Friday, September 24, 2010

El Seductor

The Beguiled (Don Siegel, 1971)

Clint Eastwood suele decir que todo lo que sabe de cine lo aprendió de Don Siegel (...y de Sergio Leone). A principio de los 70, buscaba proyectos interesantes que le alejaran de los personajes que solía interpretar en el western, y produjo este film junto a Siegel. El Seductor es la tercera de las cinco películas que hicieron juntos. Es la favorita de ambos a pesar de que fracasó en taquilla, probablemente porque se vendió como otro western de Eastwood cuando en realidad está mucho más cerca del cuento de terror. También es mi Siegel favorito.



El argumento parece muy simple: estamos en plena Guerra Civil americana, McBurney (Clint Eastwood) es un soldado del Norte que tiene que refugiarse malherido en una escuela para señoritas del Sur, una enorme casa aislada en un bosque, dirigida con mano dura por la Srta. Martha (Geraldine Page), una mujer muy religiosa y excesivamente autoritaria. En un primer momento se siente protegido en su escondite, pero pronto descubrirá que se encuentra secuestrado en territorio enemigo.


Todas las mujeres del caserón: desde la niña hasta la directora, pretenden seducir, o ser seducidas, de alguna manera por el soldado yanki. McBurney es el primer hombre que han visto desde que se inició la guerra. El sexo para ellas entre esas cuatro paredes se reduce a algún deseo lésbico sublimado y a una relación incestuosa en el pasado de la directora con su hermano. Pero él no puede hacer absolutamente nada, va con muletas: está impotente. Lo único que puede hacer es insinuarse a todas ellas, incluso en cierta forma a la niña de doce años (será capaz de cualquier cosa, primero para escapar, después para sobrevivir). La esclava sí que parece empatizar con el prisionero y se pone de su lado, pero sólo en un primer momento, es un hombre blanco al fin y al cabo.


Algunos consideran a Siegel misógino por este film, probablemente del mismo modo que Harry, el sucio tenía fama de contener un discurso fascista. El gran tema de El Seductor es la represión sexual. No se trata de que sean mujeres, se comportan así porque tienen poder: frente a un objeto de deseo pasivo, que literalmente se mueve con dificultad, tienen la posibilidad de exteriorizar su sexualidad más íntima, sus celos, la violencia entre ellas. Se tocan algunos temas tabú para la época, quizá demasiados: lesbianismo, incesto, la pederastia (la ambigua relación que mantiene con la niña), hasta una castración simbólica, que es apuntada explícitamente al final de la película.



Mañana podré verla en pantalla grande, o sea, como si fuera por primera vez, como guinda del pastel del 58 Festival de Cine de San Sebastián, que inicié el fin de semana pasado con otro clásico de Don Siegel: La invasión de los ladrones de cuerpos. Una película que cada cierto tiempo goza de una nueva versión, y que sigue hoy de una actualidad aterradora. Políticamente ambigua, lo que parece una crítica al pensamiento único (¿comunismo?) se convierte en una radiografía de la manipulación, de cómo gestionan nuestro miedo: al extranjero, al vecino, al que no piensa como yo: al otro, al que es difererente de mí. En este caso, en los Estados Unidos de los años 50, la conspiranoia comunista, pero extrapolable a casi cualquier momento histórico.
He descubierto a un Siegel más moral de lo que recordaba. Crime in the streets, el debut de John Cassavetes, La gran estafa, precursor del thriller de los 70 con un inmenso Walter Matthau, El pistolero, último trabajo de John Wayne, La fuga de Alcatraz, otra vez con Eastwood, y sobre todo en Harry el sucio, la que se considera la gran obra del tándem Siegel-Eastwood. O...


Código del Hampa, 1964.

Código del hampa, otro clásico del que bebió Tarantino para sus Reservoir dogs, con unos guapisísimos Angie Dickinson y John Cassavetes, además de la inolvidable interpretación del gran Lee Marvin, una de las muertes más icónicas de la Historia del Cine.


La invasión de los ladrones de cuerpos, 1956.

Como homenaje a Kevin McCarthy, protagonista del film, que falleció el pasado 11 de septiembre.

13 comments:

Xim said...

Wow!!! en la última foto Angie está preciosa, y encima compartiendo cartel con Lee Marvin, Ronald Reagan y John Cassavetes... se trataba de una adaptación del relato corto "The Killers" de Ernest Hemingway, qué cosas... Buena retrospectiva...

beXotes

X

calamarin said...

Te envidio mucho, por poder ver estas películas en pantalla grande... que maravilla!!

Uno said...

No conocía El Seductor y me ha parecido interesantísimo lo que cuentas. No voy a parar hasta verla. No me imagino a ningún otro actor mejor que Clint E. para ese papel.
estupenda entrada.
Un abrazo

pe-jota said...

Vaya por dios, esta no la he visto, pero realmente pinta soberbia, a ver si la caso por el plus, supongo que en TCM Classic es probable.

Y qué opinas del palmares, del de Donosti, por supuesto.

theodore said...

El cartel polaco es lo más!!! (aunque suena un poco andaluz también "Oszú, Kany", jeje). Desde luego qué maravilla ver todo eso en pantalla grande. Una de las cosas que más añoro es la cantidad de reestrenos de clásicos (o estrenos, que muchos se habían quedado inéditos por censuras y franquismos varios) que había en los 80, como parte de la programación normal de los cines. Eastwood está impresionantemente guapo en esa película.

Un abrazo.

Maribel said...

