Saturday, March 31, 2012

La noche americana


La noche americana (François Truffaut, 1973)

Quien ama el cine, ama la vida
François Truffaut

No me gustan los paisajes, ni las cosas...
amo a las gentes, me intereso por las ideas,
los sentimientos.

Siempre he preferido el reflejo de la vida a la vida misma.
Si elegí los libros y el cine desde la edad de los once o doce años, está
claro que es porque prefiero ver la vida a través de los libros y del cine.

9 comments:

Maribel said...

Hola Senses,
muy buena la frase de Truffaut, pero creo que la frase al revés no se cumple porque hay muchos que aman el cine pero no la vida, lo que éstos no saben es que el cine es la vida y la vida está toda en el cine.
El vídeo de Garbage genial!!!!
Creo que hoy estamos los dos nostágicos.
Un beso violeta desde esta piel que habito (no la he visto aún)
Maribel

Laura Uve said...

Coincidimos en el gusto por las gentes y lo que conlleva... No concibo la vida sin los libros y aunque el cine no es tan vital para mi, me gusta y lo disfruto.

El vídeo fantástico.

Besos!!

tecla said...

Yo también Senses. Para verla en directo es demasiado cruda.
Mejor meterla en el bolsillo y luego disfrutarla en la soledad de nuestro propio yo.
La miraremos juntos. Si no hay obstáculo.
Ya la estamos viendo.

deWitt said...

Hola!!

Gran frase de Truffaut que muchos no entenderán pero yo me identifico mucho con lo que dices - entiendo que el último párrafo es tuyo - porque el cine y los libros me han sacado de tantas... y me han traido tantas... que el agradecimiento es de por vida.

saludos

Javier Arnott Álvarez said...

Sin lugar a dudas tanto director como película entran dentro de mis favoritas. Excelente selección la de La noche americana, escenas nocturnas a plena luz del día, hay acaso algo mas cinematográfico ???

Uno said...

En los tiempos de mi infancia, o quizá en m barrio, en los colegios no había actividades extraescolares. Se las buscaba uno. Las mías eran el cine y los tebeos.
Sabía mas de Maciste el coloso que de Alfonso X el sabio, mas de Paris o N. York que de Valencia o Cáceres. No se si, como dices, es porque prefería el reflejo de la vida. Desde luego me gustaba mas Liz Taylor que Carmen Polo.
Eso por no hablar de como estaba la Biset en esta peli de Truffaut.

Un abrazo

Justo said...

Esa frase maravillosa no sabía que era de Truffaut.

Me gusta mucho La nuit americaine, y recuerdo especialmente una escena en que una actriz veterana ha de rodar una y otra vez un diálogo insignificante, pero muy divertido, jaja.. al final todos pierden la paciencia.

Un beso: que toda la vida es cine, y los sueños cine son

senses and nonsenses said...

Maribel, ¡qué aún no has visto La piel que habito? ¿y a qué estás esperando? ¡No te la puedes perder!
Garbage está a puntito de publicar nuevo álbum. me gusta mucho Shirley Manson.
besos violetas.

Laura, creo que coincidimos en que nos gusta que nos cuenten historias. besos!

tecla, ojalá pudiéramos cortarla y montarla a nuestro gusto, como en el cine. y después disfrutarla, en soledad, en pareja, o todos juntos. como dicen en el film, “las películas son más armoniosas que la vida, no hay ni embotellamientos ni tiempos muertos”.

deWitt, todas las frases son de Truffaut, pero me identifico plenamente con todas ellas, por eso aparecen en el blog. a veces creo que todo lo que sé lo he aprendido en el cine, ...hasta mis primeras experiencias (homo)sexuales. ...con las películas tb he aprendido mucho.

Javier, es un maravilloso homenaje al cine, y un canto a la vida. Truffaut nos enseñó qué era aquello de “la noche americana”, la música de Georges Delerue, la presencia de Jacqueline Bisset. es ideal para cualquier cinéfilo.

Uno, el cine siempre ha sido un buen refugio para los que hemos sido niños raritos. a mí, ni tan siquiera los tebeos, del fútbol o así ya ni hablamos. sin embargo, podía recitar de memoria los ocho (aún siete, antes del albañil) matrimonios de Liz Taylor.

Justo, tuve la suerte de verla en el cine hace unos meses, en pantalla grande por primera vez. sólo recordaba la escena del gato, que se empeña en no obedecer las órdenes de Truffaut (que entiendo como un homenaje a Hitchcock), y la escena que comentas: Valentina Cortese es incapaz de memorizar los diálogos y tienen que escribírselo todo en carteles escondidos por el decorado.

en realidad, este post es porque quiero volver a hablar de cine en el blog, retomar la intención que tenía de hacer mi personalísima historia del cine. veremos... que estoy más bien vaguete, vaguete.

David C. said...

Truffaut: Genio total.