película supone en cierta forma un triunfo: con la experiencia sexual consiguen romper ciertos tabúes como el incesto o la bisexualidad, y según Bertolucci, ya consiguen ser maduros. Al ser sorprendidos por sus padres (la Ley) Isabelle intenta suicidarse, pero el intento de suicidio, que también es un invento burgués,
es frustrado por una piedra que rompe uno de los cristales. Cuando los padres salen por la puerta la revolución entra por la ventana. Salen a la calle, los manifestantes cargan contra la policía y ésta contra aquellos. Theo se une a los cabecillas, Mathew intenta retener a Isabelle, pero se une a Theo, mientras Mathew se gira y da la espalda a la manifestación. Nuestros protagonistas culminan el viaje, han aprendido algo acerca de ellos pero también saben que es el final de esta relación a tres bandas.


Mi película favorita de aquel año. Un gran Bertolucci.

22 comments:

Anonymous said...

Yo tenía siete tiernos añitos, cuamdo París conmovió al mundo, al grito de "Bajo los adoquines, la playa".
Y ahora tantos intentan denostarlo, pero su impulso hizo que floreciera una de las épocas más creativas que vivió Europa. Gracias por mediante una película de Bertolucci recordarnoslo.

"El aburrimiento es contrarrevolucionario"

Caronte said...

LLevo bastante tiempo queriendo ver esta película, definitivamente la pongo en la lista de pendientes. Revolución, cinefilia, Bertolucci...y Eva Green ;). Excelente crítica, amigo. Un abrazo

J. H. said...

Tengo muchas ganas de ver esa película, pero no la encuentro por ningún lado.

herr Boigen said...

ya sé de qué película me hablabas, querido! Mucho me la han platicado. Es un filme que aún no he visto y que definitivamente tendré que ver pronto. Mucha de la literatura y del cine de los sesentas está lleno de ese idealismo, de ese romanticismo, de esa experimentación, de su creencia en la libertad. Yo no entiendo cómo es que mucha de esa juventud de los sesentas y setentas se convirtió hacia los noventas en padres conservadores y castrantes.

un hombre virtuoso said...

..en fin, me encanta descubrir la pasion que subyace bajo tus palabras bajo estos esplendidos cinematograficos. La fascinacion con la que hablas de las cosas es la que hace que nos fascinemos con lo que nos cuentas.

jlo said...

Imperdible el dialogo de cine mudo... por supuesto q keaton no tiene comparacion... el + grande... a ver esa peli solo para ver si sigue ese dialogo ja.... bye...

Anonymous said...

!Qué gran película! La volví a ver en estos días por el comentario tan amplio y te lo agradezco mucho. Después de haber hecho algunas película menores, Bertolucci nos da un golpe de talento. Lo que nos queda por evaluar son los saldos de esa revolución en el plano político, sexual y cinematográfico... Un abrazo

un-angel said...

...como siempre te lo digo: super guay, tan bien documentado, una maravilla... yo alcance a ver solo un trocito de esta película saltando de un canal a otro y me quede un rato por ( ejem-ejem ) la escena de los chicos desnudos en el baño, en que andaría pensando yo, jaja, y veo que no me enteré de la misa la media leyendo tu artículo. Así es uno, se pone en plan cerdo y se pierde todo el trasfondo ideológico y tal.
Un abrazo.

Deux ex machina said...

orale excelente info y pues no conozco nada del Bertolucci, una mas a la lista de pemdientes por procesar de esta makina..
saludos!

Senses & Nonsenses said...

pensaba que 'soñadores' era más conocida por todos, jo, creo entonces que he contado demasiado. lo siento. insisto, en recomendarosla.
no creo que las últimas películas de bertolucci sean menores. si te refieres a 'belleza robada' no puedo estar más en desacuerdo. otro bertolucci fundamental en mi vida al que tendré que dedicarle un post en otro momento.
abrazos a todos.

Anonymous said...