Un 10 por el análisis del Seductor, espero que disfrutarás mucho en el festival de San Sebastián.
Un beso violeta,
Maribel

senses and nonsenses said...

muy bien, Maribel, he disfrutado muchísimo en el festival de cine San Sebastián.

el cartel polaco me gustó porque creo que reflejaba a la perfección lo que cuento en el post.
¡Clint Eastwood esta guapísimo!
nunca le vi más guapo. ahora entiendo por qué Hugh Jackman me recordaba tanto al Clint más joven.
(la versión doblada que circulaba por tve era terrible)

no vi Neds, Concha de Oro. pero sí, Pa negre de agustí vilaronga. (todo el mundo decía que iba a estar entre esas dos).
entré muy bien en la historia, todo el reparto está excelente (laia marull está soberbia, y sólo tiene un par de escenas, y eduard fernández, sólo con una mirada... hoy por hoy, es el mejor actor español, con permiso de l.tosar), pero el final me decepcionó, me pareció mal resuelta, o no sé.
...porque todavía hoy no me la he podido quitar de la cabeza.

luego os sigo contando algo más del palmarés, y lo que más me ha gustado si queréis...

pon said...

Porfa sigue contando así.

La invasión de los ladrones de cuerpos es genial. El seductor, la primera vez que la ví, me dejó igual, una más del Clint de entonces que me daba mucha pereza. Luego he vuelto a verla años después y me gustó mucho, como cuento de terror, efectivamente. El Clint ha ganado con los años una enormidad.
Pero la invasión de los ladrones de cuerpos, esas vainas de judía verde, qué total!!!!

senses and nonsenses said...

Ah, Xim, The Killers, el relato de Hemingway, ya había sido adaptado al cine anteriormente por Robert Siodmark en Forajidos.
(qué pésimo actor Ronald Reagan! ...casi tanto como presidente).

Pon, creo que esas vainas se llevaron el aplauso más vibrante del festival. es de esas pelis que hacen cinefilia.

tb gustó Elisa K: la gente se removía en la butaca. una frase de un cuento de Lolita Bosch dio origen a la peli: «Elisa será violada dentro de unos minutos y luego lo olvidará». (...hasta 14 años después).
me sorprendió el premio especial del jurado a una propuesta interesante pero con vocación de peli pequeñita e independiente.

con lo flojita que me está resultando la cosecha de este año, y el 3D -que aún no me he estrenao'- que Hollywood acaba de descubrir, ...he visto unos documentales estupendos: o fakes, falsos documentales, las nuevas fronteras de la no ficción. y es que, (como está pasando en la músca) algo se está moviendo en el cine...
y como paradoja, Godard, que es de los pocos que dice aún que en el cine está todo por hacer será el próximo Oscar honorífico de un Hollywood casi muerto, ...al menos su discurso.

el documental (o lo que sea) de Banksy es genial. ¡es un Banksy total!

pero quiero hablaros de Aita, que tb se llevó algún premio menor. no sé si para recomendarla. porque no había escuchado tantos silbidos y pataleos desde que Bwana de imanol uribe ganara la Concha de Oro. es un cine lento, muy lento, pa'pensar y eso: tiene que ver con el Erice de El sol del membrillo, con Paulino Viota, sobre todo en lo que les gusta a ambos el fuera de campo, el Marc Recha de El cielo sube, o Jaime Rosales.
yo, tímidos aplausos. y es que no la entendí hasta esa noche. creí que hablaba del paso del tiempo, que también, a través de la historia de una casa. pero tb sobre "¿qué es el cine?", y esto nos gusta a los cinéfilos. un personaje, el guardés de la casa, dice que ve una luz blanca constantemente sobre él, intenta esconderse, apartarla, cerrar los ojos, pero allí sigue la luz, una luz blanca sobre la cara. ...el cura del pueblo, que no debe ser cinéfilo, le recomienda ir al médico o a un curandero.

y más comercial (porque supongo que será comercial), Buried, un guión que nadie se había atrevido a rodar en los "estates". y lo ha hecho el salmantino Rodrigo Cortés (el de Concursante. ya me gustaba como crítico de cine).
Jjjooo, un tío encerrado en una caja, con un zippo y un móvil, y ¡qué manera de contar el negocio de la guerra de Irak! ...desde los títulos de crédito.

y esta ha sido mi crónica del Festival.
ni acercarme por Julia Roberts (no me cae mal, pero vaya timo de premio, es lo que tiene la promoción...)
mucho mejor ver a eduard fernández y sergi lópez codo con codo.

Justo said...

¡Qué bueno! Sí que le has sacado partido al Festival...

Estoy deseando ver Pa negre, por lo que dices no me va a decepcionar.. y das a entender que también Buried merece la pena, ¿no? Se estrena el viernes..

Otra película que me planteé ver el otro día -al final no nos decidimos- es la de Elisa K.. también dices que es interesante, ¿lo suficiente como para pasar por taquilla? Supongo que sí.

Es un lujo que en San Sebastián el público pueda ver las películas al mismo tiempo.. en Cannes por ejemplo parece que eso no es así..
y por lo que habéis contado este año no ha estado mal la cosa -bueno, a mí lo de Julia Roberts no me gustó, pero si ha servido para que se hable del Festival..-.

Un abrazo

rusas solteras said...

Las películas magníficas, los actores talentosos, las tramas excelentes.

pon said...

La verdad, despues de ver a la Davis sujetándose a la farola, tan divina y espectacular, la Roberts que es muy mona y me cae muy bien, se me queda taaaaan chiquitita(y eso que tiene unas piernas kilométricas).
Pero si, Sergi López, vamos que sí.

senses and nonsenses said...

no ha habido premio Donostia como el de La Davis...