Wednesday, July 31, 2013

Everything you didn't do: Jamie Cullum

George Platt Lynes
No ha habido mes durante estos siete años que no haya posteado algo, por mínimo que fuera, aunque sea una tontería: este mes casi me pilla en pelotas...



Cuando todavía resuenan los ecos de la mejor edición del Jazzaldia de toda su Historia, o eso dicen, con estupendos conciertos en la playa, y gratuitos, todos los días:
Podría hablar de la enorme clase de Elvis Costello: en Oliver's Army.
O la delicadeza de los escoceses Belle and Sebastian: en I didn't see it coming, o I want the world to stop, que me encanta.
Pero quiero hablar de Jamie Cullum, con el que sigo fascinado después del conciertazo del miércoles pasado. Un directo vibrante, hora y media saltando sin parar sobre el escenario, aporreando el piano como un poseso, a lo Jerry Lee Lewis: pop, soul, algo de jam session y hasta momentos punk. Puro espectáculo. Que superó todas mis expectativas. Desde su primer disco, Heard It All Before, se ha prodigado en actualizar versiones de clásicos y standards, por lo que suelen llamarle el crooner moderno con playeras: entre otros, Kurt Weill, George e Ira Gershwin, o Cole Porter.



Jamie Cullum — Love For $ale

Además de presentar algunas canciones de su nuevo álbum Momentum, que incluye su mayor éxito hasta ahora Everything you didn't do, no faltaron versiones: como la muy personal de Love for $ale, High and Dry de Radiohead, una casi irreconocible Get lucky de Daft Punk, o The Wind Cries Mary de Jimi Hendrix, con la que cerró el concierto. Y sobre todo, la magnífica versión que se marcó de Don’t stop the music de Rihanna, con la que creo que me ha ganado para siempre.


Jamie Cullum — Don't Stop The Music

8 comments:

Laura Uve said...

Uyyy..... vaya tipazo y vaya todo... jajaja

Vi a Cullum en el Palau de la Música hará un par de años creo recordar y me encantó.

Costello muy grande y no conozco a los escoceses, me llevo su música para escucharlos con calma.

Abrazo!!

Sergio DS said...

Me gusta mucho Jamie Cullum, tengo todos sus trabajos y creo que le ha hecho un gran favor al jazz en pro de su reconocimiento, eso sí, después de la foto lo veo con otros ojos. No me lo esperaba.
:)

María said...

Y... encima de ecuánime y en mi opinión más que razonable arguemntación en tu valoración cinematográfica... te gusta el buen jazz:))


Un placer.

Uno said...

Pues me alegro que tu mini ausencia sea por causa del señor Cullum entre otros y no por contratiempos indeseables.
Vuelves en forma con esa foto tan moderna de Platt. Solo se ve que es de otro tiempo en que no hay en ese cuerpo ni rastro de deformación de gimnasio.
Curiosamente ando rastreando en la música de Cullum estos días para un tema relaccionado con mi blog. Y hasta ahí puedo leer. Un abrazo, Maira.

JLO said...

me quedo con eso de que todos los meses tratás de estar presente en este espacio... para los bloggers viejos como yo es todo un reto...

voy a ver que onda este artista entonces... abrazo...

El Deme said...

hasta en el amor hay intereses, qué pena.

senses and nonsenses said...

Laura, Sergio, lamento haberos confundido. el de la imagen no es Jamie Cullum, aunque pudiera parecerlo. he de reconocer que ciertamente se dan un aire.
Grande Cullum, pero por otros aspectos...

María, bienvenida.
jo, lo que me ha costado enterarme de que te referías a Hannah Arendt.
el jazz me entra muy bien, sí, pero no tengo ni idea, eh.

Uno, es verdad, parece una imagen contemporánea (como les ha pasado a Laura y Sergio), ¡y es de los años 50!
creo que no te será difícl encontrar en Cullum la banda sonora que necesitas. un, dos, tres, ya nos contarás en qué andas metido esta vez.

JLO, de momento voy cumpliendo.
los viejos blogueros nunca mueren.

Deme, interés por el Otro.
si se compra, o se vende, no es amor. hablamos de otra cosa.

gracias a todos.
besos.

Justo said...

¡Ni se te ocurra dejar de postear un mes! Porque podría pasar que empezáramos todos a caer, como un mazo de naipes que se desmorona.

Vi también a Belle and Sebastian en el Low Cost, encantadores.

Y me descubres a Jamie Cullum, a quien conocía sólo de oídas. Desde luego la versión del Love for sale es más que original -¡quién diría que es la misma que versionaron también Boney M!-.

La de Don´t stop the music es una pasada, de verdad: de hecho pone de manifiesto lo buenísima que es la canción.

¡Y la de Get lucky! Minimal total, jaja, qué bueno.

Sí que tuvo que ser una gozada en directo...