Ay, Senses querido... Llevo días intentando alargar el comentarte... Escribes unos post tan precisos, documentados y bellos, que luego uno se queda sin palabras para decir... Yo, sin ser fan de Bertolucci, me rindo ante algunas películas suyas como estas. Profundamente turbadora. En la que hay que dejarse guías por el instinto y los sentidos más que por el argumento o el diálogo... La vida está en la luz y en la mirada, en la sensualidad arrebatada y transgresora, siempre al límita, siempre con el desasosiego en los labios, pero sin tocarlo... Belleza Robada (creqo que sí es una obra menor, en fin) está entre mis favoritas, casi por lo mismo... Quizá el discurso intelectual está más explícito en esta y por eso no sea tan grande, pero la turbación ejerce su efecto de la misma manera... En toscanao en un apartamento de París, el autoconocimiento, los límites de la belleza y del cuerpo, el borde de las incógnitas, nos será desvelado, a través de la piel y de la música oscura...
Un beso, de fan fatal a fan fatal.

Senses & Nonsenses said...

Belleza Robada no es una peli menor, algun día explicaré el por qué, mi por qué. Bertolucci despues de haber viajado por países exóticos (China, Marruecos, India) vuelve a italia con los ojos vírgenes de una joven de 19 años en busca de sus orígenes. Parece una primera película, no parece la peli del director de 'el último emperador'. Por esto es considerada una peli menor?
Amigo vulcano lover, no he podido evitarlo.
Besos a todos hasta la vuelta.

un hombre virtuoso said...

...es verdad, el amor no es algo que exista por si mismo, lo unico que vemos son las pruebas del amor.

Anonymous said...

Querido Senses... es una película menor, porque (en mi humilde opinión) es, como te decía, demasiado explícita en su planteamiento, demasiado evidente. Vírgen, sí, pero obvia... No tiene esa maestría de las elípsis de otras películas, otras que nos cuentan tantas o más cosas sin decirlas del todo, dejando que el espectador interactúe más... Eso no quiere decir que a mí, personalmente, me encante esa película, como sabes que me encanta... Tanto o más que a ti. Ahora, que son desde luego opiniones... Todas válidas. Porque cada uno valora cosas diferentes en el cine...
Un beso, guapo... Y no evites, hombre, no evites...

Anonymous said...

Cuando yo me refería a películas menores de Bertolucci, pensaba sobre todo en "Little Buda", que nunca me creo y que me parece uno de los elencos más desafortunados de su filomografía. Nunca había pensado a "Belleza robada" de esa forma. Quiero verla de nuevo. Tu pequeño comentario me hizo acordarme de una cantidad de buenos momentos de la película que ya había extraviado en la memoria. Tienes mucha razón en eso de que parece una primera película, en el mejor sentido de la palabra... ¿Habrá nueva película de Bertolucci pronto? ¿Qué te parecio "El asedio", con David Thewlis?

Anonymous said...

bueno... no puedo decir mucho más de lo que han dicho... me parece una de sus mejores películas... yo me quedo con eso que los hacia sentarse en las primeras filas del cinematografo... ver antes que nadie las imagenes... wow... ese sutil egoismo de apropiarse de las imagenes antes que otro... que el otro... el que no es yo...

Anonymous said...

UFFF que recuerdos yo tambien vi esa pelicula, una gran pelicula por cierto, con mucho contenido social y politico y por supuesto sexual aunque no explicito, me senti algo identificado con la pelicula, de todas formas el final me deja una especie de sensacion incompleta, que pasa con los hermanos?? y con el norteamericano?? , en fin gran pelicula ...! Saludos.

Caronte said...

acabo de verla y me ha encantado...la historia, los personajes, la banda sonora(ese final con Edit Piaf), las conversaciones, las referencias cinéfilas explícitas e implícitas(al principio, en la habitación de Mathew, puede verse una foto de "Persona" de Ingmar Bergman, a quien debo muchos posts), desde que la hizo Bertolucci quería verla pero hasta tu crítica no me decidí a bajarla. Gracias

Shubidubi Boy said...

... y sigue siendo una de mis favoritas...
la escena del museo y el tal theo.. oooh my goonies!

Martín said...

Yo considero a "Los soñadores" como una de mis 5 películas preferidas. Muy buena entrada.

punkoatl said...

Directo a la mula, ya habia escuchado de ella!! gracias por recordarme que existe!

Criss Cross said...

Hola

Todavia no he leido el articulo .... creeme que lo he querido hacer desde que me has dejado el link en mi reseña para ver lo que me criticas, ademas de sbaer tu opinión profunda, pero quiero volverla aver y a la vez quiero conseguirme unos trabajillos de Bertolucci primero (Estoy que me veo LA LUNA) ... pero te prometo que apenas haga eso, me leo al articulo y hacemos el debate.


Criss